Ordenar por:

relevancia fecha

09/04/2017

Buena comida aunque un poco incómodo

La comida, la presentación, la atención de la camarera y la calidad de los productos contrastan con el local. Reservamos porque solo tienen dos mesitas y si no la única opción era la barra. Las mesitas son con taburetes, por lo que tampoco son lo más cómodos del mundo y de ahi que no sea perfecto.
La comida, por su parte es muy buena. La ensalada con burrata estaba perfectamente aliñada y aunaba cremosidad y sabor, las vieiras con salsa de coco y lima estaban al punto con una combinación de sabor que no se superponía al del molusco y la carrellera era melosa y sabrosa a partes iguales. De los langostinos rellenos de queso tuvimos imoresiones variadas porque, aunque estaban crujientes y cremosos, alguno de los langostinos estaba un poco seco, pero los otros estaban super ricos. Las berenjenas con miso fue lo que menos nos gustó, aun estando ricas y siendo una preciosidad de presentación, porque estaban un pelín saladas de más.
De postre tomamos Tierra, que es una interesante mezcla de texturas y sabores.
Un sitio para repetir.

04/04/2017

EXPERIENCIA GASTRONÓMICA CON UNA SONRISA

#L♥ VETHISPLACE

Situado al lado de la Calle Santa Isabel, pero un poco escondido, este pequeño bar de tapas tiene una cocina estupenda.
Había probado algunas cosas de su carta como las mini hamburguesas en los cáterings que ofrecen para empresas y me había quedado con ganas de ir a su local.

Ayer tuve la ocasión de probar dos platos más:
el Jamón de atún ( 6€) un sabor muy sorprendente porque que realmente sabía a jamón y la entraña a las hierbas aromáticas (5.50€) que resultó ser una delicia.

La relación calidad, precio es estupenda, las tapas tienen un tamaño adecuado para su precio, ya no dejan de ser tapas y están buenísimas. Un sitio súper recomendable para tapear.


♥ ME ENCANTA // Que te reciban con una sonrisa y te expliquen toda la carta!
★ ★ PERFECTO PARA // Para picar algo, tapear con amigos.
★ ★★ UN MUST // La entraña y las mini hamburguesas!
★★ UN CONSEJITO // Las tapas son eso tapas,no son como para empacharse, pero mejor porque así puede pedir varias para probar.
☼ MEJORABLE// Creo que si el local fuese más grande y pusieran mesas estaría aun mas lleno.

{DIRECCIÓN} Calle marqués de Toca 7, Madrid <M Antón Martin>
{HORARIO} mar a jue: 20-2h vie: 14-2:30h sáb: 13:30-2:30h dom: 13:30-0h
{PRECIOS} 4 Cañas con su tapa y 2 raciones por 18€

#bar #baresquemolan #antonmartin #madrid #tapeo #gastronomia

04/05/2016

Buenas intenciones

LA BERENJENA es una pequeña tabernita en una calleja cerca de Atocha. Nos recibe una pequeña barra con banquetas altas y dos mesas en un minúsculo comedor al fondo del local.

Carta de raciones originales con un toque de fusión. Aconsejados por la simpática camarera pedimos un falso rissoto de pasta puntelet con setas y trufas, francamente bueno. Unas sabrosas gyozas (6) con un toque de plancha en las que destacaba la caserísima salsa teriyaki, y finalizamos con el plato estrella de la chef, navajas con salsa de coco y toque de kimchi. De postre una rica mousse de queso manchego.

Selección de vinos suficiente, aunque subidísimos de precio. Nos decantamos por una botella de Borsao Selección que tuvo que ser cambiado por un verdejo al no estar a temperatura.

Servicio voluntarioso y buena mano en la cocina. Un martes con fútbol en la tele y el local lleno, parece que no les va mal. Acabamos pagando 50 euros por todo, precio que nos resultó un poco caro para comer en barra. Repetible pidiendo con cuidado.

