Tradición japonesa fusión nikkei que se basa en la calidad y respeto por la materia prima.

Ordenar por:

relevancia fecha

21/11/2014

mejor japonés fuera de la península

pendiente de probar, me dicen que es el mejor japonés de Canarias y uno de los mejores de España.

nindiola

Creo que hay uno aceptable en Kyoto..., pero bueno no estando en la peninsula se le quitan puntos... ;-)

16 de noviembre de 2012

gordolobo

eso dicen :-)

la verdad es que lo he expresado mal.

16 de noviembre de 2012

29/05/2012

Una propuesta interesante

Como buen aficionado a la cocina japonesa tenía pendiente visitar desde hace tiempo este restaurante de cocina nikkei del que se comenta en los mentideros es el mejor de la capital.

El restaurante se encuentra en la zona baja de Santa Cruz cerca de El Gusto por el Vino o los Cuatro Postes. Una zona de fácil acceso con parking cercano.

Cuando uno traspasa las puertas del restaurante lo primero que sorprende es lo pequeño que es. Esto que a priori no debiera ser un problema, le hace perder enteros cuando uno se da cuenta de lo cercanas que están las mesas. En mi caso acudí un sábado por la noche y tuve que sentarme, pese a haber reservado, junto a otra pareja que no conocía de nada separados por apenas un biombo. Entiendo que la crisis hace estragos pero creo que quitando entre 3 y 4 mesas la cosa quedaría perfecta y aumentaría exponencialmente el nivel de comfort.

La vajilla está personalizada y disponen de una buena cristalería para servicio del vino. Quizás como pega los palillos son los típicos desechables de madera pero vamos, nada que impida disfrutar de una buena velada.

Como acostumbro a hacer la primera vez que visito un lugar, suelo pedir el menú degustación. Tienen varias propuestas en rango de precio. No nos pudimos pedir el más extenso porque este incluye algunos ingredientes (ostras frescas y toro) que no tenían ese día. En cualquier caso nos confeccionaron un menú bastante resuelto:

Usuzukuri de mero con trufa.

Sashimi de atún y salmón.

Nigiri de carabinero con su cabeza. Uno de los platos mas destacados para mi por lo sencillo de su propuesta y lo excelso en sabor. Primeramente comías un Nigiri con el cuerpo del crustaceo y luego pasabas a comerte el interior de la cabeza, presentada aparte en el mismo plato con una cucharilla. Mar en estado puro.

Nigiris de Mejillon picante y pez mantequilla con trufa. Muy buenos los primeros. No muy destacable los segundos porque el pescado se perdía en el aroma de la trufa.

Asakusa Maki roll(Atún, salmón, aguacate y sisho)

Una variante de Tamago Yaki (tortilla japonesa) que hacen rellena de shitake y otros vegetales.

Kyoto Maki Roll. La otra sorpresa grata de la noche ya que venía sopleteado y caramelizado y le daba un toque dulce muy interesante que combinaba muy bien con el atún, el aguacate y la cebolleta.

Tras esto, pedimos los postres. En mi caso bizcocho de té verde con vainilla y en el de mi acompañante helado de vainilla tempurizado. El mío un poco insulso pero sin embargo muy interesante el segundo por la propuesta de texturas que presentaba.

La carta de vinos está pasable aunque las he visto bastante mejores. Habrán unas 15 referencias de tinto, otras tantas de blanco y unos 8-10 espumosos. Nos pedimos un Chablis para olvidar que tienen en la carta. Casi recomendaría al que vaya que se deje de experimentos como los míos y opte por un vino canario.

Mención aparte merece las copas de sobremesa y especialmente la selección de Gin-Tonics. No he estado en todos los establecimientos de la capital, pero desde el desaparecido Azafrán no he visto una selección tan buena de destilados y tónicas.

En resumen, un japonés con una buena cocina, a la que quizás le falte un poco de creatividad, pero igualmente de notable. El servicio es excelente. A pesar de ser sábado por la noche la cosa fluía con buena cadencia. Lástima que un par de detalles como la carta de vinos y la poca separación entre mesas le quiten puntos. Aún así y con este tipo de cocina de fusión nikkei, la propuesta más decente de la capital.

01/04/2012

Decepción total

Fui ayer con mi mujer a cenar al supuestamente mejor restaurante japonés de Santa Cruz de Tenerife. El local está bastante bien, no muy grande pero funcional, con una decoración y ambiente suaves, y con una barra al fondo donde contemplar el quehacer de los sushimen, escoltados por al menos 40 botellas de ginebras premium.

Pedimos el menú degustación de 45 € por persona (no incluye vino ni postre), con una botella de Albariño.

Será por la cercana presencia del mar que todo estaba terriblemente salado?....desde el tartar de atún, pasando por los nigiris de anguila o buey, hasta los de huevo de codorniz a la trufa?...lo más decente, las tempuras de ostra y los futomaquis de toro caramelizado. La cantidad, excesiva, y servida en tiempo record (no daban tiempo a terminar un plato y traían el siguiente). Terminamos con un postre de torrija con helado de mango (en teoría, en realidad era de maracuyá). Afortunadamente, esto no estaba salado.

45 minutos!....increíble. Para fastidiar, pedí un gintonic de Pink 47, y tardé otros 45 minutos en dar cuenta de él. No volveré si puedo evitarlo

Y encima el pez mantequilla estaba agotado y no tienen edamame