Joyería Sánchez

Paco J. + seguir 27 sitios

22/03/2012

Paco J. lo descubrió en marzo de 2012

Hace un par de años me compré un reloj de manufactura rusa, automático.

Recientemente se me desajustó el balancín, y dudé entre llevarlo a una joyería o mandarlo al fabricante, pues aún estaba en garantía. Me recomendaron esta joyería, y como únicamente había que apretar un tornillo, pensé que sería mejor opción que enviarlo a Rusia.

Le expuse el tema a la dependienta, quien sin dudarlo me dijo que se lo dejase, que estaba en las mejores manos.

Días más tarde fuí a recogerlo, y me dijeron que me habían ajustado la maquinaria en general. Observé que el balancín se movía con dificultad, y me tocó bastante los huevos comprobar cómo el reloj había sido tratado sin ningún cuidado: Habían hecho marcas sobre el anverso del reloj para abrirlo, y además, metido el destornillador sin ningún tipo de cuidado en la tornillería de la maquinaria, descascarillando la pintura. Bravo, justo lo que quería evitar.

Minutos mas tarde compruebo la razón de que el balancín esté atascado: el manazas del relojero se ha dejado un tornillo suelto en el interior!!!!

Bastante molesto ya, vuelvo a la joyería y le comento lo sucedido, incluyendo el tema de los rayones, etc. Entonces la dependienta me responde con evasivas, diciendo que claaaaro, que estos relojes maaaaalos, ya se sabe, la maquinaria china es una mierda y al relojero le molesta arreglar estas imitaciones. O_o Perdón???????

No me lié a bofetadas de milagro.

Lo primero, el reloj no es chino, sino ruso; a pesar de que las viejas urracas solo hayan oido hablar de Rolex y Omega, estos relojes son bastante valorados por coleccionistas que no solamente se fijan en cuantos miles cuesta, sino en la calidad de construcción, soluciones de la maquinaria y diseño.

Segundo, aunque fuera chino o fabricado en Guatemala, le pregunté a la dependienta si me lo iban a arreglar bien y me contestó que en las mejores manos, no me dijeron que iban a tratarlo como una mierda por no ser de un fabricante suizo.

Tercero, yo no soy relojero, pero cuando tengo que meter el destornillador en algún objeto para abrirlo o atornillarlo, normalmente lo cubro con algo para no dañar la superficie del objeto con la herramienta. Vaya relojero de mis cojo**s, que se supone trata con la mejor maquinaria del mundo, y no sabe cómo narices no rayar una superficie de acero inoxidable!!!!

Por si esto no fuera poco, en el sobre en el que me devuelven el reloj anotan la siguiente leyenda: "lo ha tenido hace poco y ahora tiene otra pieza suelta (mentira, la dejaron ellos suelta). Es un troles. Maquina rusa."

(Ver foto)

Gracias a internet, este tipo de incidentes se pueden hacer públicos rápidamente.

En resumen, no vuelvo a este sitio ni atado.