Llega a Madrid un nuevo concepto de restauración. “La Canica” abre sus puertas para ofrecer su cocina “tradicional renovada” basada en excelentes materias primas, mimo en la elaboración y una cuidada presentación. Nuestro Chef, Sergio Martínez, y todo su equipo de cocina les sorprenderán con un trabajo cuidado hasta e

Ordenar por:

relevancia fecha

07/04/2018

Buena opción en la zona para trabajadores, aunque con comida mejorable.

La Canica no me ha gustado. Es el típico sitio con comida ramplona y carta clónica a base de "un poco de todo", y es que no falta el binomio ensaladilla/croqueta, hamburguesa, distintos tartares y demás platos de moda.

Sin embargo me parece buena opción dentro de Campo de las Naciones, donde no abunda una gran oferta. Por lo visto hay varios restaurantes La Canica por Madrid y creo que esta zona está especialmente bien elegida para situar uno de ellos, ya que hay que reconocer que es muy buena opción para trabajadores de la zona (ahí le daría 3 ó 3,5 estrellas), mientras que en fin de semana llenará de familias. Buscan rotar bastantes mesas y lo consiguen. Otra opción en la zona es Taramara, segundo establecimiento de Latasia.

El local es grande y tiene una bonita decoración, que destaca sobre los otros restaurantes de la zona. El servicio es amable y atiende rápido.

Como aperitivo nos sirvieron un consomé que estaba buenísimo, de hecho me pareció lo mejor de la comida. A partir de ahí todo me pareció prescindible, aunque como he dicho, si trabajara por la zona iría frecuentemente.

Probamos las canicas, que dan nombre al local. Se tratan de CROQUETAS DE RABO DE TORO acompañadas por una salsa de pistacho. No nos gustó ni la bechamel, ni el rebozado, ni la salsa, que no aporta nada. Vienen 8 croquetas y no hacen medias raciones, lo cual me parece absurdo en un restaurante de este tipo donde la carta invita a compartir mas que a pedir plato único.

Fuera de carta nos ofrecieron TORTILLA DE PATATAS TEMPURIZADA TRUFADA, que pedimos por curiosidad. Se trata de una tortilla deconstruida que realizan tempurizando la patata una vez ya está frita, para después echar la yema de huevo a modo de salsa y servir el conjunto con cebolla caramelizada.
Al ver la ración tuvimos que cancelar uno de los principales, y de nuevo me vuelve a parecer absurdo que no sirvan medias raciones, puesto que solo con este plato has comido.
Al ser un plato tan cerdo creo que es perfecto como entrante para una hamburguesería, que es generalmente lo que se busca en estos sitios, sin embargo para este tipo de restaurante me resulta demasiado pesado; cae al estómago como si fuera cemento, y es que al final se trata de patata frita + rebozado + yema + aceite de trufa sintética, es decir, todo grasa unido a la empalagosa cebolla caramelizada.

Por último la COSTILLA DE CERDO CON SALSA BARBACOA, que tampoco nos gustó puesto que la carne tenía un sabor fuerte, casi desagradable, y en cualquier caso se encontraba a años luz de otras probadas.

No hubo postre debido a que las patatas tempurizadas nos dejaron KO, y la cuenta con cafés y bebidas fue de 26€ por persona. Tiene que ser económico para que todo encaje.

En resúmen, es un sitio agradable, económico y buena opción para trabajadores de la zona pero con cocina mejorable, aunque seguro que en la carta hay alternativas que merezcan mas la pena con respecto a lo que pedimos nosotros.

02/02/2017

Muy correcto

Trabajando cerca de IFEMA muchas veces no sabes donde ir a comer y dudas de muchos sitios de menus, italianos, vips, y cosas parecidas... a partir de ahora ya no.

La Canica esta situado justo enfrente del Corte Ingles de Campo de las Naciones y ademas de ser un local chulo, ofrece comida que esta muy bien.

