Irreale es el primer pub dedicado exclusivamente a las cervezas artesanales en Madrid. 12 Grifos dedicados a 12 tipos de cervezas, desde la mas clásica de trigo hasta una buena negra Stout, pasando para un montón de lúpulo. En rotación ofrecemos Cervezas hechas en micro-fabricas de todo el mundo. Además tendremo...

Ordenar por:

relevancia fecha

22/12/2015

Camarero borde como él solo, comida buenísima.

Antes que nada quiero aclarar que vinimos aquí a cenar, que es un local para tomar cervezas artesanas lo descubrimos a posteriori. No conocíamos el sitio pero fue el único no lleno hasta la bandera por la zona y que nos aceptó a las 11 pm para comer algo.
Anduvimos oteando el percal cuales guiris en Malasaña y aterrizamos aquí.

A pesar de que no había mucha gente tuve que hacer malabares para que el único camarero tras la barra nos hiciese un poco de caso. Preguntamos si podíamos cenar y con cara de pocos amigos nos enseñó la carta.

No atienden en mesa, por lo que nos tuvimos que levantar a pedir la comida a la barra de nuevo. La comanda de la comida me la aceptó muy bien, ayundándonos con cara de agrado (ironía ON) en la elección de los quesos, pero no tanto la de las bebidas cuando intentamos pedir refrescos: su frase dilapidaria la recordaremos siempre - pero ¿sabeis dónde estais?- Muerta me quedé - esto es un pub de cervezas artesanales ¿no lo veis? - y siguiendo con su encanto me señaló una pizarrita donde figuraban las cervezas artesanas que tenían y su correspondiente nevera. Con este servicio da gusto. Sí señor.
En definitiva, que no tienen nada de beber que no sea cerveza, así que muy sonrientes pedimos vasitos de agua. Que majo.

Puede, y sólo puede, que sea un sacrilegio aterrizar en un templo de cervezas artesanas cuando da la casualidad que no te gusta la cerveza. Perdóneme la vida. Pero tambien sirven comida ¿no?

A compartir entre los cuatro pedimos:

- Tortilla de patatas con cebolla caramelizada: muy bien hecha, tostada por fuera y jugosa por dentro con un agradable gustillo dulce.

- Platillo de 3 quesos artesanos: Acompañados de manera muy acertada por almendras y finas láminas de manzana. El precio nos pareció un poco elevado, pero es verdad que estaban buenísimos.

- Fingers de pollo al lúpulo con mayonesa de jengibre: Pollo en tiras rebozado con el lúpulo de la cerveza y panko, con cebolla morada y mayonesa de jengibre. Rebozado esponjoso, nada grasiento…muy rico también.

- Ceviche de palometa con maracuyá y plátano macho: Otro acierto. Bien macerado, con su cilantro y más cebolla morada. Buenísimos los chips de plátano macho.

En total, 4 platos a compartir entre los 4, con 3 ricos vasos de agua y una cerveza (3€) ni 10 euros cada uno. Es cierto que no salimos rodando, pero tampoco nos quedamos con hambre; ni los modales tan agradables del camarero consiguieron enturbiar una comida fantástica ¡Oda al cocinero!

Imprescindible si te gusta la cerveza y además también te gusta comer como es debido (también sirve si no eres un beerlover y consigues superar la cara de susto del camarero al no pedirte un birra)
lesamp.tumblr.com

Antonio Álvarez

Dadle una oportunidad a probar las cervezas, aunque no os gusten encontrarán una que os guste. Y sí, son bastante bordes, os lo dice un cervecero

5 de noviembre de 2015

LeSamp

se nos hizo muy dificil pedir cerveza y hacer así feliz al camarero tras ese recibimiento con cara de acelga, pero cuando volvamos, que volveremos seguro porque la comida es de 10, lo intentaremos! A ver si nos tiene paciencia. Gracias Antonio.

6 de noviembre de 2015

maxastur

Buenas cervezas pero muy incomodo tener soportar la soberbia y la actitud tan bode del que dice ser el jefe. Buscad que en Madrid hay muy buenas cervecerías del estilo...

