Cocina vasco-navarra en Las Tablas. 400m2 repartidos en distintas zonas para que disfrutes de tus aperitivos, comidas, after-work, cenas, eventos...

Ordenar por:

relevancia fecha

05/05/2017

Producto y clásicos en las Tablas

Enero 2017

Lleno a reventar un jueves a mediodía, La Barra de Pelotari se ha convertido en un sitio donde comer más que bien en la zona de Las Tablas cuando se quiere producto y preparaciones clásicas.

Las chistorras con las que se empieza, en una mesa perfectamente y cuidadosamente ataviada, están más que buenas al igual que los chipirones a la plancha que compartimos y los berberechos con perejil. Buen producto y muy bien tratado. Correctas las alcachofas fritas con parmesano.

El pastel de puerros con salsa de setas, por muy viejuno que parezca, es delicioso y los pimientos rellenos de brandada cremosos y suaves, me gustan estas recetas que se han ido perdiendo en muchos lugares y que aquí permanecen y elaboran muy bien.

De pescado probamos el cogote de merluza en su punto perfecto acompañado por unas fantásticas patatas panadera con tomate y la carne a la brasa, de buen productor aunque ligeramente pasada de punto para lo que me gusta a mi. Mención especial a las patatas fritas caseras: adictivas.

Pantxineta, Goxua tarta de queso para compartir pusieron el punto final a una más que agradable comida.

Precio medio a la carta 40-45€. Tienen menú del día.

cocinayrecetas.hola.com/blogclaramasterchef/20170306/diez-restaurant...

Alvaro Armenteros

¿Qué te pareció? A mi me encanta su chistorra y la chuleta. Antes tenían de La Finca pero han cambiado. Lo cierto es que igual o mejor

28 de enero de 2017

Miss Migas

¡Me gustó! La chistorra es adictiva y comimos muy buen producto. Los chipirones, los berberechos y el cogote de merluza muy ricos. También clásicos "viejunos" súper ricos y bien ejecutados: pastel de puerros y pimientos rellenos de brandada.

28 de enero de 2017

20/02/2017

BUENA COCINA CLASICA. LOCAL ESPACIOSO Y MODERNO.

Miércoles Febrero 2017 (+ Visitas varias anteriores)

En el antiguo y enorme local en el que anteriormente había un Wagaboo, frente a la boca de metro de las tablas, abrió hace ya un tiempo este sitio. Local moderno, bastante bien ambientado y con tres ambientes diferenciados. El comedor del fondo con mesas bajas, una parte en el medio con mesas altas y cocina a la vista, y otro pequeño comedor donde, según la ocasión, ponen mesas bajas, altas o lo que tercie.

He visitado las mesas altas y este último comedor en varias ocasiones, más de una con ocasión de un picoteo con amigos mientras vemos el fútbol.

Así de memoria para un racioneo/picoteo recomendaría:
- CROQUETAS PELOTARI. Que son Lesamp-friendly, de queso idiazabal y membrillo, y mejores que las de jamón.
- MOUSSE DE BRANDADA DE BACALAO. Ojo que es un mousse, no trozos de bacalao, a mi me gusta más la textura consistente, pero aun así esto me convenció.
- HUEVOS ROTOS CON CHISTORRA. Buenos huevos, buena chistorra y buena patata frita.
- MEJILLONES AL VAPOR

Están bien sin más:
- ENTRECOT
- ENSALADILLA
- SOLDADITOS DE PAVIA. Buenos, pero "calibre" un poco pequeño para mi gusto, lo que aumenta el porcentaje de reboce un poco de más.

ATENCION. Depende bastante del camarero que te toque, pero la media es bastante buena. Rápidos y eficientes en general.

PRECIO. Los precios son altitos, pero también maneja un gran local y una calidad de producto bastante buena.

ME GUSTA:
- Para un picoteo informal viendo el fútbol. Tienen buenas pantallas y dan facilidades. En el comedor pequeño incluso ponen el sonido.
- Copas bien puestas.

NO ME GUSTA:
- Aunque han dejado el sitio chulo, el local de un edificio de las tablas no me resulta la mejor localización para un restaurante clásico de este tipo. Pero habrá que acostumbrarse...
- Las sillas con un respaldo que supera en altura tu cogote por metro y medio o más. No las he probado ni he visto a nadie sentado pero... ¿en qué estaban pensando?!?!? jajaja

Alvaro Armenteros

Si vas con más gente, te recomiendo el chuletón. Sube la cuenta pero está muy bueno.

