Ordenar por:

relevancia fecha

24/04/2017

El mejor Japo de Madrid

La visita a Kabuki Wellington es obligatoria para cualquier amante de la cocina Japonesa. Ricardo Sanz sorprende con recetas fusión y clásicos ejecutados a la perfección.
Probamos el atún picante con huevo de corral y papa canaria que estaba para morir del gusto.
Después tomamos una selección de nigiris; Salmón, maguro, vieira y el típico de huevo con trufa (que es un clásico de kabuki). Todo buenísimo.
Fue una cena ligerita en la barra pero me quedé con muchas ganas de volver y probar maravillosos sashimis y usuzurukis que vimos pasar.

Miss Migas

Si no es indiscreción... a cuánto cotiza la cena ligerita?

hace 7 meses

Raquel Perez

pues fueron unos 60 por barba bebiendo cerveza. A ver... barato no és. En kabuki si vas a pegarte el homenaje sales a unos 90 o 100 euros.

hace 7 meses

10/10/2016

Calidad..!!

Como he comentado en miyama y sushi 99, este es mi podium.
he probado ambos, y como homenaje disfrute mas en el de presidente carmona, cierto es que iba con mi compare y por aquel entonces nos regalabamos cumpleaños de este tipo, sin escatimar, salimos cual ratas de alli y disfrute máximo, pero como local es mucho mas bonito el del wellington.
No hay fallo, aciertas seguro..!!

10/07/2017

Los mejores nigiris

2 junio 2017

Fuimos invitados y nos prepararon un menú cerrado bastante largo donde pudimos probar muchas cosas. Algunos platos realmente impresionantes, otros no tanto pero sólo por probar sus nigiris compensa la visita. Por esa triada de nigiris haría cualquier cosa :)

02/06/2016

Comida superlativa. Precio prohibitivo.

nueva visita... mayo 2016.....
Casi sin palabras. Impresionante todo. Menos mal que no pagaba yo...!!

Sr.Olivares

A cuanto está el menú? parece un poco corto, no¿? (veo mas fotos que platos se anuncian!)

3 de junio de 2016

spider72

Pues aquí con un poco de cuidado no sale tan caro...

3 de junio de 2016

Avelio

O sea que no es un sitio como para decir "pon lo que te de la gana"

3 de junio de 2016

spider72

Bueno es que haces eso y no sales vivo...

3 de junio de 2016

Alexo

Creo que no tiene un menú cerrado. En nuestro caso, en una comida de empresa, se pidió a elección del Itamae, chef o lo que queráis. Yo no se quien esta al mando de la cocina ahora. Ricardo no estaba ese día por ahi. Con varias botellas de champan y un blanco alemán de cuyo nombre no puedo acordarme y acabando hasta las orejas creo que salió la broma a algo mas de 250 por barba. Bien pagados...? eso según criterios personales... lo que esta claro es que es, hoy por hoy, uno de los restaurantes mas caros de Madrid.

3 de junio de 2016

11/08/2017

Que guay!!!

Una terracita en el Hotel Wellington ,muy bien los refrescos ,pero es caro,si te quedas a comer es todo fresco,hacen la compra a diario

Alexo

Wtf......??

hace 3 meses

26/04/2015

Buena fusión hispano-japonesa pero no excelente. Si desaparece la trufa del mundo, kabuki también lo haría. Servicio ruinoso.

Comida de Viernes y lleno hasta arriba. Camareros desborados y 15 min. sentados en la mesa sin carta y esperando a que alguien se acerque...

Servicio (perdonadme la palabra) de mierda. Gracia a Dios que hay un sumiller japonés que es una excelente persona y profesional que cuidó de nosotros durante la comida después del desplante inicial de 15 minutos ignorándonos en un Estrella Michelín en el que nos dejamos casi 600€ 3 personas.

Comida con altibajos. Este señor inventó unso nigiris de trufa y unos usuzukuris muy muy ricos que mantienen el restaurante a flote. Cierto que son adictivos... pero yo sólo iria a comer eso y me olvidaría de todo lo demás...

Un entrante de mini rodaballos que nos estuvieron repitiendo a todos durante toda la tarde... Pagas por 15 gramos de mini rodaballos casi 16€ si no recuerdo mal. Y no sabe a nada... tiene que untarlos con sal de wasabi para que sepa a algo. De nuevo postureo gastronómico sin sentido (que harta estoy de esto en España por favor... Haces esto en América y se rien de ti...).

Usuzukuri ricos (bilbaina y pan tumaca) pero nada impresionantes... Las salsas españolas están muy ricas, ya lo sabemos todos, pero matan el sabor de pescados de mucha calidad. Aun sí son disfrutables.

Nigiris como he dicho adictivos (triada de huevo de codorniz y trufa, pez mantequilla y trufa y hamburguesa de wagyu con tomate). El de hamburguesa me sobró y creo que no funciona, y y de nuevo es postureo mal pensado culinariamente hablando.

Gindara o bacalao asado con miso rico, pero el del 99 Sushibar o Miyama está mil veces más rico...

Postres horribles... (todo se lo hace Oriol Balaguer). Nada japonés. Preguntamos y nos dice el camarero que los japoneses no comen postres y que fue lo más dificil, encontrar algo dulce japonés... Me encanta ver como la gente engaña a los comensales apoyándose en sus estrellas Michelín y todo el mundo traga y asiente como corderos... Hay cientos de elaboraciones dulces japonesas. Si bien no son muy asiduos al postre, sí que los son a los dulces (Tokyo es junto con Paris la capital del dulce...). Los hay tradicionales, como el mochi, el dorayaki, el dango, anmitsu, karumeyaki, warabi mochi, kasutera, anpan, meronpan... y muchos otros, y elaboraciones occidentales con toques japoneses o asumidos por los japoneses como suyos, como el Mont-blanc, shortcake, partfait, etc. que hacen a su manera usando ingredientes como el sésamo negro, el té verde, el azuki, el kinako o el tofu, entre otros.

