Ordenar por:

relevancia fecha

04/02/2018

Una locura, un disfrute...pero que se paga, claro.

Kabuki es una locura, un disfrute. Ya si fuera más barato sería una cosa impresionante, pero claro, la calidad, el siti9 y la imaginación se pagan...y es normal.
He ido tres veces a kabuki Wellington en mi vida, la primera fue una desilusión, pero probablemente por la elección, las dos últimas veces y en concreto en esta última he disfrutado como una enana. Y es que me reafirmo en que en kabuki sobre todo disfruto con los usuzukuri y con los niguiris (sin desmerecer al resto de la carta).
Para empezar disfrutamos con un usuzukuri de bocata de calamar, graciosa interpretación aunque difícil de comer con palillos sinceramente y el personal no ayudaba a pedir una cucharita para ayudarse a rebañar, puesto que en cuanto quieres intentarlo ya te lo han quitado. También espectacular aunque difícil de comer el usuzukuri de sardinas con migas. Increíble el tartar de atún, bien aliñado en su punto medio de picante, con unos trozos grandes perfectamente cortados que una vez que los pruebas, de forma irremediable sale una lágrima en ti. Soy algo exagerada, pero es así. Muy bueno el sushi variado, con tres nigiris de atún toro que quitan el sentido, un niguiri de gamba blanca y otro de vieira especialmente reseñables. En el apartado de niguiris diferentes, el como siempre, espectacular de escolar negro (pez mantequilla) con trufa, un clásico que él invento y no he dejado de ver en forma de malas copias por aquí y por allá. También nos gustó un sobresaliente niguiri de mero con tocino, una mezcla sorprendente, grasa pero impresionante. Nos decantamos a su ve por una buena y algo diferente la tempera variada, con verduras menos habituales como una rica mazorca o una remolacha, aunque demasiado cara para el nivel, más bajo de lo normal y no es que no me guste la tempera, para nada, he cenado en un dos estrellas michelin de Kioto especializado solo en tempera que era una absoluta locura. Por último un black cod muy bueno, aunque de nuevo por debajo del nivel del sushi. No pedimos postre, porque no creo que sea el sitio (si me equivoco, háganmelo saber).
Servicio muy estirado, demasiado, incluso de esos que te hacen sentirte incómodo y que son incapaces de sacar una mueca de simpatía. Una pena.
En el apartado de vinos, amplia selección de vinos, caros, no tan caros, cervezas, sakes....y todos ellos seleccionados para no vaciar tu bolsillo...a no ser que uno quiera hacerlo de propia voluntad.

Kabuki si se pide bien es un sitio para dejarse llevar, para cerrar los ojos y disfrutar.

Servicio: 5
Local: 6,5
Bodega: 8
Cocina: 8
RCP: 6
Precio medio: 80-90 euros pp

24/04/2017

El mejor Japo de Madrid

La visita a Kabuki Wellington es obligatoria para cualquier amante de la cocina Japonesa. Ricardo Sanz sorprende con recetas fusión y clásicos ejecutados a la perfección.
Probamos el atún picante con huevo de corral y papa canaria que estaba para morir del gusto.
Después tomamos una selección de nigiris; Salmón, maguro, vieira y el típico de huevo con trufa (que es un clásico de kabuki). Todo buenísimo.
Fue una cena ligerita en la barra pero me quedé con muchas ganas de volver y probar maravillosos sashimis y usuzurukis que vimos pasar.

Miss Migas

Si no es indiscreción... a cuánto cotiza la cena ligerita?

24 de abril de 2017

Raquel Perez

pues fueron unos 60 por barba bebiendo cerveza. A ver... barato no és. En kabuki si vas a pegarte el homenaje sales a unos 90 o 100 euros.

25 de abril de 2017

10/10/2016

Calidad..!!

