Hotel Palace

Ordenar por:

relevancia fecha

15/04/2015

Opinión de Café. Jamás experimenté tal despropósito en los precios

En este mundo nuestro hay de todo: desde el café-ZP que según él eran unos 90 céntimos hasta este café del Palace a 7,50 euros.

Como me pasa con los Unicornios y las Nereidas, uno nunca sabe si existen o no, y a mi ayer por la tarde me pareció ver uno. No sé cual.

Porque nadie puede negar que el salón bajo la cúpula del Palace por muy casposo que pueda parecer a según qué perfiles es una maravilla. Cierto que la edad media del público empieza por 8 (la media, hay picos de 9 y hasta de tres cifras) pero el rollo Krooner que tiene cuando toca Paulo Wilson (que justo ayer no estaba) mola.

Eso sí cuando abres la carta el buen flow se desinflaw al segundo.

No tengo palabras.

Podría incluso pagar esos 7,50 eur por un café por aquello de la música en directo pero cuando veo que UNA COPA DE ARZUAGA VALE 15 EUR ya pueden tocar los Rolling Stones, que sea un hotel de 5 estrellas o no, me levanto y me voy.

(los gintonics sin embargo, los vi a 18-19 euros...chollazo).

Y además a las alfrombras de la entrada les hace falta un poquito de vaporetta. Esto lo digo por joder, pero es la verdad.

DIcho queda.

28/08/2011

Un lugar injustamente poco conocido

En el interior del hotel Palace se encuentra La Rotonda del Palace. Un lugar agradable, tranquilo y muy elegante donde uno puede sentarse a tomar un café, una copa, unas suculentas tapas o incluso comer (en función del presupuesto). Recomiendo ir a merendar y probar algunas de las tapas.

13/04/2010

En mi opinión lo que más destaca del hotel es su magnífico edificio, que destaca por su enorme vitral abovedado del techo, ha sido el centro de la sociedad española durante mucho tiempo; fue construido bajo el mandato del rey Alfonso XIII en 1912, cerca del Prado, de sus museos y monumentos históricos, fue nombrado en el listado de los mejores hoteles del Condé Nast Traveler en 2006.
Entre sus muchas instalaciones hay salas de reuniones, restaurantes y un gimnasio Westin Workout, recientemente renovado. Las 468 habitaciones y espaciosas suites fueron restauradas con todas las comodidades y con la cama Westin Heavenly Bed y el Baño Heavenly Bath. Las habitaciones fueron exquisitamente decoradas con muebles antiguos y detalles originales de caoba y yeso. pero claro, el tiempo pasa...y eso también se nota.

29/01/2010

estancias en madrid

aprovechando la oferta para familias decidimos pasar aqui el fin de semana prenavideño, la oferta consiste en 2 habitaciones comunicadas, la segunda al 50% de la tarifa oficial, por lo que resulto relativamente barato.
lo que mas me gusto fue la anchura de los pasillos, quedan pocos hoteles con pasillos de mas de 4 metros de ancho.
el desayuno, incluido en el precio, se sirve en la famosa rotonda de el palace, eso si, libre del permanente turisteo que no cesa desde medio dia hasta medianoche, es tipo buffet, buenisimo.
las habitaciones son grandes, con baño enorme con las dos zonas bien separadas, y la mejor cama del mundo.
la cosmetica y los productos de cortesia, los imprescindibles, eso si enseguida te llevan a la habitacion todo lo q necesites.
tienen garage, se llevan y te traen el coche cuando lo necesites, 32€ por dia.
servicio super amable.
a los niños les dan una especie de mochila con regalitos al llegar, lo que te anticipa la buenisima acogida que los niños tiene aqui.
tienda loewe en el hotel.
el restaurante chino del hotel es de los mejores de madrid, eso si el estar hospedado en el hotel no te garantiza una mesa, asi que conviene reservar al hacer la reserva de la habitacion

enero 2010: sin duda el mejor de madrid relacion calidad-precio:220€ noche desayuno incluido, y si ademas eres preferred guest (solo es necesario ser cliente registrado d la cadena starwood) te dan una habitacion superior, dependiendo d la ocupacion del hotel y de la disponibilidad, en mi caso con las mejores vistas d madrid, la plaza d neptuno, el prado, cason del buen retiro....
el precio d la tele prohibitivo, 38€ veas lo q veas, cuidado si vais con niños

finales enero 2010: el hotel estaba lleno pq coincidio con fitur, y nos dieron una hab. normal, cama pequeña y sin vistas, asi q pedimos el cambio a una superior, esta vez si pagamos los 35€ por subir de nivel.

tienen un salon enorme habilitado para los fumadores.

16/01/2013

Perfecto

Pasamos un fin de semana en el Palace de Barcelona. Estuvimos hace unos años en la celebración de una boda, pero después de las reformas el hotel ha recuperado la esencia y la elegancia de un auténtico Ritz. Inmejorable. La habitación es impecable y el servicio muy atento y muy profesional.

13/04/2007

Un sitio tranquilo para tomar café

La rotonda del Palace es un sitio ideal para tomar café o quedar con alguien para una reunión informal. El Bar también está muy bien y dependiendo de la época del año pueden tener piano o jazz.

07/09/2008

No es un palacio, es un hotel

No me he alojado nunca, ni tampoco he almorzado pero si que he tomado café en más de un par de ocasiones, y diré que no es tan caro cuando se sopesa, la calidád, el servicio, la elaboración, la distinción y confort de los salones.
Ideal para velada romántica o de grata conversación.
Por cierto la Cúpula central la inauguro el rey Alfonso XIII.

04/08/2010

Estuve en un boda y luego volvi. Lo mejor el servicio, lo peor el precio.

30/01/2007

Fernando Encinar lo descubrió en enero de 2007

La Rotonda del Palace

No he dormido nunca en el Hotel Palace pero mi comentario es sobre La Rotonda del Palace, un oasis en el centro de Madrid. La Rotonda se sitúa bajo una enorme y gigantesca cúpula de cristal que da una luz muy agradable al sitio. Los sillones y butacones son comodísimos, tanto que puedes pasarte horas sin que la espalda se resienta y lo más importante, sin nadie que venga a invitarte a irte. No es barato, nada barato pero para darse un lujo y desayunar o merendar, hay pocos sitios más íntimos y agradables. Con el añadido de que siempre acabas viendo a alguien conocido. Hoy (30-1-07) estaba el honorable Jordi Pujol. Cómo se ha estropeado el hombre!

13/09/2008

Sin ánimo de ser una iconoclasta, a mí el hotel Palace ni fu ni fa. Como hija de unos padres que trabajan en una agencia de viajes una se entera de ciertos detalles que la hacen cambiar su visión de ciertos sitios y el Palace es uno de ellos. Mi madre deber ser persona non grata porque cada vez que aparece porque ha tenido que reservar una habitación allí les afea ciertos detalles inconcebibles en un hotel de esa categoría: cercos de vasos en el mármol, picaportes sueltos...
Pero hace un mes tuve yo la oportunidad de asistir a la cena de una boda y, bueno, no estuvo mal: el solomillo Wellington estupendo y la tarta milhojas muy buena, pero el pescado flojito (tanto el del aperitivo como el del segundo plato), más que por la calidad yo creo que porque no estaba bien cocinado. En cuanto al servicio, según el camarero: a alguno pillé cambiando el orden de servir y así pasa, manchón en la manga.