El restaurante La Cabra, es un restaurante donde la gastronomía y la profesionalidad de sus componentes, van de la mano realizando una cocina de mercado, teniendo siempre pres...

Ordenar por:

relevancia fecha

03/11/2016

Menú degustación 4+++

Llevaba yo queriendo venir a la Cabra desde que tengo casi uso de memoria. No será desde luego por inconstante, que me faltan dedos para contar las reservas que he llegado a hacer con su correspondiente cancelación por infortunios de la vida. Puesto que hay que reservar para fin de semana con bastante antelación (a mes vista +o-) siempre me surgía para dicho día algo inaplazable, ni la Preysler oye.

Total que esta última vez vuelvo a llamar y resulta que ya tienen mi número registrado o, no sé como, pero saben mi nombre y apellidos. Figuro en la lista negra de clientas petardas seguro....o puede ya que les dé hasta pena porque nos sentaron en la mejor mesa del restaurante, LA redonda, justo en el centro de la sala (no de esas cuadradas chiquitajas pegadas a la pared) bajo una estupendérrima lámpara de araña y en la que no tocaba a ninguno de los otros comensales ni aunque me estirase a conciencia.

Fuimos a por el MENÚ DEGUSTACIÓN CORTO 3 comensales , celíaca incluída, y su menú he de decir que tan sólo varió en una preparación; a mí el esfuerzo me parece digno de admirar. Para ella la puntuación son 5 estrellas.

Entramos y percibo un fuerte olor a pescado que sinceramente no me motiva demasiado, pero que se pasa pronto. Lo que no fue pronto fue lo de empezar a servirnos, sin embargo después como la seda.

- SNACKS: los sirven todos a la vez, tamaño bocado. Una infusión fría de manzanilla y Sarda muy suave con una crujiente regañá con atún, caldo de jamón con esferificación de queso Idiazábal, socarrat de la paella con mahonesa de plancton y camarones, mejillón con tierra de algas y carpaccio de vieira marinado en soja, su versión de pan amb tomaquet y bikini de butifarra de bull, y bocata crujiente de calamares y limón.

Yo podría haber comido a base de repetirlos todos una y otra vez. Buenísimos.

- OSTRA, CHABLIS Y ENCURTIDOS: El plato comienza con una concha de ostra en la que sirven una ligera mahonesa caliente hecha con el jugo de ostra y emulsión de cebollino. Seguidamente la ostra al natural con pepino y encurtidos que es para volverse un cochino y relamer el plato para dejarselo limpito y sin necesidad de pasar por el lavavajillas.
Y finalmente hoja de ostra con gotas de bergamota para limpiar sabores.

Plato de diez.

- TACO DE HUITLACOCHE CON JALAPEÑO Y GORDAL: A mí sólo con ser de huitlacoche ya me tienen ganada. Adoro este hongo feo, pero feo con ganas, que crece pegado al maíz cual plaga y que si lo ves al natural lo menos que te puede apetecer es comértelo. Si ya lo decían en La Bella y La Bestia, la belleza está en el interior.
Lo sirven sobre un taco hecho de pasta brick con esférico de mezcal y mandarina, con una base de maíz, mini mazorcas y puntos de aceituna gordal con polvo mantequilla. Sabores intensos y de vez en cuando algún picante.

- MANTOU DE CARABINERO: Un bollito frito relleno de coco y gamba con carabinero cocinado al josper. ¡Qué bollito! y qué carabinero.

- SHABU SHABU DE TORO: tras ofrecernos unos palillos, remojamos unos filetes de atún toro durante 2-3 segundos en un caldo dashi que nos colocan con un hornillo de gas para que se mantenga bien caliente y de ahí se pasa a un cuenquito con salsa ponzu y shiso.
Posteriormente, en otro cuenco sirven unas verduras y setitas, alga y col deshidratada con polvo de frambuesa para terminar de aprovechar el caldo restante tras habernos terminado la carne del atún.

- GOULASH DE CARRILERA: Carrillera cocinada durante 72 horas acompañada de emulsión de pimentón de La Vera, seta lengua de vaca y encurtidos. Salvo que el tamaño del trocín seta era tan pequeño que casi ni la encuentro, no tengo queja alguna del plato, pero este tipo de guisotes con sabores tan tan tan pero tan fuertes no son mi debilidad.

- CANELA: Y por fin pasamos a los postres. Ese momento en el que se decide si el menú ha merecido o no la pena. No soy especialmente golosa pero si los postres son un truño se me chafa bastante la comida, y a mí la canela la verdad es que plín, me suele hacer cerísimo ilusión. Pero OH MY GOD, este rollito de chocolate con leche, caramelizado y bien rebozado en canela es EL MEJOR POSTRE del 2016 sin duda alguna. BRUTAL. Desconozco si está bien visto o no, pero ante semejante postraco tuve que preguntar si me podían traer otro, aunque me lo cobrasen a precio de oro; mala suerte la mía que al ser de los últimos comensales no les quedase ni uno.

- COCO Y PISTACHO: Crema de coco con curry, albahaca, cardamomo y pistachos. Al contrario que con la canela, el coco me suele pirriar, sin embargo este postre ni fú ni fá. Puede que demasiado especiado para mi gusto.

