añadir a tu agenda y opinar
es el propietario

Después de muchos años de experiencia nos hemos dado cuenta que poner un “apellido” a nuestra cocina sería despistar al publico. Intentamos hacer una cocina para todos los públicos y todos los bolsillos con sabores de siempre y sobre todo reconocibles y sabrosos. Para ello buscamos productos de primera calidad aplicándoles técnicas “modernas” si es preciso.

etiquetas: anchoas santoña, cocina cántabra, de mercado, nsalada maruca, terraza, velazquez

dice:

Buena cocina, sala bien atendida.

997 sitios, 168 siguiendo, 210 seguidores, 144 descubiertos

me gusta

7 checkins aquí

9-8-2015. Mediodía.

Primera visita despues de la concesion del Bib Gourmand en la ultima edicion de la guia Michelin.

En esta ocasion ocupamos espacio en la planta de calle, con lo cual evito repetir la experiencia de los manteles y servilletas del pasado, y ademas contamos con la grata presencia de Miss & Mr Migas
... , lo cual hace, por si solo, que la experiencia suba muchos enteros.

En el punto bebercio, Riesling aleman, un Stallmann-Hiestand del 2013. Suavecito, buen maridaje.

En el punto comercio, una rica Ensaladilla rusa, coronada con unos muy finos (de grosor) filetitos de anchoa, que salvo el aspecto estetico no le aportaban gran cosa, aunque la ensaladilla tampoco necesita ese adorno, se bastaba ella sola para dejar una buena sensación; unas Rabas, bien de sabor pero pelin duras, en este punto debo añadir que al indicar este comentario en las redes, inmediatamene, expertos me han contestado que eso no es malo, seguramente lleven razon, pero como inexperto me gustan no tan duras; un muy buen Pastel de gambas al ajillo y pimientos, suave, buen sabor, textura mas melosa que el clasico pastel de txangurro,muy muy bueno; unas sabrosas Croquetas de carne de cocido y como cierre de esta primera parte, una cata de los Callos de esta casa, que no habia probado y que despues de haberlo hecho prometo que en la proxima visita caerá la racion entera. Sabrosos, melosos sin exceso, regusto, ..... , deliciosos.

En la parte principal, optamos por las Albondigas de ternera con sus patatitas y sus guisantitos, plato ya conocido de visita anterior, y por el que no pasa el tiempo, sigue estando igual de bueno que en el pasado, y una Fideua con cachon, aqui, y es culpa solo mia, la cosa no estuvo a la altura del resto de platos, es verdad que el cachon esta tierno pero el sabor global solo es aceptable, no es el mejor plato de este lugar, excesivo fideo y salsa que generan un aspecto y una sensación en boca de apelmazamiento. Prescindible.

En el capitulo de postres, y para suplir la no disponibilidad del afamado Hojaldre de Torrelavega, - otra vez que me quedo sin probarle-, nos decantamos por el Flan de queso, suavecito y la no menos afamada tarta de Limon, francamente buena.

Cafes con hielo como ya es tradicional, sin petit four ni chupitos.

Ahora bien, toda la experiencia gastro queda eclipsada por el acompañamiento del que hemos disfrutado, y es que cuando el acompañamiento es bueno, lo demas pasa a un segundo plano.

--------------------

27-9-2014.

Parada técnica previa al almuerzo. Apostados en la barra, unas cervecitas, platito de aceitunas, y de repente, aparece una tortilla de bonito, y me la ponen justo delante, ..... , hombre, eso es tentarme, y uno, además de ser débil con las cosas del comer, y me salió del alma, ... , tortilla aquí.

Poco cuajada, con una capa de mahonesa con bonito, y otra capa exterior de huevo, ... , me han contado en Twitter que es muy típica de Santander, siendo la más consumida alli.

Ñoras, ñores, está espectacular. No se si la habrá todos los días, pero si tenéis ocasion, no la desaprovechéis.

-------------------------------------------------------

16-11-2013. Mediodia.

Teníamos mesa reservada a las 14 h, pues bien, al llegar observamos que la planta de entrada, estaba abarrotada, la barra, las mesas y hasta cualquier espacio que permitiera quedarse de pie, esto significa que aquí se come y se bebe bien. Vamos a ver.

Nuestra mesa estaba reservada en la planta de abajo, la primera sorpresa al llegar a dicha planta, es la reforma que han efectuado, nuestros recuerdos del anterior ocupante del local (Asador Frontón), era un espacio lleno de columnas, que causaban incomodidad, hoy es un espacio bastante diáfano, que permite una estancia más agradable.

