Este sitio ha cerrado, si crees que esta información no es correcta: ponte en contacto con nosotros

Ver otros restaurantes cocina casera en Madrid

La Consentida - CERRADO

Calle Hernani 53, Madrid

<m> Alvarado 1

Ordenar por:

relevancia fecha

02/01/2016

Taberna taurina con buen rabo de toro

Pues fuimos dos personas a esta taberna ya que nos apetecía algo de cañas por la zona.

La taberna en sí es el típico local "de toda la vida" lleno de decoración taurina: fotos de Manolete y compañía, carteles de toros, un cabezón de toro disecado etc. Buena música (el maestro Paco de Lucía) a un volumen agradable. Mesas pequeñitas y muy juntas en bastante poco espacio (creo que tienen otro comedor, eso sí). El personal, amable.

Cada uno nos tomamos 2 o 3 cervezas (ponen tapita de embutido con las cañas). De comida pedimos unos huevos rotos con morcilla de león (no quedaban así que en su defecto con jamón y pimientos) y un rabo de toro estofado.
Los huevos rotos estaban buenos y bien hechos, con patatas fritas ricas y jamón recien cortado. El rabo de toro sencillamente para chuparse los dedos (o, en este caso, los huesos), una señora ración con una salsa estupenda. Nada de postre y un café normalito.

En total salimos por 33 euros si no me equivoco, precio bastante correcto.

20/03/2015

Cañas y raciones informales

Para tomar unas cañas, aperitivos y raciones de picoteo es un sitio ideal; en los ultimos tiempos esta un poco mas descuidado pero sigue siendo un clasico en la zona para el tapeo

27/01/2015

Para tapear y tomar unas cañas

Un sitio agradable para tomar unas cervezas con amigos cuando sales de trabajar; buena cerveza y servicio siempre agradable.

15/09/2011

Interesante

Estuvimos un jueves por la noche despues de haber tomado unas cañitas en el bar de frente (El Quinto Vino, vivamente recomendable ).

El ambiente es informal, tipo taberna. Las paredes están llenas de carteles y fotos taurinas. Hay tambien una cabeza de toro disecada. Hay dos entradas por el local que se juntan en la parte trasera: un estrecho pasillo algo más discreto pero seguramente menos jovial que las otras partes mas "publicas".

Tras estudiar la carta, algo demasyado larga en mi opinion, el camarero nos aconsejó sobre lo que habia de fresco del día y que habia que probar.
Asi que empezamos por una ensalda mixta (correcta) y unas patatas con salsa de setas (buenas, bien crujientes, aunque no dejan de ser unas patatas fritas). Hasta aqui todo bien, pero nada del otro mundo.

Lo mejor vino con los platos fuertes: un excelente chuleton de buey que vino servido troceado en lonchitas: su punto de cocción era perfecto, la carne sabrosa y con una buena cantidad de grasa, fundamental para el sabor de las carnes. De textura resultó muy muy tierno, se derretia en la boca.
Tambien excelente fue el filete de emperador a la parrilla, gigante casi del tamaño de un txuleton. Muy tierno y muy sabroso: finalmente un filete de pescado bien cocinado, ni pasado ni crudo.

Hemos acompañado la comida con un par de bottellas de Ribera del Duero que habia en oferta del día.
No pedimos ni postre ni cafè.

El total para 4 comensales salió 16 euro por personas. Excelente relación calidad/precio en mi opinión

Recomendable. En futuro habrá que probar los famosos huevos de avestruz y el foie.

Pietro

10/03/2011

Consentidos

Primera vez en este sitio con cierta fama en la zona, sensaciones encontradas. Como ya se ha comentado el sitio es pequeño, aunque el miércoles no estaba lleno uno de sus comedores, la barra sí, pero es muy pequeña. Decoración sobrecargada de toros y ambiente "españolista".

Vamos con la experiencia. El servicio, entre surrealista y cargante. El camarero que nos atendió era extemadamente intervencionista, si le dejas te hace la comanda, no distingue la diferencia entre aconsejar y colocarte los productos que hay que sacar ese día. Luego se olvidó de nuestra comanda, tenía tres mesas en ese momento; y al final cuando se dió cuenta se volvió a olvidar de la tercera ración. Infame. Creo que producto de un local que va muy bien, que cree que con la fama conseguida ya se tiene que aguantar todo y te toma por los típicos que están de paso ya que les sobran los clientes.

La comida, tomamos tres raciones, los trigueros, los queríamos gratinados pero el camarero nos los impuso con jamón, muy normales, nada del otro mundo, unos trigueros a la plancha con un poco de jamón por encima. Luego unos huuevos rotos con morcilla de León, bien, aunque las patatas estaban demasiado fritas, buena morcilla y buen sabor de conjunto. Por último lo mejor, un sorprendente queso de cabra frito con mermelada de frambuesa, así se anuncia, son unos tacos de queso, no estoy seguro que sea de cabra, con un reboce nada grasiento, que recuerda a unos buñuelos de bacalao. Bastante bueno y original. Vino rioja crianza y sin postres a 25 euros por cabeza.

A pesar de todo el sitio tiene algo, habría que probar otros platos y esperar que te toque otro camarero o que éste tenga un día más centrado.

16/08/2011

El servicio amable y rápido. La comida muy rica: una fritura completa y de pescados frescos ( chopitos, sepia, etc., por unos 10 euros), una parrillada de verduras (pimiento, cebolla, champiñones, berenjena y calabacín, por otros 10 euros), un combinado muy recomendable de huevos de oca con choricitos, morcilla de León y patatas fritas (unos 24 euros)...Al final, entre las cervezas y refrescos cenamos 5 personas por 12 euros cada una...
Repetiremos para probar los huevos de avestruz.

04/04/2011

Bajonazo infamante

Ha pasado de ser un sitio clásico de tapeo ("hermano menor del de enfrente, El Quinto Vino) a ser tener una cocina pésima y un servicio a la altura. Ni para tomar menú al mediodía.

15/09/2010

De momento hemos probado el picoteo en la barra y nos convence. La caña bien tirada, el servicio amable. Los pinchos calientes de morcilla de León y de solomillo muy ricos. La ración de lacón a la gallega bastante decente, y eso que iba con un gallego :)

03/02/2009

siempre lleno

Es un local pequeñito, tiene 5 o 6 mesas. Buen precio y calidad en la comida.
Muy bueno el entrecot de buey, que lo ponen con verduritas a la plancha, y el pan tumaca con jamón.
Como vayas a una hora medio normal, no hay sitio nunca. Yo he ido unas cuantas veces y sólo he conseguido comer allí una vez. Aunque tiene remedio, les traicionas con un par de bares de tapas que hay cerquita (que no están mal) y listo.