Ordenar por:

relevancia fecha

04/05/2017

Lo mejor los postres

Lo de tener un pocho entre mis amistades (celiaco + intolerante a la lactosa) le hace a una buscarse las castañas para no terminar cenando siempre en los mismos sitios. No digo que este sea un restaurante para celiacos, pero al ser la oferta principal producto crudo hay más papeletas para que la pobre pocha pueda comer algo.

Nosotras vinimos al Raw Bar un viernes noche y el sitio estaba desangelado. Vale que la zona tampoco acompaña, muy mona sí, al lado del Palacio Real, pero ni Perry. A su favor diré que para cenas tranquilas, incluso en viernes, es estupendo.

Los platos que pedimos son por tanto aquellos que de por sí no llevan gluten y no sé decir si fue eso lo que condiciona las 2 estrellas aunque realmente no debería. Me refiero a que de haber pedido otros platos quizá otro gallo cantaría pero la realidad fue otra, todos estuvieron especialmente sosos:

-TIRADITO DE CORVINA CON MANGO Y NARANJA: 5 lonchitas de corvina en las que no adivinamos ni el mango ni la naranja. Eso sí, por encima un mézclum de ensalada y sin aliñar que no entendí.

- ENSALADILLA CON CHICHARRO Y MAHONESA DE ZANAHORIA: sin más. Los trocetes muy grandes a mi gusto, sabor poco y muy prescindible la mahonesa de zanahoria que definiré simplemente como rara. Comentaré que me la tuve que terminar sola de lo poco que gustó.

- CHIPIRON CON MANZANA: marcados a la plancha con daditos de manzana y nuez. Lo mejor de la cena. Decentes.

- STEAK TARTAR DE SOLOMILLO: bien picadito y servido con una teja de parmesano que le da algo de gracia aunque en conjunto muy normalito.

- FLAN DE QUESO IDIAZABAL: muy rico y cremoso

- CREME BRULEE: textura fina con un rico caramelizado y algodón de violeta.

Todo esto, con un agua entre 2...la friolera de 37 euros por persona.

Resumiendo, que entre que me queda a desmano, no comimos nada especial y no es además precisamente low cost aun bebiendo agua yo no creo que vuelva.

05/04/2019

Puntuación 10

Un gran restaurante no solo por su tremenda calidad si no por un servicio de primer nivel. Tuve la suerte, porque hay que tener leña para ello, celebrar mi cumpleaños en ese noble restaurante. Eramos 33 personas y solo tengo palabras de agradecimiento.

Es un sitio fantástico para eventos de empresa porque disponen de proyector e hilo musical. Yo lo usé para presentar un video de mi vida.

Al lío... el menú que elegí fue el siguiente:
Compartir: Burrata
Compartir: Mejillones que estaban buenísimos
Primer plato: Sopa de garbanzos. Este probablemente fue el plato estrella. ¿Unos garbanzos? Pues si, con cocochas. Un plato que siempre debe estar presente cuando se venga a La Lonja
Segundo plato I: Media de merluza en salsa verde. Una gran calidad del pescado
Segundo plato II: Medallón de solomillo, con una fina salsa que no recuerdo. La carne nunca falla
Postre: Torrija con helado. Un plato exquisito

No obstante, quiero remarcar el increible trato y servicio desplegado por Carlos(Jefe de sala) y Fernando(Jefe de cocina). Frente a lo muy castizo, 'No'... ellos fueron siempre 'Si'. Todo era 'Si'. Estás en tu casa. Lo que tu quieras. No te preocupes por nada. Y un largo etcetera.

Gracias a la familia de La Lonja por hacer de mi cumpleaños algo inolvidable :-)

31/07/2015

Marinero de luces

Julio 2015. 3--
De la serie "no es por ti, es por mi" y "este lugar no es para mi" incluimos en la colección a este Raw Bar, barra y zona de tapeo de La Lonja del Mar.

Teníamos este sitio visto y con idea de conocerlo pero su ubicación no es cómoda. Además, la zona no inspiraba pensando en que sería un lugar por y para turistas. Todo más o menos confirmado.

Una vez más, aquí hay pasta invertida. Local, decoración y mucho personal para un local rarillo y semi vacío. De entrada, dos recepcionistas al estilo Maruca pero aburridos y "wassapeando". Muy poco ambiente y menos movimiento. Sólo vimos subir al restaurante a una pareja.

Menos mal que nos preguntaron si caña o doble. Cañas a 3 euracos aunque cierto que un pelin mayor en tamaño que la típica cañita. El doble....¿estará a precio de pinta?

Sólo queríamos ver el sitio para probar y con esa intención le dimos únicamente a un rico ceviche de lubina y calamar. No del todo académico pero rico al fin y al cabo.
Servicio reguleras con la excepción del cocinero que vino a preguntar qué tal el ceviche. El único con sonrisa y ganas.

