Gumbo es la sopa tradicional de Nueva Orleáns, colonia española, luego francesa, conocida como la cuna del jazz y de las cocinas creole y cajún. Fusión de tradiciones culinarias europeas enriquecida con sabores africanos e ingredientes del nuevo mundo. Son estos sabores, estas mezclas, que están presentes desd...

Ordenar por:

relevancia fecha

09/08/2014

Cena para dos personas: 41€ (sin postre). Pedimos los famosos tomates verdes fritos (bastante ricos, aunque para nuestro gusto el grosor era demasiado), los mejillones gratinados (deliciosos, el plato que mas nos gustó con diferencia) y el cerdo barbacoa (que resultó muy seco, acompañado de una especie de bizcocho de maiz, mas seco si cabe...aunque el sabor del plato era bueno).
Ponen una tapa (verduras rebozadas muy ricas pero frías) mientras esperas a que te sirvan. El trato es amable y el precio nos pareció ajustado en algunos platos (los tomates y los mejillones valían poco mas de 8€) mientras que en otros nos pareció muy caro (ese cerdo 16€...)

Magenta

04/12/2014

Uno de mis favoritos

Hace tiempo que no voy pero todas las veces que fui, me encantó. Y a mi chico y a otras personas que llevamos, también. Los tomates verdes fritos no te los puedes perder.

07/01/2015

Comida de Nueva Orleans

Riquísimo todo. Los tomates verdes fritos, la sopa Gumbo,... y un sitio perfecto para saborear unas Sam Adams.

02/07/2012

Algo diferente para cenar

Si buscáis algo diferente para cenar, seguro que en Gumbo os lleváis una agradable sorpresa.
En la carta, de amplitud adecuada, podéis encontrar platos solo con verduras, mariscos, pollo o pescado, así que, aunque seáis varios, seguro que encontráis una combinación de platos que os cuadre. Además de la carta suelen tener un plato especial, que varían con cierta frecuencia, y algunas sugerencias apuntadas en la pizarra. A estas últimas no dejéis de echarles un ojo.
Vamos a la cena.Empezamos con los famosísimos tomates verdes fritos, que se sirven rebozados y acompañados de una salsa. Están buenos, pero con la salsa se pierde el sabor del tomate.
Seguimos con cangrejo de caparazón blando. El cangrejo queda tan blando que se parte con la cuchara y se come entero, acompañado de arroz. Es un plato curioso, si no lo habéis probado animaros, aunque tened en cuenta que llena un poco.
Seguimos con Atún Ennegrecido. Lo hacen a la plancha, en su punto, con un aderezo por fuera que hace que pique un poquito. Está francamente bueno. Fué el plato estrella de la noche, aunque tuvo que ceder algo de protagonismo a los mejillones gratinados que estaban muy buenos también.
A los postres no nos pudimos resistir. Los plátanos flambeados estaba muy buenos, con una bola de helado como contrapunto, aunque bastante dulces. También cayó una tarta de zanahoria, que además de la crema llevaba unas nueces, muy rica y nada dulzona. No es habitual encontrarla así que, si os apetece, animáos a probarla.
Con cuatro platos y dos postres cenamos cuatro personas. El precio está bien, no llegó a 25€/px (incluidas 6 cañas dobles y los cafés).
Nosotros lo elegimos porque está cerca del teatro alfil y te sirven rápido, así que es el lugar idóneo para ir a cenar algo decente antes de la función de las diez.
Recomendable

23/09/2013

Uno de mis restaurantes favoritos.
Es un local de comida de New Orleans, yo particularmente no conocía este tipo de comida pero al probarla me encantó. Hemos comido el Gumbo, las alitas de pollo y los tomates verdes fritos, los tres platos son de 10, sin duda el Gumbo es el más característico del local.
Puntos positivos:
-La comida es deliciosa.
-Carta muy original.
-No es comida pesada así que para cenar es estupenda.
-Decoración agradable y no suele estar abarrotado.
-Atención correcta.
Puntos negativos:
-Es de precio medio-alto.
-Las raciones no son muy grandes así que si tienes mucha hambre mejor escoge otro sitio.

