La Cumbre, desde hace más de 20 años en la Avenida de Europa, se caracteriza por sus recetas, platos muy sencillos de sabor casero, siempre se han distinguido por su materia prima de primera calidad y la elaboración artesanal de las mismas. Dependiendo de sus necesidades, deseamos mostrarle nuestras tres ofertas ...

Ordenar por:

relevancia fecha

15/09/2016

La Cumbre. Probablemente lo mejores torreznos…

ues eso, probablemente los mejores torreznos que hayamos probado. Y la única manera que tienes de comprobarlo es probándolos…

Hace tiempo ya que conocemos esta cervecería, un clásico de Pozuelo de Alarcón (desde 1967), donde nos llevaron por primera vez para que pudieramos degustar esos maravillosos pedacitos jugosos de cerdo, con su corteza crujiente y su punto de sal. Una auténtica maravilla.

Un clásico local, tipo mesón, con la opción de barra y mesas altas para tapear, además de un comedor y en verano una agradable terraza.

La carta que ofrecen, bastante extensa, va de la mano del aspecto del local, raciones y platos de corte clásico donde, eso sí, se cuida la calidad de la materia prima.

A parte de este restaurante el grupo tiene una tienda de comida para llevar (La Cocina de Cecilia), así como una heladería que está al otro lado de la calle, cuyos helados no están tampoco nada mal.

Y esto es lo que pudimo probar en esta ocasión…

Sigue leyendo en...

gastrobloggia.com/2016/09/la-cumbre-probablemente-lo-mejores-tor...

Miss Migas

¿de verdad merecen el paseo hasta pozuelo?

15 de septiembre de 2016

Alvaro Armenteros

Supongo que depende de lo lejos que te pille Pozuelo y lo mucho que te gusten los torreznos :)
Yo sólo puedo decir que los he probado muchas veces y son la leche. Quizás la discusión seria si considerarlos torreznos porque no se parecen en nada a los clásicos.

15 de septiembre de 2016

Sergiete

Igual se parecen más, por lo que veo en las fotos, a los que ponen por ejemplo en Albacete, que la carne, en vez de estar tostada y dura, esta tierna, y la piel crujiente

15 de septiembre de 2016

Alvaro Armenteros

No conozco la versión albaceteña pero por tu descripción por ahi van los tiros

15 de septiembre de 2016

GastrobloGGia

Creo que SI merece el paseo hasta Pozuelo... Y efectivamente no os esperéis los clásicos torreznos, pero no defraudan.

15 de septiembre de 2016

SMedusa

Son muy parecidos a los de Los Torreznos de Goya para los que quieran valorar el paseo. Buenísimos a la hora de comer, matadores en cuanto a la digestión. De hecho en La cumbre lo normal es pedirlos como "ración de veneno"

16 de septiembre de 2016

Alvaro Armenteros

Yo he probado los dos, y me gustan más los de La Cumbre

16 de septiembre de 2016

GastrobloGGia

De acuerdo con Álvaro.

16 de septiembre de 2016

Oscar Redon

Torreznos ibéricos recién hechos con sal...pongame otra caña. Espectacular.

2 de septiembre de 2017

26/09/2016

Malo malo

Es uno de los muchos locales de Pozuelo sobrevalorados, en los que con aparentar aires caseros y tradicionales cubren las expectativas. Quizá habría que reflexionar hasta qué punto los consumidores somos responsables de este tipo de establecimientos, que ofrecen calidad infima a precios de delicatessen.
Ambiente: el local es sucio, desordenado e incómodo. No es que uno pretenda estar en su casa pero.. Además, se llene o no, la mala organización del lugar y la poca mano diestra del personal hace que te atiendan cuando ya no tienes hambre.
Personal: personas secas, poco comerciales, en ocasiones desagradables, algunos camareros "de toda la vida" (lo cual no garantiza nada bueno) y otros no; ponen tapas a quien quieren, y es su derecho, aunque es innegable que da muy mala impresión poner tapa al de al lado y no a tí, y además lo hacen sin ningún pudor, lo cual es poco comercial.
Vinos y cervezas: muy justitos y desproporcionados; asombra la escasez de Riberas que tienen. Los precios, en este caso, en la media.
Comida: por debajo de lo aceptable en mi opinión, pescados y mariscos de batalla, carnes grasientas, boletus desaprovechados, los torreznos no son torreznos (preguntad en Segovia o Valladolid) y sí son grasientos, las tortillas secas. Tienen un pase las croquetas y las vieiras; y en cuanto a cantidades, lo de siempre, los productos modestos los sirven en abundancia, y los caros en cuentagotas.
En resumen, por el precio que pagas, ni la comida ni el servicio lo valen.

