La Casa del Abuelo

Ordenar por:

relevancia fecha

16/07/2015

Te saca de un apuro..

Era un viernes 15.30/16.00 y mientras estaban todos los sitios de la zona a tope, ahí estaba el abuelo semivacío.
Y la verdad que comimos estupendamente: ensalada de cabrales y bacon, 4 croquetas de jamón ibérico, patatas mixtas, pan y 4 cañas por 35€ aprox.
Muy recomendable la ensalada.
La próxima vez probaré las gambas!!

12/09/2010

tapeo en lugar típico muy bien

un buen sitio típico en plena calle goya, barra con croquetas, pimientos del padrón, huevos estrellados.. igual con el precio un poco elevado... pero claro, el barrio es el barrio.
está bien.

27/03/2011

Un sitio con mucho encanto y solera. Tiene excelentes tapas entre las que cabe destacar las gambas y las croquetas de langostinos.

El fallo son los precios, claramente excesivos.

04/05/2011

Está bien para empezar la marcha en la zona de goya. Especialidad en gambas y langostinos, muy buenas las croquetas, pero precio excesivo, mejor tomar unas cañas.

12/05/2008

Una buena taberna española reconvertida en tugurio

Como está pasando en la mayoría de la hostelería española, salvo honrosas excepciones que se han convertido en cocina de lujo, cuando siempre fue cocina española, en la Casa del Abuelo ocurre lo mismo: una taberna con comida española reconvertida en comida miserable, escasa, mal presentada, y mal hecha.

Miras la carta de la barra y te sonrojas viendo tantos apetecibles platos, que además muy mal hay que hacerlos para que no estén buenos, como es unas gambas al ajillo... gambas requemadas, con cáscaras y bigotes (no sabría decir si eran pelos), y en un cuenquito pequeñito donde apenas caben una docena de gambitas y un poquito de aceite: 8 euros

O ese gran plato que son unos huevos rotos con chistorra... con las patatas crudas, a lo pobre, los huevos pasados puestos en forma de tortitas sobre las patatas... otra clavada...

Claro que "los cocineros", siendo generoso en el calificativo, ni son españoles, ni conocen la cocina española, ni han conocido cocina alguna, en general, hasta que un gran empresario decidió que eran buenos para su cocina. Y es una pena que la mano de obra barata esté consiguiendo que cada día sea más difícil encontrar un sitio donde poder comer algo decente, y que la gastronomía española esté pasando de popular a restaurantes de lujo de Nueva York. En este sitio te ponen comida de perros a precio de restaurante español en New York.

He ido tres veces a este sitio, porque está cerca de mi oficina, y porque pensaba que el plato mal preparado era cuestión de mala suerte. Pero por desgracia este lugar pasa a estar en mi lista negra, de donde jamás saldrá.

No lo recomiendo en absoluto, ni para tomar una caña ni un café.

27/08/2007

Gollorias lo descubrió en junio de 2007

Una cervecita y a seguir

Una taberna para empezar tomando una cañita y unas gambas en la barra con los amigos por la zona de Goya.