La Cepa del Papi

28/07/2012

Nahúm García lo descubrió en julio de 2012

Solera, mejillones y buen hacer

La Cepa del Papi como establecimiento puede tener 4 años, pero la historia se remonta a mucho más atrás, a las décadas que estuvo abierto su anterior incursión hostelera, la Cepa Riojana, a unas manzanas de distancia de su local actual.
Qué ofrecen: buenos vinos, tintos y especialmente blancos; mejillones, rabas de calamar, albóndigas caseras, percebes... Los mejillones son uno de los platos estrella y los sirven de muchas formas distintas, todas muy ricas y con género de primera. Los dueños son encantadores, es un negocio familiar y se nota la vena hostelera auténtica y tradicional.
Un sitio de referencia en Santander.