Ordenar por:

relevancia fecha

02/05/2016

Una vieja gloria

No sé si Jin Jin ha cambiado con los años o si he sido yo el que lo ha hecho, lo que está claro es que la oferta de chinos chinos hoy es mucho mayor que hace vetetúasabercuántosaños que vine por primera vez aquí.

Imagino que la salida de humos sería entonces la misma que hoy pero y me daría igual salir oliendo a fritanga, hoy ya no tanto; la calidad de los platos será también la misma, no sé, tengo mala memoria, pero hoy no me sorprenden lo más mínimo.

En la última visita, y hacía unos cuantos años que no paraba por aquí, disfrutar lo que se dice disfrutar sólo 1 plato, la lubina al vapor. Las empanadillas a la plancha no están mal, creo que me gustarían hasta si estuviesen mal :P y una brocheta de coliflor y otra de corazones de pollo que tampoco estaban mal. Del resto podía haber pasado que me hubiese dado igual: mollejas de pollo, duras; pasta de arroz con cangrejo, el arroz demasiado pasado y cangrejo poco; la anguila crujiente poco sabrosa y nada crujiente; de esa pizza china tampoco esperas mucho más, pero vaya, que no sé por qué la pedimos.

Lo de la TV es otra cosa que siempre me ha llamado la atención aquí, solo la ponen en chino y para ellos. Porque podrías pensar "no, es para el resto de clientes chinos", pero no recuerdo haber visto nunca muchos chinos aquí y habiendo solo españoles en el comedor están ellos sentados en las mesas también que no pierden detalle. La TV me molesta siempre en cualquier restaurante, en chino un poco más.

Además, yo no bajé al servicio pero mi acompañante sí y me comentaba que solo salía un hilo de agua casi imperceptible del lavabo, sin hablar de la limpieza de los mismos.

Que andábamos por la zona, nos apetecía chino y estábamos cerca. Creo que pasarán otros vetetúasabercuántosaños hasta que vuelva a Jin Jin.

08/06/2016

Pestuzo, grasaza y suciedad

Mayo 2016

Este JinJin fue un fail como la copa de un pino. Además de estar requetesucio y de ser unos antipáticos, la comida está muy regulera y el olor con el que te vas es insoportable.

Antonio Álvarez

Jope, estaba pensando en volver pero veo que los últimos comentarios demuestran que ha bajado

8 de junio de 2016

spider72

hombre, Majestad, "ha bajado" es un decir, por lo que leo no es que haya bajado, es que directamente se han instalado en el magma fundido del centro de la tierra...

8 de junio de 2016

Antonio Álvarez

Iré de nuevo a probar cosillas a ver qué sucede.

8 de junio de 2016

spider72

Ouh yeah.

8 de junio de 2016

1Falces

Lo del olor es escalofriante... me tuvé que bañar en Nenuco para eliminarlo. En serio, teniendo el Wang Wang enfrente...

8 de junio de 2016

03/03/2015

Un chino comment il faut

"Lo primero que sacó fue un arroz con verduras. Que es básicamente mucho arroz con algo de tortilla francesa y verduras secas. Un arroz bien hecho, bien suelto, que gocé mucho ya que tomo pocos hidratos en general, pero en estas salidas están justificados. Segundo, unos dimsum rellenos de carne de no sabemos qué, muy bien hechas, con la masa muy tierna, buena cantidad. Siguiente – iban trayendo las cosas de una en una, no de golpe como suele pasar en estos sitios – cerdo estilo yuxiang, cerdo cortado en tiras con bambú , tiras de pimiento y una salsa algo dulce y con un punto picante que no sabemos identificar pero que estaba lo mejor. Muy sabroso y tierno. Cuarto, pollo estilo gongbao, un pollo con verduras en el que lo que más nos llamó la atención fue que llevaba pepino caliente. No se, nunca tomamos pepino caliente, lo tomamos frío, no lo cocinamos por estos lares. Esto estaba bueno, pero no nos impactó demasiado, más allá de lo del pepino. Y el quinto de la discordia, costillas agridulces, que son lo que el nombre indica, unas costillas con una salsa agridulce que no es la de siempre, sino una especie de caramelización, quedan tostaditas y crujientes, en esto estuvimos divididos, yo di buena cuenta pero la Reina no tanta. Sí, es parecido a los chinos de toda la vida, pero no igual."

