Ordenar por:

relevancia fecha

21/02/2017

BUENOS VINOS. BUEN AMBIENTE. BUEN PICOTEO

Cena jueves Febrero 2017

Son 5* para el plan correcto en este sitio. Probar Vinos, solo vinos y picoteo.

Convocados por unos cracks de la zona nos juntamos el grupeto de la muerte a vaciar la bodega de este pequeño local.
Nunca había estado y la verdad es que pasamos un ratazo genial, me encantó el sitio, la bebida, la comida, el ambiente, la atención dispensada y, sobretodo, la compañía. Por supuesto echamos el cierre.
Nos hicimos con un par de mesas altas (bajas no hay, solo barra, y creo que no reservan) y, tras la visita a la zona de bodega para venta, nos pusimos manos a la obra dejándonos aconsejar en todo.

Parece ser que no disponen de una gran cocina en el local, pero se las apañan para tener siempre cosas ricas y apañadas, bastante elaboradas algunas, para un picoteo mucho más que digno.

MIGAS. (Aperitivo) Pues para ser unos tarritos de aperitivo bien buenas que estaban, yo me hubiera apretado fácil unas para mi solo.

MORTADELA TRUFADA. Fue la alternativa a una cecina... mortadela ya ves tú, pero como todo en esta vida hay clases y clases, y esta era mortadela con pedigree. Muy buena.

¿RILLETES DE OCA?. No estoy seguro de que fuera este el nombre, pero untado con un poco de pan rico rico de verdad.

ENSALADILLA. Viene con un par de huevos de cordorniz fritos encima. Buen nivel.

BUTIFARRA BLANCA Y NEGRA. Acompañada de un alioli suave y una pequeña ensaladita con piparras para refrescar. La impresión es de una butifarra de calidad, buen sabor, pero para mi gusto resulta demasiado grasa, las dos. Prefiero un embutido más "seco" con mayor intensidad de sabor.

CALLOS. Simplemente deliciosos, super untuosos y pegajosos, tamaño perfecto, el toque picante justo, saborazo. La locura.

CARRILLERA. Otro guiso para notaza. Tiernísimas, aromatizadas y muy sabrosas.

TABLA DE QUESOS. Una tabla con 5 variedades distintas. Para mí un total acierto porque se trata de quesos intensos, fuertes, con mucho sabor, que son más de mi gusto. El único que no me gustó fue el último, el azul, que debe de ser un buen queso, pero empezaba a destilar algo de aroma y gusto a amoniaco.

BEBERCIO. Cata improvisada, bien aconsejados, probando diferenentes botellas aprovechando que eramos unos cuantos. Un gustazo. Para mí el vencedor de la noche un reserva italiano de 2012, para que digan que solo hacen lambruscos.

ATENCION. Inmejorable.

PRECIO. Depende mucho, obviamente, de los vinos (en calidad y cantidad) que te aprietes. El descorche lo cobran a 4€. Así que diré que los vinos y el picoteo tienen una relación calidad-precio muy buena. Los callos y la carrillera andan sobre los 9€.
Nosotros dándolo todo sin dejarnos nada dentro salimos a unos 35€ por cabeza.

ME GUSTA:
- Para amantes del vino.
- El plan tabernero informal, de pie o en taburete, de buenos vinos y picoteo variado y rico.
- Los callos y la carrillera.

NO ME GUSTA:
- Para no beber vino. Estáis avisados.
- Pillar sitio, ¡Que se llena!
- Aparcar por la zona.

Miss Superlike Aveli...

Llevame alguna vez...

21 de febrero de 2017

Helen Holms

¡Qué ganas tengo de ir por este barrio! Sois unos exploradores!

22 de febrero de 2017

Sergiete

Miss Superlike ... en este sitio solo os falta cambiaros los zapatos por alpargatas al entrar... incluso sospecho que alguna vez lo habréis visitado en pijama... ¡confesad!

22 de febrero de 2017

03/02/2017

Pendientes de una segunda revisión

Me imagino que tanta expectativa solo puede crear decepciones, aunque sean pequeñas decepciones, cuando se habla de restaurantes… bueno de restaurantes y de la mayoría de las cosas.