16/09/2013

Venido a menos

Eramos habituales tanto del local original como del otro que cerraron; mi opinión es que está bastante dejado, no salen las cosas como se hacían antes(abré estado más de 10 veces), el servicio es bastante antipático y el nivel de elaboraciones ha bajado estrepitosamente. Creo que se han dormido en los laureles, Mathew, tienes que retomarlo!

22/04/2013

Cocina de Nueva Orleans

Desde mi punto de vista, el Gumbo es una buena opción para cenar por el barrio de Malasaña. Por un precio medio de 30€, practican una cocina honesta, con fuerza y llena de sabores rotundos. Los tomates verdes fritos y el bonito ennegrecido son clásicos dignos de alabanza. Por poner un pero, en alguna ocasión y para mi gusto, se les ha pasado un poco el bonito. Para alegrar la espera, uno puede trasegarse unos spritz, que siempre abren el apetito y alimentan el espíritu.
Sobre el local, lleno de mesas, uno no puede decir que facilite las confesiones. En cambio, el ser tan pequeño y estar tan lleno siempre genera un ambiente bastante bullicioso y alegre (al que le guste, fantástico, el que prefiera algo más relajado, que elija las mesas a la izquierda de la entrada).
Los camareros, que a mí me parecen bastante majos, son bastante rápidos. De hecho, estoy seguro de que cobran bonus si consiguen sacarle tres turnos a una mesa, aparte del honor de entrar en el Guinness de los records. De hecho, se puede decir que practican el modelo de "camas calientes", pero con mesas.
Una última cosa, comer de cara a la puerta y ver el goteo de gente que entra preguntando si hay mesa libre sólo puede conducir a una reflexión, algo estarán haciendo bien cuando tanta gente quiere cenar aquí.

05/11/2012

Correcto

Solíamos ir a menudo, a comer en fin de semana y otras veces a comer el menú entre semana, pero "razones de salubridad" nos llevaron a dejar de ir, desde hace más de un año.
El pasado Jueves pasamos por allí y decidimos parar a picar algo (para cenar lo encontramos fuerte), los platos todos correctos y sabrosos, tal y como recordábamos (tomates verdes fritos, mejillones tigre y ensalada de espinacas), la cerveza proporcionalmente lo más caro (3,50€).
Antes había un encargado estadounidense si no recuerdo mal pero ...., es curioso, ahora todo el personal parece ¿filipino?.

Si no lo conoces está bastante bien aunque recomiendo por el tipo de cocina (sabrosa, condimentada ...) preferir comidas a cenas.

Miss Paladines

Perdona pero no entiendo en absoluto tu comentario. Primero, dices que por razones de "salubridad" dejaste de ir, pero no lo explicas. Segundo, que la cerveza es proporcionalmente lo más caro, pues evidentemente, pero como en cualquier sitio, la bebida y los postres son más caros. Tercero, el encargado, que yo creo que es el dueño, es de Nueva Orleans, según tengo entendido, y trabaja allí. Hay un chico y una chica y la verdad, los mismos desde que comencé a ir, y no se si son de Filipinas o de dónde pero... ¿es algo negativo eso? En fin, que no entiendo todos estos puntos.

9 de marzo de 2013

Vambira

Perdona, sin duda no me exprese bien:

1.- Limpieza, dejaba un poco que desear, igual fue sólo durante un tiempo, y de hecho por eso volvimos, pero en su momento nos desagradó.
2.- Sí, la bebida es más cara en todos los establecimientos, como los postres, lo comparto, pero en este caso, la medida de la cerveza disminuyó, por eso hice hincapié.
3.- El que sean de Filipinas o de Tombuctú no es importante "per se", lo comentaba porque ahora en esta nuestra "segunda vuelta" no vi al encargado estadounidense que estaba en nuestra "anterior etapa", es como si un restaurante manchego lo llevan rusos, lo comentas con curiosidad ¿no?.

Espero que mis comentarios no te hayan molestado, al fin y a la postre sólo son mis impresiones y, en cualquier caso, resalto de nuevo que ".....los platos todos correctos y sabrosos, tal y como recordábamos (tomates verdes fritos, mejillones tigre y ensalada de espinacas) .....".