12 de febrero de 2017

21/04/2015

Buena birra de grifo, plato del día y alegría con el señor Amat

Supongo que si una entrada de un blog se llama "Irreale, Madrid" uno espera que se hable de Irreale, Madrid. Así que eso haremos, que nadie se suicide ni se tire de los pelos ni se lleve las manos a la cabeza ni haga ninguna locura. Pero es que esto tiene tela, hay que contar la historia que me lleva a Irreale.

Vamos entonces con Irreale y luego que venga lo que tenga que venir. Irreale, en la calle Manuela Malasaña, es hoy por hoy el único sitio en Madrid donde uno puede degustar cerveza de calidad con comida de calidad. Y sonando casi siempre una selección de música jamaiquina que hace que al menos uno mueva un poco los hombros mientras bebe. Al menos ¡los hombros!. En Irreale tienen creo que ocho grifos de cerveza artesanal. Cerveza artesanal es la cerveza que hay que beber. Y no porque la industrial sea el mal absoluto, pero pongámonos serios. La industrial está en nuestras vidas aunque sepamos que es mierda. Está en nuestras vidas porque nos ha acompañado en momentos clave. En los descansos de COU los viernes el Rulo, el Guerra y yo nos tomábamos una litrona de Mahou. Y después de la litrona íbamos a clase de Literatura de La Gato. El Guerra no era de clase de La Gato, pero entraba y se sentaba con nosotros, entonces La Gato le decía "Guerra, vete a tu clase", y el Guerra se iba a su clase. Todo lo trajo la Mahou. Y la Mahou nos dio alegrías en parques de botellón. Y la litrona, vacía, era un arma cargada de futuro en otros tiempos, cuando su estallido sonaba "clinc clanc clanc cras" contra las lecheras. No digo que sea bueno ni malo, y me lo contó el amigo de un primo de un primo de un conocido. O sea, que la cerveza industrial ha jugado su papel. Pero si uno se pone serio, craft rules, craft manda, artesanal y se acabó.

En Irreale tienes una selección de grifos potente y una carta que no es que sea la repanocha (la repanocha era lo máximo en la escala de mi difunta abuela) pero que tiene sus cosejas. Y un plato del día para tomar con la birra. El plato del día lo cambian a diario y lo mismo tiene comida peruana que filipina, mexicana o vietnamita o un poco de todo. Platos a tope combinados con birra buena y una cervecita de su pizarra, amplia selección de bone merde, de la que nos gusta a nosotros.

En mi última visita el plato del día fue pollo con salsa de tamarindo y plátano macho. Y de beber, una IPA de Smuttynose, que le iba niquel. Y como sabía a poco, una Raquera. Y de postre, yogur con muesli "casero". Y de fondo Laurel Aitken y Desmond Dekker en la calle Manuela Malasaña, en este barrio de Maravillas (o Malasaña, pero no quería redundar) que antaño fue el reducto de los punks y los skins y los rockers y ahora es todo posmodernor de palo y hipsters que a mí no me caen tan mal pero son eso, hipsters y no chunguers, y cambia, cambia, cambia todo cambia.

Pero ¿cuánto costó todo esto? Yo no lo se. Y no lo se porque me invitó Kiko Amat. Y como me invitó Kiko Amat lo cuento. Resulta que tenemos una asociación en el barrio y queremos invitar a Kiko Amat a que nos de una charleta sobre sus historias, pero Kiko Amat vive en Barcelona y tiene familia, no viene a Madrid siempre, hay que agrupar viajes. Así que escribo preguntando "oye compa cuando vienes" y me dice "ESTOY AQUÍ", es decir, está en Madrid. Aunque no hay tiempo material para montar nada en la asociación, se ofrece para compartir unas birras. Y yo, que admiro a poca gente, digo que palante. Admiro a poca gente porque me he hecho descreído y porque mis admiraciones iban por la línea de Kiko y Simeone y los héroes del doblete, y luego me di cuenta de que en realidad todos éramos unos seres nada ejemplares a los que no hay nada que reprochar. Sin embargo, sigo a Kiko Amat desde hace año porque su faceta articulista es la que debe ser, el máximo defensor en lengua castellana de la primera persona, el articulismo partiendo de la visión egolítica. Lo que recomienda Amat lo busco y lo leo, le doy la oportunidad, porque viene (aunque diez años antes) de donde yo vengo. Total, que si, que no, que si quedamos. Y quedamos y acabo hablando de cánones literarios, progres y trascendencia en una taberna de la calle La Palma, de ahí pasamos a otra y de ahí pasamos a Irreale. Y por eso es bueno Irreale, porque no iría a Irreale con Kiko Amat si Irreale no valiese la pena (pese a que el encargado es un tipo más antipático que simpático, pero se le intuye buen corazón en el fondo), y lo contrarío, si Kiko Amat no valiese la pena no iría a Irreale.

