La Cabra en el Tejado

La Cabra es un bar donde se puede comer tapas orientales, francesas y españolas a un precio muy asequible. Situado entre La Latina y El Rastro.

04/04/2017

Siempre animado

Bar muy animado en La Latina con cañero de Super Bock (difícil de encontrar en Madrid). Comida sencilla ( humus, quiches, tostas...) pero bien para el precio. Eso sí, ármate de paciencia porque el bar está lleno y a veces una sola camarera.

24/02/2017

Super bock y quiche, para un tarde con amigas no necesito más.

María

uno de mis prefes cuando vivía por el barrio :)

hace 2 meses

17/07/2015

Me gusta mucho.

Aunque está cerca de La latina, no tiene nada q ver con los típicos bares de raciones dirigidos a turistas-guiris de te clavo 3 euros por una caña xq me da la gana.
Aquí encontrarás: cócteles, tés , tartas, quiches ( ríquisimas), crepes saladas o dulces...
Las camareras son muy majas.
Tiene una estatería repleta de libros para leer.

26/08/2014

UN SITIO DIFERENTE EN LA LATINA

#L♥ VETHISPLACE

Esta joya de La latina O más bien el rastro, me la descubrió hace bastantes años un chico americano, que conocí en las fiestas del barrio y resulta que nunca había ido. Desde entonces siempre que me doy una vuelta por cascorro acabo aquí, ya sea para desayunar, tomar unas cañas o picar algo. La cocina aquí es excelente, aunque poco variada, pero lo que hacen esta realmente bueno.

Una cosa que me gusta es que tienen botellines de superbock (me encanta esta cerveza portuguesa) a un euro y siempre te pones unas patatas o aceitunas.

Para comer a mi me parecen estupendas las quiches, mi favorita es la de calabacín, parmesano y tomate y los crepes dulces o salados a destacar el de espinacas y queso. Además están muy buenas las patatas con salsa de setas, el
... opinión completa »

gordolobo

sin duda uno de los mejores sitios de esa zona.

27 de agosto de 2014

08/04/2015

Un buen sitio para pasar la tarde

Un local muy agradable, con comidas muy ricas y buen ambiente.

26/08/2013

Ideal para un tentempié en una visita al rastro.

Restaurante ideal para una parón en una visita comercial por el rastro. Bullicioso y sin lujos, tienen una mezcla curiosa de tapas y platos, donde por lo leído destaca el humus. En mi visita sólo puede probar la quiche de calabacín y parmesano con una poco habitual cerveza portuguesa Super Bock, ligerita y suave.

11/01/2013

perfecto para aperitivos

Este sitio es uno de mis imprescindibles cuando voy a la zona del rastro, me gusta mucho más esta zona bajando un poco la calle Toledo que todo el guirigay hortera de la cava alta y cava baja. Es mucho más auténtico y roza con Lavapiés, una ventana abierta al mundo en el centro de madrid.

Aunque según el día y la hora te lo puedes encontrar a tope, con un poco de mañana se puede buscar un hueco, y todos los rincones del local, te toque donde te toque, son agradables.

El ambiente es bastante tiradillo y relajado, como si todos los días fueran domingo. Es perfecto para las primeras cañitas aunque si te lías la comida está bastante decente. Todo muy natural y para compartir como el hummus, las tostas, etc.

Le da bastante rollo la barra de zinc que han conservado del antiguo bar de viejos que era y al que también me gustaba bajar a tomar cañas cuando vivía en la calle Bastero.

26/01/2013

Mi sitio favorito para tapear en La Latina

Un sitio sencillo pero acogedor, para tapear por La Latina.

Una mezze (plato combinado de humus, taboulé, babaganoush y tzatziki) deliciosa. Las tostas son más que decentes: la de brie y pesto, espectacular. De la tarta de zanahoria, ni hablamos.

El personal es eficiente, rápido y simpático. Yo no pido más.
Siempre que he ido lo he encontrado lleno, pero al poco de esperar siempre hemos acabado encontrando hueco en alguna mesita.

Si tuviera que decir algo negativo, la cerveza. La Super Bock portuguesa que sirven por 1 € el botellín, es bastante mala. Pero siempre puedes pedir otra bebida, así que no es ningún drama.

Lo dicho, mi favorito en La Latina.

31/05/2012

Mi favorito de la frontera Latina-Lavapiés

Un sitio del que me gusta todo.

El local, con ese "desarreglo estudiado", sus mesas grandes, sus murales, la iluminación cálida...

La bebida - los minibotellines de Bock a 1 euro son un triunfo. Los tés y los cafés una maravilla. ¡Y hay cocktails!

La comida - Crépes dulces y salados, platos para compartir a base de hummus, cous-cous... Y de postre unas tartazas de las que es difícil prescindir por muy frugales intenciones que tuvieras.

Los precios razonables. 6 euros por un plato de mezze con el que comen 2.

Que cuando hace buen tiempo dejan abiertas las puertas que dan a la calle y es un triunfo encontrar sitio en una de las mesas de fuera donde tomarte un mojito al fresco y viendo a la gente pasar.

Que los días de rastro se
... opinión completa »

24/04/2012

Para tomar una cañita, está bien, pero no me encanta

El sitio no es nada de otro mundo, tiene un rollo diferente y no está mal. Pero no me encantaaaaaaaa.
Me tomé un Crep, bastante rico, pero es verdad que hacía fresquete y no estaba de los más cómoda.
Es un sitio de Latineo....para tomarte unas cañitas de pie, y hacer la ronda por los de alrededor. El precio no lo recuerdo bien, pero es barato.

Lo bueno, es que no está masificado y no te clavan por una caña. Y no es de los típicos de ligoteo de la zona.

01/02/2012

de lo mejor

de los bares que más me gustan en la frontera Latina / Lavapiés, al principio de la calle Santa Ana.

Vale lo mismo para unas cañas que para picar algo informal (genial su plato enorme de mezze) o para un café con una de sus excelentes tartas.

Muy popular los domingos de Rastro para los que vienen al barrio y mucho más tranquilo entre semana para los habituales de la zona.

Es el típico sitio que te puedes encontrar en el Prenzlauerberg de Berlin, pero en el Madrid más castizo.

Tienen wifi.