Alla vamos...

1. Ensaladilla rusa - Correcta ensaladilla servida como si fuese un lingote. Melosa, autentica.
2. Canicas - Croquetas de carrillera que estan muy ricas, acompañadas de pistachos y una salsa de mostaza.
3. Costillas de cerdo - Cocinadas a baja temperatura y con un toque de bbq. La cocción, perfecta, se despegaban del hueso perfectamente. La salsa BBQ casera muy falta de punch.

Lo dicho, buen sitio, local chulo.

10/10/2016

Buen restaurante, cumplidor.

Lo tengo cerca de casa y desde que abrieron el Orgaz ( mismos dueños) es cierto que tiro más por este segundo, pero he de decir que la canica es un buen restaurante con una carta no muy amplia que cumple, el local es bonito.
Recomendaría las canicas, la espuma con boletus, las alcachofas.
segundos el steak, merluza.
No me gusto: pollo a la brasa, muy seco
No me convence: los arroces con semola de trigo en vez de arroz, les falta rock & roll.
buen servicio y buena RCP.

30/06/2016

La Canica. Tradición + Renovación = Cocina Redonda.

Siempre que preparamos algún plan intentamos que la gastronomía forme parte de éste. Y en esta ocasión nuestra visita al Restaurante La Canica resultó un broche de oro a una agradable mañana. Tomen nota… Chef Sergio Martínez.

Aunque la primera parte de nuestro plan se salga de nuestros objetivos gastronómicos merece ser mencionado por resultar un bello y sorprendente paraiso verde en la ciudad de Madrid. Nos estamos refiriendo al Parque El Capricho de la Alameda de Osuna. Un cuidado y delicioso parque que una vez dentro te produce una agradable sensación de paréntesis. Para pasear, descubrir sus pequeños rincones y desconectar durante un buen rato.

Ahora bien una vez acabado nuestro placentero paseo habíamos buscado por la zona algún lugar donde poder continuar con el mismo placer pero alrededor de una mesa. Dimos con algunas buenas palabras acerca de un restaurante llamado La Canica y decidimos probar suerte. Y pardiez que la tuvimos!!!

Para empezar la decoración del local es llamativa, porque sin lugar a dudas es algo en lo que te fijas nada más llegar. Pero resulta llamativa en el buen sentido, es original, bonita, cuidada, agradable,…, en fin un acierto.

Acompañando al local aparece el servicio, que también resulta atento y bien dispuesto. Y van dos de dos.

Parece ser que también tienen buena cocktelería avalada por la experiencia y conocimiento de Oscar del Pino (General Manager). Lástima que no pudieramos probarla, así que se nos queda como pendiente.

Lo único que nos queda por probar y comprobar, y obviamente bastante importante, es la comida. Así que a ello nos disponemos…

Sigue leyendo en...

gastrobloggia.com/2016/06/la-canica-tradicion-renovacion-cocina-...

18/02/2016

La cocina de siempre, como nunca

Cerca de Campo de las Naciones, a un paso de IFEMA, está el restaurante La Canica, del joven chef Sergio Martinez. No te vamos a engañar: la zona no es lo que se dice encantadora y para nosotros (que no tenemos coche y rara vez asomamos la nariz fuera del centro) ir hasta allí fue algo así como viajar a donde Cristo perdió la zapatilla. Pero nos había dicho un pajarito que la cocina de Sergio merecía el paseíllo, y tenía razón: en La Canica vas a disfrutar de una cocina tradicional renovada, divertida, original y, sobre todo, bien ejecutada. Por si fuera poco, el ambiente también merece la pena (de hecho, es de esos sitios tan monos que, de no ser porque lo hemos probado y ha pasado la prueba del algodón, habríamos clasificado instantáneamente como “de postureo”).

