21/03/2012

Xavi Pérez lo descubrió en marzo de 2012

Comida casera en el corazón de la selva amazónica

Es una casa de comidas a pocos pasos de la plaza de Armas (la plaza Mayor) de Iquitos. Todo allí es local: la cocina, típicamente peruana con especialidades de la región, el público asistente y los precios: un menú de dos platos y la bebida, una gran jarra de zumo de frutas tropicales recién exprimidas, por tan solo 11 soles, unos tres euros.

El lugar se abarrota, sobre todo los fines de semana, pero su diligente personal hace que la espera sea mínima. También destacaría la amabilidad de las camareras explicándonos los platos, era nuestra primera comida en Perú y andábamos un poco perdidos.

Atmósfera muy familiar y agradable.