Antes de entrar en detalles de la cocina, debo destacar dos aspectos negativos, no todo van a ser bondades:

- Servicio de sala: Pedimos tres primeros, entre el primero de ellos y los siguientes, pasaron casi 30 minutos, incomprensible, cuando se percataron, todo fluyó muy rápido, pero tuvo que ser el maitre quién se percatara del olvido, y los demás para que están? Nos toco en suertes una camarera que debía ser su primera actuación en estos trabajos, vaya servicio. Los platos los sirvió el maitre en persona. No digo más.
- Ubicación de la mesa: Junto al espacio donde guardan los manteles,servilletas limpios y depositan los mismos, sucios. Distancia respecto a ese espacio, menos de 15 cm. Como la rotación es rápida, deben acudir a depositar los manteles y servilletas sucias y retirar los limpios paras montar mesas. Cuatro veces tuve que volcarme sobre la mesa para que, literalmente, tumbandose encima de mi chepa pudieran sacar los elementos limpios. Esto es incomprensible en un restaurante de este postín. Máxime cuando moviendo la mesa, aprox 30 o 40 cm, hay casi 1 metro hasta la siguiente mesa, se puede solucionar el problema.

En cuanto a la comida, comenzamos con:

Pimientos asados de Ajo: Tiernos, carnosos, jugosos, con un gran sabor. Muy recomendables.
Rabas de calamar: Ración generosa para compensar la tardanza, crujientes, nada aceitosas. Muy buenas
Buñuelos de brandada de bacalao: Buen punto exterior, pero el interior no tenía un sabor precisamente intenso. Aceptables.

Seguimos con:

Tajada de merluza con crema sobre patatas panaderas: Buen punto de la merluza, en general buen plato
Albóndigas de ternera: Excelente plato, textura, sabor. Recomendable.

Como remate:

Flan de queso: No llega al sabor de la tarta de queso de Cañadio, pero, más que interesante.

Nos han quedado cosas sin pedir, por lo que habrá que volver, pero cuidando que no nos toqué la misma mesa de hoy.

opinión completa »

etiqueta: restaurantes cantabros

listas: Restaurantes

ver comentarios anteriores (1)

spider72

Bien bien!!!!!

27 de septiembre de 2014

acme

Gracias Jose Luis pero mi famosa tortilla es la de Cañadio, aunque digo yo que son del mismo padre :). A Maruca tengo que levantarle el castigo que ya llevo un tiempo con cara de estar haciendo el primo

28 de septiembre de 2014

Gath

En efecto, llevas razón, metedura de gamba mía, ... , lo cambiare.

28 de septiembre de 2014

Lady Spider76

Pues hace mucho que no hacemos una paradita en este sitio y ya va apeteciendo.

30 de septiembre de 2014

dice:

Prisas y tarta de limón

85 sitios, 23 siguiendo, 29 seguidores, 5 descubiertos

está OK

2 checkins aquí

Enero 2016. Tercera visita a la Maruca y bajonazo de dos estrellas

Revisando la crítica que hice en su día, quizá fui muy explendido, pero es verdad que parte de lo que hace dos años me agradó ha desparecido.

Servicio apresurado (aunque correcto y eficiente) y poco cordial. Los 6 platos (3 entrantes, dos segundos
... y postre) los ventilaron en apenas una hora. Hacía un calor terrible y la sensación de comedor con muchas mesas y servicio express me hacían sentir en restaurantes estilo Ginger, Bazaar y demás.
Los segundos que pedimos fueron bastante pobres. El pulpo a la brasa no tenía ni rastro de brasa, y todo el sabor lo aportaba el pimentón del puré de patata. Pedimos un taco de bonito que no estaba ni sellado, parecía cocido y falto de sabor.

Afortunadamente, sigue manteniendo unos precios comedidos, tienen la opción de medias raciones generosas (sigue sin aparecer en la carta) y las croquetas de cocido (aunque con tropezones demasiado grandes de huevo) y su tarta de limón siguen siendo excelentes.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Cena Abril 2014 (aprovechando la estampida vacacional)
Pues eso, cena en Jueves Santo, reserva con una semana de antelación y suerte conseguimos mesa en uno de los lugares mas de moda de Madrid.
La fama es merecida, se come bien y los precios son comedidos.
El ambiente es agradable, aunque la zona en plena calle Velazquez siempre me resultó fría para cañear antes de la cena. Amplio local, con dos plantas. Al reservar nos dijeron que era en sala de abajo (recordé plantas bajas infames de otros locales) pero afortunadamente no es el caso, casi mas tranquila que la de arriba al no estar la barra.
Mesas amplias, sillas cómodas, servicio cordial y amable y ambiente muy de la zona (la secretaria de Arias Cañete nos dio todo un ejemplo de indiscrección).
Sirven medias raciones (aunque no se anuncian en la carta) aplicando un 50% sobre el precio, lo que me parece un símbolo de honradez.
Pedimos:
Media Tartar de tomate y queso jarradilla (4,75€). Rico y fresco para una receta sencilla. El queso rico (aunque a mi me gustan todos los quesos)
Canelones rellenos de pularda (4,88€), buenos, aunque algo sosos para mi gusto.
Croquetas de cocido (4,5€), Espectaculares, crujientes por fuera y poco espesas por dentro, muy buenas de sabor. Top 5 de mi vida croquetera (no lo apunto pero seguro que están). Todavía me arrepiento de haber pedido solo media ración.
De segundos y a racion completa:
Pluma de cerdo (13€), buena, aunque la mezcla con cebolla roja no le cogí el punto
Merluza barquereña (15€), perfecta coccion de la merluza, en su punto. La salsa no me triunfó mucho
De postre dos medias, leche frita (3€) bien, melosa pero quedó eclipsada por la tarta de limón (3€). Espectacular combinación de texturas y sabores. De 10.
De beber, vino a copas desde 2€. Este precio en un restaurante en Madrid es de frotarse los ojos.
Lo peor de la cena fue el pan. No está a la altura del resto.
Le voy a poner 5 estrellas, por su propuesta de calidad a precios comedidos. No se los doy convencido porque el tipo de comida y la presentación para mi le falta el factor sorpresa, pero objetivamente las merece.

