Este pequeño restaurante japonés, muy humilde, es ideal para quitarnos el mono cuando queremos comer sushi a un precio no muy elevado. El producto es de calidad, el arroz es bueno y además hay una selección de teppanyaki ideal para hacer una buena combinación. Entre semana tienen menú del día.