Taberna de diseño en pleno centro de Madrid, al lado de la Plaza de España, con una carta de cocina moderna con guiños a la cocina Asturiana, y otra más informal para picotear en barra; contamos con una coctelería clásica con toques de autor.

Ordenar por:

relevancia fecha

31/07/2014

Un asturiano más.

31-7-2014. Mediodía.

Primera visita a este establecimiento que forma parte del grupo Asgaya.

El local presenta dos espacios, un primero a la entrada, con una barra de buenas dimensiones y unas mesitas, donde poder picotear y una sala, al fondo, donde se ubica el restaurante propiamente dicho.

Cocina de raíces asturianas, con cantidades más que generosas.

Funciona con menús (primero+segundo+postre, por 13,9 € bebida incluida), medio menú (primero o segundo + postre o café, por 8 € en barra o 10 € en restaurante) o a la carta.

Interesante carta de vinos, bastante variedad y precios contenidos.

Hemos optado por pedir a la carta, aún a pesar de ser los únicos en la sala (bastante llena al igual que la barra) que hemos ido por esa vía.

Como aperitivo, una crema de calabaza, con excesiva presencia de queso, que imponía su sabor y eliminaba cualquier otro.

- Croquetas, ración mixta, de jamón y queso cabrales. Ambas sabrosas, una, un poco escasa de jamón, pero bien ambas.

- Pulpo a la parrilla con patatas revolconas. Buen plato, excelente punto del pulpo y muy buen sabor de las patatas revolconas.

- Solomillo a la plancha. Normalito.

- Chipirones a la plancha. Al igual que el pulpo, lo mejorcito de la comida. Fresco, sabroso.

- Arroz con leche con azúcar requemado. No pasara a la historia de los mejores arroces con leche consumidos.

De la carta de vinos, optamos por un Verdejo segoviano, DO Rueda, Shaya 2012, elaborado bajo técnicas australianas, vino bien puntuado en la guía Peñin, y que no se encuentra fácilmente en los restaurantes. Sabor diferente a los ruedas tradicionales, muy bueno.

Como resumen, es un sitio cuya cocina no destaca en casi nada, ni para bien ni para mal, salvo en la cantidad de las raciones. Por lo visto es más un lugar para menús diarios, por cierto, muy generosos, desde luego el cliente sale más que saciado.

EandradA

A esa hora yo estaba en Martín de los Heros, al ladito mismo.

31 de julio de 2014

acme

Lo borro entonces

31 de julio de 2014

Gath

Para haberlo sabido,....., después hemos ido a Platea, y estaba allí Beatrice, de lo cual me he enterado al llegar a casa. Dos oportunidades perdidas en el mismo día.!!!

31 de julio de 2014

EspaciosSecretos

Yo fui hace poco y tampoco me convenció demasiado. Poco tiene que ver con Asgaya

1 de agosto de 2014

Gath

En efecto Espacios, se parece poco, ... , lo veo solo para menú de diario, pero eso si, para clientes con gran apetito. Que por esa zona deben ser multitud, la barra y la sala, llenas.

1 de agosto de 2014

28/09/2014

Asturiano del montón

Comida de domingo en LA CHARCA, taberna asturiana abierta en una estrecha calle cerca de Plaza España por el grupo Asgaya. Sitio tirando a pequeño, una barra a la entrada y el comedor al fondo con unas diez mesas. Decoración en plan moderno-rústico. Mucho ruido, el local lleno de familias del barrio celebrando cumpleaños, con carritos, niños y demás parafernalia.

Cuatro personas, nos acomodan en una mesa un poco pequeña, pero como no había otra opción no nos quejamos. En domingo tienen un menú de 15 €, que no nos convenció mucho así que pedimos a la carta y compartimos raciones, que por cierto son bastante grandes:

Fabada asturiana: muy rica, fabes tiernas y compango de calidad. Buena ración para una persona, viene servida en un plato sopero y no se puede repetir (y es que esto no es Asturias, je, je).

Tempura de verduras: pimiento, calabacín, zanahoria, etc. cortados en juliana y con un rebozado gordo, en plan gambas a la gabardina. Viene acompañada de un bol con salsa de soja y miel de caña. No estaba mal, pero me quedo con la tempura japonesa.

Pulpo a la parrilla con patata revolcona: Demasiado aceite y pimentón que enmascaraban el sabor del pulpo. Mejorable.

Salteado de setas con jamón y gulas: seta de cardo y perrechicos, melosos y bien de sabor. El revuelto gulas sí tenía, pero el jamón todavía lo estamos buscando.

Cachopo: Ración contundente. Filetes tiernos y sabrosos, relleno de queso casi líquido, pero con un rebozado demasiado grueso.

No pudimos con el postre y terminamos con dos cafés. Buena carta de vinos con referencias de muchas denominaciones, bien seleccionadas y muy bien de precio. Elegimos un shirah de Méntrida, Malpaso, servido a su temperatura, que acompañó la comida estupendamente. Aperitivo de ensaladilla al principio de la comida y botella de licor casero de albaricoque y canela al finalizar. ¡Que no se pierdan estos detalles!

Servicio un poco desbordado, llegamos tres mesas a la vez y la cocina se atascó un poco. Desde que nos sentamos hasta que llegó el primer plato pasaron 45 minutos, a partir de ahí la cosa se normalizó.