opinión completa »

etiquetas: barato, bonito, bueno

ver comentarios anteriores (2)

acme

Cañear antes de la cena?. Por fin alguien con criterio

25 de abril de 2014

Sr Rodriguez

La última que estuvimos también notamos un ligero bajón. Lo que más me sorprende es que, mientras en Cañadío llevo viendo las mismas caras al otro lado de la barra desde hace bastante tiempo, en La Maruca la rotación es muy grande y en calidad decreciente.

hace 3 semanas

spider72

Pues la misma sensación nosotros, aunque creo que el problema es que la carta sigue exactamente igual desde hace ya años y no hay innovación por ningún lado. Es verdad que los precios son de derribo, pero los gustos van cambiando y apetece algo ya diferente...

hace 3 semanas

Javier B.

La última salida fué Aldaba y quizá el contraste fué muy fuerte, pero lo que tienen es muchísimas mesas y mucha rotación (fuimos a las 11h). Nada que ver con Cañadío. Maribona lo ha sacado de sus mejores barras.
Mi sensación es que ha cambiado hacia un club social muy de la zona, que igual podrían ir al Morao o a Lateral. Que el bajón de calidad no les va a afectar y se lo pueden permitir.
ver comentario completo

hace 3 semanas

Lady Spider76

Eso pensamos el otro día, que La Maruca ya se iba al fondo del armario. Eso sí como nos oiga el Sr. Quirós nos quema.

hace 3 semanas

dice:

La gallina de los huevos de oro

392 sitios, 84 siguiendo, 291 seguidores, 76 descubiertos

me gusta

3 checkins aquí

Agosto 2015

Nueva visita de disfrute y largas horas gracias fundamentalmente a la compañía en un domingo de agosto con resumidas posibilidades en la capital.

Del condumio, bien las croquetas de cocido (aunque con la bechamel cortada) de buen sabor y ligero relleno. Ligeramente duras las rabas aunque correctas de sabor y deliciosa ensaladilla rusa al igual
... que el pastel de gambas al ajillo, con poco sabor a éstas sino más al conocido pastel de cabracho pero de textura fantástica para no dejar de untar en tostas. Ligero parón entre los entrantes fríos y los calientes y un poco de espera por el vino, que llegó una vez servidos la ensaladilla y el pastel, detalles que se deberían pulir.

Me gusta el cambio de platos y la sonrisa perenne del servicio. Callos sublimes en sabor y textura, para no dejar de mojar. Irregulares en cambio los segundos con una exquisita Pluma Ibérica, tiernísima, casi mantequilla, con buena salsita y absurdos otros dos cuequitos en el plato con otras dos salsa, pero un deslumbrante y ligeramente seco Taco de bonito con una piperrada licuada. Salsa de las albóndigas sensacional y me cuentan que la fideuá de cachón no merecía.

De postre la mítica tarta de limón y el flan de queso, muy bueno aunque no tanto como la tarta de queso de Cañadio, si bien llegados a este punto ya estábamos muy llenos.

Relación calidad precio fantástica aunque le ponemos falta a los buñuelos de bacalao con los que llevaba soñando semanas, ausentes por agotamiento en nuestra fecha. Menos mal que la compañía hizo que ni volviera a pensar en ello una vez descartados.

Junio 2015

Nueva visita a La Maruca pocos días más tarde de la primera para hincharme a buñuelos de bacalao con un amigo que no lo conocía.
Lunes noche y lleno hasta la bandera, imposible reserva por teléfono así que nos llenamos de agallas y nos presentamos; hoy los buñuelos caen sí o sí. Definitivamente creo que esta es la mejor fórmula: llegar, preguntar cuánto tiempo para una mesa, apuntarse en la lista de espera, dar tu número de teléfono y tomarse una caña cerca o en la misma barra. En esta ocasión en 20 minutos estuvimos sentados.

