Restaurante vegetariano vegano macrobiótico. Situado en el centro de Madrid en pleno Barrio de las Letras.Un acogedor y tranquilo lugar para disfrutar de la comida vegetariana.

Ordenar por:

relevancia fecha

08/12/2011

Muy malo, una estafa

Como vivimos en el Barrio de las Letras solemos pasar por la puerta frecuentemente, e incluso compramos en la ecotienda que tienen. Por cierto, muy buena y bien abastecida de productos.
Pues bien, el buen olor nos invitaba a pasar pero nunca lo hacíamos hasta que por fin nos decidimos aprovechando una visita de una pareja de amigos nuestros y uno de ellos tiene ciertos alimentos limitados.
Aunque no soy vegetariano, me encanta este tipo de comida y suelo frecuentarlos, pero tengo que decir que este resultó ser una pésima elección: más bien parece que estés en el comedor de un hospital en vez de un lugar para disfrutar de la comida.
Elegimos el menú del día (15,20 €) y ninguno de los 4 repetimos plato para poder probar lo máximo posible. Así que degustamos casi todo lo que estaba en la carta:
- Gazpacho: el más insulso que jamás he probado. Malísimo.
- La Ensalada biótica, de coña: 3 tristes lechuguitas con 2 tomatitos cherry.
- Sopa de cereales: lo único que se salvaba, pero tampoco como para tirar cohetes.
De segundo probamos:
- Los macarrones, que estaban como en el "cole": pasados y blandengues (por lo visto "al dente" es algo que no tiene que ser muy microbiótico).
- Las patatas y acelgas a la crema, incomestibles.
- El arroz integral con miso y apio, aburridísimo.
- Y la tarta de tofu con espárragos, que seguro que es una receta que han sacado de algún Hospital.
De postres pedimos te y infusiones. La cuenta y ciao, hasta siempre.

Resumiendo: Es el clásico vegetariano militante que se quedaron desfasados y que todavía no han descubierto que las espinacas con garbanzos no llevan ni carne ni pescado. Ni que el salmorejo, ni el ajo blanco, ni el taboulé, ni los guisos de berzas, ni patatas con alcachofas, ni los espárragos trigueros, etc, etc, etc, también son platos vegetarianos..... en fin, lo dicho. Muy malo.
El servicio muy regular.

Javier Divisa

Tiene gracia, claro, ahora es cuando tiene chispa esto. Porque al salir del restaurante le estoy viendo la cara del mismo color que las acelgas a la crema. Me ha puesto triste, de verdad, leer esta crítica, y de hecho no iré por si hubiera lugar a trauma. Abz

1 de diciembre de 2011

je suis béatrice

Una lástima este sitio. Recuerdo que hace 20 años este era un sitio que solía frecuentar mucho. Me encantaba, se comía bien, precios baratos, los chicos que lo llevaban te trataban genial. Uno de los recuerdos de mi juventud es el arroz con algas de la Biotika, en una época dónde no había muchos vegetarianos en Madrid y esos sabores eran toda una originalidad. Hace un par de años volví y también me sentí estafada. Todo había cambiado, el servicio era malo, el sitio triste y la comida nada que ver con la de antaño. Una pena.

12 de enero de 2014

je suis béatrice

...Por lo menos la tienda la siguen conservando,me alegro.

12 de enero de 2014

30/05/2012

Vegetariano auténtico

Se trata de un vegetariano minimalista en el que se come realmente muy bien. Tienen un menú del día muy abundante y sabroso, pero dentro de una cultura de comida ligera y muy, muy sana.

No es un sitio, eso sí, para hacer sobremesa. Muy tranquilo, con mesas bastante juntas, es ideal para comer tranquilamente, en pareja o con gente poco alborotadora. No anima a quedarse después de haber comido.

Un sitio para comer muy bien, punto.

05/05/2013

rancio

La comida no esta mala, pero es como comer en la trastienda de una farmacia. Todo es un poco insipido con regusto a herbolario..

20/07/2010

pues vale

En el biocultura 2008 daban folletos de 2x1 en cenas si reservabas con antelación. Especificaba que también fines de semana y festivos. Fui a reservar para un domingo y me dijeron que lo del 2x1 era un error tipográfico (excusas), que se confundieron en la imprenta (claaaro) y que sólo valía de lunes a jueves de 20:00 a 21:00 (síiiiii). Curioso, porque tenían su puesto al lado del mío y no fue eso lo que hablamos (4 días ahí metidos dan para mucho). Una pena, ya sólo por ese detalle no voy a volver.
Respecto a la única vez que he ido (en 2007), no había nada vegano y ponían problemas para hacerte las cosas sin huevos ni lácteos. Poca comida, sosa y cara. Se supone que han hecho un lavado de carta, de imagen y de menú, haciéndolo casi todo vegano, peeeeero...

05/09/2009

Reconciliación macrobiótica

Ir a este restaurante es como ir al gimnasio, sientes que haces algo que deberías hacer más y te reconcilias con tu parte sana-bio.
Cocina casera, muy casera, el menú macrobiótico no debe asustarte, está bastante bueno y aunque repitas muchas veces, no te haces Hare Krishna.
Los compañeros de comedor me gustan por su variedad, y es una galería de tipos de la época, como decía Baroja.
Tienda vegetariana en la entrada.
Menú muy económico y experiencia cultural

01/08/2010

Pequeñito, pero muy acogedor. El menú está bastante logrado, tanto la opción vegetariana como la macrobiótica.
La tienda de la entrada no tiene mucha variedad de productos, pero teniendo en cuenta el espacio más bien reducido, está bien.

Merlu girl

04/07/2007

siddharta lo descubrió en julio de 2007

Sitio bastante pequeñito pero las dos veces que he ido me encantó. La gente sule hablar bajito, no se puede fumar y la comida se nora bastante casera. Para mi (en su tiempo) uno de los mejores vegetarianos de Madrid

05/09/2008

Acogedor

Un sitio acogedor, decorado como una casa de la provenza. Luz tenue, velitas, silencio...

Estuve hace mil años y probé el menu macrobiótico que no convenció. No se si repetiré, en ese caso iré por la versión vegetariana.

En la entrada tiene una parte de tienda - herbolario.