Carta de postres aburrida. Pedimos el Jardín japonés y nos ponen un postre mal equilibrado en sabores, plano y aburrido, con un nombre con más postureo que cerebro detrás de su concepción.

Menos mal que vemos un atisbo de estrella Michelín en la carta de tés... menos mal... Té sencha con hojas de sakura que pensamos que nos haría salir con un buen sabor de boca.
Ni petit fours ni leches... La cuenta y... sorpresa final...
75€ de más en la cuenta... (les parecería poco a los muchachos los 600€ que nos gastamos...). Hay que estar más atentos que menos mal que, a falta de petit fours nos entretuvimos mirando la cuenta, porque muchas veces en sitios así ni la miramos y en este caso nos hubiesen metido el palo... (ya ni en un establecimiento así te puedes despistar!)

Le pongo tres estrellas porque para lo que cobran y para tener una estrella Michelín, el restaurante está OK por los pelos. Si costase la mitad tendría 4 estrellas (dejándonos 15 minutos sin atender nunca le daría 5 estrellas ya que ni en un chino cutre te hacen eso...).

Y si la experiencia hubiese sido buena y el servicio mejor, le daria 4 estrellas al precio que tiene. Tampoco cinco, porque la comida tiene muchos altibajos, carta de postres ridícula, y algunos platos que no son de 5 estrellas ni mucho menos...

Lo dicho, sólo para ir a comer nigiris de trufa y beber té. A lo mejor si aunan ambas cosas sacan un concepto de restaurante nuevo... Que parece que no paran de sacar réplicas de Kabuki hasta en el aeropuerto!

Dios mantenga la trufa alejadad de la extinción, por el futuro de este restaurante.

spider72

Joé pues si que te has despachado a gusto...qué desastre,

27 de abril de 2015

Pilar Monfort

Spider, la primera sorprendida fui yo... En mi vida me hubiese imaginado que se olvidaran de nosotros tanto tiempo y verles tan estresados, desinformados y patosos... Y como sabéis, soy una golosa, y esos postres son descorazonadores.
Pero oye, que también digo que tienen unos nigiris espectaculares! :)

28 de abril de 2015

Antonio Álvarez

A mí me encantó, tendré que volver

28 de abril de 2015

Lady Spider76

La última vez no nos decantamos especialmente por los niguiris y nos salió la cena más redonda, de sabor y de precio...Y los 15 min de espera en Kabuki es común a todos. Te sientas y pasa un rato hasta que te atienden. A mi me ha pasado casi siempre....o siempre.

29 de abril de 2015

29/12/2014

Esto si es sushi...

Mi hermana que no come carne, ahora, además de seguir sin comer la mayoría de las carnes(aceptamos pollo como animal de compañía), no puede comer "nosecuantosmilmillones" de alimentos, por distintas intolerancias y alergias varias, dentro de los permitidos está el marisco y el pescado azul, todo ello unido a su adicción por la comida japonesa hizo que decidiéramos reservar en Kabuki.

Nos sentaron en la zona de las cristaleras que dan a Velázquez, lejos del bullicio, me hubiera gustado sentarme en la barra, pero éramos cinco con lo cual era muy incomodo. Lo primero que tengo que decir es que la atención fue estupenda, fueron súper amables con mi hermana, buscando alternativas a los platos y salsas que no podía tomar, sustituyendo, eliminando o modificando ingredientes..

Pedimos,

- Sashimi de salmonete, buenísimo, fresquísimo, con un sabor muy delicado, la presentación muy curiosa, un poco escabrosa, pero a mi me hizo gracia.. Venía acompañado de un niguiri de su piel tostada.

- Usuzukuri de vieira con sal de chorizo, bueno, aunque la sal de chorizo no es tal, es mas bien chorizo deshidratado y triturado, se queda un poquito duro ( se puede hacer en casa, yo lo he probado con jamón y baicon, se meten en el micro hasta que estén secos y luego se tritura)

- Sashimi de atún, espectacular, los trozos eran hasta bonitos, todos tan rojitos, tan iguales.. Esto si es sashimi de atún rojo y no esos trozos grisáceos que te intentan colar en otros sitios..

- Atún, huevo y papa canaria, buenísimo y sorprendente mezcla, para algunos el mejor plato de la cena, nos trajeron un cuenco a cada uno, si queréis probar muchas cosas yo optaría por compartirlo.

- Un niguiri para cada uno de huevo con trufa y pez mantequilla con trufa.

- Un futomaki de huitlacoche, para mi totalmente prescindible, es bastante pesado, no me acabó de convencer la mezcla.

- Makis de toro y cebolleta.

- 1 Niguiri de toro flambeado, 1 de vieira, 1 de salmón y dos de tuétano, estos últimos también prescindibles, yo esperaba una salsita sobre el tuétano, pero eran dos trozos de tuétano muy grandes encima del arroz, demasiado heavy para mi...

Todo esto, mas dos botellas de vino, tres cervezas, aguas y cocacolas, ascendió a 68,62.-€ por cabeza, un precio muy razonable, hay que tener en cuenta que no nos pusimos súper morados pero el día después de Navidad nuestra capacidad estomacal estaba mermada...

Sin duda, para repetir, la próxima en la barra...

Gath

Buen sitio KW y buena experiencia.

29 de diciembre de 2014

Rosalía Martínez (Pi...

tu gozando en Madrid y yo en Sevilla, Cris :)

29 de diciembre de 2014

Cristina

Ahora de nuevo en Sevilla por unos días.. A ver sí nos cuentas algún descubrimiento sevillano!

29 de diciembre de 2014

spider72

Por ese precio regalazo...y eso que el Salmonete es de lo más caro de la carta (y a mí de lo que menos me gusta...)

La próxima pide el maridaje de Sake...sube un poco la cuenta pero es una experiencia genial...

