Kitchen 154 Vallehermoso

El logo es viejo, pero me niego a pagar el plan pro. Las fotos son mas viejas que las braguitas de mi abuelo. Pero me da pereza cambiarlas. Si eres un gañán o una pipiola y aún le das al 11870, ¡aceita los garfios y dinos que tal!

Ordenar por:

relevancia fecha

15/11/2017

Asiático. Divertido. Picante.Guay!

Agosto 2017

En otro mercado – esta vez el de Vallehermoso – los chicos de Kitchen 154 han triunfado por todo lo alto y es por eso por lo que acaban de abrir su segundo establecimiento, esta vez a pie de calle (Calle Ruiz). Por 25€ de precio medio, en su carta se encuentran platos asiáticos con recuerdos chinos pero sobretodo Tailandeses y Vietnamitas que se cocinan en muchas ocasiones a baja temperatura y altos niveles de picante. Imprescindibles son sus......

Más info: cocinayrecetas.hola.com/blogclaramasterchef/20171115/diez-restaurant...

Abril 2016

Tenía muchas ganas de conocer este Kitchen 154 que lleva el alma de Alex Zurdo - un incansable viajero por tierras asitáticas - detrás así que un domingo improvisado acudimos mi tío, mi madre y yo hasta el mercado de Vallehermoso para ver lo que se cocía por allí después de haber probado sus tacos en MadrEAT y que nos hubiesen gustado.

Me encantó conocer el lugar, con bastantes puestos de comida (la mayoría vacíos) y con este abarrotadísimo, tanto que tuvimos que esperar en la barra un rato e ir pidiendo hasta que Eandrada y Sr. nos cedieron amablemente su mesa y nos recomendaron algunos platos, así da gusto oiga. Eso sí, había mesa con dos sillas así que me tocó coger un taburete de la barra y comer a 40cm del plato, gajes del oficio.

La oferta es apetecible para los yonkis de la comida asiática-canalla como yo y aunque busca asemejarse al StreetXo original este 154 se queda a años luz de la propuesta de Muñoz a pesar de compartir las comandas gritadas por los cocineros, la barra, la escasez de oferta de bebercio y la música a todo trapo. Fuimos obedientes y pedimos los DUMPLINGS (5,5€) para empezar que, si bien de textura estaban ricos, el sabor del relleno se perdía con el caldito que les mojaba.

Al TACO DE COCHINITA (3€/each) le faltaba ese "punch" de achiote, naranja y melosidad que recuerdo de mis viajes a México, no nos dijeron mucho a ninguno de los tres, y nos pareció correcto el CURRY THAI DE VERDURAS (10,50€). Si hubiésemos hecho caso al chico que nos tomó la comanda ya no habríamos pedido más - y nos hubiésemos quedado con más hambre que los patos del parque - pero como somos de familia glotona y Eand nos había recomendado muy mucho la DORADA AL VAPOR (13€) que tenían fuera de carta fuimos testarudos y la pedimos. ¡Qué bien hicimos! Estaba ralmente rica, perfecta de punto, llena de sabor, deliciosa. A la dorada le siguió el CERDO CHAR SUI (9€) (sí, somos díscolos, pedimos dos platos más que lo que nos había recomendado) que también nos encantó aunque el huevo llegó cocido de más y la yema no explotó como debería al mezclar todos los ingredientes.

Como seguíamos con hambre (el cocinero o no sabe vender, o come menos que Angelina Jolie) nos atrevimos con las Costillas Korean BBQ (11€) a baja temperatura y fue un pleno al 15. Lo mejor de la comida sin duda alguna y un plato por el que volvería a sentarme allí si alguna vez me pilla cerca. Melosísimas y con una compañamiento de kimchi, cebolla y pepino encurtidos que le iba perfecto.

Rico el brownie (5€) que tienen de postre no por él mismo sino por lo bien acompañado que está: un coulis casero de verdad, una nata de chocolate blanco.... ¿Morirán los siropes de supermercado algún día? Gracias Kitchen 154 por empezar con el complot.

rosarosa

Solo por las Costillas Korean BBQ, yo volvere, claro que no he probado tantos platos como tu... !!

21 de noviembre de 2017

15/09/2016

El streetfood más auténtico de Madrid

9/9/16

Comida de viernes mediodía.

