Este sitio ha cerrado, si crees que esta información no es correcta: ponte en contacto con nosotros

Ver otros restaurantes italianos en Barcelona

La Cucchiarella - CERRADO

Ordenar por:

relevancia fecha

02/07/2012

Guillermo Castilla lo descubrió en marzo de 2012

pasta al dente en el raval

Siguiendo la recomendación sugerida por los creadores del blog losbonvivant.com acudí a probar la Cucchiarella. Restaurante de comida creativa italiana a escasos metros de la Rambla del Raval que destaca por la exquisitez de los platos de pasta, ensaladas y postres que preparan.

Las propietarias, antiguas trabajadoras del exitoso la Cucine Mandaroso, tienen muy claro el concepto de restaurante que querían montar: sencillez y cocina italiana casera a precios populares.

Al mediodía ofrecen un menú del día: un primero (ensalada o quiche) y un segundo de pasta o carne con un postre a un precio excelente (6’90€), con la posibilidad de comer en el mismo local, sin servicio de mesa, o llevártelo en unos envases estupendos para preservar el sabor y la temperatura de la comida.

Probé una ensalada de mozzarella de búfala con ingredientes muy sabrosos y pasta al horno con gorgonzola y nueces. La pasta al dente muy buena que me encantó. De postre una panacota con frutas del bosque, aunque me quedé con las ganas de probar el tiramisú que localicé en el mostrador. No tardaré mucho en probarlo.

El local es pequeño, con pocas mesas y una decoración muy hogareña, con mobiliario de madera y decoración sencilla.

Entre sus especialidades está la saltimbocca napoletana, una especie de pan de pizza que rellenan con diferentes ingredientes.

100% recomendable para los amantes de la pasta al dente...

Repetí para probar la lasaña, en esta ocasión de tomatitos cherry y rúcula (para chuparse los dedos), que acompañé con la quiche de bacon y queso. De postre un tiramisú de fresa, me gustó más el que hacen de café, él de toda la vida.

29/03/2013

comida italiana para llevar

Tienen unas lasañas muy ricas.

Me sorporedieron positivamente la burrata de búfala y el limoncello. No sé te olvide probarlos!

Local acogedor y servicio amable.

También tienen mesas y puedes comer allí. Una pena que sólo tengan vajilla y cubertería para llevar. Comiendo allí apetece tomarse la cerveza en un vaso de cristal y comer con cubiertos de verdad.