- Para rematar sirven petit fours: gominolas de fruta de la pasión, magdalenitas de arándano, bizcochito de romero y bombón de avellana. Buenísimas todas, a destacar la mini magdalena que era para comerse un cubo.

Total, 80 euros por persona (77 de menú y 3 por el agua) ¡Ah! y nos invitaron a los cafés...Yo desde luego no puedo pedir más.

Sergiete

ole! cuenta cuenta

2 de noviembre de 2016

Miss Migas

Sí, yo también quiero saber! Directo al Top??

2 de noviembre de 2016

Fatboy

A mi no me habian hablado muy bien, de hecho devolvieron dos platos.....ya nos contarás...

3 de noviembre de 2016

LeSamp

ajaja, madre mía ¿qué ha pasado aquí!? Que son 4 estrellas y ayer pensé que le dí a cerrar sin guardar nada porque me llamaron justo y salí pitando jajaja. Actualizo YA.

3 de noviembre de 2016

Sergiete

Buena reseña! Como siempre al detalle... El menú suena y luce fenomenal, a ver si le hago hueco. Claramente te delataste con lo del postre... y directamente pasas al reto de comerte una cucharada entera de canela... :D

3 de noviembre de 2016

LeSamp

ajajaja, pero que poco aprecio me tienes Sergiete

4 de noviembre de 2016

27/09/2016

Uno de los restaurantes más innovadores de Madrid

Aprovechando el Gastrofestival 2016 decidimos visitar La Cabra, uno de los restaurantes más innovadores de Madrid, que cuenta con una estrella Michelín. A pesar de que lo hemos calificado en la categoría €€€€ (más de 60€), nos informaron que va a contar con un menú dentro de la categoría €€€ (40€ a 60€).

El menú que nos propusieron era bastante completo, y los platos de una cantidad bastante aceptable, todo estaba muy muy bueno, y es de esos sitios donde te quedas con ganas de probar más y más platos. Comenzamos con unos langostinos con hoja de Shiso y ajo negro; sabor excepcional con buen contraste; uno de los comensales en vez langostinos tomó huevo a baja temperatura, tierra de jamón y espuma de bacon, muy bueno también. Seguimos con un airbag de perdiz al curry francés; riquísimo el sabor de la perdiz. Continuamos con pulpo, hoisin de fresa y crujiente de patata; supremo el sabor del pulpo, cocinado a la brasa, el mejor probado hasta la fecha, el crujiente de patata muy logrado. Como último plato principal, costilla a baja cocción y mermelada de Shitake; sencillamente brillante.

Tras los platos principales y cuando creíamos que no podía mejorar, vino el postre, la Torrija con mayúscula, solo por este postre merece la pena ir a La Cabra, sin duda alguna la mejor torrija que hemos comido en Zampurreando, con una mezcla muy adecuada de canela y vainilla. El helado de vainilla con canela que la acompañaba, espectacular también.

Tenéis más información, detalles y fotos de los platos que pedimos en nuestro blog:
zampurreando.com/2016/03/07/la-cabra

23/10/2016

Probamos el menú degustación La Cabra. Grandes sorpresas en los entrantes y un poco más tibios los principales. Menú para 2, con tres cervezas y agua 166 euros.

14/07/2016

¿La comida? Ni idea, no me quedé a probarla

spider72

Hacía tiempo que no leía yo un comentario tan "on fire"...jajajaja. Es de traca.

(yo este sitio lo visité antes de las Michelines y fue una de mis decepciones de hace un par de años).

22 de mayo de 2015

Elena VO

jajaja es verdad, igual pelín ácido el comentario, pero como tu dices, fue de traca la situación.

22 de mayo de 2015

spider72

El poner acidez aquí es la única medicina para curar una mala noche...en cualquier caso pusisteis remedio a tiempo y no os quedasteis a cenar...

22 de mayo de 2015

Gath

Ultimamente abundan los comentarios ubicados en los extremos, o muy bien o muy mal. ¿Que estara pasando?

22 de mayo de 2015

Elena VO

Pues no sé qué está pasando, pero en mi caso cuando tengo que reservar en un sitio con tanta antelación, cuando sé que me voy a gastar unos euretes por el tipo de restaurante que es (pagados gustosamente si el sitio lo merece), esperas que cosas tan básicas como la que he descrito, no pasen.
Igual la comida es para chuparse los dedos, no lo pongo en duda y por eso, no he hecho ningún comentario al respecto.
Les deseo lo mejor, pero sin críticas, no se toma nota. Igual con críticas tampoco, pero oye, yo me he quedado tan a gustito pudiendo protestar.

22 de mayo de 2015

Gath

Elena, con la pregunta que hice, me queria referir a las actuaciones del restaurante, no a tu comentario que me parece correctisimo. Parece que sus ultimas decisiones, espacio, propuestas, etc, estan generando opiniones negativas, y precisamente eso, no es lo que uno espera encontrar en un lugar que ha sido premiado con una michelin, mas bien, uno espera encontrar un plus que le diferencie del resto de la competencia. Nuestra experiencia alli data de hace mas de un año, por tanto no esta actualizada y por ello no es valida al dia de hoy. Ahora bien, a la vista de todo lo leido en los ultimos meses, si aprecio un gran cambio respecto al pasado, un cambio, que manteniendo el respeto que me merece el lugar, parece que no apunta hacia un cambio a mejor, precisamente.