20 de febrero de 2017

06/06/2016

Estiradete

Abril 2016.

Otro local típico de Las Tablas: gigante, pretencioso, con camareros estirados y donde parece que te miran mal si pides poco.

Éramos dos y pedimos 1/2 de rabas, muy blanditas pero con un rebozado horrible y grasientas a más no poder, había un charco en la mini freidora en que venían.
1/2 de ensaladilla, vaaale, la ensaladilla no estaba mal, bien de tamaño la media ración.
También pedimos tortilla de ajetes y gambas, bastante buen sabor y curiosa presentación; es una tortilla francesa estirada a modo de pizza y encima van los bichos, le echan un chorreón de aceite y a la mesa.

Con estas tres cosas nos dimos por comidos, la verdad es que fue más que suficiente. De precio nada mal sumándole dos cañas Alhambra: 28'50€.

05/02/2016

buena carne (que hay que pagarla)

He vuelto, como Terminator... y por azares varios, antes de lo que pensaba.

Esta vez he ido mentalizado de no caer en la tentación y enterarme de lo que pedimos y pagamos :)

De forma parecida a mi visita anterior, hemos compartido entrantes y luego chuletón de la Finca para todos (5 personas)

De aperitivo ponen una chistorra que está suprema. De hecho hemos pedido una ración completa como primer entrante de lo rica que está. Además: callos (muy correctos pero no son super top) y soldaditos de pavío (ricos, muy buen rebozado)

Después, dos chuletones de a 55€ el kg. Grandes, suficiente para los 5. La carne es realmente muy buena. Y la tratan bien. Poco hecha como pedimos, el punto clavado.

Para rematar, 3 postres a compartir: tarta de chocolate, de queso y gosúa. Todos rayando a gran nivel. Me quedo con la gosúa por poco.

Regadío mediante dos botellas de Pétalos del Bierzo (que me suena que es una referencia estandarizada de cotización vinícola en esta página) a 23 cada una.

Invitación de chupitos. Te dejan 3 frasquillas para que te sirvas a voluntad. Que taimados...aquí es donde te puedes perder y liarte luego a pedir combinados... Hemos sido fuertes esta vez.

La cosa ha salido a 43€ por cabeza, lo que supone una cosa bastante razonable para la cantidad y calidad y confirma que mi primera visita fue un desbarre importante (demasiado vino, demasiada carne y demasiado copazo).

Le subo una estrella al pelotari tableño.

-----------
Hace unos días visité al mediodía este restaurante de Las Tablas con compañeros de fatigas laborales. Local amplio que parece pequeño junto al pedazo local que tiene la pizzería de al lado, que parece una terminal de Barajas.

Excelente chuletón de La Finca de Jimenez Barbero, precedido de entrantes: calamares de potera (muy buenos) y ensaladilla (correcta sin más). Regadío a base de tintos nada baratos seleccionados en un momento de enardecimiento montuno.

Unos postres para compartir donde destacó la pantxineta.

Cabe destacar el servicio: nos tocó un camarero muy majete que nos trató de lujo. Tan a gusto estábamos que hubo ronda de cacharrazos (se nos va de las manos!)

Al final, meneo de 75€ por persona. Un buen viaje, pero debo reconocer que nos perdimos con las partes bebibles de la experiencia: el vino y las copas se nos fueron mucho de madre.

Lo dejo en 3 estrellas a falta de hacer otra visita donde no haya posesión infernal grupal, bebamos cosas más modestas y prescindamos del copeteo febril final para poder calibrar correctamente el lugar :)

spider72

75 eur por persona en las tablas es una bar-ba-ri-dad. En Madrid, en Vaca Nostra sales por menos hasta sin Kviar. Aún así...qué parte eran los cacharros? (ahora me dices que comer sale por 30 eur :D)

1 de febrero de 2016

Alvaro Armenteros

Ya pongo mi disclaimer al final: tengo que volver porque en vino y espirituosos se nos fue una pasada y yo no revisé la cuenta ni me acuerdo de todas las pociones que pedimos. De hecho creo que no la revisó nadie y nos fuimos haciendo la conga. Pasar, lo pasamos bien :)

1 de febrero de 2016

spider72

Toma ya.

