Hermanos Martínez

Ordenar por:

relevancia fecha

13/11/2009

Auténtico cabrito asado.

En la plaza mayor de Cogolludo, provincia de Guadalajara, encontramos este tradicional restaurante; donde una materia prima de calidad y su tradición asadora logran llenar de peregrinos ávidos de tradición, cada fin de semana.

Se trata de una casa de comidas a la antigua usanza, con sus defectos y sus virtudes. Con un aire un poco embarullado y una decoración descuidada; con manteles de papel y vajilla desgastada; con un servicio algo distraido y muy informal. Pero que también posee ese ambiente tradicional y familiar que se respira en un pequeño pueblo castellano.

Y de entre sus virtudes, la esencial, la estrella de la casa, y por lo que merece la pena una visita: su tierno, sabroso y muy jugoso CABRITO ASADO.

Pero a lo que se va a Hermanos Martínez es a disfrutar de su cabrito, el resto es totalmente secundario. El caso es que a pesar de sus defectos, al final terminas con la sensación que los kilómetros recorridos han merecido la pena.

No quisiera extenderme demasiado, pero si quereis una opinión más detallada podeis verla en gastronomodesaparecido.wordpress.com/2009/04/16/hermanos-martinez

21/01/2011

El mejor cabrito asado de la provincia. Mejor llamar para reservar el cabrito.

20/12/2010

Bueno, no todo son bondades. El día 18 de diciembre de 2010 estuve comiendo con mi esposa un cuarto de cabrito "asado". Ha sido el peor cabrito que hemos comido. Debía de tratarse de un sobrante de días anteriores, que, al ser recalentado, más parecía cocido que asado. Desde luego, carecía del exquisito sabor que en otras ocasiones hemos disfrutado de los asados de cabrito en Cogolludo. Ignoro a quienes "colocan" estos posibles sobrantes.

08/06/2008

Gollorias lo descubrió en mayo de 2007

El mejor Cabrito asado de Guadalajara

Un restaurante especializado en cabrito asado, con una salsa cuya fórmula secreta va pasando de padres a hijos. Para chuparse los dedos. Aconsejo de entrada antes de tomar el cabrito, las migas con uvas, una ensalada y un buen vino de acompañamiento. De postre, si todavía teneis hambre, probad el postre de la casa (una combinación formada por un flan, helado, piña, melocotón en almibar y tarta cubierto todo por nata), o si no, unos bizcochos borrachos. Vamos, una comida ligerita.

Decorado con motivos de la zona, un lugar ideal para comer bien después de recorrer los pueblos de la Arquitectura Negra y disfrutar del entorno de la Reserva Nacional de Sonsaz. Lo peor es que si tienen mucha clientela hay que ir con un poco de tiempo porque tardan un poco en servir. Reservar con antelación.

13/06/2009

Cabritus

Pues si, el cabrito, riquiño y jugoso. Y nada mas que destacar.
Creo que todo queda muy bien descrito por Gastronomo en su post.