Y es que Sergio (¡que sólo tiene 25 primaveras!) adora lo que hace, y eso se nota. Al año de haber salido de la escuela de La Casa de Campo, se marchó a Miami, a dirigir la cocina del restaurante español Ideas. A su vuelta, decidió abrir La Canica, su primer restaurante, en el que cuenta con la colaboración del experto en coctelería Óscar Pino (con más de 17 años de experiencia en hostelería).

¿Y la carta? La Canica propone platos elaborados que parten de recetas y preparaciones clásicas (y muchos platos ‘de moda’), pero todos preparados con mucho amor, con toques originales y con un producto de cine (y eso, se nota). ¿Imprescindibles? El tartar de atún rojo (nada que ver con el que estás acostumbrado a probar), las setas shiitake salteadas con ali oli flambeado de miel o las canicas del chef (croquetas de estofado de carrillera), pero también triunfan los “arroces entre comillas” -elaborados con sémola de trigo-, pescados como el bacalao confitado con estofado de setas y consomé de jamón; y carnes como las tremendas costillas de cerdo confitadas a baja temperatura y terminadas a la parrilla. Ah, y como debe ser, la carta se va renovando cada temporada. Por cierto, que en La Canica también se han apuntado a preparar cócteles bastante originales (cosa no tan habitual en Madrid), ¡y los bordan! Te recomendamos uno para rematar la experiencia ; )

Tenéis más información, detalles y fotos de los platos que pedimos en nuestro blog:

eatandlovemadrid.es/la-canica-madrid

Buen provecho e Eat & Love!

23/12/2015

Gran servicio

Muy buena relación calidad/precio, muy bien decorado, y lo mejor el servicio. Lo camareros te tratan con una amabilidad exquisita. Me ha encantado, volveré.

07/11/2015

Noviembre 2015. Cena Viernes

118, Avda de los Andes no está en Sol.

Precioso local, muy,muy chulo y servicio excelente. Aunque la comida no es para tirar cohetes cumple lo justo para ser un éxito entre el pijerío y el puretismo local, "icir", Conde Orgaz y sus Heights.

Carta amplia y sugerente, Con su "to": Tartares, steak, tempuras,... y hasta manitas, sin duda, las nuevas mollejas.

Ricas las canicas (croquetas de carrillera) y correctas también las costillas de cerdo a baja temperatura, salvo por la "teja" de boniato que se quedó en tempura pasada de harina. Me gustó menos el tartar de salmón, demasiado aguacate que, aparte de comerse el sabor, hacía el plato muy pesado.

Con una correcta tarta fina de manzana, dos cañas, dos vinos (poca oferta por copa) y dos cafés 57€ total para dos.

Apto para gintoniquear

10/04/2015

Gratisima sorpresa.

MUy bien se esta poniendo la calle de los Andes a novel restaurantes. Ha pasado de tener un ramillete de franquicias a tener un ramillete de franquicias y en la acera de enfrente un ramillete de restaurante por lo menos con buena pinta.

Me llevaron, por que yo no quería ir, a la Canica, casi a rastras. Que inocentes y caprichosos somos los jóvenes, fue entrar y pensar. Mira que no querer venir....

En fin, local muy chulo puesto. Con mesas altas y bajas. Servicio excelente, muy bueno y amable. ¿Comida? La bomba,

De primeros para compartir, unas exquisitas canicas, ósea una croquetas de carrillera que estaban para dar gritos de alegría y un salteado de shitake con alioli de miel que estaba escepcionalisimo. De segundo comí unas costillas de cerdo hechas a baja temperatura muy ricas también. Iba a decir que en la Canica no se complican la vida con la cocina, pero en realidad se la complican lo suficiente, teniendo un producto rico.

En fin, me encanto, si no viviese lejos iría más, pero lo recomiendo.

Ratatouille + seguir 300 sitios, 35 seguidores

14/09/2015

Solo he ido a tomar 2 cañas
Sitio muy chulo, y personal muy amable
Pero Precios muy altos, 2 dobles en terraza 7,70 €, guauuuu