De ésas he tenido yo varias.

1 de febrero de 2016

Alvaro Armenteros

Según lo pienso, creo que nos vieron las trazas de cebras cojas y nos tendieron una trampa con el camarero simpático que nos engatusó con licores. ¡Ouch!

1 de febrero de 2016

Javier B.

Yo he estado un par de veces y es un local pensado para ello, hacer sucumbir en un agradable ambiente a todos los afterworkistas de la zona.
Los precios son caretes y la comida no es de lo mejor del barrio.

1 de febrero de 2016

Alvaro Armenteros

He de decir que la carne me pareció de muy buena calidad. Le daré otra oportunidad. A ver si no sucumbo! :)

1 de febrero de 2016

Sergiete

Pues mucho mejor. 43€ con entrantes, buena carne de la finca, postres y buen vino me parece buena opción incluso tratándose de las "Teibols". Este me lo apunto.

5 de febrero de 2016

15/01/2016

Local, local por encima de todo. Buen ambiente, sobre todo en la barra de la izquierda. Hay mucho invertid aquí. La comida no acompaña pero se defiende. Buen steak tartar de la finca, algo salada la brandada de bacalao aunque muy suave y algo mazacotes las croquetas de idiazabal.
Se está muy a gusto. Y eso muchas veces es suficiente.

14/12/2015

Buen sitio para copas

No lo he probado como restaurante, viendo la carta a primera vista parece bastante caro y eso ya me echa un poco para atras, sobre todo por algunos comentarios en cuanto a la relacion precio/cantidad/calidad.
El local me ha gustado bastante.
Para plan copas despues de cenar esta muy bien, ya que puedes tomarlas tranquilamente hasta las 3 de la mañana con DJ incluido. El local esta muy bien ambientado para esto.
La presentación de las copas y la atencion muy buena.
Precio copas 8 euros.

25/05/2015

Decepcionante

Segunda visita. Siempre hay que dar dos oportunidades.
La primera fue a la terraza y nos pareció que ni chicha ni limoná. Unas patatas normales para acompañar la cerveza y punto. para esto hay mucha más oferta en la zona mejores y más profesionales.
La segunda fue a cenar este fin de semana. Trataré de no ser eterno:
- Local: Ruidoso local en el que si cenas en pareja tienes que gritar para que te oiga. Muy ruidoso. Además, si ya te toca un grupo de 4 o 6 personas cerca... olvídate.
- Servicio: Como el de un chino. Pides y te sirven todo en 5 minutos. Pero TODO A LA VEZ. Sin orden ni espacio entre plato y plato. En la mesa nos juntamos con todo lo que habíamos pedido sin haber terminado lo primero que nos sirvieron. Los camareros no son profesionales. Sólo hay uno o dos que tiene pinta de saber lo que hacen. después de manchar el plato con dos comidas tuvimos que pedir que nos cambiaran de plato, porque comer un pastel de puerros con la salsa de chipirones a la plancha, pues como que no.
- Comida: Muy, muy regulera. Como vino todo a la vez, puesto todo se quedó frío.
Todo, aunque hechas in situ, precocinado. 3 minutos después de pedir un pastel de puerros es imposible que esté en la mesa excepto que esté ya precocinado. Señores, ¡que en 3 minutos no da tiempo ni a que cuaje! El hojaldre de un pastel de puerros y el de la panchineta es el mismo. Nunca he visto un hojaldre tan poco levantado, quedando una masa de harina y mantequilla en la base. Los chipirones a la plancha, ricos, pero simplones y breves. Os advierto, ni se os ocurra pedir el tatín de manzana..., lo vi en el carro de los postres y su aspecto distaba mucho de un tatín. La panchineta es muy, muy vulgar. Una forma de ponerla en el plato aburrida, sin un mínimo de cariño, sin un coulís o una frutita para acompañarla...
- Vino: poca variedad y un 20% pasado de precio respecto a otros establecimientos.
- Precio: partiendo de que en los precios de la carta no incluyen el IVA (¡mal!), carete para lo que se come. Aunque estuviera bueno no se puede cobrar 75 euros por picar dos personas con un postre para compartir, sin café y sin copa, con el segundo vino más barato de la carta.

Dos intentos y no me ha cautivado. Lo siento, no volveré.