29 de diciembre de 2014

Cristina

Me lo apunto para la próxima!!!

29 de diciembre de 2014

Cristina

Nosotros ese no lo probamos, aunque esta como uno de los más recomendados..

23 de febrero de 2015

nanoc

si, es que me equivoqué de comentario! y lo intenté borrar pero se quedó pillada la página. Subsanado.

23 de febrero de 2015

10/04/2015

Sorpresas te la vida. A mi me ha gustado mucho y eso que iba acongojado.

09-04-2015

Nueva visita a Kabuki y de nuevo se confirman algunas cosillas:

1.- Lleno hasta la bandera. Y era jueves. Es cierto que no tuvimos problemas en reservar el día anterior en barra.

2.- No hay ningún japo que le haga sombra en conjunto. Ni sushi99 ni ningún otro. Hay sitios como Kimura con un sushi perfecto, locales como Miyama que dan muy buen nivel y platos calientes fantásticos como la gamba tigre del mencionado sushi99 pero ninguno en conjunto supera a Kabuki Wellington.

3.- Con un poco de cuidado, puedes comer muy bien por bastante menos de 200 eur dos personas. No es barato, pero pagué más en Sushi99 por algo de mucha peor calidad.

A lo que vamos.

No nos extenderemos sobre el local, cuidado aunque ya un poco déjà vu porque aunque fue pionero ha sido imitado una y mil veces. Sobrio, sin estridencias con una barra cómoda que sin embargo no permite ver trabajar a los sushi men más que los retoques finales. Aún así siempre recomendaremos la barra a la mesa.

La carta, extensa y para todos los gustos y todos los bolsillos. Cuidado con lo que eliges...aunque en general son precios asumibles en la mayor parte de los casos.

Carta maravillosa de sakes con un sumiller diferente de la persona que se ocupa del vino (aquí no puedo dejar de recordar el bochorno de Sushi99 y con sus "emmmm emmmm" cuando pedimos que nos recomendaran un sake espumoso).

NUESTRA OPCIÓN:

USUZUKURI VIERIA CON SAL DE CHORIZO (MEDIA) + USUZUKURI CON ALGAS (MEDIA). 6 cortes por cada media, suficiente para dos personas de sobra. Ahora le ponen el pie de la vieria y me da un poco de repelús. Prefería antes cuando sólo servían la carne blanca. 14 eur cada media.

TARTAR DE TORO CON TUÉTANO, media. Muy correcto pero el tuétano se pierde con el wasabi. Muy cansino de comer. No nos dijo demasiado. 28 EUROS.

TEMPURA UDON. Esperábamos una tempura y nos llegó...¡un ramen!. El mejor que he probado hasta la fecha, Contundente, lleno de sabor. Con verduras y enormes gambones en tempura dentro. Una delicia. Esto es un must. Servido además en dos cuencos separados al ver que era para compartir. Un doce sobre diez. 17,40 EUR.

NIGIRIS. Todos maravillosos sin excepción. Perfecto el arroz y maravilloso el pescado. A mi me costó comerme el de erizo pero si sois "ericeros" os va a encantar. 8 piezas 37 EUROS con una calidad fuera se serie. LA mejor anguila que he probado hasta la fecha.

SAKES. Se nos fue un poco la olla y nos bebimos 3 botellas. La última sobró por completo. Dos botellas de NINKI ICHI ESPUMOSO. Fresquito y dulce, casi un champagne. Perfecto para aperitivo y para lo que se tercie. 22.10 EUR CADA UNA.

NIGORI SAKE frío y sin filtrar. Una pasada...pero 44.20 EUR.

De postre CHOCOLATE CON CHURROS. Unos mini churritos para mojar en un polvillo de te verde y luego en una taza de chocolate. 7.70 EUR. Carete pero divertido que duda cabe.

TOTAL DOS PERSONAS: 213 EUR. Y ya no se podía comer más. Yo creo que sobró una botella de Sake y al menos el tartar. Es decir confirmo que por 150 eur dos personas pueden comer más que bien en Kabuki. RCP más que buena.

DETALLES QUE NO SE VEN PERO ESTÁN:

- Cada opción es emplatada de forma diferente y las raciones para compartir son todas servidas de forma individual.

- Sake. Sake y Sake. Kabuki sin Sake no es Kabuki. Perfecta la forma de servirlo, de botella a jarra enfriada en un cubilete de hielo.

- Ayer estaba Sanz-San y estaban todos más tensos que el chandal de Belén Esteban en Gran Hermano VIP, aún así simpatía de todo el personal...una gozada.

KABUKI SIGUE SIENDO NUESTRO JAPO PREFERIDO. VENID.

*******************************

El 11870 es como los virus de las pelis de zombies...poco a poco te infecta y hace que condicione cada una de tus decisiones:

Pasas rápido por el lineal de pan bimbo porque como no es de panic te dan arcadas (¿como has podido estar décadas comiendo ese cereal de tercera?)...

Piensas en cancelar reservas de sitios top por críticas de otros, que al fin y al cabo ni siquiera conoces (a los otros, no a los sitios) y te vas con ilusión a verdaderas pocilgas (eso sí con una comida maravillosa, Miss Migas style) que hace unas semanas no pasarías ni con traje NBQ (esto para los que no han hecho la mili es Nuclear-Bacterilógico-Químico).

Antes disfrutabas en una terraza. Ahora te sientas a tomar lo que sea y piensas "Acme tiene razón, esto es una mierda pinchada en un palo".

Pues nada, después de leer comentarios demoledores, el sábado me invitaron a cenar en Kabuki. Y esto fue lo que pasó.

Local. Normal. Creo que hace años era rompedor. Ahora no es que sea feo, pero ya no sorprende. Estética muy sencilla: mármoles claros y oscuros y mesas y barras dispuestas en dos pisos, el de arriba queda un poco bajo de techo. Enorme barra de sushi que te permite ver como elaboran cada plato, aunque queda un pelin alta a la vista. Aún así a mi me gusta más que la mesa, que por cierto son negras y no muy cool.

