Descripción: El restaurante La Esquina del Real, en un pequeño rincón de la zona de Ópera, frente al majestuoso Teatro Real, se encuentra este coqueto restaurante de reminiscencias parisinas, donde es obligada la reserva dada la calidad de sus platos y su recogido tamaño. El establecimiento, inaugurado en 1991, c...

descripción completa de La Esquina del Real

Ordenar por:

relevancia fecha

09/01/2015

Lo mejorcito de Ópera

Enorme descubrimiento. En la zona de Madrid donde más abundan los restaurantes "vende humos" todavía hay esperanza. Merece la pena, con o sin promoción. Cocina francesa sin complejos, sabrosa y elaborada. Perfecto para esos días que te apetece mojar pan. Los caracoles y el mero a la brasa espectaculares. Ambiente cuidado y un servicio excelente que controla el tempo de la comida de maravilla. Encima, si consigues alguna promoción puedes cenar por unos escasos 30 euros. Apaga y vámonos. Enhorabuena, nos veremos pronto.

spider72

Qué bueno!!!

9 de enero de 2015

13/10/2015

Opinión antigua, me gustaría volver

Fuimos justo hace dos años (lo he visto en mi cuenta de El Tenedor), nos encantó y no hemos vuelto (muy mal), y no hice el comentario (mal, mal) Espero ponerle remedio en breve.

Además, sigue teniendo el descuento del 50% en El Tenedor.

01/02/2015

Restaurante francés

Aquí llegué para cenar con un grupo de amigos, clientes frecuentes por su proximidad con el Real. Compartimos setas shitake en su jugo con láminas de bacon y cebolla a la reducción de soja, foiegrass elaborado por el restaurante y unos espectaculares escargots a la crema con champiñones y echalottes (creo que es la primera vez que me sirven caracoles sin su caparazón). No tomé el foie grass, pero los otros dos platos me parecieron exquisitos, y los escargots muy originales. En mi caso rematé con un steak tartar espectacularmente bueno y generoso.
Compartimos algunos postres, copas, vino... Y salimos a unos 45€ por cabeza.

01/06/2013

Restaurante francés

La Esquina del Real es un pequeño restaurante francés perfecto para ir en pareja. El local está poco iluminado y con velas en las mesas, algo que hecho de menos en Madrid.
La comida en mi opinión es exquisita. El magret de pato es de los mejores que he probado, al igual que el foie micuit. Si tuviera que ponerle una pega, tal vez los camareros no son excesivamente amables. No es barato, pero desde luego la comida y el local lo merecen.

25/03/2013

francés escondido y acogedor para una velada romántica

Marzo 2011

1 Escargots con crema de champiñones
1 Magret de Canard con ciruelas y manzana
1 Solomillo de ternera a las colmenillas
1 JP Chenet Merlot 08
2 orujo de hierbas

Total 2 personas: 108€

10/11/2010

Comida elaborada en un ambiente romántico

Un estupendo restaurante. En una esquina cerca del Teatro Real. Una cocina elaborada, no sé si decir francés o vasco-francés. El ambientillo tiene encanto y familiaridad. Mesas cómodas con decoración de botellas de vino y un aire de bistrot. Probé el mero con salsa de pimientos y estaba realmente delicioso.

Comer sale por unos 40-50 euros. Tienen una magnífica carta de vinos con abundancia de referencias francesas. La única pega quizá es que el servicio la noche que fui parece que tenía un mal día y andaba algo seco y distante, o quizá no le hacía gracia nuestra conversación. En cualquier caso un sitio para volver muchas veces.

Servilletas y manteles de tela.

30/03/2010

un francés estupendo

A pesar de llevar más de 20 años en la esquina de Amnistía reconozco que nunca me había fijado en este restaurante. Gran error. Máxime para un enamorado de la cocina francesa que suspira por encontrar sitios nuevos donde se coma bien. Y aquí se come más que bien. La carta es magnífica, con un montón de sugerencias que muestran por qué la cocina francesa está donde está. La carta de vinos también es muy buena y no es ninguna tontería dejarse recomendar algún vino.

Al principio el servicio me pareció entre antipático y ausente pero fue mejorando durante la noche. Pero de entrada choca un poco el trato. Es cuestión de dejar oxigenarlo, como los buenos vinos.

El steak tartare es fabuloso, y además te ponen una ración enorme y generosa que bien podría servir para compartir. Los platos, como buen ejemplo de cocina francesa, están presentados con un pelín exceso de salsa así que hay que venir con hambre porque se sale bien comido.

22/01/2012

Llevaba tiempo sin volver por La Esquina del Real, sospecho que más de 6 meses. Imperdonable.

En esta ocasión el local estaba lleno, al contrario de las dos últimas, cuando pensamos que podíamos estar disfrutando de nuestra última cena en el local por estar acompañados de dos o tres mesas como mucho. Parece que han dejado la crisis atrás y que podremos seguir disfrutando de su cocina en el futuro.

No nos salimos del guión y pedimos los caracoles (deliciosos, como siempre), ensalada con foie, steak tartare (sin duda uno de los tres mejores de Madrid), rabo de toro (exquisito), mollejas y riñones, lengua y resto de clásicos.

Las raciones, como siempre, generosas. La cocina, como siempre, exquisita. Eso sí, la cena duró mucho más de lo que acostumbraba a durar, estábamos caninos y los primeros platos tardaron en llegar lo que nos pareció una eternidad, pero una vez empezamos a devorar aquello se nos pasaron todos los males.

Salí, como siempre, haciéndome propósito de volver pronto y probar cosas diferentes de su extensa carta. Pero no ocurrirá. Es posible que en uno o dos meses engañe a alguien para que me acompañe, pero me engaño si pienso que me voy a sentar delante de la carta y no pedir los caracoles, steak o casquería.

10/06/2013

El restaurante es muy acogedor, el servicio rápido y agradable.

La comida genial, raciones muy locas, eso sí.

29/06/2010

Siendo Funcionario Fernández un gran amante - de los restaurantes franceses - fue toda una grata sorpresa encontrarse con uno que no conocía, a pesar de llevar muchos años realizando un excelente trabajo a pocos metros del Teatro Real.

Sólo he ido un par de veces, pero sospecho que toda la cocina es igual de buena que los platos que he probado: la ensalada templada de queso, el solomillo de ternera a la pimienta y el mero relleno de espinacas y langostinos con salsa de pimientos. La lubina al horno supone un salto cualitativo respecto a lo que con el mismo nombre suelen servir en otros lugares.

Como entrante, la primera vez sirvieron paté de aceitunas con pan tostado. La segunda, brandada de bacalao. De postre, un exquisito helado de chocolate negro con cáscara de naranja. La tarta de manzana con helado de vainilla está buena pero es más española que francesa, en plan aplastado.

Los camareros no son especialmente simpáticos pero a la salida el chef lo compensó con una breve conversación que incluía perlas como "denle un beso a la persona que les recomendó el restaurante" ( es decir, la jefa de una amiga ) "gracias por hacer esto posible" y demás.

Muy recomendable.

10/02/2011

Uno de mis favoritos. Ambiente agradable, buena comida y buena carta de vinos. Es justo que el precio sea alto... no es para todos los días pero sí para una ocasión especial.