Con el éxito de su local de Malasaña, donde antes estaba Perrito Faldero, ahora abren uno nuevo en el barrio de Salamanca. Repiten fórmula: bocadillos gourmet y platos con una clara influencia venezolana. Pero también hay muchos otros "tesoros por descubrir".

Ordenar por:

relevancia fecha

29/09/2017

Buena idea, mala ejecución.

Pues ya he ido 2 veces y si la primera estuvo normal, la segunda ha sida peor.

No entiendo que un Fast food supuestamente gourmet (no es un bar de bocadillos) tenga patatas fritas congeladas. Muy bonitas de diseño, pero congeladas. Cuando pagas por un bocadillo entre 10 y 15 euros, creo que lo mínimo que se pide son patatas caseras.

He probado dos bocadillos, uno el de teriyaki que estuvo bastante rico, sin ser espectacular. Luego el Miss Piggy, muy de moda últimamente en los gastro-americanos de cerdo desmenuzado. Seco, muy seco, no me gusto y es supuestamente uno de los mejores.

El sitio no esta mal, acorde a la comida. Y el servicio sin nada que comentar ni por lo bueno ni por lo malo.

Comer un bocata con patatas congeladas y un mini postre no baja de 15 euros, si vas con menú. Sin menú serán 20 o mas. Si estuviera rico....