Ordenar por:

relevancia fecha

30/04/2017

Estuvo bien, lo mejor el local, lo demas regular

A mi este sitio me gustaba hace muchos años, aunque lo que mas me ha gustado siempre es el local, con ese aire de nunca ha pasado el tiempo...
Siempre me ha parecido algo caro, en relacion calidad precio, pero me sigue gustando el local.. es entre casposo y moderno en sus tiempos..tiene mucha gracia
Bueno es como un vips de barrio...
Personalmente ya no voy, porque me cae "a des mano"
Pongo dos etrellas porque me parece caro en relacion calidad precio.
En general la atencion es normal, y la comida (tipo vips, hamburguesas,sandwhichs,... ) es normal.

02/05/2016

excesivamente caro para lo que venden que es hamburguesas normalistas, viven de la fama del pasado.

06/05/2015

Decepción de hamburguesa

Tanto había oido hablar de las burguers de HD, también salen nombradas en diferentes rankings de webs de internet que tenía que probarla y si lo se me ahorro el paseo.

Situado en la calle Guzman en el Bueno en pleno barrio de Chamberí, está este local con decoración un poco pasada de moda (me imagino que sigue igual que cuando abrió), con una amplisima carta de ginebras y se supone que una hamburguesa espectacular.

Pues bien desde mi punto de vista tiene mas fama que otra cosa, la carne no esta mal, pero a años luz de la que sirven en otros restaurantes, poco jugosa y muy simplona, no me gustó nada la verdad. Puede que fuese con las expectativas muy altas o que diese la casualidad de que la mia no fuese la mejor, fuera como fuese no me gustó y no creo que repita.

11/02/2013

FRACASO ABSOLUTO. MUY LEJOS DEL TOP 10 DE HAMBURGUESAS DE MADRID. LOS NACHOS Y LOS DIPS, DE LOS PEORES ENTRANTES QUE HE VISTO

Un amigo que vive por Guzmán el Bueno me habló hace unas semanas de la hamburguesería HD como la más famosa del barrio. A los pocos días una amiga usuaria de esta web me recomendó que fuera a probarla. Estas dos cosas fueron motivos más que suficientes para que reservara para cenar este viernes.

No sé qué coño le pasa al teléfono de HD que siempre me salía una telefonista así que tras investigar por internet vi que había un móvil (que no recuerdo) donde se podía llamar y efectivamente me lo cogieron y pude reservar.

Como pude comprobar allí mismo, HD está siempre lleno, habiendo incluso bastante cola de gente esperando para cenar. Cuando yo me iba, casi doce de la noche, seguía entrando gente. ¿A qué se debe este éxito? Pues ni idea porque como ahora contaré, la experiencia fue un fracaso.

HD está decorada al estilo cafetería años 70 lo que le da una gracia especial. El servicio es muy eficiente.

Una cosa que me sorprendió nada más entrar es la barbaridad de botellas que tienen en la barra y es que resulta que HD tiene una carta de ginebras (y cervezas) espectacular, posiblemente de las más completas que yo he visto. Nos decidimos entonces, con 2 cojones, a beber ginebra con la comida. Pedimos cada uno (éramos 4) un Tanqueray especial con toques cítricos (8,50 €), que estaba buenísimo.

De entrante, optamos por unos nachos con queso (5,90€). Joder, ¿son los peores nachos con queso que he visto en mi vida? Sí. Mis amigos y yo no dábamos crédito. Uno se espera los típicos nachos con queso fundido encima y guacamole, al estilo Hard Rock que son de los mejores que yo he tomado, y de repente se encuentra con un bol con 9 nachos de marca Old el Paso y otro bol con guacamole, crema agria y queso cheddar. ¿Esa crema agria qué coño es? Increíble. Hubo unanimidad absoluta en que en cualquier sitio de Madrid comes unos nachos mejores que estos.

Pero amigos, los nachos no iba a ser lo peor de la cena, la gran sorpresa fueron los Dip de mozzarella. Otra vez un bol con 9 Dips marca Lidl y otro bol con mozzarella y lo que parecía mermelada de fresa por encima. ¿hay una cámara oculta? ¿dónde está el chef Ramsey o Chicote para que vean estos Dips? Cada uno de nosotros probamos un Dip y ahí lo dejamos. Malísimo.

Pasamos a las hamburguesa donde el nivel sube un poco pero tampoco nos “chupemos las pollas” (Lobo, Pul Fiction).

La mejor de todas quizás sea la francesa, servida con foie (10,50 €). También estaba correcta la mexicana, servida con guacamole e igual precio.

Las peores fueron las 2 GrandBurguer (8,10 €) que pedimos un amigo y yo. La novedad de esta hamburguesa es que viene con crujiente de cheddar. Pues bien, el crujiente de cheddar realmente es chicle de cheddar. Es como si se quedara el cheddar 10 minutos quemándose en la sartén. No lo entiendo.

Un fallo de todas las hamburguesas es el pan de semillas de amapola. Me parece un pan muy gordo, muy pesado, nada ligero, en definitiva, un pan que cansa y que yo opté directamente por quitar.

La calidad de la carne es correcta; se puede mejorar pero no es lo peor de HD.

No tomamos postre pues nadie se atrevió a que vista la experiencia de los entrantes, pidiéramos una tarta de queso y nos trajeran un bol con picos y otro bol con unas cuñas de queso.

Sí que tomamos otra ginebra, Sipsmith (8,50 €), muy buena.

