Multitud de platos y raciones y una extensa carta de vinos servidos en botella y copa. Estamos en el castizo barrio de Chamberí, en la calle Fernando el Santo, 11 (28010 Madrid). Nuestro número de teléfono es 91 308 55 49.

Ordenar por:

relevancia fecha

24/05/2016

¿Tan difícil es hacer las cosas bien?...

Act May 16

Uno aguanta estrecheces en el espacio, precios no comedidos, las raciones no generosas, pero le sacan de quicio la falta de detalles.

Es posible que pidas unas albóndigas (siendo dos) y te traigan cinco?, pues si, aquí mismo.

Por cierto, los mejillones de roca NO EXISTEN, son mejillones normales, de batea, pero más pequeños, me fastidia que ofrezcan productos rimbombantes que sencillamente han salido de la mente de un perverso responsable de sala.

Por lo demás a caído mucho desde mi anterior visita, tanto como una estrella. Me ha parecido un poco caro para lo que fue. De sabor todo bien, no increíble. De servicio muy bien…

------------------

Pues sinceramente estos señores de la Chula demuestran que no, comida sencilla, rica, no cara y sobre todo bien hecha... lo cual parece que es un heroicismo y debería ser algo normal...

Esteticamente la taberna esta muy bien, la encargada, Ana, realmente maja, el servicio atento. El único pero que yo le pondría es las mesas que son pocas, pero bueno el local es pequeño, por lo que...

Tomamos unas increíbles croquetas de cocido, unos ricos berberechos, una carne rica y los gachos con los que compartí mesa se metieron un brownie y una especie de tarta de manzana (no la probé) de postre.

Tomamos un rico vino del Bierzo.

La cuenta bien hasta que pedimos copas, que subió.

Me gusto mucho, me parece mas interesante como sitio para ir entre semana que un fin de semana que debido al tamaño y distribución del local no debe ser posible sentarse.

Gath

En efecto, el servir un numero impar de piezas para compartir por un numero par de comensales, es algo tan frecuente como que ya parece practica standard en los establecimientos.
A veces me planteo, cuando me da por pensar, si esa practica responde a unas mentes cortitas o si, por contra, se busca provocar conflicto en la mesa, mientras el autor de la idea se divierte desde un rincon, viendo el resultado provocado con su accion.

26 de mayo de 2016

nindiola

Me parece de un cutrerio sublime. Lo más barato del plato de albondigas, son las albondigas. Lo caro es el local, el camarero, el cocinero y hacer que el cliente se siente. Lo mas barato (y sobre todo en un sitio de estos) es la comida (siempre para el restaurante, claro)

27 de mayo de 2016

09/07/2016

Contradicciones de un clásico

Nueva visita a la Chula después de unos cuantos años. Hay que reconocer lo poco que ha envejecido su propuesta y su local. Un planteamiento pionero e imitado hasta la saciedad: un sitio informal muy reducido de mesas altas y aspecto moderno y urbano con una amplia, original y arriesgada carta de vinos (tintos, blancos, vermús y olorosos) y una cocina sencilla basada en el producto y en compartir.
Tomamos:
-Ensaladilla rusa. Mejorable, no tiene interés.
-Matrimonio. Excelentes tanto las anchoas como los boquerones en vinagre.
-Burrata con hojas de albahaca, pesto y pimientos asados. Riquísimo, puro frescor; los pimientos en su punto.
-Cazuela de bacalao confitado con alcachofas crujientes y cebollitas. Fabuloso, un plato sencillo y redondo.
Todo acompañado por un par de vinos blancos de DO y uvas poco habituales (Mallorca y Cádiz). En total, pagamos 33€ por persona.

En el lado negativo:
-Cuando está lleno comes espalda con espalda con el resto de comensales, lo cual es incómodo.
-El servicio por algún motivo solo tenía ojos para la mesa vecina (estando 3 mesas solo).
-Hay que escoger el momento para ir: bien para después del trabajo o cena informal, no tanto para una cena especial un fin de semana.
-RCP algo en el lado alto.

12/06/2015

Perfecta barra para picoteo nocturno. Quizá perdiendo nivel.

11-06-2015

Baja a 3 stars.

Segunda visita a la Chula después de dejar tranquilos a los atunes de Macarela. Bastante peor impresión en casi todo desde nuestra última visita. Es cierto que una mesa de gritones hizo que estuviéramos bastante incómodos, pero bastantes detalles hacen que esta chula pase a ser un sitio más y deje de ser una barra destacable en el barrio.