guindillasmutantes.wordpress.com/2015/03/03/jin-jin-madrid

15/05/2013

Impresionante

Local muy del perfil de los afiliados a Nuevas Generaciones, un lugar alli donde cualquier joven pijo se iba a sentir como en casa.

Dejandonos de coñas, el local del antiguo y añorado Noodle pero muchisimo mas cutre (no se que han hecho estos chinos que han encutrecido el local, algo le han hecho) y con un tremendo olor a fritanga.

La comida es lo mas parecido a la comida china en un cuchitril en la propia China, nada de snobismos ni florituras comida china tal y como debería ser.

La carta es como la biblia de larga, y el precio de coña... para mi es la alternativa cuando el rey del tallarin esta hasta la bola, no esta tan rico, pero no esta mal.

Altamente recomendable, y si eres de NNGG, pues mejor.

EandradA

Dos veces compré comida para llevar y fueron muy antipáticos, una vez incluso me tragué una bronca familiar del copón. No he vuelto, me da un poco de cosica, prefiero ir al submundo plazaespañero.

16 de mayo de 2013

nindiola

yo, pues no se cual es mas cutre... lucha de titanes en ese sentido.

5 de junio de 2013

EandradA

En el de Pza. España te atienden rapidísimo y no ves rollos familiares raros.

5 de junio de 2013

eat&love Madrid

La calidad de este está muy por encima del de Plaza de España, en nuestra opinión, y siempre han sido bastante majetes.

21 de febrero de 2015

09/04/2013

Abstenerse cobardes

Hay que ponerse las gónadas en el paladar para penetrar en este restaurante, decorado como una austera cantina norcoreana. Tomar la carta con nuestras manos y echarle un vistazo nos enfrenta a un mundo de versátiles fantasías. Cuanto puedas imaginar está aquí representado. Verbena de tendones, pulmón de cerdo, lenguas de pato, patas de pollo, intestinos, agallas de panga, vejigas a la vudú... Un pesadillesco festival de aberraciones que sólo comería un chino (y algún snob del mercado de la boquería), aunque en algún momento todos decidimos otorgar un prestigio al “chino de chinos” y celebrar la presencia de amarillos en sus bares autóctonos. Quien haya visto comer a un chino no parpadeará enfrentado a las peores piezas audiovisuales del gore. Bastaría ver a alguno de ellos en un establecimiento para que se dispararan todas las alarmas, pero me parece que la moda está aquí para quedarse: instalaciones cutres, pobres materias primas, atención enfadosa, desafío a la salubridad... Pero oye, ¡comida china de verdad! Cocina no holds barred. Menú psicópata.

Descartando instintivamente las achuras (y eso que soy un fan de la casquería), pedí las justamente celebradas empanadillas chinas (al césar lo que es del césar), un arroz con marisco en hoja de loto (el marisco eran cuatro langostinos melancólicos y una polémica guarnición de mojama y dátiles arrugados como los cojoncillos de un mono), y sepia con berenjena. Tuvimos que pedir el comodín del público y reclamar el auxilio del camarero (un jovencito con flequillo emo torpe pero bienintencionado) para detectar la presencia de la sepia. Tras una intensiva búsqueda el muchacho señaló con alivio un minúsculo rastro de patitas de calamar mientras confesaba con desarmante sinceridad que “traer poco”.

Falsamente barato, hay que señalar. En esta ocasión evité la excursión al WC. Creo que le daré una segunda oportunidad en uno de esos días de apetitos bizarros en los que me pongo el páncreas por montera.

