la Martina arroceria

Ordenar por:

relevancia fecha

23/04/2016

Arroz en Las Tablas.

Despues de pasar la mañana en el Jarama, se nos antojó de repente comer arroz. Acudí rápidamente a mi agenda de "pendientes" de 11870 y apareció La Martina.
Llamamos sobre las 13:30 y encargamos un arroz negro y una mesa para las 14:00. Sin problemas.
Mientras nos hacían el arroz pedimos unas croquetas de setas. No estaban mal pero las he comido con más sabor.
Pedimos también unas patatas bravioli. De picantes... nada de nada.
Y por fín llegó el arroz negro. Muy rico y con bastantes calamares, mejillones y algunas almejas.
Servimos 4 platos generosos, repetimos y aún así nos ofrecieron llevarnos un tuper con lo que quedó. Yo pensaba pedirlo, la verdad, pero me pareció un detalle que saliera de ellos.
El postre... fantástico: bomba de chocolate. Uhmmm.
Salimos a 27€/persona. No está mal.
El servicio muy amable.
Admiten vales de empresa.

17/12/2012

Fernando Encinar lo descubrió en diciembre de 2012

buena arroceria en Las Tablas

Buen sitio para comer en Las Tablas. Buen producto, un amabilísimo servicio y local especializado en arroces, muy ricos. Probe una carne excelente acompañada de unas patatas fritas caseras raras de encontrar. Precio medio en torno a 25€. Carta de vinos corta y floja. Para comer con amigos en un ambiente desenfadado

08/07/2014

Restaurante no recomendable.
Encargamos un arroz a las 13:45. Llegamos puntuales y tardaron una hora en servirnoslo.
Carta de vinos muy mal explicada, faltan la mayoria de vinos.
Por ser de mi tierra, pedimos un vino blanco de Leon según ponia en la carta... y resultó ser de Valladolid.
Y el arroz que pedimos era un "arroz meloso de rape y gambas". Muy malo. Muy poco sabor. El Rape insipido (si es que era rape!!!) y el arroz igual.

Pero un detalle excepcional de una de las camareras: Al irnos nos olvidamos un bolso y cuando llevabamos 200 metros vino corriendo detrás de nosotros a traernos el bolso. Gracias.

En resumen, un desastre y sin duda no volveremos. Dirección penosa. Camaera estupenda.