Hotel Sant Ferriol

Jardins de Sant Ferriol s/n, Sant Ferriol, Girona provincia

+34 972 59 05 32

Hotel de cuatro estrellas situado en el corazón de la Garrotxa (Girona). Dispone de 14 habitaciones, diseñadas con un estilo común, que combinan a la perfección el ambiente rural y acogedor con modernos y actuales servicios, como bañera hidromasaje, carta de almohadas o línea adsl gratuita entre otros. El hotel disp...

Ordenar por:

relevancia fecha

24/11/2009

Fin de semana relajante.

Hotel-spa-restaurante.
Es un hotel de cuatro estrellas situado en medio de las montañas con un pequeño spa, ideal para pasar un fin de semana, excelente para hacer excursiones a pie por sus alrededores o en mountain bike, a un tiro de piedra de la ciudad de Besalu.
En el restaurante encontrareis comida tipica de la comarca y a muy buen precio, con un exquisito servicio, puedo recomendar " Galta farcida de botifarra de perol amb timbal de fasols de Sta pau ".
Otra cosa para mi ideal, los moviles no tienen cobertura o casi no tienen.

17/02/2008

Calma

Es un sitio ideal si lo que uno busca es calma. Ideal para ir en pareja y disfrutar de la comodidad de las habitaciones, del spa (muy pequeño para mi gusto y con algunas pequeñas deficiencias de funcionamiento), de una sesión de masaje (en mi caso fue chocolaterapia) y de la carta, deliciosa y razonable de precio. También se puede ir sólo a comer o cenar... aunque para eso pilla un poco lejos. El trato es exquisito, y especialmente en el restaurante.

Cerca del pequeño hotel transcurre algún GR y caminos que llevan a diferentes lugares, como a Besalú, seguramente uno de los más bonitos y el más cercano. Si te aventuras a un paseo, ni siquiera encuentras más gente por él, así que va bien para tomar algo de oxígeno.

25/02/2007

Tigre Siberiano lo descubrió en febrero de 2007

Hotel Restaurante Spa Sant Ferriol

Situado en un lugar silencioso y apartado cerca del precioso pueblo medieval de Besalú, es un pequeño gran hotel de muy pocas habitaciones (14), con un mini balneario en su planta baja, una cocina excelente (carta de vinos incluida) y hasta un mini circuito de golf (¿aún en construcción?).

Son muy atentos con los clientes (música y bombones cada noche cuando llegas a la habitación). Al margen de la carta, te cocinan lo que pidas o te lo suben a la habitación sin cargo.

Pasé allí una semanita el fin de año pasado (2005) y tengo pensado volver tan pronto pueda.

Los precios son un pelín demasiado altos (especialmente en temporada alta), pero se puede decir que vale mucho la pena, especialmente para escapadas de fin de semana.