29/12/2015

Buena cocina en un local incómodo aunque esté vacío. Recomendable para tapeo por la zona.

Subimos a 3+

Nueva visita a La Berenjena, local de una ex concursante de reality cocineril.

Cocina interesante con muchos platos por explorar, aunque el local, aún vacío es ciertamente incómodo. Las repisas para apoyar los platos son cortitas y la barra tampoco es demasiado amplia. En cuanto hay media entrada ya es complicado el tapeo.

Servicio majete y atento.

NUESTRA OPCIÓN:

TATAKI DE ATÚN. Servido con una salsa de soja especiada. Muy sencillo pero muy agradable de comer. Ligero y fresco.

CARBÓN de MERLUZA. Una merluza rebozada en "costra negra" que le da un aspecto de trampantojo tapero. Curioso más por estética que por sabor. Bien.

SEMICRUDO DE PRESA. Servida con un chimichurri funciona muy bien. Buena materia prima.

Por 40 y pocos euros comimos bien dos personas con 4 copas de vino a correcta temperatura.

DETALLES QUE NO SE VEN PERO ESTÁN:

Una de cal y una de arena: el mismo servicio majete y atento tuvo una monumental bronca en cocina que dejó a todos los presentes "acongojados". Se oían los gritos en el Reina Sofía.

A pesar de llegar ya con la cocina cerrando, no nos pusieron ninguna pega y sí mucha sonrisa par servirnos.

Subimos a 3+ por RCP y por calidad.

Venid,

**********************************

2++ pero en justicia no puedo darle 3.

Local mono pero pequeño, muy pequeño. Apenas una barra incómoda con una columna en todo el medio que hace aún más complicado el buscar acomodo.

Básicamente un pequeño bar de tapas, no puedo calificarlo de otra forma, con UNA mesa en una especie de recodo al lado de la cocina. Volga dice que se come bien en esa mesa, y yo le creo, aunque me sonrío.

No es que haga calor, es que es imposible el disfrutar de una conversación o de la cocina por el bochornazo que hace dentro. No había sudado tanto en mi vida a pesar de que el aire estaba puesto a tope.

Cocina de tapas correcta, incluso excelente diría yo, en calidad y en cantidad, tanto por las cosas que vimos salir como por las que tomamos nosotros, que no fue mucho.

Nuestra opción:

Gambas rellenas de queso. En realidad yo creo que es al revés, un finger de queso frito relleno con una gamba estilo "con gabardina", pero qué más da, en cualquier caso era excelente. Fritura perfecta, muy rico y agradable de textura, me maravilla que no se les rompa. Sorprendente.

Verbena de mejillones y almejas con salsa de jamón. Excelente la almeja, peor el mejillón. La salsa para mojar un container.

Queso con membrillo. El membrillo servido en bola para untar, funciona, aunque yo personalmente hubiera preferido un queso más potente.

Mousse de queso. Ya lo sé, que nos repetimos más que la peli del El coloso en Llamas". Correcto.

Vino blanco alvariño (no lo suficientemente frío) + caña. 40 euros, sauna incluida, ideal para los poros.

Conclusión: Excelente cocina en un local muy justo, válido para unas cañas (en un día fresco) y poco más. Incluso como barra no es demasiado cómoda. El servicio atento y majete, se desborda fácilmente. Con otro local creo que sería un éxito.

Conclusión 2: nos dicen que a partir de ahora se va a llenar porque la Chef había sido seleccionada para un famoso programa de cocineros, y que llamemos para reservar...pues como no reserven trozos de barra (y no muchos) no sé a qué se refería.

Avelio

Para tapear por esa zona, en la calle de al lado (Santa Isabel), está La Caleta. Eso sí, las raciones son más bien de pescaíto, pero es un local amplio, tienen aire acondicionado, un montón de mesas y flamenquito del bueno de fondo. Aunque a Acme no le gusta mucho, es un sitio que a mí me encanta.

