Después de muchos años de experiencia nos hemos dado cuenta que poner un “apellido” a nuestra cocina sería despistar al publico. Intentamos hacer una cocina para todos los púb...

descripción completa de La Maruca

Ordenar por:

relevancia fecha

19/04/2017

Buena cocina, sala bien atendida.

Abril-2017

La Maruca es un restaurante de cocina cántabra, que supuso el segundo local del santanderino Paco Quirós (Cañadio) en la capital y que al día de hoy ya mantiene abiertos cuatro locales, todos ellos, con altos niveles de ocupación.

Para este establecimiento, el local elegido, es el que hace algún tiempo ocupara El Frontón III, en la esquina entre las calles de Ayala y Velazquez.

Local bien montado con diferentes espacios: terraza semi exterior cubierta, barra, pequeño salón con sillones y butacones, sala de comedor y otro salón en el piso inferior. Si a esto se une una oferta que va desde el desayuno en la mañana hasta las copas de última hora en la noche, pasando por la comida, la merienda o la cena, pues estamos ante un local que cubre todas las posibilidades gastronómicas.

Su oferta se basa en la cocina cántabra, amplia y exitosamente probada en Cañadio. Cocina tradicional, platos reconocibles, muy bien elaborados, se trata de una cocina que gusta a todo el mundo y además con posibilidad de medias raciones y con precios contenidos, al igual que su carta de vinos, de tamaño medio, con algunas referencias interesantes y con un nivel de precios más que interesante.

Pueden leer la reseña completa en: comercongusto.es/la-maruca


-----------------

9-8-2015. Mediodía.

Primera visita despues de la concesion del Bib Gourmand en la ultima edicion de la guia Michelin.

En esta ocasion ocupamos espacio en la planta de calle, con lo cual evito repetir la experiencia de los manteles y servilletas del pasado, y ademas contamos con la grata presencia de Miss & Mr Migas, lo cual hace, por si solo, que la experiencia suba muchos enteros.

En el punto bebercio, Riesling aleman, un Stallmann-Hiestand del 2013. Suavecito, buen maridaje.

En el punto comercio, una rica Ensaladilla rusa, coronada con unos muy finos (de grosor) filetitos de anchoa, que salvo el aspecto estetico no le aportaban gran cosa, aunque la ensaladilla tampoco necesita ese adorno, se bastaba ella sola para dejar una buena sensación; unas Rabas, bien de sabor pero pelin duras, en este punto debo añadir que al indicar este comentario en las redes, inmediatamene, expertos me han contestado que eso no es malo, seguramente lleven razon, pero como inexperto me gustan no tan duras; un muy buen Pastel de gambas al ajillo y pimientos, suave, buen sabor, textura mas melosa que el clasico pastel de txangurro,muy muy bueno; unas sabrosas Croquetas de carne de cocido y como cierre de esta primera parte, una cata de los Callos de esta casa, que no habia probado y que despues de haberlo hecho prometo que en la proxima visita caerá la racion entera. Sabrosos, melosos sin exceso, regusto, ..... , deliciosos.

En la parte principal, optamos por las Albondigas de ternera con sus patatitas y sus guisantitos, plato ya conocido de visita anterior, y por el que no pasa el tiempo, sigue estando igual de bueno que en el pasado, y una Fideua con cachon, aqui, y es culpa solo mia, la cosa no estuvo a la altura del resto de platos, es verdad que el cachon esta tierno pero el sabor global solo es aceptable, no es el mejor plato de este lugar, excesivo fideo y salsa que generan un aspecto y una sensación en boca de apelmazamiento. Prescindible.

En el capitulo de postres, y para suplir la no disponibilidad del afamado Hojaldre de Torrelavega, - otra vez que me quedo sin probarle-, nos decantamos por el Flan de queso, suavecito y la no menos afamada tarta de Limon, francamente buena.

Cafes con hielo como ya es tradicional, sin petit four ni chupitos.

