Ordenar por:

relevancia fecha

10/04/2016

La cebicheria de Gastón Acurio

Abril 2016

LIMA. LA MAR de Gaston Acurio. Día 3. Probablemente fue Gastón el que puso en nuestras mesas la cocina peruana, el que la impulsó y la encumbró y gracias a él hoy en día es valorada como una de las mejores de latinoamérica. Aquí es toda una eminencia y cada pocas cuadras puedes encontrar algún formato gastronómico que lleve detrás su nombre: Tanta, Madam Tusan, Panchita, Astrid & Gastón... pero es en La Mar, una versión desenfadada que hace recordar a los chiringuitos de la playa, donde centra su oferta en los famosísimos ceviches y productos del mar. El comedor es enorme e informal, con una gran barra de la que salen jugos (cócteles supongo que también pero estamos en elecciones y ayer había ley seca) y una extensísima carta de la que se pueden probar ceviches clásicos, más originales, tiraditos de todos los tipos, las distintas causas limeñas (atención al barco - emulando a los de sushi - que nos trajeron para que las probásemos todas), unos deliciosos camarones fritos donde se podía comer todo, el fantástico anticucho de pulpo o la estrella de la casa: el pez diablo con salsa nikkei de tamarindo. De postre, no se pierdan la mousse de chocolate a partir de un cacao replantado recientemente en el Perú. Delicioso.

10/10/2013

Ya he dicho más de una vez que me encanta la comida peruana, y que en Lima es dificil comer mal, y aquí no puedo más reafirmarme.

El sitio muy animado y bien puesto, con bastante ruido, pero el ambiente invita a ello asi que tampoco molesta demasiado.

No se reserva por lo que llegas y esperas generalmento no menos de media hora, pero está mucha gente igual y lo de hacerte esperar sin que moleste lo tienen (no sólo ellos) muy conseguido: de pisco sour en pisco sour e inflándote de maiz y chifles de plátano, no vimos a nadie quejarse...

Tomamos una degustación de ceviches que estaba buena, unas causas que no estaban mal, un ceviche de conchas negras muy rico (si están frescas es dificil estropearlas), unos raviolis negros rellenos de cangrejo popeye buenísimos y de postre unos picarones (especie de churros bañados en miel y canela que son muy habituales de postre) muy buenos. Todo acompañado de los pisco sours del principio y de unos chilcanos (nuevo coctel a añadir a la colección) de wasabi que se dejaban beber como si fuesen agua.

Nada barato (por culpa de los cocteles) para ser Lima, pero bueno.

No puedo decir nada malo de La Mar, pero tampoco nada bueno... todos los platos que comimos los tomamos mucho mejores en otros sitios, pero es lo que tienen las cadenas, que a mi no me convencen, por mucho que sean del "dios" de la cocina peruana.

Con tantos sitios por ir, yo me lo ahorraría, el ambiente a terraza de playa divertida, con gente joven y pasándoselo bien lo tienen en Mercado y la comida no tiene comparación

10/04/2015

cebiches, cebiches, cebiches

La cebichería de Gastón Acurio. Me gustó cenar en el Astrid & Gastón (11870.com/pro/37592) así que también quise probar aquí aunque sin suerte por falta de tiempo. El cebiche se come a mediodía y no para cenar.

Si no lo sabías que no se te olvide.

Ojalá pueda comer aquí la próxima vez que pase por Lima.

28/06/2013

Degustación de ceviches Uhmmm

Me encantó todo. La degustación de ceviches un espectáculo. Viva el chilcano de maracuyá

08/10/2011

Visita obligada si vas a Lima

El sitio es una preciosidad... La comida es exquisita. El mejor ceviche del mundo.... increiblemente elaborado, acompañado de pisco souer... alucinante. El restaurante es muy original, el servicio muy bueno. El precio, caro, pero lo merece.

14/04/2008

la cevichería de Gastón Acurio

Como no podía ser menos, la cevichería de Gastón Acurio (el de Astrid & Gastón) es digna de él. Esta muy bien puesta y se come estupendamente como en prácticamente todos los restaurantes que se precien de Lima.

No aceptan reserva de modo que si no llegas antes de las 12:30 (más o menos) te puedes quedar esperando infinito. Aún así, Acurio tiene ya tanta fama que la gente espera y espera y espera.

La decoración es muy agradable (ya subiré una foto en cuanto tenga el tiempo para ello) pero aunque comes de todo es una cevichería: no esperéis un mantel en la mesa. El servicio es encantador -como en casi todas partes- pero lo mismo se olvidan por siempre de traerte el "suspiro limeño" que pediste de postre (luego revisas la factura, en casa y sí que estaba...)

Tres personas 130.- USD. O sea, carillo. Pero igualmente muy recomendable.

24/10/2007

curiosita lo descubrió en octubre de 2007

Quizás una de las mejores cebicherías en Lima. Atmósfera muy agradable y de buen gusto, lo que es ya un placer. Precios ligeramente altos, pero innumerables variedades de cebiche y otros afines.
La cocina es sencillamente excelente.
Llegar temprano o resignarse a esperar largo rato frente al bar.