Como he comentado en miyama y sushi 99, este es mi podium.
he probado ambos, y como homenaje disfrute mas en el de presidente carmona, cierto es que iba con mi compare y por aquel entonces nos regalabamos cumpleaños de este tipo, sin escatimar, salimos cual ratas de alli y disfrute máximo, pero como local es mucho mas bonito el del wellington.
No hay fallo, aciertas seguro..!!

10/07/2017

Los mejores nigiris

2 junio 2017

Fuimos invitados y nos prepararon un menú cerrado bastante largo donde pudimos probar muchas cosas. Algunos platos realmente impresionantes, otros no tanto pero sólo por probar sus nigiris compensa la visita. Por esa triada de nigiris haría cualquier cosa :)

02/06/2016

Comida superlativa. Precio prohibitivo.

nueva visita... mayo 2016.....
Casi sin palabras. Impresionante todo. Menos mal que no pagaba yo...!!

Sr.Olivares

A cuanto está el menú? parece un poco corto, no¿? (veo mas fotos que platos se anuncian!)

3 de junio de 2016

spider72

Pues aquí con un poco de cuidado no sale tan caro...

3 de junio de 2016

Avelio

O sea que no es un sitio como para decir "pon lo que te de la gana"

3 de junio de 2016

spider72

Bueno es que haces eso y no sales vivo...

3 de junio de 2016

Alexo

Creo que no tiene un menú cerrado. En nuestro caso, en una comida de empresa, se pidió a elección del Itamae, chef o lo que queráis. Yo no se quien esta al mando de la cocina ahora. Ricardo no estaba ese día por ahi. Con varias botellas de champan y un blanco alemán de cuyo nombre no puedo acordarme y acabando hasta las orejas creo que salió la broma a algo mas de 250 por barba. Bien pagados...? eso según criterios personales... lo que esta claro es que es, hoy por hoy, uno de los restaurantes mas caros de Madrid.

3 de junio de 2016

11/08/2017

Que guay!!!

Una terracita en el Hotel Wellington ,muy bien los refrescos ,pero es caro,si te quedas a comer es todo fresco,hacen la compra a diario

Alexo

Wtf......??

15 de agosto de 2017

26/04/2015

Buena fusión hispano-japonesa pero no excelente. Si desaparece la trufa del mundo, kabuki también lo haría. Servicio ruinoso.

Comida de Viernes y lleno hasta arriba. Camareros desborados y 15 min. sentados en la mesa sin carta y esperando a que alguien se acerque...

Servicio (perdonadme la palabra) de mierda. Gracia a Dios que hay un sumiller japonés que es una excelente persona y profesional que cuidó de nosotros durante la comida después del desplante inicial de 15 minutos ignorándonos en un Estrella Michelín en el que nos dejamos casi 600€ 3 personas.

Comida con altibajos. Este señor inventó unso nigiris de trufa y unos usuzukuris muy muy ricos que mantienen el restaurante a flote. Cierto que son adictivos... pero yo sólo iria a comer eso y me olvidaría de todo lo demás...

Un entrante de mini rodaballos que nos estuvieron repitiendo a todos durante toda la tarde... Pagas por 15 gramos de mini rodaballos casi 16€ si no recuerdo mal. Y no sabe a nada... tiene que untarlos con sal de wasabi para que sepa a algo. De nuevo postureo gastronómico sin sentido (que harta estoy de esto en España por favor... Haces esto en América y se rien de ti...).

Usuzukuri ricos (bilbaina y pan tumaca) pero nada impresionantes... Las salsas españolas están muy ricas, ya lo sabemos todos, pero matan el sabor de pescados de mucha calidad. Aun sí son disfrutables.

Nigiris como he dicho adictivos (triada de huevo de codorniz y trufa, pez mantequilla y trufa y hamburguesa de wagyu con tomate). El de hamburguesa me sobró y creo que no funciona, y y de nuevo es postureo mal pensado culinariamente hablando.