27/04/2016

Diciembre 2.014

Los jueves, cocido por 18 € (21€ con una botella de medio litro de vino que ni fu ni fa).

Sin desmerecer lo demás, lo mejor la sopa: sabrosa, desengrasada, con cuerpo y la cantidad justa de fideos.

El segundo vuelco, de tamaño adecuado, aunque yo eché de menos tres cosas, dos normales y una rara. Las normales: el jamón y la bola / relleno. La rara: una pata de pollo (había muslo de galina). Ya se que la pata no la ponen en ningún sitio, pero en Casa "Madre de Felipe" sí, y es algo que me gusta. Aunque sea yo el que localiza dichas patas, tengo un par de proveedores.

------------------------------------------------------

Hace un par de años critiqué un plato de amanitas en esta casa. Hoy una ración de caracoles ha hecho que tenga que comerme mis palabras (ñam, ñam, grumpf... -eructo-) Lo demás, el torrezno, yo no le llamaría tal, la presa, la hacen con pimientos; no está mal, pero es que los pimientos a mí, no me van... Y en el lado de los mariscos tiene buena pinta. Las ensaladas me han parecido caras (por lo que no he pedido...

¿Me podeis pasar la salsa de los caracoles para las palabras? Y un poco de pan para pringarla, por favor.

02/09/2014

Un clásico de la zona

Viernes 29 agosto

Hacía bastante tiempo que no me pasaba por esta terraza de Pozuelo, de hecho no sabía ni siquiera si seguía abierta, porque la zona ha cambiado y mucho, de hecho los dos únicos sitios que pude reconocer son La cumbre y los Pescaitos.

Hace como unos 12 años muchas de nuestras tardes de viernes afterwork las hemos pasado aquí, tengo un muy buen recuerdo, probablemente no tanto por el lugar como por los momentos vividos allí.

Hicimos una cenita de picoteo:

De aperitivo nos pusieron unas patatas al alioli que mejor hubieran hecho poniendo unas aceitunas, la patata estaba casi helada y dura, vamos que debía llevar en la cámara ya un buen tiempo....

* 1/2 cecina de León - Soy bastante fan de la cecina y esta no acabó de convencerme, creo que estaba demasiado fría, eso sí servido con sus almendras como mandan los cánones

* 1/2 tortilla española - El tema del punto de la tortilla es muy subjetivo ya se sabe a mi me gusta bastante menos cuajada y sueltecita, a mi acompañante sin embargo le gustó.

* Almejas marinera - La ración la verdad que de precio estaba subida (17,80) pero se me antojaron y la verdad es que ni fú ni fá, las almejas eran grandecitas, algunas con tierra y estaban hechas con una salsa que si bien tengo que decir que era para "hacer barquitos sin parar" creo que igual se le puede echar a las almejas, se la podrían echar a los caracoles y a cualquier otra cosa... de salsa marinera nada de nada.

Este sitio tiene mucho éxito, en la terraza no cabía ni un alma, sin embargo por lo que yo probé tampoco es que la recomendara como lugar de picoteo. Si estás por la zona y por probar el clásico vale...

Sr Rodriguez

Todo un clásico... y siempre lleno, cierto

Coincido hasta en el tiempo que hace que no me paso por La Cumbre

3 de septiembre de 2014

12/08/2012

De toda la vida

Por lo que me han comentado este lugar lleva en Pozuelo mucho tiempo y por lo tanto es un referente en la zona. La decoración y el estilo es castellano conservador.

