La Carbonera de Carranza

Ordenar por:

relevancia fecha

18/10/2011

No está mal

Para una cena variada está muy bien, ya que la carta es a base de pinchos, tapas y platos para compartir. Aún así se come muy bien y las raciones son de buen tamaño. Suelen tener un menú noche bien de precio y te pones hasta arriba, si eliges bien los platos. El helado de violeta está delicioso.
El servicio es muy atento y simpático.

16/11/2009

Para cenar por Bilbao

Es un sitio modernete pero agradable. Tiene dos plantas, la baja está forrada en pizarra negra y madera y el sótano es una bóveda de una antigua carbonera encalada y con luces que cambian de color (como el camaleón). La especialidad son los pinchos. Son grandecitos y yo con 2 o 3, según el día, estoy comido. Las cazuela de la abuela (huevos rotos con chicha) también está rica . De postre no pidáis nada que no sea la tarta de chocolate. Es escasa pero brutal. No recuerdo haber pagado nunca más de 13€ por cabeza.

12/11/2009

Correcto sin más...

La comida no está mal, las raciones son generosas. Hay platos tradicionales. El local es modernito, como muchos de los locales de tapas ilustradas que están floreciendo por Madrid. Los precios no son altos, el trato es amable. Justito justito. Como decenas de otras tabernas que os podéis encontrar por Madrid.

17/06/2009

¡NO VUELVO MAS!

Ayer por la noche fui con mi pareja a cenar a “La Carbonera de Carranza”
El local es bastante impersonal, las sillas según mi pareja bastante incómodos, (yo me senté en uno de los bancos de una especie de madera prensada que componen las mesas que son bastante pequeñas la verdad, en cuanto te traen la bebida, y el plato ya está toda llena).
En el local estábamos dos parejas en la mesa de al lado y nosotros dos en la otra, por lo demás vacío en la parte superior, en la parte de abajo habían como 8 o 10 personas más.
De menú nocturno nada de nada, todo a base de carta. Nada más llegar nos dieron la carta, pedimos dos cervezas, después entre que miras la carta, la comentas y te vas al baño transcurren 10 a 15 minutos más, las cervezas aún no había llegado. Tomaron nota de la cena y reclamamos las cervezas, transcurrieron 5 minutos más y trajeron las cervezas.
Al cabo de 15 minutos más trajeron la primera parte de la cena que consistía en “Cazuela de la Abuela”,( creo que se llama así) y consiste en una sartén de dos asas, como una paellera con patatas fritas, huevos revueltos y tacos de jamón. Las patatas estaban recocidas y refritas, el huevo revuelto tirado por encima y el jamón en tacos fritos y reseco, todo frió, blando y sin sabor.
Yo ya estaba harta de tanta patata fría y sosa, pero mi pareja aún seguí atacando los tacos de jamón refrito, cuando en un descuido se nos llevaron el resto de la cazuela, más o menos un cuarto de sartén, sin darnos tiempo de reaccionar ( el camarero, parecía el “Correcaminos huyendo del coyote”, por la velocidad con que se llevó la cazuela).
Como se nos había terminado las cervezas, pedimos otras dos, al cabo de 10 minutos trajeron los pinchos templados, como no habían traído las cervezas las volvimos a reclamar y al cabo de 10 minutos más trajeron las cervezas (nos dijeron que se les había acabado el barril y lo habían tenido que cambiar), total 20 minutos para que nos trajeran otras dos cervezas. Si tenemos en cuenta que los pinchos los trajeron templados, a la hora de atacar la cerveza (que por cierto estaba muy fresquita) y los pinchos, estos últimos estaban completamente fríos. Los pinchos consistían en dos rebanadas pequeñas de pan de pueblo partida en dos. La carne del pincho de “Solomillo con Brie”, esta muy tierna, pero el queso completamente frío y hecho un bloque, el pincho de “Sobrasada con miel”, estaba cargadísimo de sobrasada y el queso que llevaba por encima completamente tieso, te lo tenías que comer por separado porque era un pedazo de queso completamente tieso.
Total la cena consistente en 4 cervezas muy tardías, una cazuela fría y sosa de patatas y jamón refrito y soso con huevos fríos revueltos por encima y dos rebanadas pequeñas de pan de pueblo frías y dos cafés nos costaron 31 euros. He comido mucho mejor en plan de tapeo y tostas en muchos otros sitios de Madrid y por mucho menos tiempo de espera entre plato y plato y por supuesto entre cerveza y cerveza.
El servicio del personal del local, correcto pero muy impersonal, parecía que estuvieras comprando en una gran superficie.
Yo por descontado no vuelvo más y además tampoco lo pienso recomendar a nadie.
Mi valoración de 0 a 10 sería de 2.

19/04/2009

Una y no más

Mal servicio: lento y poco simpático. Menú de los peores que he probado. Las luces discotequeras de abajo no entiendo muy bien qué pintan y además molestan. Así, a secas: el sitio no me gustó, no vuelvo más.

11/02/2009

El cheap & chick...

...mas 'cheap' que he probado.

Aprovechando una oferta (feb 2009), cena para dos por 18€, he ido un par de veces a cenar. Por ese precio no está mal (creo que el resto del año son 24€ la cena para dos de lunes a jueves).

El truco está en conocer la carta. Algunos pinchos están muy buenos, pero otros son bastantes mediocres. Pedimos berenjena con mermelada de tomate, ensalada de pasta, y pinchos de pisto con huevo y de solomillo. En general bien.

Recomedable si andas pillao de presupuesto. Muy apto para los tiempos que corren.

26/11/2008

Introspectre lo descubrió en noviembre de 2008

Buen sitio para comer de menú

Trato amable, y bastante rápido (a pesar de estar solos en la planta de abajo). El menú por 10,50 € (noviembre 2008) es correcto (consomé, solomillitos con salsa de mostaza, muy ricos). El sitio está decorado a lo minimalista-rural-antiguo-modernillo, con una iluminación basada en leds que le permite cambiar el color de la estancia a voluntad (por cierto, también cambia el color de la ropa y la comida). Aun no siendo el mejor sitio de Madrid, volveré. Es un buen sitio para comer al mediodía.

26/12/2008

La carbonera de Carranza

No está mal para tomar algo .... Ni fu ni fa.
Lo que más me gustó fue la milhoja de foie y manzana verde al cremat, estaba muy ricaaaa :)

24/11/2009

Tienen menús diarios por 9,50 € que incluye 2 platos bastante abundantes, bebida, postre y café. Aunque opté por el menú, tienen una carta amplísima de platos, pinchos y postres.