Ordenar por:

relevancia fecha

03/08/2015

Un must. Un acierto en todos los sentidos: la decoración, el trato, el entorno y, por supuesto, la carta. Joaquina, la propietaria, lo hace todo mucho más especial.

01/06/2011

Magnífico

Hacía mucho que no disfrutaba tanto en un restaurante. Un restaurante con una comida deliciosa, ligera, sana, hecha con materia de primera y originalidad, un servicio encantador, una decoración casual chic contemporaneo y unas vistas de impacto de la costa. De lo mejor que se puede encontrar para comer en la costa de Alicante.

Mis dos recomendaciones serían los espárragos trigueros con huevo y el lomo de atún. Dos platos memorables.

Lo mejor es reservar mesa para una media hora antes del anochecer y así poder ver el espectáculo de la puesta de sol y la llegada de la noche. Las mejores mesas son las que están en primera línea de la terraza, pero conviene llamar con tiempo para asegurar una de esas mesas. Claudia, la dueña, es una simpatiquísima y jóven paraguaya que le encanta explicar los detalles de su cocina y su restaurante. Fuimos dos noches seguidas. Dale recuerdos.

Curiosamente no soy nada fan de los restaurantes con vistas. He tenido malas experiencias en sitios que son más bien trampas para turistas. Suelen ser sitios que dependen del tráfico de turistas en vez de la calidad de la comida:

jesusencinar.com/2009/08/5-banderas-rojas-de-un-mal-restaurante.html

La Claudia rompe esa racha y es uno de los pocos restaurantes con vistas que recomendaría de corazón.

Cenar sale por unos 50 euros.

Servilletas y mantelitos de hilo hechos a mano en una comunidad en Paraguay.

06/04/2012

magnifica terraza

tiene una ubicación excelente, junto a la plaza principal de Altea, con vistas al mar con el puerto en primer plano.

La comida estaba muy bien, a destacar la coca de salmonete y foie como entrante. La atención muy buena. El gintonic con esas vistas nunca puede saber mal.

Para repetir

04/09/2013

Unas vistas maravillosas, la cena buenisima, ambiente agradable. Para repetir

08/03/2011

Uno de mis favoritos en Altea. Con una terraza con magníficas vistas al Mediterráneo. Es un restaurante pequeño que cuida mucho los detalles y una carta pequeña pero cuidada.
El lomo de atún marinado muy rico y las entradas muy originales. Buena relación calidad-precio. Por la noche muy romántico

30/08/2009

Uno de mis restaurantes favoritos en Altea. Unas vistas preciosas, bien servido, una comida muy bien elaborada (carta pequeña pero suculenta: es difícil decidirse) y un precio ajustado a su calidad-precio.
Un detalle de calidad: las servilletas y los manteles individuales son de hilo