Me declaro fan incondicionable de lo que Kitchen 154 representa, de sacar partido a 5m2 de local, de dar vida a mercados de siempre, de dar de comer sin pretensiones, de un servicio joven y enérgico, de traer Asia en la mochila, de poner un poco de picante en tu día y de hacer que la gente coma con las manos y disfrute de cada bocado.

Una carta breve con precios correctos, digo correctos, porque creo que parte de la esencia del streetfood, es comer más barato que un restaurante, el producto, la ubicación y el local no podría justificar una cuenta alta.

El personal es muy simpático, nos atendió la encantadora chica a quien dejamos libertad para que nos pidiera lo que ella consideraba que era lo mejor de la carta. Al no mirar mucho la carta no recuerdo bien los nombres de lo que se pidió.

Empezamos con una especie de Ensalada Thai, un aliño fresquito pero picante con cortes de ternera, varios brotes y un par de especies de chiles, abanero y chile verde. Muy fresca, muy punzante, muy picante, muy rica. Venía acompañado de un poco de arroz.

COSTILLA KOREANA CON KIMCHI cocinado durante 15h (creo). Otro platazo, la carne se deshacía y tenía un sabor riquísimo con la salsaza que lo cubría.

CURRY ROJO DE GAMBONES. Riquísimo curry, con el toque de picante justo, profundo sabor a Asia con diferentes vergetales y muchos gambones (creo que unos 5) acompañado como no podía ser de otra manera de arroz. Pedimos más arroz par aprovechar cada gota de curry.

Con varios quintos de Mahou (a 1,5€) salimos por 20€. Venir a Kitchen 154 disfrutar y pagar 20-25€ es de las mejores inversiones que se pueden hacer en la capital hoy en día.

Miss Migas

Sus costillas son una delicia!!!

13 de septiembre de 2016

fresandco

Pura mantequilla carnivora!!

13 de septiembre de 2016

15/10/2018

Un sitio auténtico en un mercado que lo es más

Este es uno de esos sitios auténticos del que no me extraña que hable todo el mundo... En un mercado que se ha llenado de sitios para comer pero sin el rollo chic de otros mercados madrileños. Aquí sí que da la sensación de mercado de barrio... Y después de varios intentos por fin conseguí reservar en Kitchen 154.

La carta es corta pero genial. Te echas unas risas leyéndola con los comentarios que le han puesto, tipo "ponemos cantidades impares para joder a las parejitas". Lo dicho, geniales.

Pedimos:

-Dumplings. Picantones y ricos.
-Curry thai de gambones. Gambones no sé si serían, pero el curry estaba muy bueno. Recomendable.
-Merluza black pepper. La camarera nos dijo que era el mejor plato de la carta. Tanto no sé, pero estaba muy buena.
-Chana masala. Garbanzos con chutney de berenjena y arroz. Muy buenos.

En general ningún plato me dejó alucinada, pero todos estaban buenos. Y respecto al picante que se supone que llevan todos los platos, quitando los dumplings lo demás a mí al menos no me picaba.

Y con el brownie de postre (normalito) más una botella de un tinto del bierzo y dos copas de vino, pagamos 72 euros por dos personas. Igual me lo esperaba un poco más barato pero creo que fue un precio razonable. En definitva, un sitio para conocerlo.

Miss Migas

¡Te perdiste las costillas!

1 de febrero de 2017

muylalo

Aaaaay, ¡pa la próxima! :-)

18 de febrero de 2017

05/08/2017

Cuidada "escenografía" con comida que acompaña

El mercado de Vallehermoso es el penúltimo en aprovechar el concepto "vamos a cenar en un mercado pero no en uno turístico, en algo más de barrio, más tradicional", parece ser que una suerte de "gentrificación" ha llegado aquí. A este carro se han sumado locales como Tripea o Kitchen 154.

Acudimos un martes (previa reserva, si no olvídate de encontrar sitio).

El local es muy pequeño, con espacio en barra y unas pocas mesas, con ganas de ir de "canallas" a mi parecer un rollito que encantará a cualquier "pijipi" que se precie.
Empieza el espectáculo, una "lightbox" anuncia: "tasca, ni gastro ni pollas".
Otra parte reseñable de la "escenografía" es la banda sonora, entre José Luis Perales, Marisol y el Príncipe Gitano, puedes seguir sus listas en Spotify.