Nosotros lo elegimos para una cena de picoteo porque tienen una terraza de verano bastante grande como para meter tres carritos de bebes sin que haya ningun tropiezo y la verdad es que nos prepararon una mesa muy curiosa.

No recuerdo el precio pero comimos a base de raciones de toda la vida y todo me pareció que estaba bastante bien.

De postres pedimos unos gintonics y nos sorprendieron con una carta bastante amplia de ginebras y tonicas.

22/10/2012

De lo Mejor de Pozuelo

Restaurante, taberna, raciones, tapas, cañas, VALE PARA LO QUE QUIERAS. Tanto en la terraza comiendo un menú, como en las mesas altas para picar o en el interior para una cocina más elaborada, más una EXCELENTE COCINA y GÉNERO DE PRIMERA es lo que hace que este restaurante funcione desde hace mucho tiempo.

Esto lo consiguen con una EQUIPO MUY PROFESIONAL, que sabe estar a la altura. El grupo de camareros se nota que tienen tablas a sus espaldas y trato con el cliente. Y por otro lado lo importante que es el efecto visual para el comensal. Todo tipo de platos a base de cocina casera, mariscos frescos, embutidos, postres, etc. todo a la vista, que hace que se te vallan los ojos....

La carta son platos de toda la vida, sencillos, pero no con eso basta, hay que saber elaborarlos bien..... Los MEJILLONES AL VAPOR están BUENÍSIMOS, tanto en cantidad como en sabor. Los TORREZNOS los MEJORES con mucha diferencia a los demás. Bien crujientes, enormes, en su punto de sal y muy sabrosos. La ENSALADILLA RUSA BRUTAL; los CALLOS ESPECTACULARES y las OSTRAS que son COLOSALES, las he probado en muchos sitios pero como estas en ninguno, son enormes y con un sabor espectacular. Un diez.

Los POSTRES no fallan, aquí LOS BORDAN, la gran mayoría caseros, con unas porciones enormes y muy conseguidos.

Respecto al público suelen ser ejecutivos de la zona a diario, que lo abarrotan, a pesar de que el precio no es barato precisamente, lo que significa calidad y los fines de semana se acercan grupos familiares.

El precio es elevado, pero nada fuera de lo normal, está claro que aquí la calidad se paga, pero es de los pocos sitios en que la factura no me duele mucho...

Si quiero comer a gusto, sabiendo que me ofrecen calidad, en un entorno cómodo, no lo dudo ni un momento. Este es el sitio.

10/01/2012

Agobiante, malo y caro para su deficiente calidad

Quedamos con unos amigos de Pozuelo y nos llevan a cenar de picoteo a un sitio “que está muy bien de precio”. Nada más entrar aquello parece la estación de Sol en hora punta, nos ubican en el salón del fondo atestado de gente en mesas muy juntas, me da por pensar qué pasaría si alguien gritara ¡Fuego! Es realmente agobiante y ruidoso. Aquello empieza por no gustarme demasiado.

Servicio profesional y rápido. Se hace evidente la instrucción de darle vidilla a las mesas para que roten mucho.

De su larga carta comemos: 4 vieiras gratinadas (6,5€ unidad) gran concha rellena con una especie de engrudo de masa de croqueta de indescriptible e inaveriguable composición, aquello necesita mucho vino y mucha hambre. Menestra de verdura (13€), abundante ración de verduras de bote sin ni siquiera un salteado gracioso para disimular la procedencia. Sepia a la parrilla (10,50€) he dicho sepia, pero realmente era la suela del zapato que Chaplin no quiso comerse en la Quimera de Oro ¡Por Dios, qué los empastes cuestan un huevo! Y por último, una ración de mojama de atún (14€), en este caso poco abundante, que resulta ser una aceptable mojama.

De vino dos botellas de Becquer crianza 2008 a 17,50€, su precio en bodega (vinoselección) es de 6,70€, es decir 2,7 veces su precio, que puede ser 3 veces si compran a distribuidor.

