Tras su andadura en Kabuki, Mario Payán ha abierto Kappo, un restaurante en el que el menú omakase (degustación) es único y los comensales van a dejarse llevar por lo que el sushiman les sugiera ese día. Una selección de platos calientes dará paso a la selección de nigiris que, según dicen, son espectaculares.

Ordenar por:

relevancia fecha

29/01/2017

Barra de sushi

Enero 2017

Tras siete años en las filas de Kabuki – uno de los restaurantes japoneses más prestigiosos en nuestro país – Mario Payán se ha lanzado en esta aventura en solitario a través de un diminuto local para tan solo 25 comensales (12 de ellos en la barra) en el que disfrutar de una verdadera experiencia nipona. En Kappo el menú es único y cotiza a un precio fijo de 65€ con una misma estructura siempre: un aperitivo, cinco platillos (poco interesantes), una selección de sushi-nigiris, un plato caliente final y un postre, y sin duda alguna parte de la experiencia reside en sentarse en la barra, interactuar con Mario que ejerce de perfecto anfitrión y ver todo lo que sale de sus manos. El espectáculo llega con los nigiris, donde delicias como la galera, el erizo, la concha fina o la parrocha ahumada se vuelven protagonistas y la forma de comer sushi se transforma en toda una filosofía en sólo un momento. Para terminar, una reconfortante sopa con fideos soba y tempura y un postre de uva y caqui.

1Falces

¿Por qué se queda en 3 estrellas? Le tengo apetito al sitio.

30 de enero de 2017

Miss Migas

En mi opinión por los nigiris merece desde luego la visita, quizás veo desequilibrio con el resto de la oferta gastro.

30 de enero de 2017

Yanzoo

Los niguiris están bien, con un punto en el arroz curioso. El resto sería perfectamente omitible en mi opinión....

30 de enero de 2017

Helen Holms

Estoy completamente de acuerdo contigo Miss Migas, mi opinión es lo mismo. Un menú de 65 € creo que puede ofrecer más.

13 de septiembre de 2017