Ahora bien, toda la experiencia gastro queda eclipsada por el acompañamiento del que hemos disfrutado, y es que cuando el acompañamiento es bueno, lo demas pasa a un segundo plano.

--------------------

27-9-2014.

Parada técnica previa al almuerzo. Apostados en la barra, unas cervecitas, platito de aceitunas, y de repente, aparece una tortilla de bonito, y me la ponen justo delante, ..... , hombre, eso es tentarme, y uno, además de ser débil con las cosas del comer, y me salió del alma, ... , tortilla aquí.

Poco cuajada, con una capa de mahonesa con bonito, y otra capa exterior de huevo, ... , me han contado en Twitter que es muy típica de Santander, siendo la más consumida alli.

Ñoras, ñores, está espectacular. No se si la habrá todos los días, pero si tenéis ocasion, no la desaprovechéis.

-------------------------------------------------------

16-11-2013. Mediodia.

Teníamos mesa reservada a las 14 h, pues bien, al llegar observamos que la planta de entrada, estaba abarrotada, la barra, las mesas y hasta cualquier espacio que permitiera quedarse de pie, esto significa que aquí se come y se bebe bien. Vamos a ver.

Nuestra mesa estaba reservada en la planta de abajo, la primera sorpresa al llegar a dicha planta, es la reforma que han efectuado, nuestros recuerdos del anterior ocupante del local (Asador Frontón), era un espacio lleno de columnas, que causaban incomodidad, hoy es un espacio bastante diáfano, que permite una estancia más agradable.

Antes de entrar en detalles de la cocina, debo destacar dos aspectos negativos, no todo van a ser bondades:

- Servicio de sala: Pedimos tres primeros, entre el primero de ellos y los siguientes, pasaron casi 30 minutos, incomprensible, cuando se percataron, todo fluyó muy rápido, pero tuvo que ser el maitre quién se percatara del olvido, y los demás para que están? Nos toco en suertes una camarera que debía ser su primera actuación en estos trabajos, vaya servicio. Los platos los sirvió el maitre en persona. No digo más.
- Ubicación de la mesa: Junto al espacio donde guardan los manteles,servilletas limpios y depositan los mismos, sucios. Distancia respecto a ese espacio, menos de 15 cm. Como la rotación es rápida, deben acudir a depositar los manteles y servilletas sucias y retirar los limpios paras montar mesas. Cuatro veces tuve que volcarme sobre la mesa para que, literalmente, tumbandose encima de mi chepa pudieran sacar los elementos limpios. Esto es incomprensible en un restaurante de este postín. Máxime cuando moviendo la mesa, aprox 30 o 40 cm, hay casi 1 metro hasta la siguiente mesa, se puede solucionar el problema.

En cuanto a la comida, comenzamos con:

Pimientos asados de Ajo: Tiernos, carnosos, jugosos, con un gran sabor. Muy recomendables.
Rabas de calamar: Ración generosa para compensar la tardanza, crujientes, nada aceitosas. Muy buenas
Buñuelos de brandada de bacalao: Buen punto exterior, pero el interior no tenía un sabor precisamente intenso. Aceptables.

Seguimos con:

Tajada de merluza con crema sobre patatas panaderas: Buen punto de la merluza, en general buen plato
Albóndigas de ternera: Excelente plato, textura, sabor. Recomendable.

Como remate:

Flan de queso: No llega al sabor de la tarta de queso de Cañadio, pero, más que interesante.

Nos han quedado cosas sin pedir, por lo que habrá que volver, pero cuidando que no nos toqué la misma mesa de hoy.

spider72

Bien bien!!!!!

27 de septiembre de 2014

acme

Gracias Jose Luis pero mi famosa tortilla es la de Cañadio, aunque digo yo que son del mismo padre :). A Maruca tengo que levantarle el castigo que ya llevo un tiempo con cara de estar haciendo el primo

28 de septiembre de 2014

Gath

En efecto, llevas razón, metedura de gamba mía, ... , lo cambiare.

28 de septiembre de 2014

Lady Spider76

Pues hace mucho que no hacemos una paradita en este sitio y ya va apeteciendo.