Reconozco que mal no se come y que no le di más oportunidad pero la subjetividad tiene sus cosas y hay sitios que sabes que no volverás a menos que se de una alineación de estrellas. Pese a ello y aunque nos pareció carete, puede sacar de un apuro por la zona.

spider72

Pues yo le tengo ganas...pero sí la situación no invita a ir...

31 de julio de 2015

22/02/2015

Excelente material en un local peculiar

La LONJA DEL MAR es la nueva apuesta del grupo Lezama en la Plaza de Oriente, de la que ya tienen el monopolio de todos los locales que miran al Palacio Real.

Dos espacios, en la primera planta un restaurante en plan clásico, muy bien puesto y con unas excelentes vistas, especializado en marisco y pescados salvajes que les suministra Serpeska, empresa mayorista de pescado, que al parecer también tiene parte en el negocio.

Nosotros cenamos en la planta baja, lo que denominan Raw Bar, un espacio más informal, con una barra alargada con banquetas para tapear sentado, parrilla a la vista y unas cuantas mesitas. Esta planta baja cuenta con una espectacular decoración de inspiración náutica a cargo de García de Vinuesa. Techos altos, espejos, mármoles y revestimientos nacarados, conforman un espacio onírico y futurista que podría pasar por el comedor del “Nautilus”, sólo faltaba el Capitán Nemo.

Carta reducida a base de pescado y mariscos. Tartares, ceviches o carpaccios elaborados en vivo y en directo frente al cliente. Para empezar un coctel de parte de la casa para abrir el apetito, buen comienzo. Sirven mini hogazas de pan calentito de varias clases.

Pedimos:

Cebiche de lubina y calamares, con un aliño ligero que no enmascaraba el protagonismo del pescado. Sin cilantro. De los mejores que hemos probado.

Tataki de atún rojo. Levemente marcado en la parrilla, servido con semillas de sésamo, brotes verdes y una pizca de wasabi. Sabroso y con una carne firme, francamente bueno,

Vieiras a la parrilla, servidas con una emulsión de alcachofas. Una delicia, para comerse una docena.

Terminando el condumio, aparece el camarero con una bandeja de postres hechos en el acto, de los que elegimos un brownie de castaña muy rico.

La carta de vinos está compuesta por finos, champanes y vinos blancos. Nosotros pedimos un ribeiro “7 Cupos” de Casal de Armán, que maridó estupendamente.

A medida que fue avanzando la noche, fue bajando la luz y subiendo la música, y estábamos tan agustito, que no tuvimos más remedio que pedir un GT para rematar la noche.

Buen ambiente. Servicio amabilísimo. El gerente pasando por las mesas para interesarse cómo había ido la cosa y tomando buena nota de las sugerencias.

Sin contar las copas pagamos poco más de 70 euros, que consideramos una extraordinaria relación calidad precio para el sitio y la calidad de lo consumido. Pasamos una velada muy agradable. Para repetir y recomendar.

spider72

Ganas de conocerlo...aunque la zona es complicadilla.

23 de febrero de 2015

Avelio

Bueno... la zona es peatonal pero hay aparcamiento en Opera. Tenéis que ir porque yo creo que os va a encantar. Preferiblemente a cenar, por el tema de la músiquita y demás.

23 de febrero de 2015

spider72

Sí nos hablaron de él los de Serpesca, que son socios en el tema también...lo tenemos pending-pending

23 de febrero de 2015

Cristina Altozano

Qué buena pinta!! A este habrá que ir, no?

3 de marzo de 2015

PEPA

Bueno, pues no sé como sería al principio, pero ahora un desastre. Estuvimos cuatro personas el domingo 25, y un entrante lo trajeron cuando ya estábamos con los segundos, sin poderlo anular!. El rodaballo estaba crudo, frío e insípido, quizá por eso nos lo ofertaron a la bilbaína aunque lo pedimos al horno. El arroz con carabinero, no sabía a nada, se ve que pusieron el carabinero encima a última hora y no tenía sabor. Eso sí, pedimos unas ostras que aunque pequeñas, estaban muy buenas. Y para rematar el precio 200 euros. Si hubieramos comido bien .....

28 de octubre de 2015

14/08/2015

Viaje al fondo del mar

Hoy vamos a colarnos en Raw Bar, en la Plaza de Oriente (que, por cierto, nos queda al lado de casa: ¡qué suerte la nuestra!), una ubicación de por sí mágica en la que sus propietarios (Grupo Lezama) ya gestionan clásicos como El Café de Oriente, La Taberna del Alabardero o La Mar y, ahora, Raw Bar y La Lonja (ubicados en el mismo local y con una propuesta similar, aunque mucho más formal y económicamente más cara).