11870.com/pro/la-caleta-santa-isabel

8 de septiembre de 2014

spider72

Avelio, anotado. Nos pasaremos en breve.

8 de septiembre de 2014

Javier B.

La caleta está muy bien, en mi opinión las mejores frituras de Madrid, pero tiene un problema de insonorización grave que hace que cuando esté lleno no te oigas ni a ti mismo. Evita Vienes y Sábados.

8 de septiembre de 2014

spider72

Gracias Javier...

8 de septiembre de 2014

Lady Spider76

Había algo además de queso?

8 de septiembre de 2014

09/01/2016

La caprese sí.

Diciembre 2015

Me imaginaba el local mejor vestido, más pequeño, sí, pero con mejor pinta. Encontramos un minihueco en la minibarra de la pared y nos aposentamos. La camarera, muy enrollada ella, tardó un buen rato en hacernos caso. En vista de los subiditos precios de los vinos (tampoco excesivamente originales) pedimos dos dobles. La camarera enrollada nos "obligó" a pedir la ensalada caprese, deliciosa, por cierto (la ensalada, no la camarera) y nos "obligó" de nuevo a pedir las navajas ya que era el plato con el que había entrado en Top Chef la cocinera (a mí eso me la suda, además de que no veo tele pero no era plan de rechistar), nosotros solitos elegimos las gyozas de pollo de corral.

Las navajas... había dos que no estaban muy buenas, la salsa sabe principalmente a coco o piña colada y la mitad se queda en el plato porque se cae y no hay forma de recuperarla. Había muchas cáscaras que se partían y eso es peligroso.

Las gyozas parecían caseras, el contenido no sabía a casi nada pero mejoraba bastante si la pringabas bien en su salsita.

La caprese es lo único que nos da ganas de volver a La Berenjena.

El pan es demencial, pero que el del chino. La iluminación otro tanto, casi no ves lo que comes. Teniendo en cuenta las condiciones en las que tienes que comer (estrecheces, luz, barra de bar minúscula) las raciones me parecen caras. Pagamos 43€ por tres raciones y 4 cervezas.

13/02/2015

Peculiaridad asegurada.

No entiendo cómo no tenía editado comentario alguno sobre la Berenjena cuando es un lugar de transito asididuo para mí.....
Cuanto menos el sitio es peculiar porque no te crees que en un local "corriente" puedas comer al nivel de originalidad que comes, eso sí, comes en barra y la barra no es especialmente cómoda, apenas hay dos mesas al fondo, en un reservadín, que obviamente siempre están pilladas. El sitio además tiene mala acústica. La atención varía desde el encanto más absoluto de Marta, una de las socias del local a la que borrarle la sonrisa es imposible pero imposible, a el resto de las chicas que atienden que pasan a ser desde sencillamente "corteses" a incluso un poco educadas. Esto ha que cuidarlo Rebeca, y te lo digo con amor, si te estás currando la cocina al nivel que lo haces (y doy fe de que lloro de gusto con la mayoría de tus platos) tienes también que poner atención al servicio que ofreces, sobre todo cuando amplíes el local.
Al mundo le recomiendo que pregunte además por los platos fuera de carta así os haréis una idea del amor y la ilusión que ésta chef pone en cada producto que toca. Si tenéis la suerte de pillar algún día Rodaballo, pedidlo sin dudar que repetiréis seguro y no dejaréis ni las espinas (entre otras cosas porque se come todo!!)

spider72

Estoy de acuerdo contigo Izaskun. Me encantó la cocina (aunque recuerdo que ese día el calor dentro del local era alucinante).

No recuerdo yo mal rollo con la atención, pero tenía tanto calor que el resto era secundario. Eso sí el local es incomodo de narices...con una columna en tol medio que te dan ganas de dinamitarla.

En un local un poco más apañado esa cocina brillaría...

13 de febrero de 2015

Izaskun.