22 de mayo de 2015

Elena VO

Estoy totalmente de acuerdo contigo. Espero que consigan rectificar porque al final, hay mucho tiempo, esfuerzo, dinero y puestos de trabajo detrás, como para que lo tiren por la borda. Han conseguido lo que muchos suspiran por tener, una estrella, ahora deben conservarla.
Les deseo suerte y buen hacer.

22 de mayo de 2015

spider72

Sr Cabra, tiene usted razón que cuando uno pide algo hay que pagarlo, pero vamos que cobrar eso en un restaurante de su categoría cuando el cliente (con razón o sin ella, que ahí no entro) se va visiblemente enfadado, no es de mucha señority precisamente...

(y encima añadirlo en su comentario con un pelín de badmilk, menos aún...)

Pero vamos ustedes mismos,

22 de mayo de 2015

EandradA

Sr. Cabra, muy bien cobradas las cañas. Ganó 3€ pero perdió dos clientes, aunque eso parece no importarle.
No entiendo la necesidad de mencionar dos veces en su comentario que disponen de dos espacios, con una era suficiente.

22 de mayo de 2015

Elena VO

Buenas tardes,

Siento deberas que el tono jocoso de mis comentarios los entienda de manera literal. Es obvio que no se trata de ricos ni pobres (como dice vd.) ni tampoco que mi intención fuera no pagar la caña.
Es una pena que no quiera entender lo que es una obviedad. El tercer "ambiente" es un GARAJE, abierto a la calle y eso no lo avisan.
Dicho esto, como supongo que también habrá leído en mis comentarios anteriores, le deseo mucha suerte. Y no se preocupe, nosotros no volveremos a molestarles, aunque ha quedado claro que eso les importa muy poco

22 de mayo de 2015

Georgina1968

Sr. Cabra, a pesar de que las criticas son la mitad buenas, la mitad malas, tengo reserva para dentro de mes y medio aproximadamente y tenía bastante expectación por conocer su cocina. Después de leer su comentario (no el de Elena VO) he decidido cancelar la misma. Por prepotencia y falta de autocrítica no me merece la pena dejarme el dinero allí, hay montones de sitios en Madrid donde prima conjuntamente la buena cocina y la atención a los clientes. Y ya se por sus comentarios que mi cancelación le importa muy poco

22 de mayo de 2015

17/06/2016

Interesante aunque algo aburrido. No termina de ser redondo. Gran materia prima y con potencial. Habrá que volver en un tiempo.

22/05/2015

Alto nivel de cocina

Enero 2014. Sábado, mediodía

Mucho interés en conocer la cocina de Javier Aranda, joven chef formado en Urrechu, el Bohío, Santceloni y Piñera. Y desde luego, en su cocina se aprecia un muy alto nivel, producto, presentación, texturas, técnica,...,un gran nivel.

Sala amplia, con diferentes apartados, incluyendo un semisótano. Cocina a la vista, alternando cristal y espejo, parece que la cocina está dentro de la sala.

Servicio de sala, eficaz, atento, explican los platos tantas veces como el comensal necesite.

Antes de tomar la comanda, nos obsequian con un consomé tibio de tomates secos e infusión de frutos secos. (No hay foto), sabroso, muy bueno.

A la hora de tomar la comanda, en la carta hay dos opciones, o pedir a la carta o pedir el menú de degustación a 45 €, al preguntar la composición de dicho menú, y más concretamente, el tipo de carne incluida, esta, no era de nuestro agrado, pues bien, en ningún momento nos ofrecieron alternativa, al contrario, directamente, el jefe de sala, nos dijo: Entonces, a la carta. No me importa dado que desde un principio nuestra intención era ir a la carta, pero ello, no me impide calificar esa falta de flexibilidad como un punto negativo. Pienso en algún comensal que pueda tener alergias o simplemente fobias a algún alimento. En un establecimiento de esta categoría, esta falta de flexibilidad es muy negativa.

En primer lugar nos traen un aperitivo, montado sobre un soporte de tela metálica, muy original, compuesto de camarón, berenjena, boquerón y un niguiri de no recuerdo su contenido. Bien, simplemente.

De primeros:

- Alcachofas, sobre crema de alcachofa y bordeando el plato un praliné de avellana: Producto, tierno, excelente punto de cocción, la crema muy intensa de sabor y el praliné y el contraste de sabor, excelente.

- Carabinero sobre calabaza, trufa y salsa de su coral: El carabinero, a baja cocción, una delicia, casi crudo, la trufa fresca, intensa, pero sabe a poco.

Como principales:

- Merluza sobre crema de trompetas de la muerte: Buena cocción de la merluza, piel crujiente y lo mejor, la crema de trompetas.

- Presa ibérica (punto más) con pesto de berros y mostaza antigua: La presa muy tierna, el pesto quizás un poco pasado de mostaza, pero la conjunción del pesto y la carne, muy bueno.

Como postres:

- Camparí, cítricos y helado de piña asada: Un postre muy refrescante, con mucho sabor a Canmpari. Para repetir

- Otoño: Nombre genérico que agrupa una mousse de boletus, con bizcocho de almendra, crema de castaña caramelizada, trufa, helado de pino y tierra de cacao. Este postre es para levantarse de la mesa y aplaudir. Todo lo que pueda decir es poco.

