K.u.K. Hofzuckerbäcker Ch. Demel's Söhne GmbH

Ordenar por:

relevancia fecha

26/08/2011

Dulces tentaciones en una confiteria clásica.

Bonita, con mucha mucha solera. Tartas, dulces, bombones, souvenirs, caramelos de violetas, sachers,strudell, salados, etc. Café, confiteria- que surtia a la casa Real- tienda, etc. Chocolates buenisimos.
Incluso entre los recónditos saloncitos, algo estrechos si hay mucha gente, para tomar un tente en pie o un chocolate caliente, hasta se puede ver una parte de un obrador donde elaboran Sachers, y otros detalles de mazapán o pasta de azúcar. Siempre o casi siempre está a tope, pero cuando abren, con el despertar de la mañana, las terrazas aún están vacias y la parte del café, también. Otras salas están enteramente dedicadas a pequeños dulces y recuerdos. No tiene la suntuosidad del Café Sacher pero suena o parece más natural todo, menos escaparate. Aunque seguramente me equivoco. Todo o casi todo está expuesto y en aras del turismo, del consumo turistico. Un poco imitación a la vida,, como las propias flores de tela que tienen para decorar. Un poco naif, cursi mucho y eso demanda el turista.

07/01/2009

Fernando Encinar lo descubrió en enero de 2009

La mejor pastelería de Viena

En Viena desde hace casi 200 años hay una enorme rivalidad entre Demel y el hotel Sacher por dónde y quién inventó la archifamosa Tarta Sacher (pronúnciese Sajer y para pedirla, Sajertorte). El nombre le viene del hotel Sacher de Viena donde supuestamente fue bautizado. Demel reclama la autoría porque el pastelero que la inventó para el Congreso de Viena de 1814-1815 trabajaba en esta pastelería. Bueno, en realidad lo mejor es probar la Sacher Torte en los dos sitios y ver que no hay tanta diferencia entre ellas.

Demel es una pastelería centenaria que aún mantiene el buen hacer. Llenazo de turistas continuo, se pueden comprar pasteles, chocolatinas y todo tipo de dulces en la tienda pero merece la pena subir a la primera planta a tomar un café y pedir un trozo de pastel, no solo hay Sacher sino mil variedades riquísimas. A mí me encantó la Esterhazytorte, hecha con caramelo. Las camareras, vestidas de estricto negro con cofía blanca, atienden rápidamente y son realmente amables. 2 cafés + 2 trozos de tarta sale por 17 euros, algo más caro de lo que costaría en Vips pero de lejos la experiencia lo merece

02/10/2009

No llegué a deleitarme con su tarta, pero si que me he traido chololate. Además de tartas, hacen chocolate a la tarta y venden todo un surtido de bombones, chocolates, caramelos, pétalos de violeta confitados.. Adem´sa es preciosa!