Servicio. Impecable. Estaría gracioso. Aquí sí veo la estrella.

Vale que iba con una amiga que debía ser Ronin en su tiempo libre porque nos saludó hasta el tato (¡como me gusta eso de que te hagan la rosca!), pero tuvieron un trato impecable (siempre me acuerdo de los bordes del Diverxo cuando pongo esto).

Nos dejamos aconsejar (total no pagaba yo, así que como dice Frankie Goes to Hollywood, relax).

Es imposible detallar lo que pedimos, porque los nombres se las traen, pero más o menos esto fue:

- Sashimi de vieiras a la plancha con sal de chorizo. Más rico que un pecao. La vieira calentita con crac-crac de sal...contraste total y pura fusión.

- Sashimi de vieiras (again) pero con una sal esta vez de algas. Pues lo mismo...el sabor cambia totalmente solo con los polvitos de sal...muy rico aunque me gustó más la de chorizo.

- Sashimi de salmonete. Presentación alucinante. Me pregunto si es el mismo salmonete o con cada uno es diferente...porque el cuerpo del pez es el envoltorio...te ponen un bicho entero y todo el centro es el sashimi...y el animalito te mira con su carita mientras te lo comes...muy rico, muy fresco puro Koji Kabuto.

- 2 niguiris de toro y 2 niguiris de ventresca, el último con arroz tostado en café con leche.

El primero rico sin más (a ver...muy bueno pero también muy visto, y eso que se supone que es uno de los platos estrella de R Sanz) el segundo excelente...de nuevo sorpresas...el sabor del pescado junto con el sabor del arroz frito y crujiente en café...un 10.

- Tartar de atún con huevos poché (no se llama así pero chicos, es lo que te dan). Un cuenco de respetable tamaño. Contraste del atún crudo con el huevo poche...joé que me gustó mucho. Parece que comes huevos con jamón.

Bebida.- Nos dejamos aconsejar con una degustación de sakes fríos...pensé que esto iba a ser un hachazo tamaño Juego de Tronos, pero al final no fue para tanto.

Tomamos medias botellas de sake frío normal, sake frío sin filtrar (muy curioso porque es blanquecino y de textura más lechosa) y un par de tipos más que también estaban perfectos. Impecable la presentación...con enorme fuente de hielo picado para que se mantenga óptimo. Muy interesante las explicaciones del sommelier de sakes...al parecer la nueva moda en NY es beber sake en vez de vino porque es más natural y tiene menos sustancias chungas que el vino. Veremos si llega la moda aquí.

Precio: saliendo llenos (the sparrow group no se lo termina ni locos) y con café y té verde 183 euros. Y la cuenta subió por el tema Sake.

Conclusión: a mí me gusta. Y me gusta bastante tirando a mucho. Entiendo que ahora no es tan rompedor como hace 10 años y que hay sitios como Nikkei en su día, Kenas e incluso Shikkus o Sushis99 que imitando-imitando y añadiendo sus propios giros le han quitado el factor sorpresa.

Aún así yo cene requetebien, me mimaron mucho y me sentí muy a gusto. Por 90 eur por persona me parece una RCP aceptable...una cena comme il faut...

Yo volveré.

Lady Spider76

Pues si vuelves me apunto!

7 de julio de 2014

acme

Si es lo que yo digo. Con los japos y similares no hay consenso. A mi me gustaron Kabuki Carmona y Kena. En cambio 99SushiBar de Hermosilla más bien fá que fu. Y hay gente que todo lo contrario. Quiero ir a Soy y cerrar el tema éste de japos que no conduce a ninguna parte. Ya he decidido que una vez acabada la tarea, Yokaloka y punto pelota.

7 de julio de 2014

volga

Lo cierto es que es un restaurante caro (o como se dice por aquí con una RCP algo descompensada), pero no es un farol, tiene calidad, y Ricardo Sanz tiene algo que decir. Yo he ido un par de veces y es verdad que yendo invitado (una de las veces) se disfruta más, sin mirar cuánto te gastas.
La sala a mí me parece oscura por todo lo que has comentado (techos bajos, muebles negros, luces bajas) y quizás pierde algo la experiencia.
Me sorprende un poco lo de las 4 estrellas, cuando merecería 5, pero aún no he probado 99 sushi bar así que igual tienes razón y este este por encima.

7 de julio de 2014

Lady Spider76

Que razón llevas Acme....yo reservé en Soy pero luego me arrepentí, es decir, tenéis que tener en cuenta que yo voy con mi arañita y si lo meto en una nave a pagar 180 por una cena....creo que me quema viva en la hoguera.

Son de estos sitios en los que yo sé que voy a comer fenomenal, pero el entorno cuenta, y mucho, para pagar 70 palos por persona más bebidas. Digo yo.

7 de julio de 2014

Yanzoo

A Soy hay que ir, es diferente al resto. Puede gustar o no, pero tiene estilo propio.

7 de julio de 2014

volga

Y el Soy, aunque se meta en el mismo saco que Kabuki (de los japos caros) no tiene mucho que ver. Kabuki tiene muchas mesas, muchos camareros, una carta larga... mientras que Soy es tan mínimal (pocas mesas, menú cerrado) que cualquier cambio puede cambiar la experiencia. Por ejemplo, cambia mucho que te atienda en la mesa la mujer de Pedro Espina o la otra camarera. A mí me tocó la otra (hablo al menos de hace un par de años) y la experiencia no fue de 5 estrellas, y no me quedaron ganas de volver (aunque igual pruebo de nuevo por la lotería de que me toque que me atienda la mujer).

7 de julio de 2014

Yanzoo

Víctor lo has clavado! Creo que el menú cerrado es sólo en cenas. Yo estuve a finales del año pasado y aunque hubo cosas que no acabaron de cuadrarme es un sitio muy diferente que transmite buenas vibraciones a pesar de la camarera que siendo correcta le falta el estado zen del entorno...

