La Jefa es la casa del mundo, es la conquista del espíritu de las colonias, en cada plato se funden sabores e ingredientes de acá y de allá, dando lugar a una cocina viajera pero casera.

Ordenar por:

relevancia fecha

24/07/2016

Bonito, atrevido y resultón.

23/7/16

Merecidas 4* en un sitio que no solo es bonito a rabiar, sino que se sobretodo se puede comer realmente bien.

Con un estilo de cocina con matices fusión nos gusto todo lo que probamos, destacando las riquísimas CROQUETAS DE AJÍ, un muy buen TIRADITO DE VERDEL con ponzu y tobiko y unas soprendentes AREPAS DE ATÚN crujiente la arepa, con algo de rábano picante muy apropiado para el tartar de atún.

Con un ticket medio de unos 35€ es un sitio muy a tener en cuenta. Todo el mundo va a disfrutar de la decoración y sobretodo de una cena rica y a un precio moderado.

26/04/2016

Restaurante mono para compartir raciones!

Restaurante bien puesto, con una gran barra a la entrada para esperar por la mesa:

LO MEJOR, la comida, pero fui hace tiempo y creo que han cambiado la carta. El plato que más me gustó (en espectáculo y sabor) fue uno que te mezclaban en directo en la mesa, rompiendo un huevo y todo, aunque ahora no he logrado encontrarlo en la carta.

LO PEOR, el ruido, cenamos un jueves 4 en una mesa rectangular. Lleno hasta la bandera, entre lo pegadas que están las mesas y que no pensaron para nada en la acústica del local, gritando toda la cena estuvimos.

CONCLUSIÓN, si no existieran Perrachica, el Perro y la Galleta, Nitty Gritty, Saporem, Ana la Santa... quizás volvería porque la comida y el precio no estaban mal. Pero habiendo tantas opciones...

Helen Holms

Yo cuando fui (octubre de 2015) tuvimos un
servicio pésimo!!! El local es precioso, toda la razón,
pero tardaron tanto que nos jorobaron la comida la verdad

26 de abril de 2016

15/11/2017

De aquí, de allá y del más allá

Septiembre 2017

Buenas croquetas de Ají de gallina, sitio bonito.

16/02/2016

buena RCP en un sitio centrico y agradable, comida internacional muy muy correcta.

Cena de juernes con amigos se busca sitio céntrico con opción de una copa luego (aunque sea en la mesa), animado, bien puesto y a poder ser que se coma razonablemente bien… la propuesta puede ser infinita dependiendo de lo exigente que seas con la comida, pero una buena opción dentro de las recomendaciones y opiniones que he leído parecía ser La Jefa, así que allá que fuimos un grupo de 6 hombres. Lo primero que agradecí fue su amabilidad a la hora de cambiarles el número de comensales 2 veces, y que pasáramos de las mesas altas a una en la entrada para que cupiéramos todos, siempre con una sonrisa, algo que en EEUU estaría descontado pero aquí a veces es difícil conseguir. Para beber unos dobles de cerveza, uno pidió un pisco sour de su carta de cocktails, de entrantes pedimos 2 de cada, empezamos con las arepitas de atún, ricas. Un ceviche que también nos gustó mucho y una ensalada de quínoa correcta, algo pequeña. De segundo yo me deje asesorar por la camarera argentina que nos tomó nota y me recomendó el curry de ternera que estaba muy recomendable a los amantes del curry y del picante. Para rematar la faena pedimos dos torrijas Thais muy originales y bien conseguidas. Cena realmente agradable, buen servicio y comida fusión internacional bien traída.
Pagamos 35€ach y salimos llenos y contentos. No hice fotos porque estaba perezoso, la luz no era muy allá y mis amigos y yo estábamos caninos.

31/01/2016

Oportunidad perdida

No puedo hablar de su cocina pues lo que voy a contar es lo que me ha imposibilitado hacerlo. El domingo 31 de enero llamo a las 10.45 para reservar el brunch.
Nuestra idea inicial era ir sobre las 12.30 pero nos dicen que la primera mesa libre estará disponible a las 13.45.
Ok, como somos de brunch tardío y tenemos cosas que hacer antes, le digo que adelante, que nos la reserven.
Lamentablemente el medio de transporte nos la juega y llegamos a las 14.03.
Todo muy bonito y bien puesto... nos apetece un montón probar algunas cosas del Brunch así que ilusionados esperamos a que la responsable de sala nos siente.
Llega al minuto y le confirmamos que teníamos reserva para las 13.45, y ahí la sorpresa... Lo siento pero pueden pasar a comer, pero no al Brunch, el mismo terminó a las 14.00...
Cómo, cuando reservamos no nos dijeron nada?. Increíble, no nos lo podíamos creer, así que con las mismas que llegamos y ante tal falta de flexibilidad, nos dimos la vuelta y nos fuimos.

