Hotel San Ramón del Somontano

El Hotel cuenta con 18 habitaciones (6 Doble Confort, 6 Doble Superior, 4 Junior Suite y 2 Suite) equipadas con mini-bar, TV de plasma, caja fuerte, climatización, bañera/ducha de hidromasaje, conexión a Internet, servicio despertador, secador de pelo, espejo de aumento y servicio de habitaciones. En el Hotel se pu...

Ordenar por:

relevancia fecha

22/11/2010

Todo por 16 €

Tras una más que correcta rehabilitación del antiguo Hotel S. Ramón porparte del grupo Salamero, dando un tono modernista a todo el edificio, toca glosar la comida de su restaurante. El comedor es elegante, aunque un poco recargado, pero entonando con el estilo noucentista del edificio. Impecable el servicio de mesas, cubertería, etc...incluído el solícito servicio que llevan entre dos personas. Un menú diario por 16 €, difícil de entender sino es para subirlo dentro de unso meses cuando tengan estabilizada una clientela. Se pueden elegir cuatro primeros cuatro segundos, postre y se acompaña de una botella de Somontano, de los de 6€ botella en la tienda. Además inician con una crema de calabaza deliciosa. Yo he tomado un canelón riquísimo con vero parmigiano; despues unos calamares a la plancha con una maravillosa sal en escamas. Lo mas flojo el flna casero, con textura excesivametne firme, mas de pudding. Con el café y un agua con gas, 17.80€. ¿Hay quien de más?

13/06/2009

El francotirador lo descubrió en enero de 2009

Menú degustación

Mi comentario va a ser acerca de la experiencia en el restaurante de este hotel de reciente apertura en Barbastro.
El comedor es bonito y acogedor, mezcla elementos modernistas (el hotel está situado en el edificio del antiguo hotel San Ramón y conserva el estilo) con mobiliario cómodo y actual.
Manteles y servilletas de tela, copas de Schott Zwiesel, cubiertos de diseño Sambonet (incómoda pala de pescado) y vajilla Villeroy&Boch.
Las opciones eran menú del día (20 € sin vino), carta y menú degustación.
Nos decantamos por este último, que en esta ocasión incluía:
-Erizo en su propio jugo (similar a una sopita de marisco servido en el mismo erizo, muy bueno)
-Gamba con kataifi (la pasta envolvía la gamba, creo que algo salado)
-Ensalada de mollejas de pato y granada (correcta)
-Rissotto de gambas y setas (el mejor plato, con arroz carnaroli y buen queso)
-Lubina al orio con verduritas (pescado fresco y correcta cocción)
-Mini-tournedo de buey con salsa de boletus (no preguntan punto de la carne, pero la carne es buena)
-Souffle de chocolate y helado de vainilla (el helado bueno, el bizcocho normal)
Este menú, al precio de 45 € incuye agua, pan e IVA. El pan correcto, nada más.
En el vino optamos por un Enate Crianza 2004 (15 €) que acompañó bien la comida. La carta es muy corta con unos cuantos Somontanos y alguna otra botella de denominaciones clásicas, los precios razonables en su mayoría.
El servicio fue atento y correcto (especialmente el vino).
En general, la comida estaba buena pero las raciones eran demasiado justas.
Se echó en falta algo de personalidad en los platos.
De la misma manera en un menú de ese precio cabría esperar algún detalle como un pre-postre o unos petit fours. Del café lo mejor era la vajilla.
Pese a esos puntos mejorables, es un sitio agradable, con buenas intenciones, habrá que ver como evoluciona.

---------------------------------------------------------------

Este comentario es sobre una cena en la que la gerencia del hotel era otra.

14/12/2010

amazing modernist hotel in the middle of nothing

very nice 4 stars, with avant gardiste decoration.
the gastronomical restaurant is really good, the staff very helpfull and the spa even if very small they leave to you only for one hour! great weekend!