Y, ¿qué es lo que tiene el Raw Bar para que nos hayamos fijado en él? (porque ya sabéis que todas nuestras recomendaciones son especiales). Para empezar, su buen producto marino: besugo de Tarifa, langostino Sanlúcar, rodaballo de ría gallega, carabineros y gamba blanca de Huelva… Pero hay más: el ambiente también nos ha encantado. El local está diseñado con muy buen gusto, con una ambientación basada en formas de peces, escamas, redes y nasas muy marina (y eso los que hemos nacido a su vera y que lo echamos de menos todos los días, lo valoramos un montón).

¿Y la carta? Corta, pero exquisita, se compone de pequeñas raciones de productos del mar preparados respetando al máximo su integridad en preparaciones crudas o semicrudas típicas como ceviche, tartar, carpaccio, sashimi o ahumados (espectacular el tartar de atún rojo de almadraba y el carpaccio de gambas rojas). Fuera de carta también suelen tener muy buenas opciones con lo mejorcito del mercado. En fin, que todo estupendo: eso sí, lo bueno se paga, pero en este caso merece la pena ; )

Tenéis más información, detalles y fotos de los platos que pedimos en nuestro blog:

eatandlovemadrid.es/raw-bar-lonja-madrid

Buen provecho e Eat & Love!

26/06/2015

Bueno, bonito y le falta la tercera B....

Estamos ultimamente faltos de tiempo y/o inspiración para comentar los sitios por los que nos dejamos caer.. fundamentalmente lugares que conocemos leyendo a usuarios de este portal... he de decir que llevamos una racha buena, buenísima de aciertos y disfrute.

En el caso de este local se lo "copiamos" a @avelio y ha sido todo un descubrimiento.

Tres formatos diferentes que se adaptan creo que a casi todos los gustos, ojo que no a todos los bolsillos. Sin llegar a ser prohibitivo no es digamos de precio moderado pero el producto es excelente y se disfruta.

Nuestra experiencia en este raw bar la podéis chequear aquí: yanzoo.es/raw-bar-la-lonja-del-mar-restaurante

Avelio

Una reseña muy bien escrita y unas excelentes fotos Eum. Enhorabuena.

26 de junio de 2015

19/02/2015

Auténtico marinero

Si eres un amante del pescado a la brasa y del buen marisco, no te puedes perder La Lonja porque tienen de lo mejor de Madrid en ambos géneros. He tenido la suerte de almorzar un menú degustación con platillos tanto del restaurante de la planta superior (La Lonja) como del bar de picoteo - sushi - cócteles de la planta de abajo (el Raw Bar) y no miento cuando digo que me ha encantado.

Me quedo especialmente con el sashimi ahumado, que te lo presentan de un modo muy efectista, con el ahumado dentro de una gran vasija que levantan justo en la mesa (y que huele a una madera finlandesa que nos contó el maitre que usan solo para eso). Se nota que cada plato se hace al momento y basta con ver las brasas de la cocina, en un espacio visible tras un espejo en la entrada del comedor, para ver que allí se entiende el pescado y se cocina como debe ser: con maestría. De ahí que el espeto de pescado blanco estuviera tan rico.

Obviamente, las vistas sobre el Palacio Real son las más deseadas, aunque ahora en invierno, los días de sol, es la terraza del Raw Bar las que tiene las mesas que todo el mundo quiere. Aún así, da igual dónde estés, porque el local tiene una decoración genial de García de Vinuesa, que ha transformado todo el espacio en una gran metáfora marinera pero sin necesidad de utilizar los mismos recursos de siempre. Nada de anclas ni redes ni cangrejos, aquí hay mucho diseño contemporáneo del bueno, lámparas efectistas, juego de texturas como si fuera piel de tiburón, sillas y sofás comodísimos... Muy bonito.

Me esperaba precios mucho más altos al tratarse de un restaurante en la Plaza de Oriente. No es que sea barato, pero más o menos el ticket medio puede salir por unos 60 €/persona, un buen precio si hay algo importante que celebrar.

Mónica Gutiérrez-Aller + seguir 72 sitios, 30 seguidores

18/02/2015

Excelencia en los pescados

Lo nuevo del Grupo Lezama en la emblemática Plaza de Oriente, dos espacios en los que disfrutar de todo el sabor de los pescados, sin artificios, en su esencia, crudos y ahumados en la parte de abajo llamada Raw Bar, y cocinados en la pureza de una parrilla de encina en el restaurante del piso superior con vistas impagables, mira:

lasmonicadasdemonica.blogspot.com.es/2015/02/la-lonja-y-raw-bar-la-e...

08/01/2015

Maridar lo descubrió en enero de 2015

Lo nuevo del grupo Lezama
Tres sitios en uno
La Lonja, La Mar y Raw Bar

spider72

Nos han soplado algunas cosillas...es una joint-venture de Lezama y el grupo Serpesca (el mismo de sabores del mar, el puesto del Mercado de S Antón). Acaban de abrir, en efecto.

No me pilla muy a mano, pero "habraqué"

8 de enero de 2015