La barra de Sandó es la versión tapeo del Restaurante Sandó para poder disfrutar de las recetas creadas por el equipo de Sandó. A la barra de Sandó se va de pintxos: Ensaladilla trufada, Kumato relleno de tartar de bonito del Norte, Costillar de ibérico con su adobo en teriyaki, Ravioli de calabacín relleno de presa

Ordenar por:

relevancia fecha

14/06/2013

Barra de bar

Comparte entrada con el Restaurante Sandó y asimismo con la recepción del Hotel Mercure, pero no entendí que perteneciese ni al uno ni al otro, lo percibí como un espacio independiente, la verdad. En la entrada nos ofrecieron un pack de caña (Brabante, bien tirada, copa fina) y pintxo (arroz frito con mousse de arraitxiki) por 5€ y nos pareció genial, así que entramos.
Es un local relativamente grande con una barra larga, mesas pequeñas de 2-3-4 .... y también mesas altas rectangulares con taburetes, donde elegimos sentarnos. El servicio fue amable, los pintxos, que venían presentados con pan y cubiertos, tardaron en llegar unos 10' después de las cañas y estaban ricos. Cuando salimos del local vimos que estaban de promoción y tenían otras ofertas (por ejemplo, 2 pintxos+caña x 10€), no obstante la carta de pintxos era atractiva y con precios que iban desde los 4€ hasta los 10€, si no recuerdo mal. Pienso volver y probar más.

Vambira

Volvimos -3 amigas- a mediados de este mes y es un poco caro (mucho), especialmente los vinos y pintxos (2 vinos+1caña+3pintxos: 23,25€), pero me sigue gustando!

28 de noviembre de 2013

21/01/2013

PINTXOS MALOS, CAROS, EN UNA CAFETERÍA DE HOTEL Y DONDE NI ELLOS MISMOS SABEN QUE TIENEN UNA BARRA DE PINTXOS

El otro día me mandó un amigo un mail donde salía que Sandó, el restaurante de Madrid que colabora con Arzak, había abierto una zona de pintxos.

A mí que me encantan los pintxos y debido a que en Madrid escasean los buenos sitios de tapeo (Jurucha, Txirimiri, Estado Puro, Arzabal, Laredo), aparte de que están todos desperdigados por la capital, fuí a probar la Barra de Sandó.

Era un sábado a mediodía. Llegamos al hotel donde está Sandó y como no encontrábamos donde estaba el bar de pintxos fuimos al restaurante a preguntar. Nos dijeron que volviéramos la entrada del hotel que allí estaba. LLegamos a la entrada del hotel y vemos que hay una barra para servir cafés donde no había absolutamente nadie así que pensamos: "esta mierda no puede ser la barra de Sandó". Fuimos entonces a recepción del hotel y le pregunto al botones: "perdona, ¿la barra de Sandó?". El botones, bastante tonto por cierto, como si le preguntara que donde queda la Torre Eiffel, me dice que no sabe, que supone que será esa barra y me señala la barra donde no había ni Dios y solo anunciaban cafés. Volvemos a dicha barra, preguntamos al camarero y nos dice que sí, que aquí es así que nos sentamos en una mesa alta.

Madre mía vaya forma de publicitar el sitio. Es imposible saber que en esa barra donde solo anuncian cafés realmente ofrezcan pintxos de Arzak. Yo no sé si realmente a los de Sandó se la soplará la barra y se conforman con el restaurante, pero desde luego que han hecho una chapuza de campeonato.

Ya he dicho que no había absolutamente nadie y eso que era sábado a las 14:30.

Hay 5 pintxos calientes y 5 fríos. Por precaución, ya que ese sitio tan desangelado no prometía gran cosa, pedimos solo dos pintxos, el de txangurro al horno (5 €) y el pastel de cabraroca (3,50 €).

Pudieron tardar 25 minutos en sacar los pintxos, como si fuéramos las primeras personas que toman algo ahí y por tanto les hubiéramos cogido en bragas.

A los 25 minutos aparece una diminuta cazuelita de txangurro y un diminuto pintxo de cabraroca. ¿Es una broma? ¿Me han visto cara de david el Gnomo?

Lo probamos y bah, absolutamente sin más tirando a malo. Ese txangurro por 5 euros es una vergüenza, no vale ni 2 €. Y el cabraroca era un pintxo con menos gracia que Rajoy contando chistes.

Debido a lo caro y lamentable dee nivel de cocina, decidimos irnos tras pagar 14 € por eso y una caña y una copa de vino.

Yo que me esperaba un sitio concurrido, con pintxos cojonudos, al más puro estilo Txirimiri, y me encuentro semejante mierda...en fin.

24/09/2013

Mahoudrid te recomienda: La Barra de Sandó

La barra del Sandó llega avalada por el asesoramiento del gran Juan Mari Arzak a través de Arzak Instructions. Un asesoramiento que el chef donostiarra y su equipo se lo toman muy en serio, ya que su mano se deja notar en una propuesta en la que destaca el producto de primera calidad y la creatividad. Así podemos hablar clara y rotundamente de un bonito y agradable local-pertenece al hotel SD Mercure Santo Domingo- consagrado a la tapa de autor que integra y juega tanto con la cocina de vanguardia como a las raíces tradicionales. Recomendamos su menú degustación, pero también puedes pedir lo que quieras de la carta, en unas tapas y raciones, importante, hechas al momento. Una experiencia que vale, y mucho, la pena.

29/12/2012

Para tomar un pincho

Ubicado en el hall del hotel Santo Domingo, una cafetería /bar con propuestas originales de pinchos y vinos por copas.

Ambiente tranquilo y pinchos con buena presentación.