Gindara o bacalao asado con miso rico, pero el del 99 Sushibar o Miyama está mil veces más rico...

Postres horribles... (todo se lo hace Oriol Balaguer). Nada japonés. Preguntamos y nos dice el camarero que los japoneses no comen postres y que fue lo más dificil, encontrar algo dulce japonés... Me encanta ver como la gente engaña a los comensales apoyándose en sus estrellas Michelín y todo el mundo traga y asiente como corderos... Hay cientos de elaboraciones dulces japonesas. Si bien no son muy asiduos al postre, sí que los son a los dulces (Tokyo es junto con Paris la capital del dulce...). Los hay tradicionales, como el mochi, el dorayaki, el dango, anmitsu, karumeyaki, warabi mochi, kasutera, anpan, meronpan... y muchos otros, y elaboraciones occidentales con toques japoneses o asumidos por los japoneses como suyos, como el Mont-blanc, shortcake, partfait, etc. que hacen a su manera usando ingredientes como el sésamo negro, el té verde, el azuki, el kinako o el tofu, entre otros.

Carta de postres aburrida. Pedimos el Jardín japonés y nos ponen un postre mal equilibrado en sabores, plano y aburrido, con un nombre con más postureo que cerebro detrás de su concepción.

Menos mal que vemos un atisbo de estrella Michelín en la carta de tés... menos mal... Té sencha con hojas de sakura que pensamos que nos haría salir con un buen sabor de boca.
Ni petit fours ni leches... La cuenta y... sorpresa final...
75€ de más en la cuenta... (les parecería poco a los muchachos los 600€ que nos gastamos...). Hay que estar más atentos que menos mal que, a falta de petit fours nos entretuvimos mirando la cuenta, porque muchas veces en sitios así ni la miramos y en este caso nos hubiesen metido el palo... (ya ni en un establecimiento así te puedes despistar!)

Le pongo tres estrellas porque para lo que cobran y para tener una estrella Michelín, el restaurante está OK por los pelos. Si costase la mitad tendría 4 estrellas (dejándonos 15 minutos sin atender nunca le daría 5 estrellas ya que ni en un chino cutre te hacen eso...).

Y si la experiencia hubiese sido buena y el servicio mejor, le daria 4 estrellas al precio que tiene. Tampoco cinco, porque la comida tiene muchos altibajos, carta de postres ridícula, y algunos platos que no son de 5 estrellas ni mucho menos...

Lo dicho, sólo para ir a comer nigiris de trufa y beber té. A lo mejor si aunan ambas cosas sacan un concepto de restaurante nuevo... Que parece que no paran de sacar réplicas de Kabuki hasta en el aeropuerto!

Dios mantenga la trufa alejadad de la extinción, por el futuro de este restaurante.

spider72

Joé pues si que te has despachado a gusto...qué desastre,

27 de abril de 2015

Pilar Monfort

Spider, la primera sorprendida fui yo... En mi vida me hubiese imaginado que se olvidaran de nosotros tanto tiempo y verles tan estresados, desinformados y patosos... Y como sabéis, soy una golosa, y esos postres son descorazonadores.
Pero oye, que también digo que tienen unos nigiris espectaculares! :)

28 de abril de 2015

Antonio Álvarez

A mí me encantó, tendré que volver

28 de abril de 2015

Lady Spider76

La última vez no nos decantamos especialmente por los niguiris y nos salió la cena más redonda, de sabor y de precio...Y los 15 min de espera en Kabuki es común a todos. Te sientas y pasa un rato hasta que te atienden. A mi me ha pasado casi siempre....o siempre.

29 de abril de 2015

29/12/2014

Esto si es sushi...

Mi hermana que no come carne, ahora, además de seguir sin comer la mayoría de las carnes(aceptamos pollo como animal de compañía), no puede comer "nosecuantosmilmillones" de alimentos, por distintas intolerancias y alergias varias, dentro de los permitidos está el marisco y el pescado azul, todo ello unido a su adicción por la comida japonesa hizo que decidiéramos reservar en Kabuki.