Lo que no sabíamos es que la carta de los martes es diferente a la del resto de la semana para recordar que antes no abrían ese día, así que pedimos:
Costillas coreanas: tanto oir hablar de ellas no podían faltar y no defraudaron
Curry vindaloo de carrilleras: muy rico, el picante se notaba, pero totalmente soportable

Muy buenos precios en bebidas para tratarse de restaurante (1.5 caña de mahou).

Espero poder volver y que en el mercado se mantengan algunos locales como mercado de verdad, ¿qué pasará cuando deje de estar de moda cenar en estos mercados?

pandachorizo

relaciones calidad precio como estas no creo que dejen nunca de estar de moda

26 de octubre de 2017

26/05/2017

Si te gusta el picante

A pesar de las altas expectativas que llevaba generadas por ese constante runrún “¿no conoces Kitchen154?”/ “Fuimos a Kitchen ayer y maravilla” / “Artículos y reviews en todas partes… Kitchen no me decepcionó. Eso si, tuvimos que llevarnos la comida al puesto de Cervezas La Virgen (top) donde compramos las bebidas para poder sentarnos (fuimos sin reserva, parezco nueva…).
Probamos el curry de gambones, las costillas (aún me chupo los dedos) y las alitas. Éxtasis para mi paladar amante del picante y raciones grandes capaces de saciar mi hambre infinita a un precio muy razonable.
Kitchen está dentro del Mercado de Vallehermoso por lo que no sorprende que haya mucho ruido, gente moviéndose de aquí para allá constantemente, música alta… para mi esto no es un inconveniente sino más bien una parte intrínseca de la esencia y el encanto de todos estos mercados reinventados. Eso si, si buscas un plan más relajado o poder hablar tranquilamente, mejor ve otro día.

20/09/2017

con gran expectativa y no defraudó

Iba con algo de miedo, porque a mi me sienta mal el picante y en este sitio uno de sus "reclamos" es la comida picante. Aun asi, me gusto mucho.
Reserva para un viernes de agosto, cena. El local lleno, las mesas y la barra, creo que sin reserva imposible. El local esta en el mercado, y digo "local" por decir algo, la barra es pequeña y han puesto unas cuantas mesas, yo creo que unas ocho. Habia mesas para dos y para cuatro.
Les gusta "hacerse notar", supongo que ese es parte del "reclamo" del sitio, la atencion es buena, son eficientes, y tienen la musica a tope y estan hablando alli a gritos y jiji jaja... bueno escenografia indi, fashion y demas. Eso a mi me sobra un poco. Por cierto no sé en invierno, pero en agosto el calor era insoportable y eso que era la hora de la cena ..al medio dia no quiero ni pensarlo.

Lo que probé:
los dumping , pues muy ricos.. (5,5 eu)
las costillas BBQ muy ricas tambien, volvere solo por este plato, estupendo. (11 eu)
El curry thai de pollo, estaba bien (13 eu)
Pedi no muy picante (y nada picaba.. :-)
Cerbeza "artesanal" (esto un poco carillo para el precio general del local, creo que 3,8) y una copa vino blanco (2 eu)
Total dos personas unos 35 euros, pues para precio cena muy bien.

Volvere porque la comida estaba bien, solo las costillas merecen la visita, ahora, lo de precio de "derribo" lo dejamos en buen precio, las costillas cuestan 11 euros y es cierto que con solo ese plato y una bebida yo cenaria ya, con lo cual unos 14 euros esta bien.

Intentare ir el martes que creo que tienen otra carta.
Lo recomiendo al menos una vez.
Eso si, no sé si fui el dia de mas calor del año pero era horrible, tanto que estaba deseando marcharme.

24/05/2017

Kitchen 154, mucho sabor en el mercado de Vallhermoso.

Siempre he sido mucho de mercados, pero de los de toda la vida. Gran plan el de ir a comprar para luego cocinar en casa, y si se tercia un caña en el típico bar de mercado de toda la vida que siempre ha estado presente.. Hoy en día cada vez está más de moda la transformación de ese tradicional mercado en uno en el que a lo que se va es a comer y no a comprar.
Desde que empezó esta tendencia no he sido muy forofo, siempre me ha parecido incomoda, cara y de discutible calidad. Todo esto hasta que he conocido la nueva cara del mercado de Vallehermoso donde sin un cambio de cara aparente, respetando el comercio tradicional, de manera natural ha surgido una gran oferta gastronómica , claro ejemplo de ello es Kitchen 154.

