Restaurante Latino en pleno centro de Madrid. Ricos platos Caribeños como polvorosa de pollo, Ropa Vieja, arepas , ceviches, tiraditos y muchísimos platos mas. Excelente coct...

Ordenar por:

relevancia fecha

17/05/2017

Caribe en Chueca

Entrar en La Candelita es como atravesar el espacio tiempo, una zona previa al restaurante (que yo prefiero), una barra con fantásticos cócteles, y comida caribeña mix.
Y es que ofrecen desde tequeños y arepas venezolanos (maravillosos los tequeños), a ropa vieja cubana, y un guiso de ternera típico de Colombia.
A esto le añaden ceviches, causas y tiraditos peruanos, y algunos otros platos de la región, y acaban conformando una excelente opción bien para una cena/comida en condiciones o para un 'piqueo' como dirían por esos lares, acompañado por unos buenos tragos en forma de cocteleria (riquísimo el mojito de fresa con albahaca).
Ticket medio en función de lo que se pida, desde 20€ en función de si se hace un piqueo (y cuantos cocteles se pidan), a unos 40€ con comida en condiciones, sentados, etc.
Buen servicio, atentos y correctos, en barra muy simpáticos.

Un clásico en Chueca, con el Only You enfrente para rematar con una copita la noche madrileña ;).

05/06/2016

LatinFood & Friendly

Noche de Sábado en Madrid, puente , tiempo primaveral , Chueca y sin reserva. Difícil de resolver la incognita a no ser por la amabilidad de La Candelita que no dudaron en hacernos hueco en una mesa mas destinada a los cocteles. Empezamos bien pero terminamos mejor gracias a su gran cocina.

La cocina esta basada en platos latinos. Probamos, las arepas (Venezuela), ricas sobre todo la de carne mechada. Posteriormente, un pulpo al olivo, tierno y con una salsa de aceitunas muy rica. Y para finalizar, un ceviche (Perú) al coco, quizas el plato que mas nos gusto de todos.

La decoración es bonita con toques coloniales acorde al estilo de la cocina. La relacion calidad precio es buena teniendo en cuenta que el producto, mayoritariamente pescado, no es barato.

En resumen, sitio recomendable y redondo. Volveré pero con reserva.

11/06/2017

bonita decoracion, no estaba muy lleno, algo que se agradece, comida buena

03/11/2014

Divertido y bullicioso, faltaba el pajarito del Comandante. Correcta cocina. Mejor con ofertas tenedoriles o similar

3+

He decidido que me encanta la comida Venezolana, así que después de Antojos (todavía el Comandante Presidente de esta cocina en Madrid por mérito propio), me he dejado caer por La Candelita.

Local más con aspecto de coctelería que de restaurante. De hecho el espacio de la barra está pensando más para eso, con mesas altas y sillones.

Amplísima y alargada sala de mesas. Pequeñas, de las de "contra sofá" de madera oscura, todo tiene un aire tropical y alegre. No le hace falta más. Pelín bullicioso, pero no molesto. Uno no viene aquí a buscar intimidad, es más un local para compartir con amigos que para intentar impresionar a tu chic@.

NUESTRA OPCIÓN:

Enorme carta de coktails y buena cantidad también de platos. Disponibles raciones enteras o medias.

TIRADITO CANDELITA. Para ser el plato estrella (o al menos que lleva el nombre del local) fue lo peor de la cena. Malo sin paliativos. Un tiradito correcto ahogado literalmente en chutney de mango. Sólo sabe a mango, y el pringue de la salsa es desagradable. Suspenso. Detalle bueno: nos preguntaron porqué no nos gustó para corregir el detalle.

LANGOSTINOS CON COCO. Muy correcto de entrante. Langostinos rebozados estilo trench (gabardina pija, perdonad el chiste malo) con un sabor a coco que contrarrestaba la firtura. Entraban bien.

ROPA VIEJA. Un enorme plato de carne mechada con plátano macho frito y frijol negro. Acompañado de arroz blanco y con toque de coco. Pues muy bueno, me hubiera comido dos.

MERLUZA. No me acuerdo del nombre, desastre de crítico aficionado soy. Pues muy correcta también (ver foto eso sí). Me acongoja pedir merluza según en que sitios, pero mira tú, perfecta de punto y de sabor. Bien.

POSTRE: tarta de queso con maracuyá. Muy correcta también.

Con una botella de Camins del Priorat (ya sé que esto no es muy caribe, pero los piscos afloran lo peor de mí. O quizá lo mejor...aún no lo sé) y agua embotellada: 82 eur.

Me he quedado con las ganas de probar los tequeños, el asado negro, el tres leches...así que creo que volveré aunque intentaré que sea con algún descuentillo...