Nos sentaron en la zona de las cristaleras que dan a Velázquez, lejos del bullicio, me hubiera gustado sentarme en la barra, pero éramos cinco con lo cual era muy incomodo. Lo primero que tengo que decir es que la atención fue estupenda, fueron súper amables con mi hermana, buscando alternativas a los platos y salsas que no podía tomar, sustituyendo, eliminando o modificando ingredientes..

Pedimos,

- Sashimi de salmonete, buenísimo, fresquísimo, con un sabor muy delicado, la presentación muy curiosa, un poco escabrosa, pero a mi me hizo gracia.. Venía acompañado de un niguiri de su piel tostada.

- Usuzukuri de vieira con sal de chorizo, bueno, aunque la sal de chorizo no es tal, es mas bien chorizo deshidratado y triturado, se queda un poquito duro ( se puede hacer en casa, yo lo he probado con jamón y baicon, se meten en el micro hasta que estén secos y luego se tritura)

- Sashimi de atún, espectacular, los trozos eran hasta bonitos, todos tan rojitos, tan iguales.. Esto si es sashimi de atún rojo y no esos trozos grisáceos que te intentan colar en otros sitios..

- Atún, huevo y papa canaria, buenísimo y sorprendente mezcla, para algunos el mejor plato de la cena, nos trajeron un cuenco a cada uno, si queréis probar muchas cosas yo optaría por compartirlo.

- Un niguiri para cada uno de huevo con trufa y pez mantequilla con trufa.

- Un futomaki de huitlacoche, para mi totalmente prescindible, es bastante pesado, no me acabó de convencer la mezcla.

- Makis de toro y cebolleta.

- 1 Niguiri de toro flambeado, 1 de vieira, 1 de salmón y dos de tuétano, estos últimos también prescindibles, yo esperaba una salsita sobre el tuétano, pero eran dos trozos de tuétano muy grandes encima del arroz, demasiado heavy para mi...

Todo esto, mas dos botellas de vino, tres cervezas, aguas y cocacolas, ascendió a 68,62.-€ por cabeza, un precio muy razonable, hay que tener en cuenta que no nos pusimos súper morados pero el día después de Navidad nuestra capacidad estomacal estaba mermada...

Sin duda, para repetir, la próxima en la barra...

Gath

Buen sitio KW y buena experiencia.

29 de diciembre de 2014

Rosalía Martínez (Pi...

tu gozando en Madrid y yo en Sevilla, Cris :)

29 de diciembre de 2014

Cristina

Ahora de nuevo en Sevilla por unos días.. A ver sí nos cuentas algún descubrimiento sevillano!

29 de diciembre de 2014

spider72

Por ese precio regalazo...y eso que el Salmonete es de lo más caro de la carta (y a mí de lo que menos me gusta...)

La próxima pide el maridaje de Sake...sube un poco la cuenta pero es una experiencia genial...

29 de diciembre de 2014

Cristina

Me lo apunto para la próxima!!!

29 de diciembre de 2014

Cristina

Nosotros ese no lo probamos, aunque esta como uno de los más recomendados..

23 de febrero de 2015

nanoc

si, es que me equivoqué de comentario! y lo intenté borrar pero se quedó pillada la página. Subsanado.

23 de febrero de 2015

10/04/2015

Sorpresas te la vida. A mi me ha gustado mucho y eso que iba acongojado.

09-04-2015

Nueva visita a Kabuki y de nuevo se confirman algunas cosillas:

1.- Lleno hasta la bandera. Y era jueves. Es cierto que no tuvimos problemas en reservar el día anterior en barra.

2.- No hay ningún japo que le haga sombra en conjunto. Ni sushi99 ni ningún otro. Hay sitios como Kimura con un sushi perfecto, locales como Miyama que dan muy buen nivel y platos calientes fantásticos como la gamba tigre del mencionado sushi99 pero ninguno en conjunto supera a Kabuki Wellington.