Carta muy apetecible y, con dos copas de Dr.Loosen, media ración de ENSALADILLA RUSA con trozos de anchoa e híper cremosa que quizás potenciaría con un poco más de encurtido. Media ración de RABAS, buen sabor, ternura y nada de fritanga y una entera de BUÑUELOS DE BACALAO que aunque tuve que compartir, cuatro para cada uno, creo que podría habérmelos apretado yo sola de una sentada. Buena bechamel de suave sabor la de la media ración de CROQUETAS DE COCIDO y menos melosos y menos picantes los medios CALLOS, en comparación con la otra visita. A punto de explotar repetí con gusto el CORDERO.

De remate, para no perder el ritmo, una dulcísima, suave y adictiva tarta de limón.

Agua a raudales y pan del rico frenaron el datáfono en 62€. Excelente.
--------------
Paco Quirós ha dado, sin duda alguna, con la gallina de los huevos de oro. Parece que el concepto está claro: local agradable, en plena milla de oro, acogedor pero diáfano, carta sencilla pero suculenta, platos extremadamente ricos y precios de lo más comedidos. No parece tan difícil, ¿verdad? Pues ha tenido que ser este cántabro el artífice del éxito rotundo con su segunda marca en la capital tras la instauración de Cañadío en pleno Conde de Pañalver.

La Maruca busca un público más amplio, desde señores de plenos 70 hasta juventudes casi niñeras, rebajar el ticket a unos 25€ por persona es lo que tiene. Pero no se equivoquen, el secreto no solo está en los precios, les recuerdo que hay otros muchos lugares en los que se come por ese dinero, sino en lo rico que está absolutamente todo, y eso se puede ver en sus “llenos hasta la bandera” un día tras otro.

El servicio es informal con puntos elegantes a reseñar como el cambio de platos y cubiertos entre raciones que siempre van al centro (de los entrantes al pescado y del pescado a las carnes) y otro punto a favor del formato es la posibilidad de pedir casi todos los platos en medias raciones, vía por la que deberán optar si quieren probar más platillos. La carta, diferente a la de Cañadío, mantiene las tradicionales y atractivas Rabas, tipiquísimas por.....

SIGUE LEYENDO: cocinayrecetas.hola.com/blogclaramasterchef/20150607/bunuelos-de-bac...

opinión completa »

etiquetas: 20-25€, cocina cántabra, cocina de mercado, madrid

ver comentarios anteriores (2)

Gath

Buena reseña que refleja la realidad del local, para todos los publicos y aspiraciones. Sea en terraza, en barra, en mesas altas o en comedor, siempre con buen niivel de calidad. Esperemos que este nivel que mantiene en sus dos locales actuales, se produzca tambien en su proximo espacio.

hace 8 meses

Avelio

Hola Miss, ojo que al final de mes tampoco les debe quedar tanto. Hay que contar también con los gastos. Resulta que tienen setenta y pico empleados, entre cocineros y personal de barra y sala, una millonada entre sueldos y seguros sociales, y en esa zona, ese pedazo local tiene que estar pagando un alquiler salvaje. La única manera de que sea viable este negocio es que esté super-petado a cualquier hora, y esto efectivamente lo han conseguido.ver comentario completo

hace 8 meses

Miss Migas

¡Lo he conseguido! Me han sacado de la lista negra, ¡he podido actualizar!

hace 6 meses

Sr Rodriguez

Yo voy mejorando. No puedo dar a "me gusta"

hace 6 meses

Miss Migas

Era todo una ilusión... al ir a actualizar La Candela, ¡bluf! Toda la actualización a la basura. La segunda intentona directamente en comentarios. #novayaaserqué

hace 6 meses

me gusta

es quien más ha ido (8)

Diciembre 2014. Sábado comida.

Recién bajados del avión, 14.45h ¿dónde comer? A ver si hay suerte y nos hacemos sitio en La Maruca. Premio.
A partir de las 15h la gente de bien que acude a este restaurante gusta de comer sentada y ya no es hora de aperitivo. Nunca ví la barra de La Maruca
... con tan poca "presión".

Pincho de tortilla rico rico (quizá me quede con el de Cañadío pero por un pelo), media ensaladilla que a mi me pareció con menos gracia que otras veces ( a Ms Rodríguez no, le encanta), media de rabas y media de fideua negra de cachón. Varias cervezas Mahou clásica de "toa la vida" y respuestos de la escapadita.

Por nuestra parte, 4* bien ganadas por calidad y precio, imbatible. Vemos cosas nuevas en carta desde la última vez. Probaremos y pronto

------------------------------------------------------------
Revisión junio 2014.
Llegamos justo 5 minutos antes del aluvión. Huequito al fondo de la barra y a tomar una cervecita. Poca cosa más, que nos esperaba en casa un jamoncito de Happig y un cava (que ahora es la moda del maridaje).
3 dobles, una caña, media de ensaladilla y unos ricos canelones de pularda, 24 eur. Bien

Nos sigue gustando y para un picoteo de calidad razonable y a buen precio lo vemos bastante majo. Mantenemos puntuación

---------------------------------------
Viernes tarde, atufado de curro y estudio y con ganas de tomar unas cañas. Queríamos improvisar y no teníamos nada reservado asi que nos apuntamos La Maruca, al que teníamos ganas de ir desde hace unos meses.

