La Balconada

Ordenar por:

relevancia fecha

18/08/2016

Balconcito con encanto

En nuestra visita a Chinchón, un pintoresco pueblo de Madrid, comimos en este restaurante. Se encuentra situado en el edificio con más historia de su Plaza Mayor, una singular plaza con muchísimo encanto, ocupando una antigua fonda.
Nuestra intención era comer en uno de los dos balcones, los cuales ofrecen unas vistas preciosas a la Plaza, y así lo habíamos reservado. Sin embargo, al llegar, nos asomamos y nos pareció que hacía demasiado calor, por lo que decidimos comer dentro, en el comedor de la Orosía con vistas, también, a la misma Plaza, a lo cual no nos pusieron ninguna pega.
Música tranquila, ambiente muy relajado, servicio muy atento (incluso dándonos a probar varios vinos de la zona para ayudarnos a decidir) y comida muy acertada.

Para empezar, comimos Pulpo a la brasa, ración muy generosa y muy bien cocinado. Nos gustó mucho.

Y, como platos fuertes, Cordero lechal asado (nada que envidiar a otros comidos como los mejores) y Solomillo relleno de foie con salsa de trufa (muy bien recomendado en todas las páginas consultadas. Punto de la carne muy correcto y acompañamiento muy acertado).

Para acabar, invitación de chupitos de anís con limonchelo (acompañando unas pastas) y agradable y amena conversación con el dueño.

Así, lo comido más pan (4 euros), 1 botella de vino El Regajal (23 euros), 1 cerveza (2,5 euros) y 1 café, hicieron un total de 95 euros.

Muy recomendable, tanto el pueblo, como el restaurante.
09-07-2016

21/04/2015

Maridar lo descubrió en marzo de 2009

En la Plaza Mayor

Restaurante castellano en plena plaza de Chinchón. Los fines de semana está lleno, mejor reservar para que haya sitio en la Balconada, porque dentro no es lo mismo. Cordero, asados, carnes, chorizo a la brasa...

17/01/2010

Ocasión especial

Llegamos sin planificar una noche a Chichón para dar una vuelta y picar algo y acabamos en el Restaurante La Balconada, vamos bastante a Chichón y nunca habiamos estado en este restaurante, la verdad que fue una grata sorpresa, el local es precioso, tiene varios salones, el de los Toreros, se llama asi por que cuando este local era fonda, los toreros se vestían en el antes de salir al ruedo, el cual esta en la misma plaza, otro salón es de la Torre en el cual estuvimos nosotros aqui estaban las antiguas habitaciones de la fonda y se llama asi por que desde una de sus ventanas se ve la torre del reloj, también esta el comedor de la Orosia, se llama asi por la fundadora de la casa, este salón es el mas pequeño con una capacidad maxima de 15 comensales y por supuesto que también tiene sus balcones que dan a la plaza mayor, todo un claasico de Chinchón.
El servicio fue muy profesional y amable, musica clasica de fondo para una buena velada, habia muy poco publico esa noche y por lo tanto una tranquilidad poco habitual en algunas ocasiones, la vajilla y cristaleria perfecta, carta de vinos espectacular, con caldos de todo el mundo, Francia, Portugal, Hungria, Italia y por supuesto ESPAÑA con todas sus regiones, tienen de las mejores añadas conocidas, la comida fue tambien de maravilla, buenisimas chacinas ibéricas, sopas, verduras pescados y carnes, todo de una materia prima excepcional, el filetón de 800 g de infarto. No es barato, pero tampoco caro dada su calidad.
Recomendable para alguna ocasión especial.