El sitio es pequeño y rodeado de botellas, gran biblioteca. El servicio es bueno. Tomamos casi dos botellas de Ribeira Sacra en su modalidad de Amandi (botella entera y dos rondas de copas del mismo vino). Desde luego el tema vino no es como para que nadie se decepcione.
La comida. Ahí es donde la cosa no me acabó de convencer del todo. Pedimos unos baos y la verdad es que bastante, pero bastante del montón. Es cierto que el tema de Bao se esta saliendo de madre y no hay carta que aspire a la modernidad que no tenga entre sus viandas su versión del bocata chino. Ya, si la culpa es de quien lo pide no de quien lo prepara. Pedimos una excepcional cecina, muy buena (siempre he pensado que es lo mínimo cuando pides algo que solo hay que cortarlo, que sea de calidad, con la cecina han dado en el clavo). Por penúltimo pedimos unos callos, estaban buenos, quizás poco picantes, a mi me salen mejor (ojito).

Y digo como penúltimo porque cuando tocaban los postres el búlgaro que teníamos sentados a la mesa se destapó pidiendo un plato de jamón, nada excepcional por cierto, que no solo nos dejó a todos sorprendidos (camarero incluido) sino que además dio un pequeño empujón para arriba a la cuenta.

90 euros, tres personas con lo arriba tomado.

Como digo esperaba mucho más de la comida, no estaba malo, pero esperaba mucho más. Habrá que volver y revisar otras viandas de la carta.

1Falces

Yo he estado un par de veces y, degustado el aperitivo de rigor, decidimos no pedir nada de comer. En mi opinión, es un sitio para beber y hacer la previa. Una previa cojonuda, eso sí.

3 de febrero de 2017

nindiola

Esa impresión me dio.

3 de febrero de 2017

Avelio

Para la próxima, en La Fisna de postre hay que pedir la tabla de quesos

3 de febrero de 2017

17/12/2016

Gracias por existir

Compruebo con sorpresa que todavía no había comentado LA FISNA, a pesar de que desde que abrieron me dejo caer por allí al menos una vez cada semana.

Pues poco más que añadir a lo que todo el mundo sabe, una taberna castiza reconvertida en un "wine bar" con caldos de mucho nivel que se pueden llevar a casa o consumir en el local con un incremento de 4 € sobre su precio de tienda. Mucho ojo a la selección de generosos, a los champagnes y los vinos franceses en general, que importan en exclusiva.

Para acompañar una carta de raciones para compartir breve pero muy cuidada: callos (para mi gusto los mejores de Madrid), rilletes de oca, buena cecina y una tabla de quesos extraordinaria.

Siempre hasta arriba de gente, cosa que no es de extrañar. Especial mención al buen hacer de Delia e Iñaki, quienes te hacen sentir como si estuvieras en el salón de tu casa.

En resumen, un sitio imprescindible para los amantes del vino. Nos hacéis la vida más llevadera, gracias por existir.

EandradA

De acuerdo en todo.

18 de diciembre de 2016

11/10/2018

Muy buen sitio si te gusta el vino

Este sitio, pequeño, con unas cuantas mesas altas es para ir dos o cuatro personas maximo. Es o fue o sigue siendo una tienda de vinos donde tambien sirven alli, puedes comprar vino o degustar algunos de su amplia carta en el local.

Es ideal para amantes del vino, hay gran variedad de distintos precios y calidad, para todos los gustos, incluso hay vinos dulces y tambien vermut y champan.
La atencion es buena y el local agradable.
Tambien tienen carta de "raciones",yo no lo considero un restaurante, es un lugar para beber (o comprar) vino, donde puedes picar algo tambien.

Para vino muy recomendable, volveré

20/05/2018

Vinazos acompañados de una gran cocina

Fuimos a cenar varios amigos por lo que pudimos cenar en el pequeño reservado que tienen al final de la tienda, y digo tienda porque es una tienda. De vinos con bar a la entrada.

Pudimos tomar unos vinos impresionantes a precio de tienda, son especialistas en vinos de europa y sobre todo en franceses.