3.- Con un poco de cuidado, puedes comer muy bien por bastante menos de 200 eur dos personas. No es barato, pero pagué más en Sushi99 por algo de mucha peor calidad.

A lo que vamos.

No nos extenderemos sobre el local, cuidado aunque ya un poco déjà vu porque aunque fue pionero ha sido imitado una y mil veces. Sobrio, sin estridencias con una barra cómoda que sin embargo no permite ver trabajar a los sushi men más que los retoques finales. Aún así siempre recomendaremos la barra a la mesa.

La carta, extensa y para todos los gustos y todos los bolsillos. Cuidado con lo que eliges...aunque en general son precios asumibles en la mayor parte de los casos.

Carta maravillosa de sakes con un sumiller diferente de la persona que se ocupa del vino (aquí no puedo dejar de recordar el bochorno de Sushi99 y con sus "emmmm emmmm" cuando pedimos que nos recomendaran un sake espumoso).

NUESTRA OPCIÓN:

USUZUKURI VIERIA CON SAL DE CHORIZO (MEDIA) + USUZUKURI CON ALGAS (MEDIA). 6 cortes por cada media, suficiente para dos personas de sobra. Ahora le ponen el pie de la vieria y me da un poco de repelús. Prefería antes cuando sólo servían la carne blanca. 14 eur cada media.

TARTAR DE TORO CON TUÉTANO, media. Muy correcto pero el tuétano se pierde con el wasabi. Muy cansino de comer. No nos dijo demasiado. 28 EUROS.

TEMPURA UDON. Esperábamos una tempura y nos llegó...¡un ramen!. El mejor que he probado hasta la fecha, Contundente, lleno de sabor. Con verduras y enormes gambones en tempura dentro. Una delicia. Esto es un must. Servido además en dos cuencos separados al ver que era para compartir. Un doce sobre diez. 17,40 EUR.

NIGIRIS. Todos maravillosos sin excepción. Perfecto el arroz y maravilloso el pescado. A mi me costó comerme el de erizo pero si sois "ericeros" os va a encantar. 8 piezas 37 EUROS con una calidad fuera se serie. LA mejor anguila que he probado hasta la fecha.

SAKES. Se nos fue un poco la olla y nos bebimos 3 botellas. La última sobró por completo. Dos botellas de NINKI ICHI ESPUMOSO. Fresquito y dulce, casi un champagne. Perfecto para aperitivo y para lo que se tercie. 22.10 EUR CADA UNA.

NIGORI SAKE frío y sin filtrar. Una pasada...pero 44.20 EUR.

De postre CHOCOLATE CON CHURROS. Unos mini churritos para mojar en un polvillo de te verde y luego en una taza de chocolate. 7.70 EUR. Carete pero divertido que duda cabe.

TOTAL DOS PERSONAS: 213 EUR. Y ya no se podía comer más. Yo creo que sobró una botella de Sake y al menos el tartar. Es decir confirmo que por 150 eur dos personas pueden comer más que bien en Kabuki. RCP más que buena.

DETALLES QUE NO SE VEN PERO ESTÁN:

- Cada opción es emplatada de forma diferente y las raciones para compartir son todas servidas de forma individual.

- Sake. Sake y Sake. Kabuki sin Sake no es Kabuki. Perfecta la forma de servirlo, de botella a jarra enfriada en un cubilete de hielo.

- Ayer estaba Sanz-San y estaban todos más tensos que el chandal de Belén Esteban en Gran Hermano VIP, aún así simpatía de todo el personal...una gozada.

KABUKI SIGUE SIENDO NUESTRO JAPO PREFERIDO. VENID.