19/01/2013

Un chino de verdad!

Este resuatrante chino no es como la mayoría que hay en Madrid. A este van chinos a comer y es porque sirven comidas y bebidas que difícilmente encuentras en España. Cocinan como en China y la comida está muy rica. El precio es como el de un restaurante chino normal y los camareros son simpáticos.

15/02/2012

El restaurante en su fachada deja mucho que desear, pero qué chino ha cuidado su imagen? ninguno al menos los primeros que hubo en Madrid... de puertas adentro te das cuenta que los clientes son chinos asi que esto es buena señal...cocinan bien , sin demasiada grasa y cantidad suficiente , servicio rápido y no incordiante como muchos otros que no te estás acabando el ultimo bocado y te retiran el plato o pululean alrededor vigilando a ver si te queda poco o mucho. Tienen un karaoke molón de fondo. ya he ido dos veces y la comida sienta bien! : )

18/03/2011

Un restaurante autentico

Como asiduo comensal en el restaurante Jin Jin ( desde hace ya varios años), conozco muy bien el lugar, su extensisima carta, su ambiente... Que puedo decir de uno de los restaurantes más autenticos de Madrid, donde comer con variedad es tan facil.... claro que abstenerse los que solo busquen rollos de primavera ( que los hay) arroz y pollo con almendras.
El sitio tiene un aspecto tal vez no muy luminoso, pero no es sucio, yo jamas me he encontrado con cubiertos manchados o vasos sucios. Tal vez la falta de manteles (los platos se ponen sobre la mesa, mesas limpias) tal vez pueda causar curiosidad.
El publico que acude a este restaurante de precio muy asequible es muy muy variado, con dos partes diferenciadas: la comunidad china, que es la mayor parte de la gente que va a aqui, desde adolescentes chinos hasta tipos de cara mafiosa o la tipica familia china hasta españoles estudiantes , trabajadores o gente de aspecto no humilde, simplemente buscando gastronomía diferente.
Los precios varian desde los 3 hasta los 12 euros, pero la media es de unos 5 euros por plato y los platos te los llenan bien.
La recomendacion para con los camareros es si podeis pedid consejo sobre todo al hombre de unos 40 años que le diferenciareis por que lleva una camisa blanca de camarero. El resto tambien chino, apenas sabe español y pero este hombre si y os tratara muy bien y agradablemente en todo momento.
La carta estabien traducida y teneis platos que no encontrareis en otro sitio. Recomendaciones hay muchas, desde las empanadillas, el cerdo seco, navajas.... muchas cosas, pero lo mejor es que elijais lo que os apetezca y probeis.
Tambien encontrareis lo que en un chino digamos normal, los rollos, el cerdo agridulce... que la verdad esta tambien muy bueno.
A menudo como un menú aqui, que son 6.95, incluye tres platos, platos tipos rollos , arroz... y esta muy bueno, ideal si como yo a veces vais con prisas, aunque claro, en el menu no hay los platos mas orientales e ir solo por un menu aqui pues como que se quita parte del encanto.

El horario es de 11.30 hasta las 12 y a veces 12 y media de la noche. Podeis encargar comida desde el restaurante, pero no envian a domicilio.
Si tienes silla de ruedas, recuerda que los aseos no estan accesibles, puesto que hay que bajar unas escaleras largas.
En resumen, tras permanecer un mes en China, y sin decir en absoluto que soy un experto, puedo decir que aqui he encontrado sabores que no he encontrado en nigun otro restaurante chino de España y que me recuerda a lo que comi en China, platos sin occidentalizarse, abundantes y con ese sabor que dan ganas de repetir una y otra vez.
Animate a probarlo. Pero si eres de solo rollitos y farolillos, lo mejor es que visites otro restaurante.

