Este sitio ha cerrado, si crees que esta información no es correcta: ponte en contacto con nosotros

Ver otros restaurantes cocina de mercado en Madrid

Iroco - CERRADO

Inaugurado en 1994, con su célebre terraza, es uno de los restaurantes con mayor encanto de Madrid.

Ordenar por:

relevancia fecha

03/05/2015

Todo un éxito

Es la primera vez que visitamos este restaurante y nos ha dejado un grato sabor y ganas de volver. Fuimos con la oferta del 40% de El Tenedor y nos trataron de maravilla, es una pena que no se pueda acceder a la terraza con esta oferta.
Todos los platos fueron de nuestro agrado (mención especial a la burrata con escalibada y tomate confitado), quizás los postres fue lo único que no estuvo a la altura.

07/06/2014

Mediterranean food in an unbelievable terrace

Iroco is a quiet restaurant, perfect for lunch or dinner plus conversation, great service, delicious Mediterranean style food, good price and with an unbelievable terrace inside an amazing patio in the middle of Madrid.

You can have half dishes if you want, great choice for sharing a salad, as the Crispy Chicken salad that I love, and Tomato with burrata.

For main dishes they have rice, pasta, meat, vegetables and meat to chose from. Rice “socarrat” with grilled prawns is amazing. Or you can order their famous Steak tartar. Or the Mini hamburgers with Miraflores cheese, they are a must.

The desserts are crazy, Chocolate “tronco” with olive oil ice cream or Lime biscuit glaccé are a sure win.

It’s a great idea have a cocktail, as the menu is really assorted and original, I always go with a Campari with orange juice, perfect aperitif.

Price is around 35€ each.

Booking is advisable, especially for the terrace in spring and summer. Enjoy!

08/09/2014

Merece la pena por la terraza

Iroco es posiblemente la terraza para cenar que más me ha sorprendido en Madrid desde que tengo uso de razón… Parece increíble que en el fondo de un restaurante en medio de la C/Velázquez aparezca un espacio aislado del bullicio y tan bien puesto aprovechando árboles y un patio interior de edificios. Como entorno y decoración es un 10.
Sorprendentemente como comida es bastante correcto (aun siendo del grupo VIPS), tiene platos apetecibles, originales y de precio ligeramente caros, pero aquí va incluido el ambiente y localización por tanto es asumible.
Para mí las sugerencias de atún, pecan de muy caras para la calidad que tiene (muy flojito), pese a ser la sugerencia de la temporada.
Sirven medias raciones de casi todo, un detalle que me gusta mucho.

-Nos pusieron de aperitivo una cuchara de gazpacho de fresa, que estaba muy bueno. Y una buena cesta de pan. Otro detalle.
-Nachos de tartar de atún con guacamole, buena forma de mezclar el tarta de atún con nacho y guacamole, es buena mezcla y el atún no estaba tan malo o se camuflaba mejor..
-Ensalada de pollo crispy, el rebozado del pollo muy bueno y crispy.
-Atún rojo vuelta y vuelta… muy flojito, no estaba rojo por dentro, mucho sabor a ‘pescao’ que no atún.
-Tronco de chocolate con helado de aceite de oliva, estaba bien.

Salimos a +-30€ach con café, varias cervezas y agua.

No hay fotos porque apenas hay luz… y no es plan de hacerlas con flash.

27/01/2015

No está mal...

Habré ido unas tres o cuatro veces. La última no me gustó tanto como las anteriores. Menos cantidad y mismo precio. Lo mejor es su terraza.

30/08/2014

Buena comida que se paga

Comer bien, comer algo diferente y en un lugar especial, sin duda se paga. No es para todos los días, pero sí muy recomendable ir alguna vez.
Con terraza exterior en su interior.

08/07/2013

Terraza increíble, comida que no está a la altura

He vuelto a Iroco después de algún tiempo. Hubo una época en que me gustaba mucho, aunque siempre que reservaba a última hora (o incluso con varios días) nunca había sitio en la terraza. No sé si será la dichosa crisis o qué, que a veces beneficia a los perezosos, pero llamé en fin de semana con apenas media hora y no había problemas para reservar fuera.

La terraza es espectacular para estar donde está. Han cambiado un poco la carta, que sobre el papel tiene muy buena pinta, y sobre el plato es correcta aunque no mata. El precio es caro para lo que se come, pero supongo que con un local así en la calle Velázquez te puedes permitir el lujo de cobrar lo que quieras por un plato.