Para acompañar los vinos tienen una pequeña carta de platos preparados con mucho cariño. Pedimos canelones de rabo de toro, vieras con verduras, y un par de platos mas, todo buenisimo pero los 2 primeros espectaculares. De postre una tabla. De quesos muy buenos y diferentes. Y para rematar helado y tarta de manzana para chuparse los dedos.

En resumen que vas a lavapies con pocas expectativas y sales diciendo, menudo nivel gasta esta gente.

Aclarar que las raciones son justitas y que al final aunque no elijas vinos muy caros te plantas en 50 euros y no te vas rodando, pero se paga con gusto porque se disfruta de todo.

12/09/2016

Ole, ole y ole por La Fisna. Lavapiés ganando puntos.

Septiembre 2016.

Viernes noche, hora de cañas. Sin problema nos hacemos un sitio en la barra con taburete y tó. El local me gusta, castizo, antiguo, y hay un ambientillo majo.

Acaban de cambiar la carta. Hay pocos platos pero variaditos, esto es una vinoteca, así que cualquier cosa le pega al vinito. Casi todos rondan el mismo precio: 8'50€ y nos hace pensar que serán raciones pequeñajas (error).

Sorprende la atención, amabilísimo el hombre de la barra, con una paciencia y temple infinitos y con tiempo para responder preguntas y comentarios de los clientes.

De comer ensaladilla y pollo de corral en escabeche. Buen tamaño ambos y ricos los dos platos, nada pesado el escabeche.

Probamos 4 vinos distintos, todos especiales, originales, escogidos, un acierto los 4. Mejor dejarse recomendar y que te sirva el vino que quiera, seguro que te sorprende.

Pendiente me queda visitar la tienda y probar la tabla de quesos.

monica iglesias

Vamos todos a beber vino con Delia!!! Antes en la tienda y ahora en este precioso local!

23 de septiembre de 2016

Nuria Meléndez

¡Ya me gustaba! Ahora más... :) Lavapies siempre ha sido un clásico entre los clásicos, pero poco a poco va cogiendo terreno. Gracias por la aportación.

3 de abril de 2017

25/02/2018

EL REY ES EL VINO

Toma de contacto con La Fisna a la que tenía ganas de catar hace ya tiempo.

Visita rápida con una amiga para tomar un vinito y algo de picar de aperitivo.

Tinto de Madrid y blanco del que ya no recuerdo el nombre y ración de alcachofas a la plancha ricas.

Los precios no son comedidos pero el sitio y la atención son muy agradables.

Tendré que volver con calma para probar más caldos y alguna racioncita más para acompañarlos.

12/11/2017

Buenos vinos y rica cocina

Lo de los vinos lo imaginábamos, buenos consejos y buenas referencias, pero la cocina nos sorprendió, los pimientos estaban para echarse a llorar y el atún muy bueno, rica la cecina. Lugar para volver muchas veces 4+.

17/04/2017

De los últimos descubrimientos

Fantástica oferta por copas, y buenas recomendaciones para comprar. (sólo) los fines de semana abren a mediodía y estuvimos picoteando en mesa alta/taburete y todo espectacular: ensaladilla, callos... pinta de que todo lo que pidas va a estar rico, y tirado de precio. Lavapiés se hace trendy... hay que pasarse antes justo enfrente por Alfaro para compensar con un vermú.

27/09/2016

Vinoteca muy fisna

Pues eso, vinos buenos, bien servidos y alguna cosilla para acompañarlos. Antigua Casa Donato, para los del barrio. Dejan entrar chuchos, ventaja o inconveniente según lo veas....

25/11/2013

En La Fisna saben de vinos de verdad. Uno de los socios, que atiende también la tienda frecuentemente, tiene en su casa más de 4000 botellas, y todo lo que tienen en la tienda lo han probado y seleccionado expresamente.
Tienen muchas botellas que distribuyen exclusivamente, algunas sólo las tienen ellos dentro de la comunidad, y otras incluso a nivel nacional. Exclusivas no significa que sean caras, tienen entre 5€ y 300€.

muy buen sitio tanto si sabes de vinos y estás buscando algo especial, como si sólo quieres una botella buena y asequible para una cena en casa.