Para empujar esta comida, además de agua, ha caído un Jean León 3055, Chardonnay, D.O.Penedes, y para terminar nuestros clásicos cafés con hielo.

En definitiva, una buena experiencia, que repetiremos.

Cristina

11870, se ha vuelto loco con tu reserva en la Cabra, me sale en bucle!!

14 de enero de 2014

Gath

Ese bucle suele aparecer algunas veces, yo lo resuelvo, apagando y encendiendo, y hasta ahora me ha funcionado. Siento los inconvenientes.

14 de enero de 2014

Cristina

Gracias! Haré eso, espero con ganas tu opinión de este sitio que pinta muy bien...

14 de enero de 2014

acme

Almuerzo completito por lo que veo. Aunque los ricos no solemos hablar de dinero, que es de bastante mal gusto, ¿cuánto ha habido que invertir en estos manjares. Me llama especialmente el carabinero y el postre¿Qué tal ese vinote?

18 de enero de 2014

Gath

Efectivamente hablar de dinero es de mal gusto, pero una vez dicho, 135 € en total, de los cuales, el vino representa 20,35 €, muy rico por cierto.
El carabinero muy bueno y original la composición; los postres excelentes, sobretodo, el otoño, un postre de mucha altura.

19 de enero de 2014

28/11/2014

Una no, les damos 3*

Noviembre 2014, cena de picoteo. 3++

Seguro que a todos nos ha pasado que desde que llegas a un sitio ya sabes que la cosa no va a ir redonda. Ese conjunto de sensaciones que a veces hace que subas puntuación porque has estado muy a gusto y en otras, como es el caso, empeora.

Desconozco si el mismo servicio atiende en el restaurante y fuera en el picoteo, pero.... justito (unos más que otros). Detalles que no son propios de un "estrellado", ni siquiera de un buen restaurante.

El local en si tiene muy buena pinta, con varios espacios separados y una nueva zona informal ampliada pendiente de ponerse en funcionamiento. Particularmente prefiero las mesas altas que tenían antes. Al menos en este primer espacio, terrible sonoridad. Teníamos cerca una mesa de 4 con tres guacamayas (al menos en sonido) que se hacían notar bastante.

La carta sobre el papel con muchas cosas apetecibles con muchas opciones en versión media ración. Durante un tiempo comentamos que habíamos pedido mal, pero cuando pruebas casi la mitad de la carta me cuesta pensar que el problema es nuestro, en fin.

Paréntesis. Nos preguntan por alergias cuando ya hemos anotado dos platos, nos comentan un plato fuera de carta cuando hemos apuntado un plato y cuando preguntamos por vinos por copas la respuesta empezó por Ribera, Rioja.....afortunadamente añadieron un poco más, pero sin mucho detalle.

Comenzamos con un par de cañas, acompañadas con un filetín de ternera escabechada. Presentación reguleras. Después llegaron unas aceitunas. Por 1 eurin de aperitivo y servicio, bien. El pan llegó al tercer plato previa petición

Ración de puerros confitados. Fríos de nevera en exceso. Suaves en sabor. Correctos

Ración de niguiris de salmón con cous cous de cítricos. En la cabeza igual suena bien pero no en la realidad. El cous cous hace las veces de arroz pero se desmorona totalmente. Además, trae un sabor tan fuerte a pasas y naranja que el salmón (ahumado) ni se aprecia. Lo peor de la cena

Media ración de albóndigas de anguila. Muy buen plato y muy rica la salsa que acompaña. Llego templadito pero bien.

En este punto de repente se nos acumulan los platos no sé por qué razón. Traen de seguido los otros dos platos pendientes. Raro

Navajas con tomate desecado y membrillo. El acompañamiento es precisamente eso, sin fastidiar el sabor de la navaja. Muy bien.

Langostinos con shiso y ajo negro. Impresionantes ejemplares de gran sabor. 4 unidades a 13 leuros, eso si. Recomendación de empezar por la cabeza y luego hacer un rollito con la hoja de shiso y demás. Junto con las albóndigas, de lo mejor

De postre, una muy rica quesada con granada para compartir, buen final pese a traer frío de más.

Yo al menos, dejo en la nevera probar el restaurante, al menos hasta que vaya viendo comentarios y opiniones que me animen.

spider72

La cabra, la cabra, la...de la cabra.

Yo le voy a dar otra oportunidad a este sitio, aunque como dices, ya voy en posición de ataque, que no nos fue bien la última vez hace ya...2 años.

28 de noviembre de 2014

03/11/2014

Noviembre 2014. Cena Sábado. 3++

Ligeros cambios en la propuesta de Javier Aranda [ Ex Bohío, Santceloni, Piñera y casi cocinero revelación en MF 2012]. Cambios quizás marcados por la necesidad de adaptarse continuamente a la demanda de un mercado cambiante y eso que el restaurante lleva abierto poco más de año y medio.

El espacio más informal se amplía hacia un local adjunto y elimina las mesas altas para darle otro aire. Separado en dos partes queda ahora como un pequeño restaurante, sencillo pero acogedor. El resto sigue igual, con la biblioteca para una copa tranquila y la bodega para eventos en las plantas inferiores, así como el elegante restaurante gastronómico en la planta de calle aunque ampliando ahora su oferta de degustación para ofrecer tres menús por 35, 50 y 70€ con maridajes a 15, 30 o 40€ respectivamente.