Este blog no es más que un espacio de la red que escribe uno por salir de su desidia habitual entre encorbatados. Y en parte existe porque existe Kiko Amat. Así que de repente pasar con Kiko Amat unas horas tomando cervezas aquí y allá y terminando en Irreale vale la pena. Porque si mola hablar de un sitio es por lo que has pasado en ese sitio, y si mola rememorar un día y no otro es por lo que sucedió ese día. Porque el mucho o poco bagaje literario que tenemos a nuestras espaldas es el que surge de nuestras vivencias, y yo puedo hablar de Irreale intentando ser objetivo (si es que eso existe), o puedo hablar de Irreale en el contexto de la experiencia con un periodista al que se admira, de un buen rato, de una charla sobre literatura y música, sobre editoriales, sobre prescriptores decentes e indecentes, un poco sobre los GRAPO (¿qué conversación de nivel no incluye a los GRAPO en este país?) y otro poco sobre esto y aquello.

Total, que sí. Que Irreale vale la pena. En Manuela Malasaña, al lado de San Bernardo, con el fondo jamaiquino y la madre que los parió.

De momento he aprendido que hay una fórmula del columnismo, que el señor Amat lee dos libros por semana (mi máxima aspiración vital, bueno, o tres), que es dificil encontrar hueco para la música en una vida cargada, que siempre seremos punks, que donde esté un vermouth (quien dice vermouth dice birra o vino) con amigos que se quite todo, y que la literatura buena es la que sale de dentro, de la experiencia propia. Ese es el cánon. Aquí, en este artículo, confluye todo.

guindillasmutantes.wordpress.com/2015/04/17/irreale-madrid

je suis béatrice

Antonio,no se que me gusta más, la crítica gastronómica o todo lo que escribes para enmarcarla ( bueno, sí lo sé). Buena reseña.

14 de abril de 2015

20/02/2015

Cervezacas en ambiente hogareño

Buenísima selección de cervezas, de medias y pintas enteras, de microcervecerías, con 12 grifos y más en botella. Hay una zona arriba, con el baño, una barra grande y taburetes, y otra zona más amplia con mesas en el sótano. El ambiente es acorde, con luz muy tenue.
Hay cocina, y aunque no es variada la carta, al menos los clásicos, tortilla y croquetas, están buenos.
Cervezas quizá un poco caras, de 3 a 4 euros las medias, 6 a 7 las pintas.

06/12/2012

cervezas de todo tipo

Lo mejor la variedad de las cervezas, lo peor, el despiste, 2 rondas de 2 cervezas y ni un panchito, ni un cacahuete, y en otras mesas sí, luego se lo dijimos al camarero, le daremos otra oportunidad otro día :p, además pedimos 2 mini hamburguesas, nada del otro mundo, y eso que tuvimos que pedirlas - recordarlo una vez, que se les había pasado.

De todas formas es recomendable, son muy majetes y controlan de cervezas, el local tiene mesas para estar sentado al fondo, y en la entrada mesas altas. A destacar la peazo tele en la entrada, será para los partidos :D

02/01/2013

Para probar cervezas...

... y de momento, poco más.
Si eres aficionado a la cerveza, y te gusta bucear y probar marcas poco habituales este es tu sitio. Preguntad y dejáos aconsejar, seguro que aciertan.
Eso sí, si además pretendes picar algo, no lo puedo recomendar. Son ya dos veces las que he pasado por la situación ya comentada por @OVerGon: "ser la excepción en las tapas y planos que no terminan de aparecer", y lo peor es que en ambas ocasiones el local no tenía tampoco demasiada gente. Una primera vez se perdona, porque cualquiera tiene un despiste, pero dos seguidas y en menos de un mes es una demostración de falta de rodaje.
Esperemos que corrijan el rumbo en este aspecto porque es un proyecto interesante.
Aún así no está mal para hacer catas de cervezas con los amigos.

