Entre las mejores películas de todos los tiempos destaca El Invisible Harvey, entre la comedia y la ciencia ficción, un conejo gigante acompaña a James Stewart en sus devaneos nocturnos bebiendo Dry Martinis. En verano de 2012, Harvey’s da nombre a un nuevo y reluciente local en el que la coctelería clásica y los c...

Ordenar por:

relevancia fecha

24/10/2017

Sitio normalillo para tomar una hamburguesa una noche, pero sin repetir. No está mal.

25/09/2014

Buena experiencia en HARVEY´S, un restaurante-coctelería situado en la parte alta de la calle Fuencarral, cerca de Tribunal. El sitio es muy curioso, la decoración está muy lograda, yo diría que es una mezcla de diner americano de las películas, con un club de alterne cañí de toda la vida. Música rock ambiental, papel pintado, sillones de skay rojos y cortinajes del mismo color, iluminación pobre, barra con estanterías repletas de botellas y cristales de espejos (bola de discoteca incluida). No obstante, a pesar de lo que pudiera parecer por la descripción, está todo puesto con buen gusto y el local resulta muy acogedor. Local casi lleno, ambiente informal, básicamente modernetes del barrio. Pero vamos a la manduca que es lo que interesa... La carta se compone básicamente de especialidades yanquis (hamburguesas, hot-dogs, burritos y alguna ensalada), aunque nos ofrecieron fuera de carta cosas como magret de pato, y vimos que entre diario tienen un menú del día en el que no falta el cocido madrileño. Tres personas, pedimos unos finguer de pollo y unos nachos para compartir y tres hamburguesas. Los finguer, caseros y de pechuga, tenían un rebozado nada pesado, nos gustaron. Los nachos también estaban bastante buenos, nos los sirvieron con jalapeños, queso filadelfia, cheddar, guacamole y pico de gallo. De segundo tres hamburguesas que cumplieron perfectamente, dado el nivel que hay últimamente en Madrid. No son excesivamente grandes (calculo unos 150 gramos), se pueden pedir con pan de mollete o con pan de semillas tradicional, la carne bien aliñada y muy sabrosa. No preguntaron cómo las queríamos pero las sirvieron al punto. Patatas fritas caseras. De postre un muffin a compartir bastante bueno que llegó templado y, aunque estábamos llenos, duró un suspiro. Aunque no tienen carta de vinos, nos dijeron que tenían un albariño Lagar do Castelo que fue lo que pedimos. El vino muy rico, servido en copas adecuadas y con cubitera. Servicio simpatiquísimo. No tienen manteles, servilletas de celulosa. Reservando por la Web de descuentos, la cuenta ascendió a 43,60 euros. Nos gustó, repetiremos.

20/10/2013

Del montón

Si no eres muy exigente con las hamburgesas, te gusta hablar a grito pelado mientras cenas y que tarden media hora en ponerte una cerveza, este es tu sitio. Ayer sábado noche el garito estaba lleno, mucho rollo cocktail que parecía tener buena pinta y mucho público guiri chillón. De la comida, nachos con salsas variadas para dippear, ni fú ni fá. De segundo 2 Burger normalitas y de postre carrot cake en la línea del resto. Con 4 birras, 30 euros con descuento por reserva a través de una webb, bien de precio.yo no repetiría.