Nos decantamos por la propuesta informal, atraídos por la sugerente carta y la opción de medias raciones. Ojo que en esta parte también reservan. Ayer noche, lleno.

Mesas amplias y bien separadas, desnudas. Servilletas de papel del bueno y resto del utillaje de calidad. Algo de calor pero a gusto. Servicio amable aunque un poco justo en número.

Entre lo que más nos llamó de la carta y las sugerencias del joven jefe de sala, cuidadoso también con las cantidades, la cosa quedó, con altibajos anticipo, como sigue:

- Aperitivo: ternera estofada sin más
- 1/2 de albóndigas de anguila: Ricas pero con demasiado sabor a panceta.
- 1 de bun de parpatana. Fail. Sabor muy plano para lo que, al menos yo, espero de un bun aunque sólo sea por el origen del uso del bollo. No obstante el estofado del atún no estaba malo.
- 1 de chipirón en salsa ponzu tintada. Rico aunque escasa la ración. Vienen dos calamares rellenos con las patas y ¿manitas de cerdo?. La ponzu casi no se aprecia.

- 1/2 de Pulpo, tomate seco y chip de ajo. El pulpo marcado y cocido a baja temperatura tenía buena textura y sabor. Acierto con el toque del tomate pero no con el ajo, que tuvimos que apartarlo.

-1/2 Costilla de cerdo 10h/89º. Buen tamaño y muy rico en mi opinión, que no la de acma. Esto de la carne va en gustos y para mi ésta que se deshacía de tierna estaba de la leche.

- 1 quesada con miel y granada. Muy, muy buena.

Poca variedad de vinos por copas o al menos la que nos ofrecieron. Raro cuando anuncian una bodegas tan surtida.

Con 2 cañas, agua, una copa de un tinto joven de cuenca y cafés invitación de la casa fueron 60€ total para dos. No cobran pan ni servicio.

A gusto.

Gath

Buena reseña Acme, no es mal sitio La Cabra, nó.

2 de noviembre de 2014

Yanzoo

Pensaba que era un sitio de los caros, carísimos pero veo que es los asequibles. Tiene una pinta estupenda. Otro que me apunto en pendientes.

2 de noviembre de 2014

acme

Eum, La cabra tiene dos formatos. El que comento es el informal que ahora es casi un bistró. Lo caro sigue siendo la parte del gastronómico aunque también se ha moderado algo.

2 de noviembre de 2014

Yanzoo

Oído cocina!! de cabeza al informal cuando toque...

2 de noviembre de 2014

26/11/2014

Nos gustó pero no sorprendió

Fuimos a los poco días de darles a estrella. Nos ofrecieron 2 menús (50€ y 70€) a pesar que nos habían dicho que también tenían uno de 35€, que supongo lo quitaron al darles la estrella...
Servicio excepcional y muy buena calidad-precio. No obstante, hubieron platos en el menú degustación que nos decepcionaron bastante (2 de los 5 primeros y 2 de los 5 segundos). Por contra, 2 nos parecieron brutales y compensaron los menos agradecidos (el de papada con huevo y foie, riquisiimo y genial presentación y uno de los postres: "huevo" con coulis de mango simulando la yema y el chocolate blanco la cascara de huevo).
Supongo que con repetiré con grupo de amigos, pero en pareja lo dudo. Nos sorprendió que hubieran 1 par de mesas libres.
De todos modos, enhorabuena por la estrella y por el gran trabajo!!

spider72

Nosotros estamos pensando en repetir, porque nuestra experiencia hace un par de añitos ya fue regular-regular

27 de noviembre de 2014

Lady Spider76

Lo del huevo lo probamos hace un par de años, y ya comentamos que era una copia (visual) regular del que servían en el Allard....

27 de noviembre de 2014

spider72

Yo recuerdo una espuma de melón con berberechos que ha sido de los pocos platos que no he podido comerme en mi vida porque simplemente me producía un rechazo total su sabor. Vamos que me supo malísimo.

Detalle positivo el de ellos que me preguntaron y no me lo cobraron, aunque les dije que no era culpa suya, que simplemente no me gustaba.

27 de noviembre de 2014

Nachete

Os advierto, no vayais a la zona "informal". Estuvimos el viernes y fue desastroso. Comida regular tirando a mal y servicio pésimo. Increible pero cierto.

2 de diciembre de 2014

Lady Spider76

Nosotros ya picamos en La Cabra hace años y por lo que nos cuentan (contáis) no creo que volvamos en breve.

2 de diciembre de 2014

10/07/2014

La Cabra, siempre tira a la excelencia gastronómica

Aunque a primera vista la ubicación y la fachada de La Cabra no invitan a pensar que se trate de un restaurante diferente, una vez se atraviesa la puerta de Francisco de Rojas, 2, uno se da cuenta de que realmente ha entrado en un auténtico espacio multicultural de la gastronomía, en el que a través de sus cuatro espacios uno puede elegir en función de la hora del día lo que más le apetezca ya sea en la zona de picoteo de la entrada, o bien en la zona lounge para el afterwork, así como en su espectacular bodega en la que hacer eventos y sin duda en el espacio más especial que es el gastronómico en el que La Cabra ofrece su versión más auténtica.

