Jia Jia Pai Dang

Calle Álamo, 3, Madrid

<m> Noviciado 2 3 10

+34 910 81 53 36

abierto hasta 0h

lun, mié, jue, vie, sáb y dom: 12-0h

11/08/2016

Pilar Monfort lo descubrió en agosto de 2016

Noche de locos con amiga china buscando un chino auténtico en Madrid...

He dado de alta este restaurante por si alguien más osa entrar aquí que al menos encuentre un poco más de información que la que hay disponible en internet.

Este restaurante chino, que está enfrente de Lamian (ahora reformado) en las traseras del mercado de Mostenses es al parecer uno de los restaurantes más auténticos de comida china de la ciudad. La verdad es que he de reconocer que mientras me he dedicado a desarrollar criterio y conocimientos en torno a la gastronomía japonesa, de la china no tengo pajotera idea... Pero lo que sí creo que tengo es sentido común y nociones de cocina medias como para saber que lo que nos pusieron estaba francamente asqueroso y mal hecho...

Pedimos unos tallarines con pollo y verduras y muchas especias; una cacerola (recomendada por la camarera) de pollo y verduras con más especias aun, mucha pimienta de sichuan y muchas guindillas; unas "gyozas" estilo japonés fritas y al vapor y mi amiga preguntó en chino si tenían "mapo doofu", una especialidad de tofu picante de la región de sichuán que le apetecía mostrarme y que nos sirvieron también. Con dos tés verdes y unos trozos de sandía de parte de la casa la cuenta fueron 26€, es decir... 13€ por persona. De risa...

En resumen podríamos decir que todo se caracterizaba por lo mismo: Las cosas pasadas (ya fuera pasta, pollo o gyoza); todo con 1.000 litros de aceite y todo sabiendo muy similar a las mismas especias, sin matices...

Y en la cacerola que nos recomendaron... sólo de pensar en esos trozos de cartílagos de pollo casi sin carne con piel y grasa por todos lados me entran nauseas.

Con esta calidad de comida y con hormigas subiendo por la mesa... feliz estoy de haber sobrevivido sin una gastroenteritis a esta experiencia.. bendito fuego que todo lo purga...

Me niego a pensar que la auténtica comida china es coger partes no nobles de cualquier animal y para hacerlas comestibles echarle litros de aceite (si puede ser frito mejor) y ponerle picante y especias... En fin, mi amiga me dijo que la comida muy mala por lo que sigo buscando encontrar un chino que me sorprenda de verdad sin ir a China...

Por ahora, aquí dejo mi labor humana del día: avisar de mantenerse alejado de este establecimiento aunque te quedes sin hueco en Lamián AKA Soy Kitchen.