20/01/2013

Cerveza

Debo de reconocer que no ibamos a este local, pero echando un vistazo al pizarrin vi una saludable carta de cervezas, ese delicioso manjar que nos gusta disfrutar a muchos. Buena seleccion de cervezas de grifo. Señalar que tienen esta nueva cerveza artesanal de las Rozas, "La Virgen" que tiene buena pinta. Recomendo problarla aqui, ya que es la que beben aqui muchos, por lo tanto hay una sana circulacion de los barriles.
Por lo demas buena decoracion y excelente musica que te permite charlar sin levantar la voz.
Comida reseñable que no abundante para acompañar con estas cervezas de caracter. Precios razonables y como nota negativa (por poner algo), taburetes excesibamente altos en las mesas que aunque son muy bonitas son tambien altas.

30/11/2012

Agradable

Ayer en una primera toma de contacto nos pareció un sitio modernito pero agradable, no muy grande -pocas mesas- pero también en la barra se puede picar algo y tiene bastantes taburetes -de pié todo el rato es un muermo-.

Sólo probamos las cervezas. Primero nos informaron de las que tenían y nos describieron un poco los sabores, ¡bien! y al final decidimos, mi amiga 1/2 pinta de FM Saison pequeña (¿una cerveza en la c/ Valverde? ... ¡1ª noticia!) y 1/2 pinta de Schneider Weisse (trigo alemana).

De la comida aún no puedo opinar pero volveré e intentaré comer algo (he leído que las mini hamburguesitas están bien).

Buenas sensaciones aunque las cervezas son caritas 3-3,5€, en cualquier caso está bien poder disfrutar de esta opción de barril.

05/07/2012

Cerveceria Artesanal

Hoy en dia en Madrid y en el mundo en general llamamos cerveceria a cualquier cosa que sirvan cruzcampo o la marca comercial de turno que tenga el establecimiento....

Pero este es un sitio diferente, es un sitio para que el gran cervecero ( no me refiero a un hombre gordo y que le guste la chevecha) disfrute de verdad... Yo me consideraba un gran cervecero hasta que vine, desde entonces soy un tio al que le gusta mucho la cerveza pero que no tiene ni p... idea en lo que se refiere al zumo de cebada....

Personalmente probé dos cervezas artesanales y no me gustaron mucho puesto que son muy fuertes e incluso un poco amargas, pero el gran cervecero lo sabe disfrutar y sobre todo valorar....

Aqui ninguna cerveza esta pasteurizada (todas las comerciales estan pasteurizadas por muy artesanales que te digan que son).

Por cierto aqui también se puede cenar, ademas la gente que se encarga de funcionar el local son muy majetes y mu simpaticotes...

Muy recomendable para el experto cervecero y para el que no lo es tanto tambié, puesto que asi probaras algo diferente y sabras lo que es la verdadera cerveza. Eso si, alli no encontraras mahou ni ninguna de estas.

Le doy 5 estrellas por la idea tan innovadora, creo que no hay ninguno en madrid que tenga esta cerveza...

26/06/2013

Bar de cerveza

Genial bar centrado en cervezas. Es un sitio bastante nuevo y poco conocido. Local muy agradable, con una selección de cervezas en botella y en barril (hasta 9 cervezas de barril diferentes) que van variando. Y los tenderos saben de cerveza todo lo que quieras y más.

21/08/2012

Uno de los primeros bares de la capital dedicado en exclusiva a la cerveza de tipo artesanal, hasta el que sus responsables han traído algunas de las mejores birras producidas en cervecerías artesanales y micro-fábricas de todo el mundo. Cervezas alemanas, belgas, italianas, americanas, noruegas o españolas; desde la clásica de trigo, las negras estilo porter o scout, hasta auténticas joyas llegadas de monasterios de Bélgica... madriddiferente.com/?p=9030

07/10/2012

excelente

Si conoces el restaurante L'europe, este local no tiene nada que envidiar en su carta de cervezas y un servicio fantástico.
Le pongo 4 * porque fallan un poco en la comida, tipo Tex Mex,que se podría mejorar un poco más la carta, pero las mini hamburguesas están de gloria.

16/06/2012

observatorio cervecero lo descubrió en junio de 2012

Nueva cervecería en Malasaña

Nueva cervecería, 6 grifos de excelentes cervezas que rotan cada semana. Y buena selección de cervezas en botella. Muy recomendable.