*******************************

El 11870 es como los virus de las pelis de zombies...poco a poco te infecta y hace que condicione cada una de tus decisiones:

Pasas rápido por el lineal de pan bimbo porque como no es de panic te dan arcadas (¿como has podido estar décadas comiendo ese cereal de tercera?)...

Piensas en cancelar reservas de sitios top por críticas de otros, que al fin y al cabo ni siquiera conoces (a los otros, no a los sitios) y te vas con ilusión a verdaderas pocilgas (eso sí con una comida maravillosa, Miss Migas style) que hace unas semanas no pasarías ni con traje NBQ (esto para los que no han hecho la mili es Nuclear-Bacterilógico-Químico).

Antes disfrutabas en una terraza. Ahora te sientas a tomar lo que sea y piensas "Acme tiene razón, esto es una mierda pinchada en un palo".

Pues nada, después de leer comentarios demoledores, el sábado me invitaron a cenar en Kabuki. Y esto fue lo que pasó.

Local. Normal. Creo que hace años era rompedor. Ahora no es que sea feo, pero ya no sorprende. Estética muy sencilla: mármoles claros y oscuros y mesas y barras dispuestas en dos pisos, el de arriba queda un poco bajo de techo. Enorme barra de sushi que te permite ver como elaboran cada plato, aunque queda un pelin alta a la vista. Aún así a mi me gusta más que la mesa, que por cierto son negras y no muy cool.

Servicio. Impecable. Estaría gracioso. Aquí sí veo la estrella.

Vale que iba con una amiga que debía ser Ronin en su tiempo libre porque nos saludó hasta el tato (¡como me gusta eso de que te hagan la rosca!), pero tuvieron un trato impecable (siempre me acuerdo de los bordes del Diverxo cuando pongo esto).

Nos dejamos aconsejar (total no pagaba yo, así que como dice Frankie Goes to Hollywood, relax).

Es imposible detallar lo que pedimos, porque los nombres se las traen, pero más o menos esto fue:

- Sashimi de vieiras a la plancha con sal de chorizo. Más rico que un pecao. La vieira calentita con crac-crac de sal...contraste total y pura fusión.

- Sashimi de vieiras (again) pero con una sal esta vez de algas. Pues lo mismo...el sabor cambia totalmente solo con los polvitos de sal...muy rico aunque me gustó más la de chorizo.

- Sashimi de salmonete. Presentación alucinante. Me pregunto si es el mismo salmonete o con cada uno es diferente...porque el cuerpo del pez es el envoltorio...te ponen un bicho entero y todo el centro es el sashimi...y el animalito te mira con su carita mientras te lo comes...muy rico, muy fresco puro Koji Kabuto.

- 2 niguiris de toro y 2 niguiris de ventresca, el último con arroz tostado en café con leche.

El primero rico sin más (a ver...muy bueno pero también muy visto, y eso que se supone que es uno de los platos estrella de R Sanz) el segundo excelente...de nuevo sorpresas...el sabor del pescado junto con el sabor del arroz frito y crujiente en café...un 10.

- Tartar de atún con huevos poché (no se llama así pero chicos, es lo que te dan). Un cuenco de respetable tamaño. Contraste del atún crudo con el huevo poche...joé que me gustó mucho. Parece que comes huevos con jamón.

Bebida.- Nos dejamos aconsejar con una degustación de sakes fríos...pensé que esto iba a ser un hachazo tamaño Juego de Tronos, pero al final no fue para tanto.

Tomamos medias botellas de sake frío normal, sake frío sin filtrar (muy curioso porque es blanquecino y de textura más lechosa) y un par de tipos más que también estaban perfectos. Impecable la presentación...con enorme fuente de hielo picado para que se mantenga óptimo. Muy interesante las explicaciones del sommelier de sakes...al parecer la nueva moda en NY es beber sake en vez de vino porque es más natural y tiene menos sustancias chungas que el vino. Veremos si llega la moda aquí.