CONCLUSIÓN: no me disgusta para ir con amigos y me pareció todo de muy buen rollete. Para repetir y ver un poco más...

09/03/2014

Nos pasamos

Está claro que a los sitios no se puede ir con ganas locas de comer porque uno se ciega se ciega y acaba saliendo to' ciego to' ciego. En nuestro caso llegamos antes de las 21 y como daba palo sentarse con el sitio vacío pues empezamos a cervezas. Nos sentamos, nos pedimos un D.O. Castilla la Mancha que tuvo distintas reacciones (a mi me gustó a mi amigo-rancio-Tomás no tanto y a Pili le puedo dar hasta el agua de los jarrones así que ella feliz) y nos cegamos a pedir. La Causa de Ventresca me encantó, un pelín salada pero de morirse. El Ceviche de pulpo bueno, la Yuca está siempre rica y venía con una salsilla, así que no tardamos en dar cuenta de ella. A todo esto ya estábamos medio llenos y nos llega un plato de pollo, tenía un nombre muy particular pero revisando la carta aquí subida no lo encuentro, en la foto se puede ver, estaba espectacular y claro, cuando llegó el plato de Ropa Vieja ya no dábamos abasto, y se quedó a medio comer. La camarera incluso nos preguntó si es que no nos había gustado, pero enseguida le aclaramos que somos unos pordioseros que no sabemos pedir con mesura. Quisimos catar postre pero no éramos capaces, aunque hicimos sitio para un Pisco Sour que se agradeció para bajar el montante de comida. Cuenta final, 32€ por cabeza con vino y cervezas de entrante. Muy buena calidad-precio. Repetiremos pero con un poco más de control.

acme

claro, claro, ... para postre no pero para Pisco "sauar" siempre hay sitio. Al fondo, como en Vitrasa.

9 de marzo de 2014

Sarah Connor

Ya estamos juzgando... Estuve planteándome el estilo romano antiguo, vomitar para seguir comiendo, pero soy una señorita y no hago esas cosas.

10 de marzo de 2014

11/04/2014

Aquí te dan “candela” gastronómica

Se acumulan las buenas excusas para dejarse caer por la cada vez más de moda calle Barquillo y, lejos de monopolizarse por un tipo de negocio o gremio en concreto, tiene opciones para casi cualquiera. Sin ser exhaustivos, por este blog ya han desfilado, separados por apenas unas decenas de metros, una moderna tienda de ropa (Bellerose), una pastelería para chupare los dedos (Pomme Sucre) y ahora nos ocupa un divertido restaurante de comida caribeña, La Candelita.

El local está francamente bien pensado, con tres espacios claramente diferenciados donde dar rienda suelta a nuestras fantasías gastronómicas caribeñas en diferentes estados, según cada cual. Para los que den prioridad a fantasías en forma líquida, el 1er espacio, acompañado de mesas altas, es sin duda su lugar donde pueden disfrutar de una amplia carta de cócteles y de referencias de ron acompañados o no de algunas raciones. Para los que prefieran picar algo sentados pero sin mucha formalidad, el 2do espacio lo componen mesas bajas para seguir dando buena cuenta de bebidas o comidas. Los que vengan a comer, lo que no quita que sea acompañado de algunos de sus digestivos cócteles, al final del local se encuentra el restaurante.

En cualquiera de las 3 estancias, la decoración es atractiva y homogénea. Podría definirse como "colonial contemporáneo" (si es que ese terminar existe), que viene a ser como una réplica una casa caribeña colonial decorada con el gusto europeo, o dicho de otro modo, elementos caribeños dispuestos con mente mediterránea. Se dan cita cortinas, unos indispensables ventiladores de techo, paredes con diferentes tonos alegres y chillones, suelo de madera oscura, detalles de plantas, persianas de bambú y espejos, para crear este ambiente cálido propio del Caribe.

Leer más en... calandria.es/la-candelita

20/05/2014

Buen ambiente con comida regulera

Almuerzo 15 mayo

Aprovechando la oferta del 30% fuímos a conocer este sitio por el que habíamos pasado por la puerta muchísimas veces.

Nada más entrar en el local se respira buen rollo. De los pocos sitios en los que te sientes bien recibido desde que pones el pie dentro. La primera zona tiene unas mesas largas con sillas altas para picotear y tomar copas.
La segunda zona es para comer, decoración agradable y alegre, y servicio de sala muy correcto y algunos camareros sobresalientes.

La experiencia de la comida pues la verdad no tan buena, pedimos:

* Degustación arepas - Venían 4 y creo que sólo me supo bien una de ellas, el resto pues o no le encontré la gracia a la mezcla de sabores o directamente no me gustaron, no le cogí para nada el gusto a las arepas.