Pagamos 97 euros por todo, unos 25 euros por barba, precio correcto para lo consumido. En conclusión… nos ha dejado un poco fríos, nos esperábamos más perteneciendo a los dueños de Asgaya. Lo que es comer, comimos, aunque no nos ha disgustado tampoco nos ha entusiasmado como para repetir en breve.

spider72

Joé los de Asgaya...como crecen. Yo viendo las fotos y lo que pagasteis no lo veo tan mal...

29 de septiembre de 2014

Avelio

Pues sí Spider, la RCP no es mala, pero la comida... un poco de bar de barrio. Si te pilla cerca o vives por la zona, está bien, pero creo que no merece la pena desplazarse para comer aquí.

29 de septiembre de 2014

Gath

Totalmente de acuerdo Avelio, no se puede decir que este mal, si estas por la zona, pues vale, pero ir hasta alli, mejor te vas a la casa madre, Asgaya.

29 de septiembre de 2014

spider72

El Horreo Asturiano también es de los mismos, del grupo Asgaya.

29 de septiembre de 2014

04/05/2014

Todo un mar de sabores

La Charca es el nuevo proyecto del Grupo Asgaya, el cual en menos de un año ha logrado convertirse en un referente gastronómico, en gran parte ayudado por su excelente criterio a la hora de seleccionar las mejores materias primas. Como no podía ser de otra manera en este nuevo espacio han apostado por una alta calidad en cada uno de los productos que componen su carta, sin descuidar un factor tan importante como es el precio.

En lo que a su decoración se refiere, La Charca presenta una imagen desenfadada dividida en dos ambientes, por un lado una gran barra de madera en la que tapear y probar alguna de las raciones que se anuncian en las pizarras situadas en las paredes y por otro lado un amplio salón en el que degustar los platos que componen su carta.

Durante nuestra visita optamos por conocer en profundidad su carta y para ello empezamos probando su ensaladilla rusa, la cual estaba presentada y elaborada de forma clásica en una ración abundante, de sabor correcto.

Siguiendo las recomendaciones del personal de La Charca, del cual hemos de decir que era tremendamente profesional, probamos los huevos trufados con foie sobre parmentier de patata, un plato completo, equilibrado, muy bien ejecutado y en el que tal vez echamos en falta algo de originalidad a la hora de su presentación, pero en términos generales hemos de decir que era un buen plato.

Continuamos nuestra cena con unos chipirones a la plancha encebollados de sabor excelente y con un correcto punto de cocción que permitían que se pudieran comer sin miedo atragantarse como ocurre muchas veces con los calamares, por poner un pero cuando llegaron a la mesa estaban un poco fríos, pero no fue impedimento para disfrutar de ellos.

Como no podía ser de otra manera y teniendo en cuenta que nos encontrábamos en un restaurante de raíces asturianas nos atrevimos a probar el Cachopo, sin duda todo un acierto dado que en su elaboración han apostado por no sobrecargarlo con excesivo rebozado y por lo tanto y aun teniendo en cuenta el plato del que estamos hablando, podemos decir que no era nada pesado y en el mismo se apreciaban claramente los sabores intensos de cada uno de los elementos que lo componen. Sin duda el mejor plato de la cena

Para terminar optamos por deleitarnos con un arroz con leche al estilo tradicional del que sólo podemos poner la pega del exceso de caramelo, ya que a nosotros no nos gusta el caramelo y nos preguntaron si lo preferíamos sin caramelo.

En lo que a la bodega se refiere La Charca dispone de una variada selección de referencias a precios más que razonables, por lo que los amantes del buen vino pueden estar tranquilos ya que aquí van a encontrar caldos que satisfagan sus expectativas.

Sin duda La Charca, a pesar de tener una ubicación un poco difícil de localizar, es una muy buena opción para todos aquellos que os encontréis por la zona de Paseo de Rosales y queráis disfrutar de una cocina asturiana tradicional en un ambiente desenfadado y a un precio inmejorable.

Podeis seguirnos en gastrotxusan.com

16/05/2014

GUIÑOS ASTURIANOS Y MODERNOS

Perteneciente al reconocido Grupo Asgaya, esta neo taberna sorprende por su ubicación en pleno barrio de Moncloa y por su deliciosa cocina con muchos guiños a platos asturianos.

Se trata de un local de diseño y con una cocina de alta calidad pero con un precio moderado. También sirven menú del día y medio menú.

Más info y fotos, aquí:

madridmuychic.com/la-charca-un-rincon-asturiano-en-moncloa

20/02/2014

Establecimiento de DIseño

Establecimiento asturiano en Madrid, para disfrutar en un ambiente relajado de una buena comida y conversación. Cocina tradicional asturiana, con algún toque moderno. Mención especial a las croquetas de pescado, arroz meloso con bogavante, rabo de buey guisado al vino tinto o cachopo de solomillo tipo Allande. Cuenta con una buena bodega. De los postres destacan la tarta de zanahoria y el arroz con leche requemado. Precio medio aprox. 35 €. Se puede disfrutar de un menú en la cena por 14€ o medio menú por 8€.

03/03/2014

Restaurante de los propietarios de Asgaya. Bonito local con carta de reminiscencias asturianas. Recomendable. Crónica completa en:

eltricliniumdealvaro.blogspot.com.es/2014/03/una-cronica-de-amarorma...