Una carta cortita y perfectamente controlada, con platos muy sabrosos, en un concepto novedoso donde todo se cocina a la vista en un puesto de mercado de los antiguos. Además puedes reservar para comer en las mesas que distribuyen por el mercado o en su barra. En mi opinión es un tipo de comida callejera diferenciado, donde puedes disfrutar de calidad, buen hacer y precios muy competitivos.

SI QUIERES VER LAS FOTOS Y SEGUIR LEYENDO ENTRA EN:
cookinganddisfruting.es/2017/05/kitchen-154-mucho-sabor-en-el-me...

11/04/2017

Fusión picante y baja cocción!

Con el espacio y los medios que tienen para cocinar, la merluza a baja cocción está mejor que la de Arbidel (Ribadesella) aunque sea Estrella Michelin.

31/10/2016

Por fin ha caído uno de los pendientes, y no ha defraudado: Alitas, dumplins, merluza y costillas; todo muy rico, personal encantador y buenos precios.
Muy recomendable .

06/06/2016

Pasión y diversión. Cocina oriental y picante. Barra que se hará popular

Mantengo las 4* pero con revisión a la baja. ¿El problema? La cantidad de comida en las raciones. La primera vez fui solo y ahí las cantidades son suficientes, pero yendo de nuevo en grupo grande, te das cuenta de que las raciones son mini, casi no dan para compartir entre 2 cada una. Además tienden a recomendar cantidades a la baja (muy a la baja).
Así que, aviso, pedid mucha cantidad (más de la que os diga la camarera) si vais en grupo, en plan para compartir alitas o dumplings, una ración cada 2 como mínimo, y al menos un plato principal por persona, si no queréis salir silbando (muy barato pero silbando).
Y también me he dado cuenta de que el nivel de picante de casi toda la carta, incluso para los platos que te dicen que son de picante leve por defecto, puede ser picante fuerte para los comensales menos acostumbrados, con lo que un picante medio se hace incomible para algunos. Es decir, recomendado para los que toleramos el picante y la gracia, pero no lleves a melindrosos del picante.
El espacio reducido también hace que el grupo no sea la mejor opción. Mantengo que bien para 2 personas, o incluso comer solo, en barra, un día de poco ambiente tipo día de diario.
Como cualquier sitio de mercado, a veces no tienen algún plato de la carta, así que no vayas con demasiadas ganas de un plato concreto, y anímate con algún fuera de carta. En mi caso el otro día un pollo tikka masala, con un pickle de lima muy curioso.

El equipo, eso sí, muy bien de amabilidad.
---
Puesto en el mercado de Vallehermoso, de esos con una barra, unas pocas mesas y tras la barra cocineros/camareros y todo a la vista: cocina y finalización del plato.
Estos chicos vienen de cocinar para eventos y puestos itinerantes (mercado de productores, MadrEAT), así que esta es su primera vez en un lugar fijo.
Hay una energía que recuerda a la del principio de StreetXO Callao, o a lo que supongo que sería, que en aquél no fui pionero. Música alta, cocineros de broma continua pero en tensión, llamas saliendo del wok, ollas con termómetros y comida al vacío calentando, botes con encurtidos y hierbas, biberones de salsa...
Pizarra con unos cuantos platos que suenan exóticos y saben a comida bien hecha. Ejemplos traídos de casi todo el mundo, desde los currys tailandeses (rojo de gambón o de verduras) o indios (vindaloo de carrillera de cerdo), unos dumplings de butifarra y ternera de China, varios platos char siu (barbacoa china de cerdo: costillas o punta de costilla, todos hechos a baja temperatura), algunos acompañados con un kimchi casero puro coreano, o unos tacos de cochinita pibil mexicanos. Vamos, un poco de todo.
En los mercadillos se hicieron famosos por el nivel de picante, y aquí aunque por defecto marcan un nivel bajo medio en casi todos los platos puedes pedir más. Su nombre, por cierto, viene por los 154º Fahrenheit, que son los grados a los que se cocina la carne a baja temperatura, otra de sus señas de identidad.
Equipo joven que contagia energía y diversión con lo que te está sirviendo.
Hay cierto desorden tras la barra, falta todavía ajustarse 'Dónde están las pinzas! Ah, mira, dentro de la olla', 'tenéis que marchar las cosas!'.
Carta corta como digo, poca oferta de cerveza (quinto de Mahou, Brewdog), sólo un postre (brownie).
Pues eso, una barra de buena comida, que sabe a casera pero con gadgets tecnológicos, en un ambiente informal no impostado, y en un lugar, el mercado de Vallehermoso que aún no se llena así que todavía es ese secretillo que aún se puede disfrutar sin colas ni precios hinchados (bueno, no demasiado). Aún así se puede reservar en una de sus mesas, y muy a tener en cuenta para comer a deshoras, porque entre semana tiene horario continuo de 13 a 22.30.