26/07/2012

Con estilo pero aún tiene que mejorar

Un sitio que según pasas entra por los ojos: con aire de bar americano, pero no del tópico diner que prolifera últimamente en Madrid (Tommy Mel's 11870.com/pro/tommy-mels, Peggy Sue 11870.com/pro/peggysues_chueca ...) sino de algo más elegante y más antiguo, de finales de los 40. De hecho su nombre viene de la película Harvey (1950) y al fondo del local hay un cartel alusivo a la película con James Stewart y el conejo gigante.
Una barra de madera con espejo detrás domina la parte derecha, y a la entrada y a la izquierda mesas con sillones de sky rojo (por ahora limpios y nuevos). El hilo musical pone música de la época lo que termina de ambientar.
No sé hasta que punto su intención es ser una coctelería que sirve algo de comida o lo contrario, pero definitivamente es más recomendable como coctelería, al menos por la carta de cocktails.
La carta de comidas está centrada en básicos de la comida rápida estadounidense (hamburguesas, perritos, burritos, nachos...) y es bastante corta, lo que no debería ser un problema (incluso podría considerarse una ventaja) en el caso de que los pocos platos ofertados sean muy buenos. Pero no.
Pedimos la hamburguesa Harvey's (la hamburguesa con el nombre del sitio y por tanto podría considerarse su especialidad) y la American con bacon (otra clásica que suele demostrar qué tal lo hacen en un americano). Un primer mal detalle es que ni nos preguntaron el punto de la carne y la Harvey llegó muy hecha mientras que la American llegó al punto o poco hecha. El pan de la Harvey (un mollete) estaba muy duro, y la lechuga era una aburrida lechuga iceberg. El bacon de la Americana a la plancha apenas tenía sabor y el bollo de pan se humedeció y rompió al poco. El ketchup y la mostaza en botes de plástico rellenables sin marca. Las patatas que acompañan la hamburguesa estaban decentes, eso sí.
Hay mucha competencia ahora mismo en Madrid en Hamburguesas (Home Burger 11870.com/pro/home-burger-bar, o incluso doblando la esquina cerca del harveys, el In Dreams Café 11870.com/pro/in-dreams-cafe) así que si ofreces hamburguesas básicamente tienen que tener un nivel y aquí al menos están lejos de conseguirlo.
El servicio tampoco es especialmente atento. Una chica vestida años 50 se turna con el propio barman (y supongo que dueño) para tomar la nota, servir y recoger, con fallos y sin mucha gana ni alegría.
No llegamos a probar los cocktails pero tiene mejor pinta. Una carta larga y variada, un barman vestido de la época y que parecía que sabía lo que hacía, al menos viéndolo desde la mesa... Había detalles feos como echar el zumo a la coctelera directamente de las botellas de zumo industrial de plástico que le restaban algo de glamour al espectáculo que suele ser ver trabajar a un barman.
En definitiva un local de reciente apertura que por su posición en la propia calle Fuencarral y su aspecto exterior e interior tiene una gran ventaja para atraer clientela pero que le falta pulir los detalles en cuanto a calidad de la cocina y atención de cara al público para que se pueda considerar un imprescindible de la zona.

26/08/2013

Mahoudrid te recomenda: Harvey's

Cada vez hay más hamburgueserías de calidad y restaurantes al estilo ‘diners’ y reproduciendo la estética de los años 50, lo que unas veces revierte en más de lo mismo y otras veces es una grata sorpresa. A nuestro juicio, el Harveys tiene que ver con lo segundo. Aquí encontrarás fragantes perritos calientes, ensaladas frescas y desayunos a la americana… Y sobre todo las hamburguesas, claro está. Todo ello bajo la inspiración del carismático James Stewart, padrino del local.

06/05/2013

fantástico

de los mismo dueños que el In Dreams 11870.com/pro/in-dreams-cafe, restaurante, coctelería, bar, de inspiración norteamericana. Es un sitio muy "Twin Peaks".

Buenos cocktails, hamburguesas.

17/07/2012

Rosalía Martínez (Piti) lo descubrió en julio de 2012

Otro de copas y cocina americana

En homenaje a esa peli de James Stewart (grande) en la que va por ahí bebiendo dry martinys a tope acompañado de un conejo gigante imaginario, han montado un nuvo lugar de cocina americana y coctelería de esta prolífica tierra en el arte del "bartenderismo". Al parecer la música es buena (Nat King Cole and friends), hay cortinas, aire decandente, buenos cócteles y perritos calientes, ensaladas, desayunos y similares a precios razonables.

Suerteee!

30/04/2015

Este local me tiene intrigadisimo. Neón, terciopelo rojo y butacas en plan restaurante americano clásico. Siempre me quedo mirando su carta de apetecibles cocteles, Acabaré por entrar.