El local está muy apañado, modernete, sencillo y con el firme propósito de aprovechar cada centímetro de espacio.
Podemos decir que hay tres ambientes diferentes: terraza (bastante apañada, lejos del tránsito de la calle y climatizada lo suficiente como para no tiritar en un mes de febrero), barra- mesas altas y el comedor.

El servicio bastante majo, con ganas y rápido. No van sobrados de tablas pero lo compensan. Bien

Lo que no ponen en la carta ( y nos gustaría saber por qué, pasa lo mismo que por ejemplo, Laredo) es que casi toda está disponible en medias raciones. Siendo dos, aprovechamos para probar algún plato más.

- Ensaladilla Maruca. Es un plato que no nos cansa. Media ración (4.50€) generosa (vimos pasar la ración completa y para dos es mucho si quieres probar varias cosas). Buena

- Rabas. Media ración (8€) si bien no generosísima, entre dos podría cansar un plato más grande. Muy buenas, rebozado fino y nada grasas

- Alcachofas (12€). Bien sin más.

- Merluza barraqueña (15€). Un taco de merluza con salsa de mariscos, gambas, almejas y patatas. En la salsa podría meter una barra de pan entera. Muy buena

No tienen carta de vinos por copas y por lo que vi tienen sota y caballo (se dejaron al rey) pero al menos a precios más que razonables. 3 cervezas dobles y un albariño con la comida 50 euretes redondos.

Con el consenso de Ms Rodríguez la cosa pasa del 3* holgadamente salvo por el agobio (ellos no tienen culpa) de gente. La zona de barra se pone imposible de los que estamos, los que llegan, los que están esperando a ser sentados, etc. Como salimos contentos hacemos redondeo al alza esta vez

Ahora ya estamos preparados para asaltar la casa madre de Madrid (y ponernos al día que la de Santander casi la tenemos en el olvido).

opinión completa »

ver comentarios anteriores (3)

acme

En Cañadio tampoco ponen lo de las medias en la carta, oigan. A nosotros nos lo sugirió el camarero.

Aquí voy a seguir fuerte, yo aunque todo el mundo diga lo contrario, no vuelvo a la Maruca. Es que oigo el nombre y me pongo de mala leche.

9 de febrero de 2014

Sr Rodriguez

Tomo nota a lo de Cañadío, gracias. No creo que tardemos mucho en dejarnos caer por su barra de pinchos.

9 de febrero de 2014

acme

Te hablo de la carta del restaurante aunque me imagino que la de la barra también dará flexibilidad. En la barra el pincho de tortilla es obligatorio.

9 de febrero de 2014

je suis béatrice

El cava no te lo llevarías del Happig también, no?

9 de junio de 2014

Sr Rodriguez

9 de junio de 2014

spider72

Yo después de mis últimas visitas creo que también me quedo con Cañadío

4 de enero de 2015

dice:

Genial Fantástico Sublime

162 sitios, 43 siguiendo, 36 seguidores, 19 descubiertos

me gusta

Cena Junio 2015

Al terminar me quede con ganas de más, de probar otros tantos platos, así que repito seguro.

Todas las buenas críticas que tiene este restaurante le hacen justicia la verdad, nosotros llegamos pronto con la idea de picar algo en alguna mesa o barra y nos pudimos sentar en las mesas altas. El camarero
... que nos atendió simpático y muy atento, un trato de 10.

Echamos un ojo a la carta, variedad de platos todos muy apetecibles y precios asequibles, así que nos disponemos a pedir unas cuantas medias raciones para probar de todo.

Media de ensaladilla, se equivocó el camarero y nos trajo una entera pero nos cobró la media (muy grande), a mi no es un plato que me guste especialmente pero estaba buena.

Media de rabas, perfectas, producto de calidad y un rebozado nada pesado, me gustaron mucho.

Media de buñuelos, fue el plato que mas me gustó, estaban exquisitos, sabor muy potente.

Media de croquetas de cocido, de cocido de verdad que se veían los hilos de la carne desmenuzada, también muy ricas.

Media de albóndigas, caseras como las que hacen las madres y las abuelas. Estas tardaron un poco en llegar.