7 de julio de 2014

volga

Sí, el menú es para cenas, para comer creo que hay carta y hasta opción de barra de sushi. Pero considero que la experiencia de Pedro Espina es el menú de la cena (de temporada). 4 o 5 mesas por noche en un espacio en calma y de decoración casi nula... Vamos, nada que ver con el faranduleo del kabuki.

7 de julio de 2014

Lady Spider76

Bueno por lo pronto ...nos vamos el jueves a Kabuki otra vez.....ya os contaré qué me parece.

8 de julio de 2014

12/03/2015

Top 3 de Madrid / Mejor Sushi

Febrero 2015

En mi reciente visita a Kabuki, poco nuevo que añadir, salvo que el Sashimi de toro no tenía el mejor día en cuanto al corte, nos tocó una ración con nervio en cada pieza…No sé si fue porque no estaba Ricardo, porque el restaurante estaba a reventar, porque vino Carleto Ancelotti, porque estaba Guti o porque estaba la espectacular Romina Belluscio y les reservaron a estos VIP la mejor pieza. El caso es que Kabuki Wellington es un sitio que siempre está lleno siendo uno de los restaurantes más caros de Madrid. La Sumiller nos recomendó un vino exquisito D.O. de Mallorca Vins Miquel Gelabert (Chardonnay Roure Sel.Esp 2009) realmente bueno y no muy caro.
-Espectacular el Sashimi de virrey, en sabor y presentación. Con la piel crujiente del virrey luego sirven un niguiri muy rico.
-Sashimi de Langosta, bueno, prescindible por otros platos que he probado mejores. Con las pinzas hacen luego un nigiri.
-Trio de sashimis de atún espectacular de sabor, esta vez el corte no fue el mejor.
-Trio de ahumados, tampoco es plato de mi devoción, para mi prescindible.
-Nigiri de toro flameado, otro must.
-Tarta de atún con huevos y patatas… otro MUST de Kabuki espectacular…
Y el que nunca falla, los 4 clásicos de Kabuki Wellington que son los niguiris de hamburguesa, pez mantequilla con trufa, huevo de codorniz con trufa y carne de wagyu.

De postre, el chocolate con churros pese a que suene bien luego es el más flojito, siendo el chocolate poco espeso y regular y los churros muy secos y fritos. Recomiendo la torrija es espectacular siempre.

----------
Hacía muchos años que no pisaba Kabuki Wellington y tras volver he de decir que se corona en mi top 3 de restaurantes favoritos… con Opazo y Diverxo.

El local como siempre, dos alturas, moderno, muy elegante, mesas llenas, barra de sushi con unos 7 cocineros preparando el sushi podríamos estar en cualquier sitio posh de Londres.

La atención es muy buena como es de esperar de un sitio de esta categoría, con camareros siempre cerca pendientes de la mesa.

La carta es realmente amplia así que decidimos pedirle al maître que nos sacara de todo para probar los ‘must’ de Kabuki… Aquí va el repertorio gastronómico que nos pusieron:
-Rolls de Shoft Shell crab, bien pero nada por encima de lo que se puede tomar en otros japos.
-Roll de Anguila, bueno.
-Tataki de atun…muy bueno. La calidad del atún si se nota.
-Tartar de toro picante… Increible, simple pero sabroso.
-Sashimi de Mero con papa canaria y trufa… bestial. Empezamos con ese toque fusión-mediterraneo que invento Ricardo Sanz hace ya muchos años y que otros japonés han ido imitando.
-Sashimi de Atún (toro) con miguitas de pan y tomate… espectacular! Con su correspondiente toque castizo de ‘pan tumaca’.
-Niguiris de Atún flambeado con Mostaza Dijon… realmente bueno. Guiño a Francia.
-Niguiris si se puede llamar así, solo que esta vez el arroz esta rebozado y encima tartar de atún…
Rolls de Tuétano, curioso porque es como comerse todo un cocido en un bocado con palillos, aunque yo personalmente no repetiría. Otro Made in Spain.
-Costillas de Wagyu, me imagino que cocinada a fuego leeeento lento para hacerlo mantequilla pura… te traen la pieza con hueso y se ‘corta’ con los palillos sin necesidad de cuchillo. Muy bueno.
-Seguimos con unos niguiris de Carabineros del tamaño de una langosta con la cabeza incluida. Para mi gusto estaba muy crudo, pero muy bueno de sabor.
Y para rematar la faena y para mí el plato estrella, dos raciones de Trilogía de Niguiris que incluye:
Huevo de frito de codorniz con trufa, pez mantequilla con trufa y carne de Wagyu con tomate.

Postres probamos una original bola de helado con sabor a cheese cake, que estaba buenísima y los churros con chocolates típicos. Que es una miniatura de un plato de churros más chulapo que el escudo del Madrid.

La cuenta es lo único doloroso de una experiencia de matrícula de honor.

Ah… como de costumbre, casi siempre hay algún famoso cenando, esta vez le tocaba el turno a Cristiano Ronaldo con Irina Shayk… Irina fue lo único que supero a los niguiris ;)

10/10

01/10/2014

EL JAPO QUE MÁS HE VISITADO. TOP 3 JUNTO A 99 SUSHI BAR EUROBUILDING Y MIYAMA

Kabuki es uno de los restaurantes que más veces he visitado en Madrid. 5 o 6 visitas al año me parecen necesarias para seguir siendo feliz.

Tantas visitas a Kabuki se deben a que me ha parecido durante mucho tiempo el mejor japo de Madrid, y además con bastante diferencia.

Sin embargo, un Miyama Castellana cada vez más en forma y el nuevo 99 Sushi Bar Eurobuilding están peleando con Kabuki por destronarle de ese primer puesto.