De todo lo que pedimos, los entrantes me parecieron caros y escasos, en cantidad y calidad. Estaban buenos pero sin más: el ceviche pasa, pero quien haya comido peruano rico de verdad esto le va a saber a nada; el tataki de atún normalucho y muy escaso. Pero lo que era de risa era el "sashimi de presa ibérica". Lo pedí porque el nombre me entró por los ojos. Y aunque no está malo (pero sí insípido), es una bonita forma de cobrarte a precio de o-toro un producto que sin más es barato y de la tierra.

En cuanto a los principales, el "arroz socarrat" con gambones estaba muy rico, la verdad, aunque el tamaño de los gambones dejara mucho que desear. El carpaccio muy normal también.

Los postres, de todo: los sorbetes muy buenos de sabor pero molaría que pusieran más cantidad; la tarta de manzana -tipo tatin- con helado de canela buena de sabor pero bastante blandurria y el helado muy pobre, podrían hacerlo mejor. Y el postre de chocolate con aceite de oliva no lo probé pero dijeron mis amigos que estaba bueno y era muy original.

El vino caro, dos botellas de K-naia (verdejo rico para todos los públicos) más de 20 € por botella. No me parece de recibo para un vino blanco que cuesta en el súper mercado menos de 5 €.

Por último, el servicio muy atento y amable. Todos los camareros muy agradables.

En resumen: no es comida del vips, pero casi, y pagas 50 euros por cabeza (con vino y tal). Le pongo cuatro estrellas porque el sitio es súper agradable y el servicio fue muy atento, pero en calidad-precio se merece mucho menos.

06/04/2014

Un deleite para los sentidos

Creo que no exagero ya que la cocina es excelente y el ambiente del local acompaña.

Ya es un plus que puedas comer o cenar en su terraza.

La relación calidad precio es más que correcta y la última vez que estuve cerramos con un gin tonic bien preparado.

05/07/2013

Terraza y poco mas

Estuve cenando hace poco en la terraza del Iroco con unos amigos. La terraza en verano es estupenda, fresca , muy bien decorada, y cuesta bastante reservar ahí. La comida muy normalita, igual que el servicio. El ambiente más bien de gente pijilla. Está bien si vas a la terraza, y para tomarte ahí una copa despues de cenar. Dentro del local para mí no merece tanto la pena.

04/09/2013

Terraza

Si vas, hay que ir a la terraza. Localizada en un patio interior de Velázquez, con árboles y vegetación que disimulan el entorno de la parte de atrás de los edificios. Muy chula.
Comida overpriced, a nada que te descuidas te vas por encima de 50. Pagas el sitio, pero se está muy agustico.

08/07/2012

Mala relación calidad/precio

Estuve en Julio de 2012 animado por las buenas críticas y esperando cenar en su fantástica terraza. El resultado: regular tirando a mal y de relación calidad/precio mal tirando a muy mal. Me explico: llamo y pido mesa para 4 en la terraza para el mismo día y me dicen que completo (comprensible). Luego me confirman que para la terraza hay que llamar con 2 semanas de antelación para el fin de semana. No importa, me ofrecen dentro, cerca de la terraza y acepto. Llegamos, y el personal, amable, nos sienta y nos traen la carta. La mesa, a medio poner, 4 platos, 4 servicio de cubiertos, 1 triste copa y de los platos del pan ni rastro (nunca llegaron y tuvimos que dejar el pan y sus migas en el mantel). La comida: nachos de atun, cebiche y foie para compartir, de buen sabor todo pero muy escaso. De segundo: atun plancha, bacalao, hamburguesa y steak tartar, de bueno buen sabor, buena presentación y muy escaso. De postre, helado y tarta de manzana, buen sabor y de cantidad normal. 4 cervezas y botelle de finca la colina (verdejo) por 20€ que en la cuenta resultaron ser 24 y 2 cafes...200 euros por persona!!! Olé! Vaya toalla! Se podía haber servido la misma cena con más cantidad y un servicio profesional por...no sé....150 euros. En Madrid la oferta gastronómica es casi infinita y desde luego yo a este sitio no vuelvo pudiendo tener más por menos en cualquier otro sitio de la capital. Un arazo!

11/07/2012

Me llevaron hace poco unos amigos cuando fui a Madrid y me encantó el restaurante, había oido hablar de él y de su terraza, pero todavía no me había estado.