Lo anterior con un par de cervezas, una cocacola y pan no llego a 40 leur, un precio fantástico para todo lo que habíamos comido, RCP sublime. Hay que repetir que este local está genial buena señal que siempre está hasta la bandera.

opinión completa »

Miss Migas

A mí los buñuelos me flipan.... y a las albóndigas ya les tengo echadas el ojo =)

hace 8 meses

CubaLibre

Son un espectáculo, me quede con ganas de probar los canelones de pularda, es que menuda carta apetecible tienen.

hace 8 meses

dice:

Ploff... pero menos

1.010 sitios, 156 siguiendo, 284 seguidores, 207 descubiertos

está OK

4 checkins aquí

[Update Diciembre 2014. Picoteo Domingo]

Íbamos a catar lo informal de Ponteareas que, por mala información, pensábamos que abría en Domingo noche con lo que al final derivamos a Maruca. 20:45 de un Domingo entre fiestas y el sitio petado. Esto es el la golden eggs whore hen.

Nos hacemos hueco en la barra
... pero en la parte de la puerta que cada vez que se abría era de cagarse en todos sus muertos.

Media de croquetas de cocido y media de buñuelos de brandada, ricas ambas propuestas aunque después de las croquetas de compango de Casa Gerardo nada es lo mismo. Exquisitos los chipirones pero muy escaso (3 chipis la ración completa). De postre el imprescindible flan.
Con 4 DR Loosen ( ojo que a 3 euros cuando en Cañadio están a poco más de dos) y dos cafés no llegó a 40€ para dos. Nos invitaron a dos copas del citado riesling y a dos de cava de detalle navideño. Buen servicio pero yo en todo me sigo quedando con la casa madre madrileña.

No obstante, recta de regresión claramente positiva.

[Update Octubre 2014].

Giving a chance (obligado) después de los desencuentros iniciales con la Maruca, confirmo, un año después, que el sitio es muy agradable. Además y como su hermano mayor, ofertar Dr. Loosen y a 2,7€ siempre será un punto a favor. No obstante, horarios muy españoles porque a las 20:20 aún no había un pincho en la barra.

Le subo una estrella pero aún no estoy preparado para volver al restaurante.

PS: Las chicas de la recepción son un dechado de paciencia y amabilidad. Menuda fauna llega sin reserva o llama a última hora.

----

Octubre 2013. Cena Martes picoteo.

Mira que te lo había dicho. Que acaban de abrir, que aún están en rodaje, que lo del Sábado no podía ser en algo parido por Paco Quirós (presente por cierto), que si es mejor dejarlo reposar. Pues ni puto caso y a la primera de cambio,...... pinchazo en toda regla. Eso sí, como borreguitos todos allí fichando y el local lleno un martes cualquiera de salida técnica de recesión.

En dos palabras, la cocina no me ha dicho nada de nada y el servicio o bien joven inexperto y macarrilla (lo puedo perdonar por las ganas que le pone) o sobrao y absurdamente chulesco como el maitre "ipod" que nos tocó en desgracia y que más que un profesional parecía un quinceañero mandando "guasaps" con el p móvil (con el que apunta las comandas, no os hagáis líos).

Tomamos:

- Terrina de foie hecho por nosotros: Estaba bueno y el toque de piña por encima le quedaba bien.

- Tartar de novilla: Bueno también aunque como era de esperar el plato es la media ración del Cañadio. Aquí no preguntaron cómo lo queríamos.

- Alas de pollo a la plancha: No sé para qué pedimos esto. Totalmente sin más.

- Pulpo a la plancha con puré de matanza. De textura y punto regulín. La salsa lo arreglaba algo sobre todo por el contraste del cefalópodo con la "esencia" de chorizo.

-Rabas de Santander. Bien de sabor y con rebozado fino pero algo aceitosas de más.

- De postre flan (muy, muy bueno) y tarta de limón, bien sin más.

4 cañas dobles, 2 tintos crianza y café y dos gin Mombasa (9,6€ each) salió por 115€ total para 3. Vale que las copas y los postres suben la cuenta pero salí de allí pensando que me podía haber gastado el dinerito mucho más a gusto en cualquier otro lado.

El pan: malo malísimo.
Para colmo: Apagando luces con la gente con la copa a medias.
Por cierto, se han "apuntao" al concepto "mesa corrida". A mi en general no me disgusta pero creo que a este sitio no le pega mucho, con tu pitita al lado. Por lo menos las mesas altas ya no las reservan.

Podía ser un 3 estrellas porque sin duda he comido peor en otros sitios pero dadas las expectativas se queda en 2++, especialmente porque "no me gusta" define perfectamente la sensación que me queda de este sitio.

Chao, chao Maruca.

----------------------------------------------------------------------

Octubre 2013. Cañas Sábado

A mi Maruca de hoy no la voy a puntuar porque sería injusto. Llevan 3 días abiertos y falta rodaje. Fuimos a tomar un vino pero con mente abierta, dispuestos a cenar de picoteo o incluso de mesa a horario guiri, si era posible y apetecía. Llegamos pasadas ligeramente las 20:00.