Sea quien sea el ganador, lo que está claro es que sin duda estos tres son los mejores japos de Madrid, y junto con Koy Shunka y algún otro japo de Barcelona, son los mejores de España e incluso Europa, siendo su calidad máxima.

Si me preguntaran hoy 1 de octubre de 2014 sobre cuál es para mí el mejor, diría que 99 Sushi Eurobuilding, luego Kabuki W y luego Miyama.

La razón por la que entrego el primer puesto al nuevo 99 es que la cena que tuve ahí la semana pasada fue una absoluta sorpresa, con bocados inolvidables. Ahora bien, si lo analizamos fríamente, y siendo justos, en esta decisión influye mucho que a Kabuki W he ido tantas veces que ya nada me sorprende. Todo está delicioso, brutal, pero lo tengo ya muy trillado. Por tanto, si me pusiera en el lugar de una persona que visita por primera vez 99 Eurobuilding y Kabuki W, creo que habría tablas.

Respecto a Miyama, se le puede considerar como el japo más auténtico, con platos verdaderamente japoneses y no la fusión que realizan los otros dos contrincantes. Por eso, en términos de puridad, Miyama es el ganador.

No hay que olvidar a Kena, que fusiona lo japonés con lo peruano y que podría ser el cuarto en discordia.

Centrándonos en Kabuki, al frente del mismo está Ricardo Sanz quien se encuentra en el mejor estado de forma desde que abrió.

Aunque supongo que todo el mundo ya conoce Kabuki, os comento brevemente que hay dos Kabukis en Madrid, este y el de Presidente Carmona, ambos con 1 estrella Michelin. Yo prefiero sin duda el Wellington ya que el local le da mil vueltas al de Carmona. No obstante, este tiene terraza por lo que cuando hace buen tiempo prefiero una cena en la agradable terraza de Kabuki Carmona. Es muy posible que este año la Michelín le sume la segunda estrella a Wellington y se la quite a Carmona.

Kabuki W es una fusión de japonés con comida española, una mezcla maravillosa. Y así en Kabuki W uno puede probar desde bocados típicos como un nigiri de atún, salmón, un maki california y tempura a nigiris y platos mucho más especiales.

Antes de hablar de aquellos platos que os recomiendo pedir sí o sí para disfrutar al 100% de Kabuki, dos últimas puntualizaciones.

La 1ª división de japos: 99 Sushi Bar Eurobuilding, Kabukis, Miyama, Kena, Shikku. Soy. Estos dos últimos serían los farolillos rojos de primera. El precio de todos ellos no baja de 60 Euros.

En 2ª división tenemos: Inari, Kokoro, Txa Tei, Yokaloka, Banzai, Ayala Japón, Nipontaro, Fuku, Janatomo, Samurai, Tsunami, Naomi, Himawari, Ikura y cerrando la lista Miss Sushi. Todos estos japos son decentes (unos mejores que otros) y se mueven en la horquilla de 30-50 €.

Y en 3ª división: Sushi Shop, Sushiwaka, Summa, y otros japos cuyas preparaciones son puro plástico y que no quiero volver.

Lo mejor de Kabuki W es sentarse en la barra y ver cómo preparan la comida. La barra es perfecta para ser dos o tres, no más. Si quieres mesa, sin duda una de las tres que hay enfrente de la barra. Y si quieres coincidir con CR7 e Irina, pide la mesa de arriba al fondo a la derecha (donde la cocina).

A Kabuki hay que ir sin mariconadas y con un presupuesto amplio. Minimísimo 80€. Un buen homenaje marinado con vino y Sake, y comiendo a dolor, implica unos 120-160€, que es la opción que recomiendo.

La carta realmente no sirve de mucho ya que es mejor decirle a quien te tome nota –preferiblemente que lo haga Paco- que te quieres poner en manos de Ricardo.

No obstante, aquí va LO QUE HAY QUE PEDIR SÍ O SÍ:

- Tempura de mini rodaballos. Esto se toma a modo de snack al principio de la cena tomando una copa de Palo Cortado.

- Nigiri de huevo de codorniz con trufa.

- Nigiri de pez mantequilla con trufa.

- Nigiri de hamburguesa de wagyu.

- Nigri de anguila.

- Nigiri de toro. Dentro de este nigiri hay variedades como con mostaza, soplete, o café con leche (toro sobre arroz crujiente con toque de café; muy curioso pero hay que probarlo) etc…Sí o sí pide uno de toro, sin chorradas. Ese sabor puro es único.

- Gunkan de erizo. Su época es en noviembre. Máximo sabor a mar.

- Nigiri de torrezno. Es un nigiri de la grasa del atún. Buenísimo.

- Gunkan de tuétano con caviar. Si no te gusta la casquería y las texturas gelatinosas, ni se te ocurra pedirlo.

- Usuzukuri de toro con pan tumaca.

- Usuzukuri de empanada.

- Usuzukuri de vieira con sal de chorizo.

- Trilogía de sashimi de atún. Consiste en sashimi de tres diferentes cortes del atún.

- Atún picante con tuétano, papas y huevo frito. BRUTAL.

- Ostras

- Costillas de wagyu. Aviso que es un plato contundente pero esa carne que se parte con los mismos palillos tiene un sabor único.

- Postre de 3 chocolates, chocolate con churros o torrija es una opción excelente para acabar este deliciosa cena.

En mi penúltima maravillosa cena aquí, entre 3, probamos todo eso y de postre la torrija. Estuvimos 4 horas cenando, salimos rodando y pagamos 160€. Fue inolvidable. Os dejo foto de la cuenta.

Os comento ahora otros platos que he ido probando a lo largo de todas estas visitas a Kabuki y que considero que realmente no compensa pedir, salvo que ya hayas ido tantas veces a Kabuki que quieras probar cosas nuevas:

- Usuzukuri de sardinas. A veces lo he probado delicioso y otras veces me ha dejado indiferente. Ante la duda, mejor centrarse en todo lo anterior.