Yo estoy convencida de que será así spider72, lo comprobaremos y lo mentaremos! ,-)

13 de febrero de 2015

16/02/2015

Comida con sabor y orginalidad

La Berenja es un sitio muy recomendable, aunque pequeño, al final te haces un hueco y comes muy, pero que muy bien. El trato es muy agradable y la calidad precio excelente. Sin duda Rebeca y su equipo son de lo mejorcito. Como dato a añadir, y para mí, elemental cuando busco un buen restaurante es que tienen vino de El Bierzo, concretamente tomamos un Cuatro Pasos.
Muchas gracias
¡Qué aproveche!
Bsos

09/09/2014

Local que desmerece una buena cocina

3.5+

Segunda vez que me paso por la Berenjena, en esta ocasión el día antes de que su cocinera, Rebeca Hernandez, aparezca por primera vez en el programa de tv Top Chef (por lo que es de suponer que último día en el que el sitio será "desconocido").

Local escondido en una calle de la zona de Antón Martín, muy pequeño. Básicamente es una barra,y dos mesas ocultas al final del local, al lado de la puerta de la cocina y tras una pequeña puerta pared, que resultan ser las únicas que te permiten disfrutar del sitio con un poco de tranquilidad. La primera vez comí en una de esas mesas, mientras que la segunda comimos de pie y para mi gusto no hay color (no soy mucho de barras ni de comer de pie, todo sea dicho, cuando se trata de comer algo más que un pintxo). Esta segunda vez además en el local hacía mucho calor, a pesar de que en la calle no hacía tanto, y de que el aire acondicionado estaba puesto. Había mucha gente pero no lo justificaba.

Carta amplia de tapas y raciones, con bastantes fueras de carta según mercado (y si a la camarera le apetece contártelos), pero es una carta algo caótica (en una pizarra en la pared), sin separar demasiado, con lo que es difícil decidirse por qué comer (aunque casi todo está bueno, y suele ser casero). La primera vez pedimos pulpo a la gallega, que supuestamente era una de sus especialidades (a pesar de que la segunda vez ni lo tenían en carta ni nos lo ofrecieron, no sé si han dejado de hacerlo), croquetas (buenas tirando a muy buenas), fish & chips a su manera (fritura muy rica, aunque el pescado lo ponen poco hecho, que en el caso de un pescado blanco no me termina de convencer) y alguna cosa más, y nos gustó mucho todo.

La segunda vez, como ya veníamos de comer algo en otro sitio, pedimos poco y nos dejamos recomendar, y nos trajeron unos langostinos con queso (langostinos, recubiertos con queso blanco y luego empanados y fritos) y una salsa agridulce, una idea muy bien terminada; y luego una cazuela de mejillones y almejas con salsa, que aunque de frescura estaban mejor las almejas que los mejillones, la salsa estaba muy sabrosa. Con la primera consumición nos dieron una tapa de pepino con ensalada goma wakame encima.

Postres limitados, no sé si porque se les habían acabado o porque solo tienen 3 (coulant de chocolate, flan de queso y queso con membrillo), y tampoco muy destacables.

Cañas decentemente tiradas; del vino que hable la compañía, que yo no soy mucho de vino.

Camareras simpáticas, pero un poco caóticas, no sé si desbordadas, lo que hacía que a veces tardaran en atenderte, o trajeran algunas cosas rápido y otras tardaran excesivamente (los postres tardaron la vida). Tampoco sé qué parte de culpa es de las camareras y qué culpa de cocina.

A ver si hay suerte y con la "fama" que le dé el programa, puede invertir en un local mejor porque la cocina merece una experiencia algo menos agobiada.

spider72

Dos mesas???? había dos??? pensé que sólo una!.

El vino pelín calentorro para ser blanco.