Hubo un momento que conté 25 clientes en la zona de barra y con 10 camareros, 10, no daban abasto. Menos mal que llegó uno de los "chaquetillas" de Cañadío con uno de sus barmans a poner orden. Lo dicho, no quiero ser cruel porque sé lo difícil que es empezar pero el caos fue hasta divertido.

Ojeé la carta y aunque no pude catar nada porque miedo me daba y además la cocina abría a las 21:00, tiene muy buena pinta. Además, precios asequibles ( lo más caro entorno a los 13 lereles) pero creo que no hay posibilidad de medias raciones con lo que aunque seguro sea ligeramente más barato que Cañadío, a ver si la diferencia termina mereciendo la pena.

Local bonito, en blanco blanquísimo. No hay división clara entre barra y restaurante itself. O si la hay pero se la han cargado poniendo las 2 o 3 mesas altas también para reserva, al estilo Trifón, Catapa, Antiguo Laredo. A mi la fórmula no me convence. Probablemente terminen dando marcha atrás o fue sólo para cubrir la demanda de reservas del primer día. Creo que estaba full total, por cierto.

La barra de pinchos similar a la de papa Cañadío, varios se repiten o se parecen pero de cuatro que probé sólo la hamburguesita y un rollito de queso me gustaron. Precios entre los 2,5-3€ each.

Volveré a cenar en unas semanas porque todo lo que firme Cañadío a mi me interesa. Tengo más fe en ellos que en la Santa Madre Iglesia.

opinión completa »

ver comentarios anteriores (4)

acme

Cañadío es Papa y Mr Gluttony evangelista, que nos descubrió, cual Mesías, el camino a su tarta de queso

27 de octubre de 2013

davidperezf

joder, encima de daros un pésimo servicio os pusieron a hacer la terrina de foie? :P

30 de octubre de 2013

acme

y con la luz apagada que es más jodido. Al peo con Maruca.

30 de octubre de 2013

Foodie

Estuve ayer con unos amigos y nos gustó muchísmo. Aunque se equivocaron en las comandas (nos trajeron unos buñuelos en vez de rabas y huevos con picadillo en vez de trufa), la comida es muy buena y los precios razonables (salimos a 23 euros por persona). El servicio un poco despistadillo pero atento. Hay muchos camareros para que la cosa vaya rápido ya que el local está hasta arriba. No es fácil pillar barra o mesa. Merece la pena la visita, sin duda. ver comentario completo

24 de noviembre de 2013

acme

Gracias majo

24 de noviembre de 2013

Bermar

Vaya sorpresa acme, solo 2 estrellitas!!. Quitando el innombrable, coincido casi en todas tus críticas. Quizás he ido, cuando ya el restaurante estaba asentado, no sé. Coincido contigo plenamente y tampoco me gusta, que estés en la barra y estés viendo el restaurante (me jode muchísimo que mezclen a los gamberros con los tranquilos) ya que cada uno se siente a gusto en su habitat o en la dualidad elegida un día determinado.

Por lo demás me parece que tuviste mucha mala suerte... Creo que sé a quién te refieres con el maitre ipod jajaja...
ver comentario completo

28 de abril de 2014

acme

Estoy convencido de que fue rodaje y mala suerte pero soy un tío de palabra así que creo que la romperé en un par de meses. Y Cañadío me encanta con lo que me jode más.
Además, la comida ya el día de autos me pareció que estaba buena así que en frío ya ni te cuento.

28 de abril de 2014

dice:

Qué bien se come en La Maruca

221 sitios, 109 siguiendo, 119 seguidores, 10 descubiertos

me encanta, uno de mis favoritos

Qué bien se come en LA MARUCA. Como saben se trata de la versión “informal” de Cañadío, uno de mis restaurantes favoritos de Madrid. Está situado en un local bastante amplio en la zona noble del Barrio de Salamanca. Tiene dos plantas, en la de calle, terraza para fumar, barra de picoteo y mesas altas; ... en el sótano, un comedor más formal decorado en tonos claros, moderno y muy acogedor, que fue donde reservamos. Desde que abrieron están cosechando un éxito tremendo, está siempre hasta arriba de gente y cada vez es más difícil pillar una mesa.

Tienen una carta muy apetecible, medias raciones y casi todos los platos pensados para compartir. Nuestra opción fue:

Media de rabas y media de buñuelos de bacalao. Fritura fina y nada grasienta. Las rabas correctas (la verdad es que nos gustaron más las de Cañadío). Los buñuelos, muy ligeros y con un sabor extraordinario.

Tartar de novilla. Servido con patatas paja. Carne tierna y sabrosa, bien aderezada. Francamente bueno.

Callos a la montañesa, tiernos y melosos, con una salsa con el punto justo de picante en la que no paramos de mojar pan. Para hacerles un monumento.

De postre nos ofrecieron un hojaldre que les traen de Torrelavega tres veces por semana, que no pudimos rechazar y acertamos de pleno. Finas capas de hojaldre, con almendra picadita por encima y mantequilla batida, estaba espectacular.

