Emperador Hotel

Ordenar por:

relevancia fecha

21/07/2008

Nahúm García lo descubrió en julio de 2008

Una vez en la vida, visita su piscina

Un hotel clásico del centro de Madrid. Cuatro estrellas, las habitaciones están estupendas, por supuesto, acorde al precio. Pero sobre todo hay que remarcar la increible piscina en la azotea en el décimo piso. A partir de las 9, la piscina se cierra pero el bar sigue abierto hasta las 12 para tomarte algo mientras se pone el sol. Para muy sibaritas... u ocasiones especiales.
Se puede acceder a la piscina sin tener que reservar habitación por el módico precio de 45€.

30/06/2009

Restaurante del hotel de calidad irregular

Estuve hace ya un tiempo en una boda de un amigo mio, y el banquete se hizo en el restaurante del Hotel. El cocktel era en la azotea, donde se tienen unas vistas impresionantes de todo Madrid, y si eso ya es bueno, habria que sumarle que era una cena, asi que el cocktel fue durante el atardecer, y la verdad es que en pocos sitios puedes hacer eso. El cocktel en si mismo, no fue nada del otro mundo, mas bien algo pobre en cuanto a la variedad de canapés, tanto frios como calientes. En la parte de canapés frios, hay que destacar la muy buena calidad del salmorejo que venian en vasos de chupito, aunque perdia muchos puntos porque estaba a temperatura ambiente, lo que quiere decir que en cocina para ahorrarse trabajo, los dejaron montados fuera de nevera, y eso consiguió arruinar un salmorejo muy bueno. Habian tambien croquetas de jamon, que habia algunas que sabian muy de lejos a jamon, y otras que solo sabian a bechamel. Hay que añadir que eran congeladas las croquetas, y la calidad no era demasiado buena, mas bien de un 5 justito. El jamon que servian en platos junto con picos de pan, estaba bien, ni malo ni bueno, muy correcto. Lo mas feo de todo el cocktel, fue la tempura de verduras variadas con salsa de soja, un plato que se lo habian trabajado MUY poco, ya que al menos se podian haber hecho en forma de mini brochetas, y no en tiras, ya que con los pimientos quedaba "bien", pero en otras verduras como el calabacin que tienen mas porcentaje de agua, se hacia una bola de frito que apenas sabia a verdura. La salsa de soja era normal, nada del otro jueves. Los pases que se hacian entre canapes frios y calientes, tardaba mucho en venir, con lo que con el calor que hacia ese dia, hacia que bebieses mucho y comieras poco, aparte de que donde estabamos, los camareros no llegaban y apenas podiamos probar algunos canapés. En resumen el cocktel fue mas bien ligeramente decepcionante, aunque por suerte lo que faltaba por venir era bueno.

De primero teniamos una crema de marisco y rape que estaba muy buena, luego le seguia una racion de merluza en salsa de limon y verduras, que estaba buena, aunque algo seca, y la salsa muy espesa, despues del pescado, venia un solomillo con salsa de vino, que la carne estaba muy buena, pero la salsa no habia reducido y sabia a vino muchisimo. La guarnicion de la carne era una milhoja de patata que tambien estaba muy buena. En los postres nada que resaltar, todo estaba correcto, excepto la tarta, que la calidad no estaba a la altura ni del evento ni del hotel.

Tambien reseñar, el servicio de camareros que tuvimos, que no fue demasiado correcto. Entre plato y plato, habia mucho tiempo de espera, el servicio no nos fue fluido, y se echaba en falta algo mas de atencion con los invitados, ya que en los postres por ejemplo, nos echaron del comedor, y el baile de los novios, se lo perdieron el 90% de los invitados, porque en el salon de baile ya habian empezado a pinchar musica para que empezasen. Se les veia con demasiadas ganas de acabar el evento y pocas ganas de hacerlo como deberia ser.

En Resumen: No es un lugar como para celebrar un banquete de nada, desde mi punto de vista, ya que creo que flojea en algunos aspectos como la oferta gastronomica de platos, y el servicio de camareros. La decoracion del salon era correcta.

Nota: 5.5