Qué de "bastantes" me han salido...bah los dejo ahí, rollo figura literaria de protesta.

NUESTRA OPCIÓN:

MEJILLONES A LA ATLÁNTICA. Pues fatal. Enormes, casi de tamaño castañuela y con más melena que Europe (el grupo, no el continente). Se dejan comer porque los mejis son muy agradecidos como especie...pero hoy por hoy no se pueden servir de ese tamaño.

CARACOLES PICANTES. Aquí la cosa mejoró. Buena ración de gasterópodos (cultura ante todo, amigos) con una salsa picante bien ligada. Servidos con unos incomprensibles tenedores con los que era imposible sacarlo de la concha...al final nos dieron palillos porque el camarero no logró encontrar los pinchitos oficiales.

CORVINA. También muy correcta. Bien de punto y de sabor. Buena mano con el pescao.

Con una botella de Rocket-Man / Hombre Bala salimos a 70 euros. Buena RCP.

DETALLES QUE NO SE VEN PERO ESTÁN (O AL MENOS SE OYEN):

Noté cierto descuido en el personal, algo que antes no pasaba. Que si no hay tenedores, que si no pongo cucharas para la salsa, que si no retiro los platos vacíos...

Es cierto que una de las mesas tenía un grupo de veinteañeros que gritaban más que un radical de futbol argentino, pero que salga el cocinero y grite aún más fuerte "YA ESTÁ BIEN!!!" pues como que no.

En general vi a la gente tras la barra de muy mal café. Caras muy largas y muy serias.

CONCLUSIÓN: buena cocina. correcto local. Y sin embargo...

****************************
4 stars
Descubrimos este sitio por casualidad, al salir rebotados del Bar Tomate ya además nos sonaba por haber ganado nosequé premio del Metrópoli.

Sin repetir lo ya dicho: local pequeñito, de ladrillo visto, taburetes altos y una mesa baja en la entrada. Es un poco incómodo porque los taburetes están tan juntos que la mesa te corta la respiración. Deberían poner taburetes con respaldo. Son mucho más cómodos.

El trato ha debido mejorar desde los anteriores comentarios: amigable sin pasarse y siempre pendiente del cliente. En nuestro caso probamos unas verdinas muy ricas, unos caracoles también correctos aunque un poco faltos de picante y unas chuletas de cordero correctas también.

Los boletus fuera de carta nos parecieron caros y no demasiado destacables, sin ser malos.

Buen vino por copas.

Unos 25 euritos por cabeza.

Conclusión: hay otras barras con mejor ambiente y comodidad pero este sitio destaca más por el producto. Correcto y para volver.

09/10/2013

La Chula de Chamberí

La Taberna La Chula de Chamberí o "La Chula" abrió sus puertas hace ya casi dos años. Ana Losada, David Marsal y Olivier de Belleroche, después de la experiencia adquirida en algunos de los mejores restaurantes del país, abrieron esta taberna con el objetivo de ofrecer comida de gran calidad en el ruidoso ambiente de una taberna madrileña.

Esta taberna está ubicada en el Barrio de Chamberí, como su propio nombre indica. El local donde se encuentra es muy pequeño. Únicamente tiene una mesa para 6 personas, que es la única mesa que reservan, y lo demás son mesas altas con taburetes.

Para seguir leyendo: masquegueno.com/chamberi/2013/10/la-chula-de-chamberi

24/02/2014

Un restaurante más

Se trata de un restaurante minúsculo, con una sola mesa (para 6 comensales), unas mesas altas con taburetes y una barra, es decir, parece un bar de toda la vida. Pero no lo es.
Nada más sentarnos, primera sorpresa, no tienen carta, está todo escrito en una de las paredes y el camarero te canta las especialidades del día fuera de carta. Reconozco que no me convencen estas modernidades.
Los camareros, ambos, encantadores.
Pedimos setas, verdinas y carne. Las verdinas, flojas, les faltaba potencia de sabor, y se habían quedado un poquito secas.
La carne y las setas, en cambio, bastante buenas, muy buen punto y bastante sabor. Especialmente la carne que, a priori, era lo que más dudas me genera (me pasa en casi todos los restaurantes), tenía muy buen punto.
Para el sitio que es y lo que comimos, a diferencia de la mayoría de comentarios, me parece que no se quedan cortos a la hora de cobrar.
En resumen, un sitio más.