No entiendo el problema que había... ¿Si hubiéramos llegado a y las 13.59 pero tardan 4 min en tomarte nota que hubiera pasado?, tampoco nos lo hubieran servido, o entonces sí...

Son ganas de quedar mal con un cliente o un posible cliente, porque claro está, después de esto no volverán a vernos por allí.

22/01/2016

Un sitio mono más
Necesitaba un sitio por la zona para una comida informal al mediodía y me animé a probar este sitio al leer las recomendaciones. El sitio está decorado muy mono y el salón principal parece un salón de casa (gigante) con sofás y muchos cojines, mesas diferente y muchos detalles de decoración (ie las cajas con la cuenta son muy originales). El baño también sigue esa línea decorativa, con papel pintado en las paredes, aperos de Zara Home o similar...
La comida... Aunque tienen menú al mediodía, pedimos de carta. Es una mezcla de thai con peruano y básicos tradicionales, pero que ni thai ni peruano, al menos en mi experiencia. Pedimos dos entrantes para compartir: croquetas de ají -originales pero sin pretensiones, aunque deberían avisar de que están regadas por mahonesa de aceitunas negra- y tartar de atún sobre tartaletas colombianas; y un segundo cada uno: ceviche, pluma ibérica y wok de solomillo. Todo sin pena ni gloria. No quisimos ahondar en los postres.
Desconozco el tiempo que lleva abierto, pero los camareros aún tienen que espabilar un poco.

31/08/2015

Comida viajera, o sea

Agosto 2015, 2+

Aún con síndrome de cerradoenagosto este último fin de semana del mes y sin muchas ganas de pensar se nos ocurrió probar La Jefa.

Local muy bonito, decoración cuidada al milímetro. Unas cuantas mesas altas y una barra con pinta de poco usada nos llevan por un pasillo a la sala. Espacio aprovechado al máximo metiendo todas las mesas posibles, haciendo que las de 2 estén bien juntitas. Eso y que no esté apañado el tema reverberación hace que el nivel de conversaciones se haga notar.

Servicio bien, normal. Agradable pero sin muchos alardes. Aprobado no más.

Leo ahora comentarios de @Spider sobre la carta y los precios y me quedo un poco pillado. Esas croquetas que comenta a 7 eur se han transformado en 9 eur en unos pocos meses y sus segundos platos a 12-15 ahora están en el rango 16-20.

En la mesa de al lado vimos un pato con nasi goreng en cantidad bien generosa. El arroz podría ser por si solo un plato unitario en un bar de carretera. Enorme. Ante ese panorama decidimos quitar las croquetas de ají de la comanda y dejarlo en tres platos a compartir. Está visto que nuestra elección, sin estar del todo mal, no fue tan generosa en cantidades aunque fue suficiente.

- Causa de patata morada. Ay madre con la causa. 4 mojoncitos (perdón) de patata morada super cuqui. Demasiado suave, plana de sabor

- Tiradito de chicharro en salsa ponzu y rocoto. El rocoto no se notaba gracias al charco de ponzu. Apañada ración de buenos cortes de pez. Buena calidad de bicho. Rico

- Solomillo de anticucho con patacón pisado. Carne macerada como los anticuchos. Tierna, punto pedido y de un sabor muy conseguido.

Empezamos con un par de cañas y un aperitivo de salmorejo aceptable. De vinos no me fijé mucho en las botellas. En copas, un albariño normaleras y falto de temperatura y un Juan Gil 12 meses que, aunque ya no aparece hasta el aburrimiento en las cartas de los restaurantes, sigue estando bien bueno y a 2.60 la copa es de lo más razonable en precio que vimos en el local (autocorrección: el precio es por el Juan Gil 4 meses, veo en el ticket pero nos sirvieron el otro)

Conclusión: A ver, el sitio no está mal, es un local muy chulo, bien decorado y bastante agradable excepto un poco por el ruido. La comida está buena y con una calidad razonable. Ahora bien, me vuelvo a repetir (creo que esto lo he dicho en 8/10 comentarios ultimamente) en que lo de ayer fue una cena ligera y salimos rozando los 60 pavos.
Yo disfruto mucho más en otros sitios a ese precio. Esto es el síndrome @acme. Uno tiene sus sitios fetiche y en base a ellos marco el listón de la relación calidad-precio-disfrute. Si cumples, entras en el club, si no.... puerta. Lo dejamos en 3*

Conclusión2: Acabo de ver el anticucho de solomillo de @Spider, con dos meses de diferencia, y creo que se ha quedado en cocina más de la mitad a mismo precio. Casi podría decir lo mismo del tiradito de chicharro.

No me molan esas fluctuaciones. Bajo a 2 stars. Espero que les vaya bonito

Ciao agosto !

spider72

cierto, cierto...veo que mi anticucho era más cucho que el tuyo...curioso.