Carta de vinos muy completa, de la que escogimos una botella de Sela de Bodegas Roda, un rioja crianza de nueva generación, frutal y fácil de beber, servido a buena temperatura, que nos gustó mucho.

Buenas copas, manteles de tela rollo “tu y yo”, y mesas un pelín pequeñas y un poco juntas, aunque nosotros estuvimos muy cómodos. Servicio muy atento y diligente. Así da gusto. Muy buen ambiente, un poco pijo aunque sin llegar a los extremos de Marieta. A medida que avanza la noche suben un poco el volumen de la música y no puedes dejar de tomarte una copita.

Acabamos el festín con un gin tonic “premium” a compartir. Pagamos 75 euros por todo, una muy buena rcp. Nos ha gustado mucho, sin duda volveremos y lo recomendaremos.

opinión completa »

dice:

Materia prima de calidad

152 sitios, 14 siguiendo, 74 seguidores, 8 descubiertos

me gusta

Nueva visita a La Maruca, esta vez en grupo. Local abarrotado a pesar de ser agosto. Nos avisaron de que nuestra mesa era algo pequeña, pero no de los inconvenientes: como no cabían los platos al centro, sirvieron a cada comensal, por lo que nos quedamos sin poder rebañar. Los bocartes, la ensaladilla y las rabas... estuvieron a un menor nivel que la última vez, pero los buñuelos de bacalao lo compensaron.

Le dejamos las cuatro estrellas de momento, pero la próxima vez (si la hubiere) no tendremos compasión.

En nuestra primera visita comentamos lo siguiente:

Como casi todo hijo de vecino, tenemos nuestros prejuicios; uno de ellos es que no nos sentimos muy cómodos en ambientes muy pijos. Pero cuando decidimos reservar en La Maruca, sabíamos a lo que veníamos...
- La comida:
Nos llamaron más la atención los entrantes que los segundos, así que pedimos cuatro primeros: ensaladilla rusa (bastante buena con una mahonesa muy ligera), alcachofas fritas (exquisitas: tiernas y jugosas), rabas (de cajón, en un restaurante cántabro hay que pedirlas) y bocartes fritos con tomate (muy bien fritos y de tamaño bien grande). De postre, la tarta de limón, que habíamos encargado previamente por teléfono. La tarta en cuestión rivaliza con la de queso de su hermano Cañadío, y aunque resultó muy fina, nos quedamos con la de queso. La carta de vinos es clásica hasta la médula, así que pedimos un tinto de Navarra con una RCP muy buena.
- El local:
Tienen dos plantas que suelen estar abarrotadas. Han encontrado la fórmula del éxito y la estrujan hasta el fondo. Con un local tan grande quizá no haga falta tener las mesas tan pegadas, porque sinceramente hay conversaciones que preferimos no escuchar (y aquí enlazamos con los prejuicios del principio, osea).
- El servicio:
Muy profesional y amable, lo cual, para la cantidad de mesas que tienen, es todo un logro.
- Conclusión:
Nos sorprendieron los precios de la carta para bien. Así que buena materia prima a buenos precios... Habrá que volver.

opinión completa »

etiquetas: madrid, restaurantes, tapear

dice:

Picoteo en mesa alta

637 sitios, 102 siguiendo, 82 seguidores, 45 descubiertos

me gusta

un checkin aquí

Sábado, tras nuestro infructuoso intento en Nakeima decidimos hacer un cambio de 180 grados y nos dirigimos a la Maruca, que estaba llenísimo, dentro imposible, pero fuera hay dos mini mesitas altas vacías, así que nos apropiamos de una de ellas y pedimos para picar;

-Media de ensaladilla, estaba buena, muy suave. Aunque yo soy más de ensaladilla de gambas.

-Media de croquetas, bueniiiisimas, la bechamel espectacular.

-Media de callos, tengo que hacer una confesión, nunca había probado los callos, así que mi capacidad de comparación es nula, pero me parecieron muy ricos, picantitos... Eso sí, era una cazuelita enana, que compartimos y me pareció pesada, así que el que se meta un platazo de callos entre pecho y espalda para el sólo debe pasar una tarde toledana..

Esto y dos cervezas 22€, casi que nos habríamos dado por comidos, pero decidimos seguir picoteando, porque somos así, que se le va a hacer..

spider72

Joé de Nakeima a La Maruca...toooma ya.

14 de octubre de 2014

Cristina

En el comercio y el bebercio hay trabajar un poco de todo y este lo teníamos en pendientes!! Además sin reservas un Sábado estaba complicado..

14 de octubre de 2014

spider72

De milagro que pudisteis encontrar hueco aquí...

14 de octubre de 2014

descubierto por: acc1962

primera foto: Fernando Encinar

quién ha ido más: Sr Rodriguez (8)

  • hoy: 6
  • última semana: 1.021
  • último mes: 4.495
  • en total: 133.145
  • check-ins: 51