Cafés a 1,80€ y pan a 1€.

Total que el “picoteo barato” pidiendo poco más de un plato por persona, sin postres y con vino se nos pone en 110€ a 27,50€ por persona. Conozco ciento veintinueve mil cuatrocientos treinta y ocho lugares absolutamente mejores que “La Cumbre” para picar por 27,50€. Cualquier precio hubiese sido caro para la deficiente calidad de lo que comimos.

Habituales qué se lo disfruten, yo desde luego no vuelvo.

puntoyraya

(Fetén )"Conozco ciento veintinueve mil cuatrocientos treinta y ocho lugares absolutamente mejores"

10 de enero de 2012

Gonzalo Salgado (RS)

Pues iros a ellos, que seguramente aquí no os quieren.

17 de marzo de 2012

pozuelo gourmet + seguir 41 sitios, 6 seguidores

23/05/2012

Decente

Difícil es tener una opinión de este local, que aunque a mí no me convence ni por decoracion ni por comida, siempre está lleno y eso si se merece mis mayores respetos. Sobre todo porque no es un local nuevo, sino que ya va siendo un clásico de Pozuelo.
Es un local muy ruidoso y su terraza siempre está a tope. La calidad de sus productos son correctos. Calidad-precio también correctos pero el entorno no me convence. La elaboración de sus productos es muy sencilla. No olvidemos que si el producto es bueno y el punto de sal y coción son buenos. No puede fallar. Pero creo que está un poco pasado de moda.

17/03/2012

Excelencia en sus producto y gran servicio

Les veo muy amenudo y me consta su gran selección en la materia prima que consumen.
Ayer comí en la terraza (mi última vez cene) y disfrute mucho del buen tiempo que nos acompaño, muy agradable. La barra - la mejor de Pozuelo - bien surtida y te ayuda a hacer la espera si está abarrotado, ya que no se puede reservar...pero su buen hacer ayuda a que la espera no sea larga y te sienten rápido.

Da un gustazo que te atiendan bien y si además es buena gente, mejor.
Sus torreznos...mmmm, grandes con carne y no tan grasosos como los había probado en otros sitios. Tienen una carta muy variada, navajitas y mejillones excelentes y las patatas, revueltos, carnes,...hay de donde elejir. Recomiendo los helados, todos hechos en casa y sus postres (próximo día probaré sus canutillos de Idiazabal, tenían un pintón).
Gracias por todo y nos seguiremos viendo, espero que por mucho tiempo.

29/12/2011

Los mejores torreznos

Hacía más de dos años que no me acercaba por aquí, y veo que sigue siendo excelente, al menos en el apartado "torreznos". Hasta la fecha, los mejores que he comido nunca.
El problema es que está siempre hasta arriba, por lo que es un poco complicado pillar barra si lo único que quieres es picar. El servicio es amable (esto ha cambido a mejor, porque antes era poco eficiente), y siempre acompañan las cañas de buenos aperitivos.

03/12/2012

No admiten reservas, eso sí, si llamas porque no lo sabes, te la aceptan como sí así fuera y luego a esperar, no respetando los turnos de la lista de espera. Comedor agobiante, con muy poca separación entre las mesas. Caro para lo que ofrece. Existen mejores sitios en Pozuelo para comer unas buenas raciones.

Brenda January

¿ Donde?

18 de julio de 2013

04/05/2011

Bien

Siempre lleno, difícil hacerte con una mesa y menos fuera si el tiempo acompaña, numerosas y variadas raciones con excelente materia prima, raciones generosas, servicio atento y rápido, postres golosos y muy caseros, pero en la hora “punta” todo se ralentiza, buen servicio de vino con referencias muy interesantes, si puedes dejarse asesorar por “oscar”, pequeña cava de puros, que salvo en la terraza ahora solo es para ver, se puede rematar la sobremesa con distintas ginebras (las ahora llamadas “Premium”) y tónicas para un buen gin, buen punto de referencia.
Visita: Abril 2011