Al final, entre 4, pagamos 100€, 25 € por barba. Claro que la cuenta subió mucho por los Gintonics pero aun así por ese precio me voy al Donoso donde os aseguro que pese a la cerdez de su hamburugesa, está más sabrosa que la del HD.

Lo siento, pero ni yo ni mis amigos creo que volvamos.

Queda a años luz de NY Burguer, Mad Café, Taller de la Hamburguesa, Hard Rock, Alfredos, Home Burguer, Lamucca y Tommy Mells, que pueden ser las 8 mejores hamburguesas, por orden de Madrid.

Felipe

Alberto, no me encajan los números. 4 ginebras Tanqueray, 34€. 4 Sipsmith, otros 34, 4 hamburguesas, 37,20€ y los nachos y los dips (supongo el mismo precio) 11,80€, me sale a 117€. A no ser que la segunda ginebra solo la tomaseis dos personas.

12 de febrero de 2014

ALBERTO DE LUNA FANJ...

Tomamos dos sipsmith para los 4

12 de febrero de 2014

07/03/2012

Con complejo de Sandy (novia de Jonh Travolta)

Es un sitio que, efectivamente, es bastante molón, y lo es porque conjuga la cafetería de toda la vida con la estética de un diner americano al estilo la "Grease". Los camareros, de hecho, van con un uniforme tipo americano de los 60. Carta joven, fundamentalmente de hamburguesas y similar, aunque también tienen cada día la opción de un plato castellano a modo de menú (ej. paella, lentejas, etc). Fuimos una amiga y yo a zamparnos una hamburguesa y la verdad es que salí un poco decepcionada: la presentación es bastante buena y parece buenísima, pero luego dentro lleva un queso frito que creo que se podrían ahorrar y dejarlo sólo fundido, como cabe esperar en una cheesburguer. En este sentido me pareció un timo. Si la abres, además, te das cuenta de que es todo pan y de que la hamburguesa del menú infantil del Mac Donalds es más grande: o sea, todo fachada. Otro detalle que no me gusta es que no incluyan las patatas fritas junto a la hamburguesa y las tengas que pedir aparte. Creo que si vas de americano por la vida, lo mínimo sería que pusieras patatas fritas y algún pepinillo. Lo veo una forma de "sumar" muy cutre. Como cosa buena, por ejemplo, ofrecen yuca frita como guarnición y alternativa a las patatas. Los refrescos son más grandes de lo habitual también, y habrá quien lo valore. Creo que la gracia de este sitio está en el local y en que han conseguido atraer a un público variopinto: al de toda la vida de este respetable barrio, y a gente más joven, que acude allí a tomarse unas copitas como afterwork o para ver un partido. Por lo demás, no creo que vuelva por allí.

17/05/2012

Fuimos a probar la que dicen una de las mejores hamburguesas de Madrid y fué una decepción, la razón es que la carne tiene un grosor enano, por lo que sabe a todo lo que le incluya menos a la carne. No se si era Domingo y se quedaron sin producto, pero desde luego, no puedo decir si la carne sea buena, porque apenas se apreciaba.
Tampoco me gustó que las mesas estuvieran tan exageradamente juntas. Los camareros fueron atentos.
Si que tienen gracia el rescatar bares viejunos. Eso está conseguido, con los vasos y tenedores. Pero poco más.
No repetiremos

Madrid Muy Chic

hombre! Por fin alguien está de acuerdo conmigo en que las hamburguesas son una "M"... Timo total.

17 de mayo de 2012

23/08/2012

Tras muchos meses intentando ir sin éxito (se ha puesto de moda) por fin hoy lo he conseguido. Vengo bastante decepcionada: La camarera ha sido una maleducada y se ha atrevido a decirme que yo estaba todo el tiempo a la defensiva (¿?) solo porque le he preguntado si me podía pedir una hamburguesa infantil ya que no tenía mucha hambre.

Al final me he pedido una Eggburguer de precio excesivo (8.50) que venía sin patatas ni nada. El sabor era completamente nulo y solo salvable con ketchup y mostaza. Además la presentación en un plato hondo no ayuda para nada a cortarla y comerla.

Reconozco que el local está muy chulo decorado y que mola eso de que las hamburguesas vayan con pan negro de cerveza y queso cheddar duro. Entiendo perfectamente que se haya puesto de moda, pero, las cosas como son, las hamburguesas son una puta mierda (al menos en cuanto a sabor)

19/09/2012

Ha ido a peor

Antes era un sitio con buen ambiente y hamburguesas de calidad, pero las dos últimas veces (mediados 2012) me ha parecido que había empeorado notablemente la comida, hasta el punto de no tener intención de volver.

22/05/2010

Muy cool pero me hice un bocata al llegar a casa

El sitio muy retro si (tonos marrones y paredes de madera, pos mu bien), la gente muy mona, muy moderna.....pero la cuestión es que me comí el sandwich más secuno y rancio de mi vida...lo acompañé de un cartucho de patatas, caseras, si, pero blandas y pringosas y apenás me enteré de que había comido algo. Las hamburguesas de mis acompañantes no saciarían ni a Pin ni a Pon, vamos, de juguete.

Si lo que quieres es tomarte una cerveza, vale, pero si quieres comer y no arruinarte en el intento....no te lo recomiendo

27/04/2013

Trato regulero, caro, no le veo encanto. No sé que le han visto a este lugar, ¿Que es vintange y eso lo hace hipster?

11/02/2011

Caro y snob

Editado: los camareros cada vez más lento y las copas menos elaboradas. ¡Ahora con extra de snobismo!

Antes era un bar de barrio de viejecines donde se desayunaba café con churros caseros