- Nigiris de pez blanco o azul (salmonete, sardina, rodaballo, lubina etc). En general este tipo de nigiris, sashimis o usuzukuris me resultan algo insípidos.

- Nigiri de steak tartar.

- Ensalada castañuela.

- La versión de Kabuki del cocido madrileño. Son garbanzos con trozos de atún y fideos, todo ello en una sopa sin ningún sabor.

- Estofado de calamar (chopitos).

- Nigiri de tuétano. Mejor el que lleva caviar.

- Nigiri de gamba roja o de cigala real, o el sashimi de langosta. Son platos extremadamente caros que no compensa pedir.

Para beber, lo mejor es dejarse en manos de Silvia -excelente sumillier- y que os ponga algún buen champú o un Riesling del 2008 o semejante. Os recomiendo que junto al vino o champagne, pidáis una pequeña degustación de sakes.

Por cierto, cuidado con los vinos por copas. Ejemplo: la copa de Fino Tío Pepe sale a 6 eurazos y una botella de albariño Fefiñanes cuesta 23 €. ¿Sabéis cuánto cuestan dos copas sueltas de este mismo vino? ¡16 €!

Perry McFarrell

SOY 2ª división???.....Pedro Espina es de los mejores cocineros de este país, un artista, de los que has comentado tan sólo no conozco Kena y no creo que SOY esté un peldaño por debajo de ninguno.

20 de marzo de 2014

ALBERTO DE LUNA FANJ...

Mi última visita a SOY me dejó muy indiferente, ¿le meto en 1ª división? Pero tras Kabuki, 99, Miyama y Kena...

20 de marzo de 2014

je suis béatrice

...Alberto,me he perdido tu crónica del Kena.

20 de marzo de 2014

ALBERTO DE LUNA FANJ...

La tengo pendiente!! no doy abasto con tanta visita! Y tengo pendiente el Capricho, casa Gerardo, El Apartamento, Pittu....poco a poco que aquí el que suscribe realmente no es crítico de profesión :-)

20 de marzo de 2014

je suis béatrice

Ahhh, vale, vale...

20 de marzo de 2014

acme

1,2 y 3,...

20 de marzo de 2014

je suis béatrice

Acme deja de contar y ven a tomar un pisco...

20 de marzo de 2014

acme

lamentablemente no voy a poder, me toca "ranning". Que llevo toda le semana en plan morsa y tengo que bajar la cena del.... Piiiiiiiiii. Pasadlo bien

20 de marzo de 2014

26/12/2014

Una gran decepción

Iba ilusionado a comer a Kabuki Wellington, que tan buenas referencias tiene. Estrella michelín, tres soles repsol, punta de lanza del grupo del mejor sushiman de España, vaya, que el listón que esperaba era muy alto. ¡Voy a comer en Kabuki! Yo, que soy relativamente nuevo en esto de la gastronomía, me emociono a tope con este tipo de eventos. Sin embargo la experiencia no puede haber sido más decepcionante, mal servicio, malos camareros, hasta ¡Mal Sushi! ¿Cómo es posible que en mejor restaurante japonés de España hagan unos sushis con un arroz tan mal cocinados? Para colmo se nos puso chula la camarera del restaurante.

Cuando llegamos nos sorprendió la sala, oscura, tranquila y en dos alturas. Las mesas suficientemente separadas y todos perfectamente orquestado para una cena maravillosa. Nos trajeron la carta y nos preguntaron si queríamos un aperitivo. Primera sorpresa, mi pareja pidió zumo de tomate preparado y yo manzanilla y me preguntó que si quería azúcar, "¿Perdone? ¿Qué si desea azúcar o sacarina?" No, deseo manzanilla de Sanlucar de Barrameda, vino seco, suave, típico de aperitivo y que por cierto tan bien marida con los crudos de la comida japonesa. Esto no se lo dije, pero tiene tela la cosa. Al rato viene con una botella de Jerez y me los sirve "Aquí tiene la manzanilla, bueno, Fino, pero no se preocupe que es igual". Se ve que la camarera me vio cara de tolai y me la quiso meter con un Tio Pepe, que será un grandísimo Fino pero no esManzanilla. ¿No sería más fácil decir que no tienes manzanilla? Pues me coló el Fino. No quise discutir más con la señorita, total también me encanta el Fino, pero sorprende este nivel en un restaurante de estrella michelín.

Empezamos a mirar la carta, y descubrimos lo que ya más o menos sabíamos, que los precios están dos peldaños por encima del exagerado. Con tres platos de usuzukuris llegas fácilmente a los 100 euros. Pero bueno, era Kabuki, es Ricardo Sanz, vengo con presupuesto alto, no importa. Pedí dos medias raciones de usuzukuris de pan con tomate y a la bilbaína, unos sushis de hamburguesa, steak tartar, pez limón y huevo frito, y la primera ronda la terminamos con un bol de atun picante con papa canaria, todo para compartir. Cuando voy a un japonés me gusta pedir una primera ronda, luego una segunda, y si estoy con ganas una tercera.

Tras pedir vemos como una pareja que estaba al lado nuestra había pedido champán, y se estaba quejando de que el champán no tenia gas, y la misma chica que casi me trae una infusión les discutía que no le faltaba gas, que es que es así. Estuvieron discutiendo hasta que el chico le dijo que era enólogo, que lleva veinte años catando champán y que se deje de pamplinas y le traiga un champán como dios manda. La chica se fue y le abrió otro champán y efectivamente salían burbujas por todos lados. Sorprendente.

Los usuzukuris estaban deliciosos, normal, a 35 euros cada uno, y entonces llegaron los sushis. Unos sushis que no se podían coger con palillos debido a la pésima cocción del arroz, que se deshacían las bolas al cogerlo. Destrocé uno a uno todos los sushis, y al final tuve que comerlo con las manos porque el arroz no estaba bien pegado. ¿Cómo puede ser que en un restaurante de esta categoría me traigan esta mierda. No estoy en el sushi de mi barrio, estoy en Kabuki.