7 de septiembre de 2015

19/09/2015

DESAYUNO EN LA JEFA

Buen desayuno en La Jefa para cuatro con dos zumos de naranja natural, cafés y té, bollería del día (croissant) y una tostada de aguacate y otra de tomate con jamón ibérico, la cantidad y calidad de este último muy buena. Vajilla muy cuidada. Gran RCP.

A las 11,30 horas de la mañana del domingo éramos los únicos clientes. Servicio amable pero lento. Comedor principal con cocina vista acogedor. Sala a la entrada para desayunos y comidas o cenas más informal, con un pequeño espacio con sillones para tomar una copa antes de cenar o en la sobremesa. Frente a la barra mesas altas. En la planta sótano una mesa comunal a modo de reservado frente a la bodega acristalada, pero a continuación están los baños, por lo que no me parece el lugar más adecuado para una velada discreta. Muchos detalles con buen gusto.

Desayuno muy recomendable a buen precio en un ambiente muy agradable y tranquilo que me recordó a aquel que tomamos hace ya unos años en una casita rural de la campiña francesa.

05/07/2015

Ni fu ni fa

Comida de domingo en LA JEFA, local recientemente abierto en la calle Recoletos, una de las zonas con más restaurantes por metro cuadrado de Madrid. Sitio muy bien decorado y distribuido. Zona de barra, tapeo a la entrada, y al fondo un comedor muy acogedor con la cocina vista.

Carta breve, según ellos “cocina viajera”, compuesta por platos mediterráneos, de cocina thai y con influencias peruanas.

Pedimos, todo a compartir:

Croquetas de ají amarillo, servidas con una salsa de aceitunas. Cremosas y sabrosas.

Pez mantequilla anticuchero, buen sabor y punto adecuado, aunque la salsa de mostaza no le pegaba mucho al plato, pues anulaba el sabor del pescado.

Por último, por recomendación de la camarera, pulpo a la parrilla, servido con papas, mojo rojo y mojo verde (lo mejor del plato). El octópodo chicloso y falto de sabor. Muy mejorable.

Con un Ca Nestruc 2014, un vino blanco catalán de Xarel-lo, y sin postre ni café pagamos 57 euros. En conclusión, un restaurante muy mono con una cocina un tanto irregular, que no nos terminó de convencer.

spider72

Huy...pues no te fue muy bien...a nosotros sí que nos gustó bastante...pero oye que pagaste 27 euros por persona...que todo hay que tenerlo en cuenta.

Eso sí, lo del pulpo yo ya aprendí que hay que limitarlo a los sitios de zona de confort, que si no el pulpo de goma está garantizado

6 de julio de 2015

Avelio

Bueno, muy barato tampoco nos pareció, por ejemplo el pulpo (un rabo pequeño cortado longitudinalmente en cuatro partes) a 18 lereles, o el pez mantequilla a 16, y eran seis trocitos, como se puede ver en la foto. A lo mejor nos equivocamos al pedir, pero del mismo estilo y por un precio similar, nos gustó mucho más Treze, en el que cenamos el día anterior.

6 de julio de 2015

nindiola

El pulpo de Madrid... hay el pulpo de MAdrid...

9 de julio de 2015

spider72

jajaja pues ves tú, yo en Treze las dos veces que he ido a tapeo, me ha gustado menos que La Jefa, por local y por RCP...

9 de julio de 2015

01/07/2015

Lady Boss. Aquí manda ella. Lo barato no tiene porque ser chungo. Fresco, divertido y recomendable

Segunda visita a La Jefa, ahora ya más sentados y en el salón del fondo. Muy cómodo y con la cocina vista, que siempre es una garantía. Alguna sombra (poca) en la cocina, pero su mayor parte muy pero que muy recomendable dentro de lo que vende esta Jefa: una cocina informal pero con un toque de calidad innegable.

CEVICHE DE QUINOA VEGETARIANO. Fresquita ensalada y en su punto. No es un plato contundente en sabor, pero la quinoa es así. A mi me gusta, pero es soseras (no éste, en general). 10.50 EUR

TARTAR DE LANGOSTINOS. Muy bien. También frescura que te explota en la boca. Sorprendente calidad de producto. Otro entrante muy recomendable. 11 EUROS.

TIRADITO NIKKEI DE CHICHARRO. Cantidad brutal, buen sabor, pero un corte bastísimo echan a perder el disfrute de este plato. Ojo que para lo gordo que está partido no entra mal, ergo el pescado era bueno. 12 EUR

PEZ MANTEQUILLA ANTICUCHERO. De lo mejor de la comida. Tataki de pez mantequilla, punto más. EL pescado en su punto, con el toque del anticucho. Imprescindible. 16 EUROS.