Teníamos reserva para 4 en la terraza y nos sentaron enseguida.
Estuvimos en una mesita así un poco más apartada del resto y nos vino genial, ya que era una reunión de amigos que hacía tiempo que no nos veíamos y pudimos conversar tranquilamente.
El ambiente es muy relajado y los camareros fueron muy atentos en todo momento.

Pedimos varios platos para compartir y una botella de vino y todo estaba fantástico, me encantó el steak tartar al estilo Iroco, una auténtica delicia que os recomiendo que probéis.
Después de los postres, nos pedimos unos Gin Tonics para terminar bien la cena.

Nuestra experiencia fue buenísima y quedamos todos encantados, tanto los que íbamos la primera vez, como los que habían estado ya habían estado en otras ocasiones.

Sin duda, repetiré.

01/06/2012

DE LAS MEJORES TERRAZAS DE MADRID

La terraza de Iroco (grupo vips) es una maravilla. Al fondo del restaurante uno se encuentra con un pequeño jardin completamente tapado por árboles y con la suave luz de las velas, lo que le da un encanto especial. Hay mesas mejores y peores, pero si tienes suerte y te dan una de las mesas de las esquinas en las que estás más separado de la gente que en el resto de las mesas, entonces solo te queda disfrutar. Si tienes una cita y no sabes donde llevar a tu rollete/novia, sin duda la terraza de Iroco es una de las mejores opciones.

Me acuerdo que un amigo fue hace poco a Iroco y me decía que no le había parecido tan guay la terraza a lo que le pregunté que me dijera una terraza más bonita en Madrid y el tío no supo contestarme. La gente a veces parece tonta. Lógicamente la terraza de Iroco no es la terraza de un sitio de playa o montaña, es una terraza en el centro de Madrid, en pleno Velázquez y cuando digo que es bonita doy por hecho que se entiende que no estás en una terraza de una isla de Thailandia!!!

La comida, pese a ser del Vips, es correcta. Quizás, si su calidad subiera un escalón más, y si separaran un poco más las mesas, estaríamos hablando de un buen restaurante de Madrid.

No obstante hay que destacar los nachos de tartar de atún, que saben poco a atún pero que llevan una salsa que los hace imprescindibles como entrante. Correctas las croquetas así como los rollitos de langostinos y verduras.

Los pescados no defraudan aunque uno no se espere una maravilla, como he dicho, todos los platos son más que correctos pero no son especialmente deliciosos.

Con las carnes pasa igual, destacando un rico solomillo caramelizado.
Hay un postre que es una bomba pero que me encanta que es la emulsión de chocolate blanco. La cheesecake está muy buena también.

Destacar que sirven unos ricos mojitos por 7€.

Destacar también la opción que te dan de tomar medias raciones de muchos de los entrantes.

El precio es alto para la calidad y para ser del Vips, y es que si pides vino y te descuidas fácilmente puedes llegar a pagar 50 Euros por barba aunque lo normal es pagar alrededor de 40.

En fin, que la terraza es una visita obligada en Madrid. No obstante el restaurante interior también es muy bonito, decorado muy neoyorquino.

Le doy esta puntuación por la terraza ya que por la comida y su elevado precio se merecería peor puntuación.

30/12/2011

Aceptable, pero creo que no volvería.

Me habían hablado bien del sitio y de su terraza pero me decepcionó un poco.
No tuve la oportunidad de cenar en la terraza ya que fui en invierno, con lo cual cenamos dentro.
El sitio es muy amplio y hay bastante espacio entre las diferentes mesas, pero me pareció un local un poco frío y nada acogedor.
El servicio podría mejorar mucho... los camareros no parecían conocer bien los platos de la carta...
En cuanto a la comida, no estaba mal, pero nada del otro mundo, y además las raciones bastante pequeñas! De entrante pedimos croquetas y nachos con tartar de atún... pues venían 2 nachos exactamente con su tartar de atún por encima! De segundo me pedí las mini hamburguesas... como lo indica el nombre.. mini mini!
Lo que más me gustó fueron los postres, pedimos 3 y los 3 muy buenos, sobre todo la emulsión de chocolate.. y aqui sí que las raciones son más que correctas, con lo cual si te quedas con hambre no dudes en pedirte un postre.

La cena nos salió más o menos por unos 40€ por cabeza.
No creo que repita.