Un saludo Miss Paladines.

11 de marzo de 2013

05/05/2013

sobrevalorado

Me parece un sitio bastante regulero.
No soy ningún experto en comida de Nueva Orleans pero que por un plato con cuatro rodajas de tomate y una salsa te cobren mas de 10 euros me parece un abuso. Las alitas de pollo estan buenas pero vienen cuatro, la ensalada de pollo solo trae tres pedacitos, el atun, que esta muy rico, es una pizca a precio de oro.. Ahora, hay que reconocer que tienen la mejor tarta de zanahoria q haya probado.

07/12/2012

Decepción

Le tenía ganas a este sitio y me ha decepcionado muchísimo. El menú del día muy simplón. Los tomates verdes fritos (que pedimos aparte) no saben a tomate, solo sabe la salsa... quizá sea lo normal, pero esperaba otra cosa.
Lo peor ha sido el postre... una tarta de queso riquísima de una textura suaaaave (también fuera del menú del día) que han estropeado echándole una mermelada/sirope/puag de naranja... NARANJA!!!!! Por qué?!?!?!?! OOOGGGGGG!!!!!

Los camareros bastante rancios: les costaba explicar en que consistían algunos platos, la carta de postres...

Puede que pidiendo de la carta la comida mejore, no sé. El caso es que para probar una vez está bien, pero no creo que vuelva pronto.

02/08/2011

New Orleans

05/11/2010
Me citaron aquí, no fue una elección mía, ni siquiera leí nada sobre el local, y cuando voy a introducirlo aquí y veo que Fer también lo tiene, poco puedo añadir, porque curiosamente ¡pedí lo mismo! Compartimos unos tomates verdes fritos y de segundo tomé el bonito ennegrecido. Mi acompañante optó por el cerdo asado y, de postre también pedimos lo mismo. Delicioso el pastel de zanahoria (que estuve a punto de robar a mi acompañante) y un clásico pastel de queso, sin pena ni gloria, con naranja confitada por encima. Pronto colgaré las fotos del local.

Jesús Encinar

ya te vale pedir lo mismo!!!

3 de enero de 2011

Mònica

¡Ya ves! Totalmente alineados :-)

5 de enero de 2011

27/07/2012

Si quieres probar comida de Nueva Orleans, este es el referente en Madrid.

Por suerte para Gumbo, la comida de Nueva Orleans no está de moda en España, así que no hay mucha competencia en Madrid de restaurantes que la oferten. Por tanto, si quieres probar algunas de las especialidades de esa cocina, el Gumbo es la elección obvia, sobre todo si estás en el centro.

La cocina es correcta con algunos platos muy ricos. Son imprescindibles los tomates verdes fritos (un sencillo plato típico de allí que se popularizó tras la peli), el gumbo (sopa de gambas) que da nombre al restaurante, los cangrejos de concha blanda, o alguna carne o pescado que haya como sugerencia como el atún negro.

Es recomendable también dejar hueco para alguno de los postres típicos, como la tarta de zanahoria.

Es un restaurante algo caro, pero de vez en cuando vale la pena comer algo de esta gastronomía.

27/05/2012

Comida de New Orleans en Malasaña

El Gumbo ha sido uno de mis últimos descubrimientos.
El local situado en plena calle Pez es agradable y respira un aire entrañable que lo hace un lugar muy ameno para la conversación.
El servicio está bien. La comida es, sin duda, el referente de este restaurante. Los tomates verdes fritos son espectaculares. Puedo recomendar también las alitas de pollo al bourbon y el paté casero que te ofrecen a modo aperitivo era realmente bueno.
Un sitio que merece recomendación.

24/02/2013

He estado dos veces en este restaurante y en ambas ocasiones la experiencia ha sido muy positiva. La comida sabrosa y que te transporta a otros lugares, el servicio muy amable y el ambiente informal y acogedor. Exquisito el arroz jambalahja y muy ricos los postres.
Además la zona es perfecta para tomar después una copa en los innumerables locales de la calle Pez