la porcelana entró en las vajillas imperiales a partir del siglo XIX. Antes solo se utilizaban para las sopas y los postres. El resto de la comida se servía en servicios de plata y oro

7 de enero de 2009