Precio: saliendo llenos (the sparrow group no se lo termina ni locos) y con café y té verde 183 euros. Y la cuenta subió por el tema Sake.

Conclusión: a mí me gusta. Y me gusta bastante tirando a mucho. Entiendo que ahora no es tan rompedor como hace 10 años y que hay sitios como Nikkei en su día, Kenas e incluso Shikkus o Sushis99 que imitando-imitando y añadiendo sus propios giros le han quitado el factor sorpresa.

Aún así yo cene requetebien, me mimaron mucho y me sentí muy a gusto. Por 90 eur por persona me parece una RCP aceptable...una cena comme il faut...

Yo volveré.

Lady Spider76

Pues si vuelves me apunto!

7 de julio de 2014

acme

Si es lo que yo digo. Con los japos y similares no hay consenso. A mi me gustaron Kabuki Carmona y Kena. En cambio 99SushiBar de Hermosilla más bien fá que fu. Y hay gente que todo lo contrario. Quiero ir a Soy y cerrar el tema éste de japos que no conduce a ninguna parte. Ya he decidido que una vez acabada la tarea, Yokaloka y punto pelota.

7 de julio de 2014

volga

Lo cierto es que es un restaurante caro (o como se dice por aquí con una RCP algo descompensada), pero no es un farol, tiene calidad, y Ricardo Sanz tiene algo que decir. Yo he ido un par de veces y es verdad que yendo invitado (una de las veces) se disfruta más, sin mirar cuánto te gastas.
La sala a mí me parece oscura por todo lo que has comentado (techos bajos, muebles negros, luces bajas) y quizás pierde algo la experiencia.
Me sorprende un poco lo de las 4 estrellas, cuando merecería 5, pero aún no he probado 99 sushi bar así que igual tienes razón y este este por encima.

7 de julio de 2014

Lady Spider76

Que razón llevas Acme....yo reservé en Soy pero luego me arrepentí, es decir, tenéis que tener en cuenta que yo voy con mi arañita y si lo meto en una nave a pagar 180 por una cena....creo que me quema viva en la hoguera.

Son de estos sitios en los que yo sé que voy a comer fenomenal, pero el entorno cuenta, y mucho, para pagar 70 palos por persona más bebidas. Digo yo.

7 de julio de 2014

Yanzoo

A Soy hay que ir, es diferente al resto. Puede gustar o no, pero tiene estilo propio.

7 de julio de 2014

volga

Y el Soy, aunque se meta en el mismo saco que Kabuki (de los japos caros) no tiene mucho que ver. Kabuki tiene muchas mesas, muchos camareros, una carta larga... mientras que Soy es tan mínimal (pocas mesas, menú cerrado) que cualquier cambio puede cambiar la experiencia. Por ejemplo, cambia mucho que te atienda en la mesa la mujer de Pedro Espina o la otra camarera. A mí me tocó la otra (hablo al menos de hace un par de años) y la experiencia no fue de 5 estrellas, y no me quedaron ganas de volver (aunque igual pruebo de nuevo por la lotería de que me toque que me atienda la mujer).

7 de julio de 2014

Yanzoo

Víctor lo has clavado! Creo que el menú cerrado es sólo en cenas. Yo estuve a finales del año pasado y aunque hubo cosas que no acabaron de cuadrarme es un sitio muy diferente que transmite buenas vibraciones a pesar de la camarera que siendo correcta le falta el estado zen del entorno...

7 de julio de 2014

volga

Sí, el menú es para cenas, para comer creo que hay carta y hasta opción de barra de sushi. Pero considero que la experiencia de Pedro Espina es el menú de la cena (de temporada). 4 o 5 mesas por noche en un espacio en calma y de decoración casi nula... Vamos, nada que ver con el faranduleo del kabuki.

7 de julio de 2014

Lady Spider76

Bueno por lo pronto ...nos vamos el jueves a Kabuki otra vez.....ya os contaré qué me parece.

8 de julio de 2014