El equipo de Gastrotxusan se decantó por el gastronómico y dentro de su carta escogimos la opción del menú degustación, ya que considerábamos era la opción que nos iba a dar la imagen más clara de la cocina de Javier Aranda (Ex Bohio, Sant Celoni y Piñera) y sin duda que acertamos, ya que desde el principio se intuía que la cosa iba a ir bien nada más probar los aperitivos de laminado de tortillita de camarón, macarrons de arenque o la crema de guisantes con crujiente de ibérico, todos ellos perfectamente ejecutados (tal vez la crema algo insípida) y con una presentación exquisita.

Una vez finalizados los aperitivos, comenzamos la degustación con unos puerros a la brasa sobre jugo de garbanzo, crujientes de ibérico y azafrán, este plato era un claro ejemplo de como elementos tan básicos como el puerro o el garbanzo, debidamente combinados y cocinados, pueden dar lugar a un resultado de alta cocina.

Continuamos nuestro viaje con unas yemas de Tudela acompañadas de una crema de espinacas y coronadas con un ravioli de leche relleno de daditos de cecina, un plato sencillamente genial en el que como si de una actuación se tratase había que seguir los actos, primeramente empezando por las yemas, continuando con la crema y finalizando con una explosión de sabor a través del ravioli de leche, realizado a partir de la película de grasa que se genera al cocer la leche y relleno de daditos de cecina, sin duda uno de los mejores platos de la comida.

Adentrándonos en el Rock and Roll probamos el Pito de ternera con pan de pimentón de la Vera y zanahoria glaseada, quizás el plato más flojo de la comida, ya que la textura de la carne era un poco dura en boca, no sabemos muy bien si por motivos de error en el punto de cocción o por la fibrosidad de esta parte de la ternera.

Sin tiempo a quedarnos con mal sabor de boca por el pito de ternera, nos presentaron un taco de merluza aderezado con cuatro cremas diferentes de rucula, limón, cebolla y erizo, para que la pudiéramos maridar como quisiéramos, que hacían de este un plato redondo en donde destacaba el excelente punto de cocción de la merluza y resultaba muy curioso el acompañamiento de polvo de remolacha.

Como no podía ser de otra manera una comida de estas características tenía que terminar con un buen final y para ello nada mejor que un postre, en el caso de La Cabra primeramente ofrecen un pre-postre que en nuestro caso fue una gelatina de té verde, helado de yogourt y wasabi ideales para limpiar la boca de los sabores de los platos anteriores y prepararnos para el postre principal.

Este postre principal no era nada más y nada menos que unas esferificaciones de violeta y acompañadas por chocolate avellanado y queso del Piamonte, sin duda un súper postre, elegante, refrescante y nada pesado que ponía un broche de oro a una gran comida.

En materia de bodega hemos de avisaros que nosotros cometimos el error de no optar por el maridaje, ya que La Cabra cuenta con Javier Usarralde, uno de los mejores sumillers nacionales, no obstante acompañamos esta comida de un Montesa crianza, que si bien en algunos platos se quedaba corto, en términos generales era un aprobado alto.

Si os ha gustado la crítica podeis seguirnos en gastrotxusan.com

spider72

Bueeeeno otro publireportaje...en mi opinión (y esto sí es una opinión de las güenas) La Cabra es uno de mis grandes decepciones, tanto en local como en producto...pero claro yo soy sólo un paleto de Moratalaz.

11 de julio de 2014

Gastrotxusan

Spider72 nosotros no hacemos publirreportaje y pagamos religiosamente los 50€ del menú degustación, que nos encantó ¿Cuántos sitios en Madrid comes por este precio un menú degustación maridado a nuestro entender de gran calidad? En cuanto al local, pocos restaurantes son tan versátiles ( zona de barra, gastronómico, lounge y bodega para eventos...) creo que tuviste mala suerte en tu visita

11 de julio de 2014

spider72

No, si lo que estoy esperando con avidez es leer algo que no os haya gustado en algún sitio...

En cualquier caso simplemente La Cabra no me gusta. Las opiniones son eso, opiniones, ni más ni menos. No tuve ni mala suerte ni buena. No es mi local. Será por supuesto el de otros y le deseo toda la suerte del mundo.

11 de julio de 2014

EandradA

Spider, ¿cuántos bloggers hablan mal de restaurantes?

11 de julio de 2014

spider72

No lo sé. ¿es una pregunta trampa?. ¿Nosotros somos bloggers?. Me pilla mayor esto ya...Yo es que opino de como me va (bueno y porque no me ha dado con los hoteles, que si no la pera) pero que leer cosas tan políticamente correctas me da repelús...

Una vez más es mi opinión...pero ¿qué sentido tiene tanta opinión de celofán?

11 de julio de 2014

Gastrotxusan

Spider72 y Eandrada No conocíamos vuestros perfiles y tras leerlos nos gusta vuestra vena crítica, pero nosotros preferimos no hablar mal de los sitios, simplemente si no nos gusta un sitio no hablamos, ya que entendemos que detrás de cada restaurante hay un esfuerzo y una inversión económica que merecen respeto.

11 de julio de 2014

Lady Spider76

Pues yo creo que hay que ir donde va siempre gastrotxusan. Acabo de mirar su pagina y el 90% de los locales a los que van tienen 5 stars.. Sin duda ellos si saben elegir, no como nosotros...arañita!.