16/01/2011

Lo más parecido a una cantina Oriental que puedes encontrar en Madrid

Si buscas un restaurante al uso con dragones, osos panda de cartón piedra, flores de loto y manuscritos milenarios de todo a cien, aderezado con música enlatada no sigas leyendo esta reseña...

Si por el contrario le das menos importancia a la estética, no te importa comer en una cantina/bodega/casa de comidas, te motiva superar las barreras idiomáticas y la indiferencia del servicio, y obvias la sensación de que el local vive por/para el autóctono (que evidentemente no eres tú) este es tu sitio.

La razón por la que estás aquí es la carta, profunda y variada en sus propuestas, con platos sencillos en su elaboración, pero que no encontrarás en la gran mayoría de restaurantes al uso.

Sopas contudentes y excesivas (un bol para dos es más que suficiente), platos sobrios pero inesperados y una buena ración de casquería, tan presente en los mercados orientales y que desaparece de las mesas de los restaurantes mas occidentalizados.

Una experiencia como mínimo curiosa, que para bien o para mal no te dejará nunca indiferente.

23/02/2010

Auténtica comida china

Sitio con pinta ultracutre en la calle San Bernardino, detrás de Plaza de España, sorprende al descubrir su carta, interminable y repleta de delicias genuinamente orientales. A diferencia de otros chinos "auténticos", la carta para chinos está más o menos bien traducida y no te pierdes demasiado. Junto a platos muy ricos (las empanadillas a la plancha o los tallarines están ríquísimos), hay otros que no recomendaría a occidentales, a no ser que seáis amantes de la casquería (véanse las lenguas de pato, los pulmones de cerdo al chile o los intestinos de cerdo salteados...). Al margen de esta carta, cuenta con otra típica de cualquier chino de barrio (rollitos de primavera, arroz tres delicias, y demás). Baratísimo (por 8 euros por persona comimos 2 hasta reventar), e infinitamente mejor que el Submundo de Plaza de España.

21/02/2013

Muy buen chino auténtico.

Ver mientras comes a la familia propietaria haciendo las empanadillas en la mesa de al lado no tiene precio.

11/08/2010

He vivido en China durante 2 meses y tengo que decir que en este chino se come AUTENTICA comida china. Días antes de ir al JinJin, fui al del subterráneo de plaza de España y no hay punto de comparación. El JinJin ofrece mucho mas que comida grasienta e insípida y al mismo precio.

Les recomiendo ir al JinJin si de verdad queréis probar autentica comida china. Pero por favor, si pensáis ir a comer rollitos de primavera, arroz tres delicias y tallarines con gambas... buscad otro chino.

Dejaros aconsejar por la camarera ya que esta todo buenísimo.
Y no os vayáis sin pedir de postre Pastel de calabaza. De los mejores postres que he comido.

Un saludo!

edunardo + seguir 98 sitios, 10 seguidores

11/12/2009

Chino chino

La carta tiene dos partes bien diferenciadas, la china estándar para europeos (rollitos, arroz 3 delicias, cerdo agridulce y demases) y la de sopas, tendones, pulmones, estómagos y demases. Exagero, eh, pedimos de la carta china no europeizada y todo muy bueno. De curiosidad, las bolas de arroz frito son dulces y van rellenos de azúcar oscuro derretido, muy buenas y muy dulces.
Precios moderados y chinos comiendo.

02/05/2009

Un chino casero

Cuando llegamos, el servicio no fue muy simpático y prácticamente hasta el postre la camarera no fue algo maja, pero el camarero sí que lo fue en todo momento. Pedimos un menú y algunos platos fuera de carta. Fue lo mejor, porque la comida del menú no era nada del otro mundo, pero las samosas y las gambas con champiñones estaban deliciosas. La salsa agridulce tiene pinta de er radioactiva y no me convenció nada, pero sí el arroz tres delicias, que no estaba apelmazado y se comía sin sensación de pesadez en el estómago.
El precio, normal tirando a carillo, unos 15 euros por persona.