Para terminar esta primera y última ronda, llegó el bol de atún y papa, después de ¡20 minutos! esperando, o podríamos decir boles, porque trajeron dos. Le dije a la camarera que habíamos pedido un solo bol, y esta vez no discutió. El bol era papa canaria, huevo frito y tres trocitos enanos de atún picante, una estafa. El atún era imperceptible, y solo sabía a huevo con patatas. 20 euros por comer una tapa de huevos fritos con patatas. Si lo se me voy al Lucio y al menos como unos huevos con papas en condiciones y por mitad de precio.

Cabreados, pedimos la cuenta y nos encontramos la penúltima sorpresa. 7 euros mi copita de Fino, 6 el zumo de tomate que habíamos pedido. Precios completamente desorbitados. Al pagar voy a pagar con tarjeta y la camarera se lleva la tarjeta un par de minutos y vuelve con el datafono. Le dije que me parecía un gesto feo llevarse la tarjeta, y me pregunta ¿por qué? Le digo que la tarjeta es algo personal, donde guardo mi dinero y que no me gusta que pasee mi dinero por el restaurante. que me parece de una falta de estilo llevársela sin preguntar, y me responde "Bueno pues si ve que le cobran de más llámame" en plan chula.

La broma salió a 135 euros. 135 por dos medias raciones usuzukuris, cuatro sushis y una tapa de huevos con patatas. Sinceramente, con este nivel de servicio, calidad y precio me parece que va a volver Perry y sorprenden los premios y las buenas criticas que cosecha entre los profesionales y las páginas especializadas. A lo mejor es que nadie se atreve a decirle a Ricardo la mierda que sirve en su restaurante. O a lo mejor he tenido muy mala suerte pero los precios siguen siendo los mismos

Le doy un 2 porque al menos los usuzukuris estaban muy ricos, el resto una decepción. Lo comparo con mi experiencia en 99 Sushi Bar y no hay color.

Lady Spider76

En nuestro caso siempre nos ha ido fenomenal, no podemos decir lo mismo del 99, que nos parece reguleras para el precio (muy parecido a
Kabuki). Sin duda habéis tenido mala suerte ya que Kabuki cuenta con Sumiller y es muy profesional.

26 de diciembre de 2014

Lady Spider76

Y otro apunte, en Kabuki por menos de 180 euros es complicado comer sin irte luego a comerte una burguer.

26 de diciembre de 2014

Lady Spider76

180 por pareja

26 de diciembre de 2014

juanmi

Lo sabíamos, y veniamos con intención de gastar más pero tras la primera ronda no nos apetecía seguir en el restaurante, nos sentimos defraudados por no decir algo más fuerte.

Supongo que habrá sido mala suerte, pero no pienso repetir en Wellington, le daré otra oportunidad en Presidente Carmona.

26 de diciembre de 2014

Lady Spider76

Ese lo tenemos pendiente..quedamos atentos

26 de diciembre de 2014

Cristina

Nuestra cena de hoy de 8,5 o 9, muy bien, debisteis de tener muy mala suerte...

26 de diciembre de 2014

spider72

Buf vaya opinión...prueba de que a cada uno le va como le va en los sitios...a mí la de sushi 99 fue como la tuya en Kabuki y sin embargo yo en kabuki siempre he salido encantado.

En cualquier caso, buena crítica...cada comida es un mundo my friend

27 de diciembre de 2014

Alexo

Si.... Spider pero no es lo mismo un fail en Food Truck, por ejemplo (y sin ningún ánimo de ofender) que uno en Kabuki, donde la broma son 135 lereles.

27 de diciembre de 2014

spider72

@Alexo...joé sin duda...yo recuerdo el cabreo por mi cena en Sushi99 eurobuilding...y claro no es lo mismo salir cabreado de Food Truck porque la carne está pasada o yo qué sé que en Kabuki...es que por ese precio no sólo pides la comida, pides magia de una experiencia total...

(recuerdo por ej que a mí en Diverxo me fue regular pero por el precio que pagué (y hablamos de años ha...) me sentí realmente enfadado).

29 de diciembre de 2014

nanoc

Pues para mí el usuzukuri con pan tumaca es flojo no, lo siguiente. El atún está bien, pero el tomate no tiene gusto a nada y el pan no aporta un pimiento (si aportara un pimiento sería bastante raro, tratándose de un pan, pero basta de digresiones). A mí me decepcionó el Kabuki, aunque hubo cosas (el usuzukuri de vieiras o el niguiri de trufa y huevo, por ejemplo) que estaban espectaculares.

23 de febrero de 2015

spider72

@nanoc a mi me encanta Kabuki pero es cierto que al usuzukuri de pantumaca tampoco le encuentro yo nada de nada.

23 de febrero de 2015

nanoc

@spider72 Bueh, no se puede negar que este lugar tiene calidad de sobra. El problema son los platos ni fu ni fa que, por más bien hechos que estén, nunca serán memorables. Si tienes mala suerte y combinas varios de esos, de lo único que te vas a acordar es de lo abultado de la cuenta. Dudo que alguien pueda probar toda la carta sin flipar con al menos un par de platos. Aun así, lo que más gustó de la cena a las 3 personas que vinieron conmigo fue el vino, un Pezas da Portela que por ese precio es imbatible.

24 de febrero de 2015

25/02/2015

Perfecto

Esta claro que un japonés debe basar su carta en producto y producto. El caso del Kabuki del Wellintong es un claro ejemplo de que consiguiéndolo tienes garantías de salir contento.

He tenido la suerte de ir tanto al de Tenerife 11870.com/pro/kabuki-abama y salí con un meh! por el precio en esa zona.

Este fue mucho mas caro: 253€ dos personas, pero comimos hasta hartarnos. Pararon cuando dijimos basta!

Excelente carta de cervezas y buen trato del staff.

Valor seguro