Qué suerte la de ellos jajajaja

11 de julio de 2014

Gastrotxusan

Lady Spider76 curioso que tu también tengas el 90% de 5 estrellas, si bien es cierto que tus elecciones de restaurante son mucho más complicadas y nada influenciadas por el público: Kabuki, Villmagna, Ten con Ten... sitios en los que la gastronomia es lo fundamental.

11 de julio de 2014

spider72

Gastrotxusan...detrás de cada restaurante hay un esfuerzo...y detrás de cada cliente también. El mismo respeto merecen los dos lados de la mesa.

No me voy a extender...pero gracias al 118 hay locales que han podido tener un gran éxito simplemente por el boca-oreja..locales modestos con grandes cocinas que sin la justicia de las redes sociales nunca habrían salido del anonimato. También ha pasado lo contrario, claro que sí.

En mi humilde opinión (y no os lo toméis como un insulto) vosotros no hacéis critica. Sois simplemente algo muy abundante en estos tiempos: unos pelotas.

11 de julio de 2014

spider72

Hey que La Cabra no es precisamente Viridiana...

11 de julio de 2014

spider72

Lady Spider...Gastrotxusan tiene razón...vendes las estrellas barateras...

Pero vamos Gastrotxusan que esta web no es solo gastronómica...y la verdad entre Kabuki o Rodrigo de la Calle y el Oso o La Cabra...ejem.

Y Ten con Ten no será un templo gastronómico...pero es que nos los pasamos genial allí. Nada más. Pero mira incluso algún fallito le sacamos...

11 de julio de 2014

EandradA

Me parece bien opinar solo sobre lo que os gusta, pero eso no es crítica de ningún tipo, simplemente relatáis vuestra experiencia.

Es verdad que montar un restaurante y que salga bien supone mucho esfuerzo, tiempo y dinero, pero también creo que los clientes merecemos respeto. Yo tengo que pagar lo mismo tanto si me tratan bien como si me tratan mal, si como bien o como mal y a mí también me supone esfuerzo y tiempo ganar el dinerito para ir a restaurantes.

11 de julio de 2014

Gastrotxusan

Eandrada Totalmente de acuerdo

11 de julio de 2014

spider72

¿¿cómo que estas de acuerdo??? Gastrotxusan no puedes estar de acuerdo!!! si haces lo contrario a lo que dice Eandrada...

11 de julio de 2014

Gastrotxusan

Eandrada por cierto en Sacha y Lakasa por 50€ no cenas 5 platos 2 postres y maridaje.

No obstante, Lakasa nos encanta y asi lo dijimos en nuestra visita en 2012

11 de julio de 2014

EandradA

Eso lo ha dicho Davidperezf, no yo.

11 de julio de 2014

Gastrotxusan

Estamos de acuerdo en el esfuerzo que supone pagar en un restaurante.

11 de julio de 2014

spider72

Dios mío...me rindo.

11 de julio de 2014

Gastrotxusan

Spider 72 si hablar bien de un sitio que nos ha gustado es ser pelotas, seremos pelotas

11 de julio de 2014

Lady Spider76

yo me rendí hace un rato...jajajaja

11 de julio de 2014

Izaskun.

Pues en La Cabra ya hemos sido varios comensales con "mala suerte" por lo que se ve.

Ay, si yo creyese en la suerte, otro gallo cantaría....

11 de julio de 2014

Jonathan Mendez

Gastrotxusan, he descubierto vuestro blog y me gusta.
Gracias por darnos tantas opciones.

20 de agosto de 2014

03/12/2014

Gran sorpresa

Tras meses sin escribir por aquí, vuelvo para contaros mi experiencia en "la Cabra". Hacía mucho tiempo que lo tenía en mente y, aprovechando su estrellamiento michelinero, fuimos ayer a cenar.

Al grano..

Hay una zona mínima de carta y el resto, dos menús, el largo por 85€ y el menos largo por 50€, vamos a por el segundo.

La carta de vinos, subidita de precios. El vino más barato de los que me apetecen es Marqués de Murrieta reserva 2009 (34€). Muy bueno.

Como aperitivo, una copa de Manzanilla Papirusa, perfectamente servida en copa de tinto, que equivaldría a dos copas habituales de manzanilla (4€). Bien.

Plato por plato:

- Mini aperitivo de "tortilla de camarones a nuestro estilo". Base de algo que parece (demasiado) a plástico y unos camarones. Insípido a más no poder. En el momento pienso, "tiene gracia para ser el primero de los magníficos platos que vamos a tomar hoy.."

​- ​Atascaburras. Marinado de bacalao muy bueno, aunque escaso.

- Temaki de anguila y huevas de pez volador. Temaki de plástico (muy parecido al primer plato) transparente con arroz, de dos milímetros de tamaño. No sabe absolutamente a nada.

- Remolacha con encurtidos. FLIPARÍAIS. Un rabanito envuelvo en un color verde, tal cual. Si no quedan varios platos por delante, hubiera pregutnado si se estaban quedando conmigo.

- Espuma de gachas manchegas. Muy buena, pero lo que es. dos cucharadas de café, a lo sumo tres, de sabor a gachas con chorizo. Bueno pero tampoco espectacular. No niego que después de los dos últimos, me supo a gloria.

