Este sitio ha cerrado, si crees que esta información no es correcta: ponte en contacto con nosotros

Ver otros restaurantes cocina mediterránea en Madrid

Hermosos & Malditos - CERRADO

Restaurante del Hotel Tótem. Un espacio gastronómico inspirado en las novelas de Scott Fitzgerald, en los años 20. Por un lado está el espacio "hermoso", un bistró del siglo XXI donde disfrutar de cocina de casa con un toque sofisticado; y la coctelería, el "punto maldito".

Ordenar por:

relevancia fecha

27/12/2016

El efecto de las bajas expectativas

Eso debe ser...que venía yo aquí con las expectativas desinfladas y arrugadas como una pasa y resulta que no está tan mal como yo pensaba, - Verás, otro de los sitios monérrimos en los que me sajan (y bebiendo agua) con una comida normalucha tirando a mal- Pues ninguna de estas cosas.

El lío: cena de viernes para 4. Diciembre. Vamos prontísimo, la reserva está hecha a las 20.45.

No sabemos si el servicio es así de eficiente siempre o sea por nuestra hora de llegada y que en el restaurante no había más que 2 mesas a parte de la nuestra, pero nos sirvieron rapidísmo (sin ánimo de crítica)
Nuestro camarero un encanto, nos aconsejó estupendamente dado lo complicado del asunto que viene a ser el siguiente: a una no le gusta el foie ni la oca, otra no es amiga de las verduras ni el pescado, a la de más allá la mitad de combinaciones le parecen raras o no conoce algunos de los ingredientes y que en general el espíritu foodie aventurero (véase aventurero unas lentejas con foie o una merluza con crema de coliflor) es NULO. Qué paciencia el camarero (y la mía)

El local muy acogedor. A pesar de haber cenado en poco más de una hora, no salimos de allí hasta muy pasadas las 12.

A compartir entre todas pedimos:

- Aperitivo (2 € persona): pan y unas aceitunas aliñadas con ajo de las que repetimos.

- BURRATA: muy buena, de esas cuya capa exterior es finita y el interior es cremoso. Con tartar de tomate y una picada con algún encurtido suave.

- HUEVO, PATATA Y SETAS: 2 señores huevos cocinados a baja temperatura, riquísimo puré de patata, setas y un toque de pimienta que le va al pelo.

- STEAK TARTAR: no muy aliñado, osease bien, acompañado por un aguacate en su punto, de los mejores picatostes y tuétano.

- ESPETO: este fue invitación. Nos lo dieron a probar en plan "dadnos vuestra opinión". Caballa cruda y simplemente pasada por soplete con mayonesa de cebollino. En general no hizo mucha ilusión, sabor de la caballa muy fuerte pero que mejora infinitamente con el frescor de la mayonesa.

- ROAST BEEF: cortado muy finito, con acompañamiento del mismo puré de patata que el huevo y unas hojas de espinaca frescas.

- PASTA FRESCA, TRUFA NEGRA Y PARMESANO: pues eso, tal cual. Simple pero bueno con buen punto de cocción de la pasta.

De postre:

- BROWNIE: si os chifla la canela es vuestro postre. Comentamos que nos resultó algo seco y muy especiado a lo que nos pidieron disculpas por el extra de horneado y que lo de la canela debe ser un error porque realmente este postre no la lleva.

- CREMA DE LIMÓN: ácida y ligera, como a mí me gusta. Con crumble y 4 arándanos bien dulces.

- BRIE EN CHEESECAKE: quenelle de helado de queso brie sobre más crumble y mermelada de frutos rojos. Otro que ni tan mal.

En total, con sendos refrescos/cañas, a remarcar que la Coca Cola es de las grandes (no sabeis el gustazo cuando veo que es de 350 ml y no de esas de Pin y Pon)...34 euros cada una.

Es cierto que no se me saltaron las lágrimas con ningún plato, pero todo estaba más que correcto. Va directo a mi lista de recomendables.

22/12/2017

El valor del nombre

Calle Hermosilla 23, solo queda buscar un nombre llamativo para vestir el santo de una cocina gigante, pero no excepcional. Vamos de lora Byron y acabamos poco más que la tasca modernizada de toda la vida. No hay menú, solo carta. Un aperitivo pasable, para poder cobrar el pan, que es bueno, hay que decirlo. Para compartir una buena Gran Burrata, una ración generosa, bien regada con un excepcional aceite con albahaca y otras hierbas. Una pasta trufada, buena y discreta en cantidad (el local huele a trufa nada más entrar), y un picantón -Médico- un tanto devaído, sobre un excelente lecho de humus con un medido toque picante. Dos magníficos cafés. Buen ambiente, y un correcto servicio. Con una caña y una botella de agua, 64 €. Bueno.....

17/09/2016

Cocktail bar & Restaurante para lo más chic del Barrio de Salamanca

Septiembre 2016