9 de septiembre de 2014

volga

Sí, hay una a cada lado de la puerta XD

9 de septiembre de 2014

23/02/2015

Pequeño y resultón

Me gusta mucho la comida que preparan en la Berenjena, todas las veces que he ido me ha encantado lo que he comido.
La atención de la gente siempre amable, atenta.....

Salud!!!

04/02/2014

peculiar PLACE donde la bisexualidad femenina es un lujo

Local que no se espera uno encontrar en una bocacalle de la baja Atocha con un ambiente lesbico muy informal y divertido que dirigen con maestría sus dos propietarias.

La gastronomía excepcional, la chef y dueÑa que estudio cinematográfica tiene una composición espacial de los platos amasing.

Y en paladar el sabor es de muerte.

Muy, muy interesante para ir informal.

09/12/2013

Esta bien

Está bien, pero tiene que mejorar algunos aspectos, aunque en cuanto a la cocina, que es lo que verdaderamente importa, le ponemos un notable alto. El local es pequeño, demasiado pequeño (más bien es un lugar para tapear en la barra, más que para sentarse plácidamente a comer), y donde nos pusieron daba a la cocina directamente, tan solo separado por una puerta de cristal, lo que ciertamente ocasiona mala impresión. Estuvimos incómodos, muy cerca de la otra mesa, donde te enterabas de toda su conversación y donde costaba trabajo moverse o "salir" del hueco para acceder al servicio, por ejemplo. He mencionado que la comida era buena y así es. La entraña de ternera estaba espectacular y te la sirven ya troceada, lo que es de agradecer. Pero lo que realmente nos encantó fueron las navajas con salsa de coco y lima, una verdadera joya. El atún tampoco desmejoró, aunque siendo del sur no nos impresionó demasiado. Luego a destacar el servicio. Nos atendió una chica vasca muy simpática y atenta que además nos ofreció al pedir la comanda varios platos que no se encuentran en la carta y fue quien nos recomendó las navajas ya comentadas. El precio algo subidito, sobre todo por la incomodidad de local (se supone que eso también va en el precio) pero sin quejas por la calidad de la comida. Me gustaría repetir y ver que han ampliado el local.

15/10/2013

Lugar de (propia) referencia

En el momento en que escribo esta nota, son ya varias las veces que he ido a La Berenjena. Casualmente, o no, en ninguna de mis visitas he repetido (de momento) acompañante; y casualmente, o no, nunca he ido de manera premeditada.

En la zona que se abre entre Atocha y Sol, si he quedado con alguien para tomarnos algo, a estas alturas no tengo ninguna duda de donde acercarme. Ya no sólo por el local, coqueto y acogedor, o por la bebida y la comida, que en mi caso en ambos aspectos siempre me he sentido satisfecho (carta de vinos interesante, carta de raciones original y de buena calidad), si no por el trato recibido. Siempre me ha atendido la misma persona, de amplia y sincera sonrisa, increíblemente maja ella; un sol, vaya.

Lamento no poder extenderme en el comentario; así como en otros locales tiendo a recoger la cuenta para luego poder escribir sobre ellos (aunque después no acabe haciéndolo), en éste inexorablemente me olvido de tal proceso. Será porque siempre salgo satisfecho. Por eso le doy 5 estrellas.

Me detendré en la comida en otro momento, ya que doy por seguro que volveré.

Nota: ocasionalmente, y en aparente contradicción con el estilo del local, migas con chorizo de tapa; ¡cómo no me van a tener encandilado!

16/10/2014

Tapeo

tapeo elaborado y posibilidad de cenar sentados (pelín prietos) en un par de mesas que tienen al fondo.
Me gustó.

11/12/2013

Muy buen tapeao a precios contenidos

Muy buena la ensalada caprese con stracciatella y trufa aunque creo que la albahaca sobra y si pelaran los tomates ganaría cremosidad.
También tomamos una ración de croquetas. Optamos por las de boletus y las de puerro. Masa fina en ambos casos y fritura muy buena. Más ricas las de puerro para mi gusto.