Hammam Al Ándalus Madrid

Los Baños Árabes de Hammam Al Ándalus, un oasis para la relajación en pleno centro de Madrid.

Ordenar por:

relevancia fecha

08/02/2015

Un cumpleaños muy, muy feliz.

Que masajes más ricos y con unos aceites maravillosos, lo peor es el baño turco, soy víctima del calor.
Al final te dan una tacita de té, hay que citarse.
Ubicado cerca de la Plaza de Jacinto Benavente.
Gracias por este precioso cumpleaños.
Un fuerte abrazo.

20/05/2014

Muy recomendable para desconectar

¿Qué es lo que más nos gusta de este baño árabe con respecto a otros? La ambientación; el hecho de poder hacer el recorrido a tu gusto, sin seguir ningún tipo de circuito; no es necesario ponerse gorro, sólo hay que recoger el pelo, cosa que se agradece mucho; te obligan a hacer silencio (a algunos les hace falta la obligación…); no se pueden hacer fotos (fuera los móviles!!); y disponen de un amplio horario, todos los días del año.

Ahora bien, suele estar frecuentado por parejas, sobre todo de noche. Si acabas de cortar con la tuya, te aconsejamos reservar por la mañana, además tienen buenas ofertas. Si eres un romanticón/a, echa un vistazo a sus promociones para dos. Si quieres ganarte a un amigo/a, regálale esta experiencia. ¿Estás de visita en Madrid, te has pateado toda la ciudad y buscas un alivio para tus piernas? Este hammam es una muy buena opción para conseguirlo. Sigue leyendo en el blog de 'La Madrid Morena': lamadridmorena.com/2014/05/20/hammam-al-andalus-un-autentico-bano-ar...

18/05/2014

Antiguos baños arabes en el centro de Madrid, tranquilos y relajados, son pequeñitos, pero la la gente que entra en cada grupo no es mucha, tiene una zona de agua fria, otra templada y otra caliente, ademas de un baño turco, luego tiene una zona de té, nose si repetire pero estan bastante bien.

22/04/2013

Bajo una atmósfera cálida con música suave de fondo, diferentes aromas que invitan a relajarse en la sala de vapor, piscinas de agua templada caliente y fría. El Hammam Al Andalus es un buen plan si quieres conocer el mundo de los baños árabes y tu próximo viaje a Marruecos todavía está lejos. Lee más sobre la cultura del hammam aquí: madrider.es/2013/01/29/banos-arabes-bienvenido-al-imperio-de-los-sen...

29/07/2012

Si te gusta la comida árabe, este no es tu restaurante.

Si te gusta la comida árabe, este no es tu restaurante.
Carta escasa, no sé si pretende fusionar comida árabe con el típical spanish, pero se han hecho un lio.
El humus lo sirven con pan de molde de semillas, no tienen pan de pita. Para pegarse un tiro.

Menu de noche 35€ /persona, bebidas aparte. No merece la pena.

El servicio de mesas y el espectáculo de la danza del vientre son muy buenos. Es lo que nos salvó la noche y al restaurante.

07/02/2012

Al-amadrid!

Rehabilitados baños árabes en el mismo centro de Madrid. Lo cierto es que no puedo ser objetivo porque fue un regalo sorpresa de mi chica e ir con ella es un plus del que espero que ninguno de vosotr@s podáis gozar. Pillamos un pack que incluía circuito de una hora, masaje y comida. Vamos por partes: el inicio fue malo, un montón de gente apiñada en el hall esperando entrar y recibiendo instrucciones apenas perceptibles (también es cierto que la gente no callaba). Ya en el vestuario la cosa empeoró, sobretodo debido a la escasez de espacio. Eso de tocar nalga con nalga sin haber escogido nalga...no sé, no va conmigo. Además, el hecho de tener que bajar a la zona húmeda sin la posibilidad de llevar siquiera unas malas chanclas no me parece muy aséptico que digamos. Ya en la zona de piscinas la cosa mejoró y mucho. La ambientación es milyunanochesca, muy conseguida,con una luz tenue que invita al relax y a la contemplación solo o en pareja, trio o como fuera o fuese. El masaje genial, con una esencia aromática de rosas que te dejaba a putito de caramelo. Las chicas que nos lo dieron además de profesionales fueron amables y simpáticas. Una sonrisa no estaba en el circuito pero siempre se agradece. Ya sé que eso de comparar no está bien visto pero sinceramente en la ciudad condal hay unos antiguos baños árabes "Aire de Barcelona"similares en el concepto pero dónde cuidan más los detalles y en esta oferta de ocio los detalles son la clave para que un sitio convenza. La comida correcta, sin más: Una bissara "crema de habas secas" y un cus cus de pollo con pasas y cebolla confitada, en un restaurante eso si, muy bien ambientado.

07/06/2012

Descanso y silencio en pleno Atocha

El sitio es para disfrutar, relajarse y descansar. Si yo pudiera, disfrutaría una vez al mes de este espacio. El masaje relajante de 15min es un poquito más caro y merece la pena. Viene con 1h30 en las piscinas termales (fria, templada, caliente) y sauna de vapor. Los masajes no son espectaculares y no todos los encargados son amables, pero merece la pena. Un espacio de silencio, de bañarse un poco y salir renovada.