ANTICUCHO DE SOLOMILLO DE TERNERA. Casi que lo prefiero al de corazón. Mi acompañante me asegura que el sabor del anticucho de de los más conseguidos fuera de Lima. Me lo creo. Muy muy bueno. Servido con patata morada, otro detalle. 18 EUROS.

Con una botella de Sospechoso rosado (15 EUR), cafés y un aperitivo de sopita de melón, 88 eur 2 PAX.

CONCLUSIÓN:

Buenas sensaciones en mesa y en barra. Excelente RCP, me funciona más que bien como local de comida informal. Venid.

********************

Nuevo local modernuqui en Madrid, zona Recoletos, esta vez con aire colonial, un estilo a La Candelita por encontrar algo parecido, pero esta jefa puesta con mucho más gusto y con una carta mucho más atinada.

Reconozco que iba yo un poco a la defensiva, cuando leo en una web eso de "cocina colonial non-stop hasta las 12 de la noche" ya me pienso lo peor y siento ataques nocturnos de tapper-wares y hordas de precocinados. Al poco rato ya me di cuenta de mi error.

Porque este sitio no está nada mal.

El local: muy agradable (y muy hipster, aviso). Bien decorado, mucho latón y mucho cobre, sillones de colores, mesas altas a la entrada y normales más al fondo...una mezcla de "somos modennos y llevamos tatus" (con bicicleta de decoración incluida) y la novela El sastre de Panamá.

En resumen: muy chulo. Se está muy a gusto en La Jefa.

Carta muy cortita (en tabla!), quizá resulte un problema después de varias visitas por aquello de la escasez de variedad. Platos sencillos todos con un toque colonial: tiraditos, y ajíes junto a platos más asiáticos e incluso algún aventura (exitosa) con moles. Precios muy comedidos, primeros por debajo de 10 euros, segundos en 12-15 euros.

Servicio muy atento, aunque no es objetivo, éramos dos mesas en todo el establecimiento el domingo noche.

NUESTRA OPCIÓN:

- CROQUETAS DE AJÍ. Servidas con salsa de aceituna negra. Pues una gran sorpresa. Muy bien conseguidas. Saben a ají, en efecto, y aunque el relleno es más espeso que el ají original para no se despachurren, funciona mejor que bien. 6 "cocletas" por 7 euros.

- NASI GORENG MIXTO. Una especie de arroz chaufa pasado por la sarten, con pollo, carne y verduras. Se supone que con una salsa picante que a mi me faltó. Muy correcto aunque no me sorprendió del todo. 12 euros.

- MOLE DE CARRILLERA DE TERNERA. Una verdadera sorpresa. Dos trozos de carrillera prensada con una salsa mole muy conseguida. Servido con sus florecitas y todo. 15 euros. Muy bien.

- TEMPURA DE TRUFA DE CHOCOLATE..- Tres bolondrios de maíz rellenos de chocolate con flor de sal. Muy ricos, pero obviar esto para los domingos noche. 7 euros.

Con 3 copas de tinto Sospechoso, pelín calientes...esssssasss cavas, que las de marca blanca por 3 pelas...y dos cafés: 51,80 EUROS.

RCP muy buena.

CONCLUSIÓN: un sitio tan bonito como otros que lo petan en Madrid, pienso en Marieta, Juanita Cruz o Pipa pero con una cocina mucho más consistente (sin salir de lo que implica una propuesta informal, ojo).

Se puede hacer una cocina decente, barata y divertida. No os esperéis Montia, que tampoco lo pretenden, pero esta es una propuesta que no engaña. Ideal para cenazas de amigos y/o llevar a tu chic@ y quedar re-bien por poco dinero.

Volveremos a probar en Peak-hour, a ver como anda de sonoridad y servicio a full-throttle.

Venid. Os llama La Jefa.

09/10/2015

Para ir a todas horas, todos los días

Este establecimiento mezcla las gastronomías asiática, andina y española, con propuestas cómo la sopa thai de marisco, el tiradito nikkei de chicharro, el pez mantequilla adobado en especias, el confit de pato con nasi goreng, la causa limeña de papa morada y buey de mar, el ají con tabulé de quinoa, las arepitas, el suspiro limeño (un merengue seco con interior de maracuyá), los huevos rotos La Jefa, las croquetas de ají de gallina o las papitas canarias con ají cristal, un pequeño homenaje a dos de sus socios, que son tinerfeños.

Si vas a la hora del desayuno, no dejes de probar sus deliciosas tostas con aguacate, mientras que si te pasas a la hora de la merienda, pide un barraquito (el café como lo beben en Canarias) y una carrot cake. Además, si tienes algún tipo de intolerancia alimentaria, sin duda te interesará saber que disponen de una carta de intolerancias.

Sigue leyendo en el blog 'La Madrid Morena': lamadridmorena.com/2015/10/08/la-jefa-cocina-y-decoracion-colonial-2