Mims

Este tengo ganas de catarlo yo ;)

4 de abril de 2016

Alexo

idem...

4 de abril de 2016

nindiola

Me parece del genero bobo que los restaurante rateen con las raciones. ¿Gastan menos?, ¿provocan que pidas más? ¿provocan que te vayas descontento?, todo si, no se si lo último les compensa. Ademas provoca que como en mi caso no vuelvas.

6 de junio de 2016

volga

A mí me parece importante que lo sepan vender. Si la camarera ya avisa en plan "son raciones individuales", pues pides en función de eso en caso de querer compartir.
Pero cuando te dicen un plato de curry así en general, te esperas un platazo o un bol de curry, de carne con salsa, y luego aparte un bol de arroz, y lo que te ponen es un bol más bien mediano en el que está tanto el arroz, como la carne con salsa y el acompañamiento, lo que se traduce en plato difícil de compartir, casi tapa de curry.
Claro, puedes pedir más, pero al menos en España se hace raro aumentar la comanda al doble, sobre todo si ves que hay mucha gente y que vas a tener que esperar a esa segunda ronda.

6 de junio de 2016

20/09/2017

Asiático en mercado

El de Vallehermoso cogiendo fuerza para colocarse en primera posición en este tipo de recintos. Conseguida la mezcla de puestos de mercado tradicionales y puestos con pocas mesas para picar algo. Obligatoria la costilla y cualquier cosa fuera de carta que te recomienden. Muy buena RCP

29/01/2017

En un sitio castizo, comida no castiza y... ¡maravilla!

Relación calidad-precio increíble... El chico que nos atendió majísimo... Todo riquísimo, picante, sí, pero se aguanta (al menos yo), y delicioso. Luego buscas una heladería cercana, en la calle Fuencarral, y te vas dando un paseíto... Bueno, tengo que aclarar que fui en verano-otoño, porque ahora tendríais vosotros que decidir si es un buen plan.

27/07/2017

Situado nada más entrar al Mercado, es un lugar muy pequeño con unas 5 o 6 mesas sólo, así que mejor reserva y llega pronto. La comida es muy original, una fusión de curry, arroz jazmín, carne, especias...que dan sabores frescos, ligeros y muy sabrosos. El local en sí es muy acogedor. Lo único que echo en falta es más estabilidad en la carta y correspondencia con la web. Por último, no es caro en relación calidad/precio. Altamente recomendable.

15/02/2017

Picante, rápido y ruidoso

Aquí comeréis comida picante como si estuvieseis en Tailandia. Comeréis en una mesa baja (de terraza) o en barra, pero siempre de una forma informal, rápida y con marcha. La carta no es muy extensa, pero lo que tienen está bueno.

Se puede reservar por whatsapp y hay que hacerlo con tiempo si quieres comer el fin de semana.

04/07/2016

Está todo dicho

¿Pues que voy a decir que no se haya dicho ya?. Lo que tomamos:

Los dumpling, exquisitos.

El papillote de lubina, no me convenció. La intensidad de sabores se comía, metafóricamente, a la lubina. En el tema del pescado soy un poco tiquismiquis, prefiero las preparaciones sencillas que no lo enmascaren. Pero es mi apreciación personal, para los demás fue el plato estrella.

El curry thai de gambones, sin ser sorprendente, me gustó.

Las costillas Korean BBQ, se deshacían, quizás les faltaba un poco de sabor pero la textura era perfecta.

El sitio es muy divertido y la atención muy cordial.

Tenemos que volver