23/03/2013

Un oásis en la ciudad

Buen sitio para relajarse, quiza mucha gente en los baños pero se podía imaginar. El restaurante sabroso y correcto. Una experiencia para probar.

22/12/2011

Este lugar tiene encanto, cuando bajas a la zona de baños te envuelve un olor muy agradable. La luz es tenue, hay zonas iluminadas con velas y no hay ruidos.

La zona de baño templada es la mas grande, yo me entretengo normalmente en nadar despacio o en flotar sin pensar en nada. El baño caliente es muy agradable, sobre todo si te gusta el agua muy caliente como a mi. Y el baño de agua fría según dicen es una experiencia única, yo aún no lo he comprobado, y seguirá así por un tiempo, no soporto el agua fría.

Hay otra zona de vapor (baño turco) que no esta mal, a mi personalmente me aburre.

El restaurante me pareció pequeño. No consigue el clima de relax que se espera encontrar.El precio también me pareció caro.

En resumen, es un lugar recomendable para desconectar y relajarse, sobre todo si piensas que no te tienes que desplazar de Madrid para disfrutar de los servicios de un balneario.

María Fernández Sedeño + seguir 84 sitios, 5 seguidores

12/04/2012

Un lugar sencillo y agradable, sobretodo si tienes la suerte de que tu grupo respete el silencio que se pide desde la entrada. Me gusta el contraste del frío y el calor del agua (es en esencia lo que ofrece este balneario urbano, que también tiene sauna).

Si puedes aprovéchate de sus buenas ofertas entre semana para ir a darte un baño con masaje y comida a un precio muy interesante.

20/03/2011

Baños Árabes muy recomendables

Fui un sábado por la noche (turno de las 10:00) a disfrutar de los Baños Árabes del Medina Mayrit. La experiencia no me defraudo y eso que me habían hablado muy bien. Te lo explican todo muy claro antes de entrar, te cambias en unos vestuarios te das una ducha y puedes pasar a la zona de las 3 piscinas (caliente, templada y fria) y el baño turco. El tiempo es de una hora y media y si has pedido masaje este está incluido en el tiempo. Nosotros tuvimos suerte y fuimos los últimos en darnos el masaje que es cuando mas apetece.

Es una experiencia muy recomendable para cualquiera que quiera conocer unos baños árabes y salir mejor de lo que entró. El ambiente está muy conseguido con lámparas y velas y el sitio es muy acogedor por su arquitectura de bóvedas y pasillos e invita a relajarse también por el silencio que te exigen. Yo lo encontré todo muy limpio. También puedes servité tanto té como quieras en una sala contigua y sentarte a descansar.

En definitiva una experiencia a disfrutar.

12/03/2011

Relax en el centro

Como comentan la mayoría de los usuarios, el signo distintivo, el valor añadido de este servicio es, sin duda alguna, tener una hora y media de relax en pleno centro de Madrid. Y ello a través de unos baños árabes establecidos en un antiguo aljibe rehabilitado.

Yo nunca había estado en unos baños o en una sauna o spa. Porque esto, al fin y al cabo, no deja de ser el spa que ya usaban en la cultura árabe hace siglos y que, como tantas otras cosas, nos trajeron a la península. Pues bien, el "circuito" consiste en una sala con una piscina de agua templada, otra de agua caliente, una poza de agua fría y una sala para el baño turco (una especie de sauna donde te metes a sudar cinco minutos escasos en un ambiente húmedo de vapor hirviente). Se supone que la gracia es pasar de la ducha a la piscina de agua templada, de ahí a la caliente, de ahí al baño turco y de ahí a la poza de agua fría, para reactivar la circulación. Todo ello con un ambiente de luz tenue, velas, música árabe y un silencio más o menos conseguido para facilitar la relajación.

Además, cabe la posibilidad de reservar el baño junto con algún masaje (no estás más tiempo por ello). Siempre está bien que te den un masaje pero, la verdad, no merece demasiado la pena. El tradicional es muy flojito. Y el otro que te hacen, consiste en pasarte un guante de crin para exfoliarte todo el cuerpo con jabón, aceite y agua. Agradable, pero sin más. El circuito del baño merece la pena en sí mismo, y lo cierto es que sales con el cuerpo muy relajado. Merece la pena darse el capricho de vez en cuando, y resulta un regalo muy original para hacer y una actividad estupenda que compartir con tu pareja.

La mayor pega que le encuentro es que, para mi, el vestuario era excesivamente pequeño, te sientes un poco hacinado para cambiarte. Y no hay más que dos duchas. También es un poco fastidio estar esperando (hacinados de nuevo) en el hall de entrada hasta que llega la hora de pasar a los baños.

Por cierto, hablando de turnos. Tienen dos tarifas en función del momento en que vas (por la mañana y primer turno de la tarde es más barato). Hay que reservar con antelación y garantizar la reserva, aunque se paga en el momento que vas.