- Brócoli, Coliflor Osmotizada al tomillo limonero y gel de eucalipto. Que, básicamente, es 3 trozos de brócoli, uno de coliflor, y una montaña de gelatina incolora que sabe a baño turco. Puro eucalipto.No soy persona de protestar en el momento, pero este plato es IMPOSIBLE DE COMER. Para atrás. A pesar de ello, seguía con la expectación de lo que me habían hablado. Un fallo lo tiene cualquiera y quedaban varios platos por delante.

- Para cambiar el sabor, un cocktail de caldo de vaca, queriendo ser consomé, lo conseguido es un caldo insípido y al que le falta mucha sal.

- Armonía micológica de lengua de vaca, rebozuelos y boletus. Joder, somos urbanitas pero no gilipollas. Un coco (el envase) relleno de fideos chinos y níscalos. Quizás tenía alguna seta más, pero el sabor conseguido es a níscalos, muy sosos (de nuevo), por cierto.

- Reverencia a los Hnos Gómez-Ortiz. Huevo envuelto en foie sobre una base de algo que parece polen de flores y es una cebolla con color verde. Está muy bueno. Muy a la altura de lo que esperaba que fuera la comida en general. Quizás algo influenciado por lo poco bueno que hasta el momento estaba siendo todo. Este plato un 8.

- Pescado según mercado. 10 milímetros de lubina totalmente cruda y sin sabor. Ni en un chiringuito malo de playa. El plato anterior, me temo que un espejimo.

- Terrina de cochinillo y anguila. No está mal pero para nada espectacular ( llegado este punto del menú, ya estoy algo cansado de sorpresas negativas, la verdad). El plato está bien, pero no sorprende.

- Caviar de la mancha. Un caviar de azafrán, por decir algo, por que el sabor es cero (sabe a agua) sobre un dedo de chocolate. Muy malo.

Le digo al maitre que por favor traiga la cuenta. Queda un postre, pero decido parar el sufrimiento.

50€ per cápita de menú + 34 € botella de vino. Agua, cervezas y copa de fino invitados.

Resumen: sin duda la mayor decepción gastronómica de mi vida. No esperaba nada del otro mundo, si no gastarme 60 euretes en un sitio entretenido. Nunca había estado en un sitio que el 80% de los platos fueran tan tan tan decepcionantes.

gastrolola

Que chungo, tu experiencia nos confirma cada vez mas que esta estrella no hay quien se la explique

4 de diciembre de 2014

spider72

Toma ya. Yo ya he contado alguna vez que la sopa de berberecho con melón ha sido el único plato de mi vida que no he podido comer...(y he comido cosas muy raras y guarreras).

5 de diciembre de 2014

18/06/2014

Otra oportunidad?

Quizá por las reseñas que he leído esperaba más, la verdad.
Unos aperitivos curiosos pero en sabor sin destacar especialmente.
Tomamos "cigala en tres tiempos" que como concepto es muy original porque te la van sirviendo por partes, un suquet con la cabeza, el cuerpo en crudo aderezado con hinojo y la tercera versión a modo de macarons que no entendí demasiado bien. Nada del otro mundo...si duda lo mejor, el lomo en crudo porque el producto era magnífico.
Mi acompañante pidió un salmonete que prácticamente no sabía a salmonete lo que nos pareció un pecado ya que la genialidad de ese pescado es precisamente su sabor (como casi todo). Yo pedí Albaroca, de la familia del atún, en su punto, me gustó.
Tomamos botella y media de cerveza especial Inedit, de Estrella Damm. Todo salió por 100,86, que no está mal para comer rico y resulta caro para comer sin demasiada brillantez.

spider72

La cabra! se me había olvidado éste...para mí una de las grandes decepciones del año pasado...fui con mucha espectativa y el local en sí me pareció raro y frío y la cocina ni fú ni fá...un moderneo completamente anodino. De hecho hubo un plato que pedimos por recomendación del maitre, una sopa de berberecho con nosequé (no me acuerdo) que no pude terminarla porque lisa y llanamente me desagradaba muchísimo el sabor y laa textura...y mira que yo como de tó...

18 de junio de 2014

Izaskun.

Jajajaja pues eso Spider72 yo con esa sensación, o parecida. Igual habría que volver pero leyéndote no sé yo....

18 de junio de 2014

Marla

pues por las cantidades que observo en las fotos la media debe irse muy por encima de los 50 €/pax con una botella de vino. Las raciones sin ser caras son escasas y de poca contundencia.

18 de junio de 2014

spider72

Ya te digo que yo pagué algo más de 50 eur/pax...me ha dado la impresión de que han bajado precios.

18 de junio de 2014

Marla

Hombre bajar bajar....es que lo que han comido es media ración para compartir y un principal por cabeza...sin vino y comiendo con cerveza... 100 pavos (se acerca al atraco)

18 de junio de 2014

juanma & carol

Uf, en mi trabajo hicimos un cóctel-cena de empresa en la cabra y al día siguiente la mitad estaban con gastroenteritis. Yo me libré por los pelos (o porque no probé los berberechos, que según parece fueron los culpables)

18 de junio de 2014

31/10/2015

Muy recomendable

Gran experiencia, pedimos el menú degustación corto y genial, no hubiera podido comer más.
Una sorpresa en todos los sentidos.