01/02/2013

Se come tan bien que uno se olvida de los detalles

Vaya por delante que el local es minúsculo, solo tiene una mesa para 6 personas que solo puedes reservar si es para mesa completa y el resto son mesas altas con taburetes sin respaldos. Servilletas de papel y sin mantel. Ya esta dicho todo lo malo.

Y ahora lo bueno: una magnífica cocina de mercado, platos sencillos super bien ejecutados, para cenar a base de picoteo con amigos en un ambiente de buenrollismo sin estridencias, un equipo de sala amabilísimo, buena selección de vinos tanto por botellas como copas y un precio imbatible. Las patatas bravas son justamente famosas, aunque yo me quedo con unas croquetas de fábula, redondas y con una finísima bechamel que se deshace en la boca. Buenos callos (aunque yo eché de menos más fuerza en el sabor, menos timidez en el uso de condimentos) y ahora que es temporada, unos boletus impecables. Postres que no están a la altura de la carta :( Precio medio para una cena bien dotada 20€

lucia

Fernando, no está dicho todo lo malo. El trato (o más bien "maltrato") es penoso por parte de una de las camareras.
Podrá estar todo buenísimo (que lo desconozco porque nos tuvimos que marchar) pero no sé si compensa la falta de profesionalidad.
Parece que en España nos hemos acostumbrado, o vemos "normal" que nos traten así cuando vas a un restaurante o establecimiento.

4 de septiembre de 2013

De bravas por Madrid

Patatas bravas de casi notable, ambiente pijete. DE BRAVAS POR MADRID, en busca de las mejores bravas de la ciudad:

debravaspormadrid.blogspot.com.es/2014/02/la-chula-de-chamberi.html

3 de febrero de 2014

10/11/2013

Ni para amarlo ni para odiarlo

Es un clásico del tapeo moderno y hace tiempo que tenía ganas de conocerlo... no sé si por eso, ya que sé que las expectativas me influyen bastante, pero me ha decepcionado.
Para empezar porque la carta no me resultaba demasiado apetecible. En mi opinión había "más de lo mismo" y la mayoría de las cosas más platos de carne o pescado que de picoteo. Bueno, que por lo que sea no fue una de esas cartas en las que no sabes por dónde empezar porque te lo pedirías todo.
Así pues pedimos croquetas (jamón y bacalao) y la cazuela de tajadas de bacalao y pisto.
Las croquetas normalitas. Ya con que fueran redondas mala señal...
La cazuelita rica, sin ser nada del otro mundo.
De los postres, aunque suene increíble, no me llamó ninguno.
Con dos cañas y un vino pagamos 33 euros.

26/10/2013

Picoteo

Octubre 2013. Picoteo Sábado noche

Local ínfimo y un tanto incómodo, pero si no te va el rollo Whitby y Tomate puede ser una buena opción para cenita informal en la zona. A mi por cierto me queda a huevo del curre.

Llegamos sobre las nueve y vacío pero gracias a nuestro poder de convicción en 15 minutos estaba petado. Todo el que entraba saludaba, en plan clientela habitual.

En la enorme pizarra que preside el local hay muchas cosas apetecibles, incluyendo cazuelas-guiso-pintaza.

Tomamos croquetas de jamón ( de bacalao no les quedaban) muy correctas ellas y unos estupendos riñones al jerez.

Buena selección de vinos y 6 opciones por copas.

Servicio amable

Con cañas y vinos (sabrosón jumilla Depaula) 28€ total para dos.

A tener en cuen

22/03/2013

Gran bar de tapas

Tengo la suerte de tener este magnifico bar de tapas a un paso de la oficina. El sitio es pequeño y la verdad es que las mesas y sillas no son muy cómodas (solo tienen 4 o 5 mesas altas con taburetes y una mesa normal grande), pero el local es acogedor y el servicio muy amable.

He ido ya varias veces y no voy a hablar de platos en particular, pero me gustaría comentar que todas las veces que he ido he probado algo distinto y todas me han encantado. Quizás destacaría los platos que son algo más elaborados o los platos de cazuela (callos, rabo de toro, carrillera, etc.).

El precio además es totalmente razonable, ronda los €25 por comensal si se comparten primeros y se toma un segundo por persona. En general me parece una magnifica opción para ir a comer algo medio rápido. Desde luego es lo mejor que he encontrado de este estilo hasta ahora por la zona.