* Ceviche de Coco - Estaba correcto pero esperaba un sabor más exótico por aquello del coco y tampoco lo encontré.

* Medio costillar - Este plato recomiendo no pedirlo, lo definiría como las costillas minimalistas o exentas de carne, no tenían ni medio bocado cada una, la poca carne que tenían estaba buena eso sí, pero se quedaba entre los dientes....

Antes de la comanda nos pusieron un aperitivo que era como una especie de gazpacho (algo similar vamos), no recuerdo el nombre con trozos de jamón. El líquido estaba bueno pero el jamón ya que era muy regulero si en lugar de en trocitos lo haces en virutas, disimulas la baja calidad del mismo y el sabor sí lo consigues.

Mi acompañante pidió una bebida de mango natural muy rica y yo un mojito de fresa, las copas son caras, creo recordar que de 9 euros no baja ninguna pero están muy bien preparadas y ricas!.

Mi impresión es que es un lugar para tomar copas, si te encaja el precio, y si acaso picotear, pero no para comer o cenar. Creo que sin el descuento del 30% y por la comida que nos ofrecieron el precio hubiera sido excesivo. Pagamos 41,58 y así pues bueno para probar no te duele tanto.....

Para esa opción de picoteo y bebida creo que es un sitio estupendo.

Y para ser justos del todo, los comensales de una mesa que estaba cercana a la nuestra se fueron felicitando a los camareros por la comida, asi que para gustos los colores!!!

12/02/2014

Local moderno con una bonita y original ambientación colonial, aunque algo ruidoso. Buen ambiente, pero las mesas muy juntas. La comida original, pero la carta no está bien compensada. Magníficos los entrantes y los ceviches que pedimos pero decepcionantes los segundos. Ni los chicharrones ni el pescado frito sorprenden. Los coctails ricos, pero caros, la carta de vinos debe mejorar. Todo ello muy bien presentado y el servicio muy atento........Ummmmmm..no se, entre 3 y 4 estrellas!

24/02/2015

Fusión chic

Carta original. Muy bueno el ceviche de langostinos. El local es muy agradable, sobre todo por la luz tenue, que le da un aire moderno y a la vez acogedor.
Lo que no me gustó mucho fue la degustación de arepitas.

14/05/2014

menú del día a 12,5€

La comida bien, un poco lento el servicio. Para repetir.

Menú del día, para elegir entre 2 primeros, 2 segundos postre, bebida y café.

01/06/2013

Un local de decoración colonial y aires latinos, con una carta muy completa, que ofrece entrantes como los Tequeños, Arepitas, o Empanaditas fritas, unos Ceviches y Tiraditos espectaculares, grandes clásicos de la comida latina como la Ropa Vieja como principales (con la carne como protagonista), y una buena selección de cócteles con carácter tropical.

Si además de esto, la atención es muy buena, y la selección musical muy cuidada… no podemos pedir más.

Aquí puedes ver el post en nuestro blog:

conelmorrofino.wordpress.com/2013/05/13/la-candelita

02/05/2013

La próxima vez, a por los cócteles...

He ido con la oferta del 50 por ciento del Tenedor y por 20 euros cabeza hemos salido rodando. El local es chulo (aunque las mesas están muy juntas, que le vamos a hacer, como en casi todos los sitios). El servicio perfecto, rápido y pendiente pero sin agobiar ( así debería ser en todos los sitios, tomen nota dueños de otros locales).
Tomamos:
- Aperitivo de la casa: Gazpacho que te lo traen sin pedirlo.
- Ceviche de coco y pulpo al olivo: Las dos cosas muy buenas
- Dos Ropas viejas : A mí me gustaba más el que ponían en el Centro Cubano (un clásico que ya cerró) . Este llenaba mucho con tanto frijol pero la presentación y el sabor muy bueno.
- Un té y un café. (Tienen varios tés a elegir que te los dice el camarero. Son de los de bolsita barateros de Hormimans pero te los sirven bien)
-Dos cocacolas y dos copas de vino.
Todo esto por 20 euros por cabeza. Excelente relación calidad precio.
Me quedo con ganas de probar los cocteles pero es que no eran horas de beber...

Rosalía Martínez (Pi...

juer, a mi me costó más.... bu!

2 de mayo de 2013

je suis béatrice

Ten en cuenta que no tomamos cócteles ni postre. Y que solo uno de los dos pidió vino. Y que íbamos con el descuento del 50 x 100 del Tenedor que creo que se acaba ya. Así mereció mucho la pena.

3 de mayo de 2013