20/01/2013

Taberna con tapeo de mucha calidad

La carta está en una pizarra que cubre toda una pared y se divide en tapas, cazuelas y raciones para compartir. La comida que ofrecen es tradicional y está fenomenal para picar varias cosas esperando buena calidad, que la tiene. Además, nos gustó mucho la presentación de los platos, porque se nota que está muy cuidada.

Podéis leer el resto de la crítica, ver fotos, precios y más información, aquí:mad-queens.blogspot.com.es/2012/12/la-chula-de-chamberi.html

03/11/2012

Penoso y lamentable servicio

No voy a dar mi opinion porque el servicio y en concreto la chica q esta en la barra no se lo merece,al tratarme a mi y a mis 4 amigos q ibamos a cenar y tomar alguna copa, como una escoria.
No voy q contar lo que paso porque no merece la pena pero aolo digo q nos tomamos unas canas y nos fuimos x culpa de la chica.no creo que vuelva nunca y me asegurare de q mis conocidos tampoco lo hagan.

Una pena.

lucia

Estoy de acuerdo totalmente. Nosotras fuimos ayer varios amigos y ante la insistencia de pedir la única mesa grande para cenar (de forma educada, por supuesto), la chica que está en la barra terminó gritándonos y tratándonos fatal. No entiendo como una "profesional" puede caer en eso. Íbamos a cenar y al final nos fuimos POR CULPA DE ELLA. Falta de educación y de profesionalidad cuando eres tú el cliente y el que paga, un trato así es intolerable. Una pena. Estoy de acuerdo.

12 de abril de 2013

21/05/2012

Tapeo de calidad

Muy buena primera impresión de La Chula de Chamberí.

El sitio no es muy grande, tiene varias mesas altas de madera y está bien puesto en plan paredes de ladrillo visto y mobiliario oscuro.

Casi todo lo que tiene es en plan tapeo informal pero cuidando muy bien la calidad de lo que sirven. No es muy barato pero lo bueno se paga y más por la zona.

Muy recomendables las croquetas de cocido.

Buena carta de vinos.

28/06/2012

Buena materia prima con excelente RCP. Y gran variedad de vinos por copas!

Cena un viernes de verano en este bar/restaurante ubicado en el barrio de Chamberí. El local es minúsculo y de decoración sobria pero agradable. El punto negativo es la insonorización. Cuando el local está concurrido, puede resultar algo incómodo. Sin embargo, es un sitio en el que puedes empezar tomando una copa de vino y acabar cenado. Recomiendo ir en grupos reducidos (máximo 4 personas) ya que por espacio y por el formato de raciones para compartir, un número mayor puede resultar incómodo. Toda la carta, expuesta en una pizarra colgada de la pared, es muy apetecible. Es cierto que nada de lo que aquí encontréis os hará descubrir la rueda, pero todas las raciones están muy cuidadas, tanto la materia prima como el emplatado. Por otro lado, los camareros forman parte de esa rara especie en la actualidad, que intentan hacerte la vida fácil a la hora de hacer la comanda. También quiero destacar la amplia selección de vinos por copas a precios muy asequibles. En esta ocasión, éramos dos comensales y compartimos todas las raciones:

- Empezamos con una muy buena Tosta de Cecina con Foie (7€). Por ridículo que parezca, quiero hacer una mención especial al aceite de altísima calidad empleado en varios de los platos que probamos.

- Seguimos con una muy digna Ensalada de Tomate, Cebolla y Ventresca (8€). Bastante bien, aunque es muy difícil encontrar hoy en día tomates que marquen la diferencia.

- A continuación uno de mis platos preferidos si bien algo “prostituidos” hoy en día. Un muy logrado Steak Tartar (15€). Carne cortada a cuchillo y bien aderezada. Eché en falta unas patatas fritas de acompañamiento.

- Como último plato principal, un Chuletón (18€) con patatas cortadas en dados. Carne de gran calidad y perfecta cocción. Crujiente por fuera, roja por dentro.

- Para acabar, una Espuma de Yougurt Griego con Frutos Rojos (5€).

Bebimos dos cañas (1,5€/u) y dos copas de AN/2 (3€/u).

La cena salió por 31,5€ por persona. Una excelente relación calidad-precio.

En definitiva, un lugar algo incómodo si se encuentra lleno pero que ofrece una comida sin filigranas, de alta calidad en sus materias primas, muy honesta y a buen precio.

Más fotos y restaurantes en guiaumami.com y en Twitter @GuiaUmami