30 de septiembre de 2014

26/07/2017

Genial Fantástico Sublime

Que grande es la maruca, cenamos los amigos un viernes noche y llegamos sin reserva y tarde. Nos invitaron al aperitivo mientras esperábamos unas cañas y algo de picar y clavado a los 20 min ya estábamos sentados.

Rabas, buñuelos, croquetas, ensaladilla, fidegua, pluma. Todo riquísimo como siempre, un trato perfecto por parte del personal, cocina muy rica y RCP muy interesante.

Si no lo conoces estas tardando en ir.


---------------------

Cena Junio 2015

Al terminar me quede con ganas de más, de probar otros tantos platos, así que repito seguro.

Todas las buenas críticas que tiene este restaurante le hacen justicia la verdad, nosotros llegamos pronto con la idea de picar algo en alguna mesa o barra y nos pudimos sentar en las mesas altas. El camarero que nos atendió simpático y muy atento, un trato de 10.

Echamos un ojo a la carta, variedad de platos todos muy apetecibles y precios asequibles, así que nos disponemos a pedir unas cuantas medias raciones para probar de todo.

Media de ensaladilla, se equivocó el camarero y nos trajo una entera pero nos cobró la media (muy grande), a mi no es un plato que me guste especialmente pero estaba buena.

Media de rabas, perfectas, producto de calidad y un rebozado nada pesado, me gustaron mucho.

Media de buñuelos, fue el plato que mas me gustó, estaban exquisitos, sabor muy potente.

Media de croquetas de cocido, de cocido de verdad que se veían los hilos de la carne desmenuzada, también muy ricas.

Media de albóndigas, caseras como las que hacen las madres y las abuelas. Estas tardaron un poco en llegar.

Lo anterior con un par de cervezas, una cocacola y pan no llego a 40 leur, un precio fantástico para todo lo que habíamos comido, RCP sublime. Hay que repetir que este local está genial buena señal que siempre está hasta la bandera.

Miss Migas

A mí los buñuelos me flipan.... y a las albóndigas ya les tengo echadas el ojo =)

11 de junio de 2015

CubaLibre

Son un espectáculo, me quede con ganas de probar los canelones de pularda, es que menuda carta apetecible tienen.

11 de junio de 2015

22/01/2017

EL MÁS COOL DE LA SAGA QUIRÓS

Como no hay dos sin tres y mi propósito para el 2017 es haber visitado todos los restaurantes de Paco Quirós antes de que finalice el año, para que íbamos a esperar más tiempo!. En apenas mes y medio Cañadío y La Primera y en apenas una semana desde el último, surgió la oportunidad de conocer La Maruca aprovechando lunes de asueto y la compañía inesperada de una amiga. Por supuesto, no íbamos a perder la ocasión, así es que a las 12,30 de ese mismo día 16 de enero, llamé para reservar mesa. Parece que trabajan con dos turnos, 13,30 y 15,00 horas. Al primero llegábamos ajustadas, así es que apuré y me aceptaron 13,45. Finalmente no pudimos estar las dos hasta pasadas las 14,00 horas, pero no hubo ningún problema ni nos achucharon para dejar la mesa libre para el siguiente turno ya que no llenaron.

En cuanto al local, situado en una planta semisótano y planta sótano de la calle Velázquez, mi opinión es que aunque la decoración es moderna, es demasiado oscuro y con mesas demasiado juntas. A falta de conocer el local de La Bien Aparecida, hasta el momento gana por goleada La Primera.

El servicio, a pesar de las opiniones desfavorables que he leído al respecto, fue amable y profesional, quizás un tanto distante, pero es que en estos sitios grandes con tantas mesas, de comidas rápidas y todo planificado al milímetro, creo que no se puede pedir mucho más.
El ambiente efectivamente es estirado, con mucha cobarta y tacón, pero es que estamos en Velázquez, no hay que olvidarlo y, al menos en diario, las comidas son rápidas para continuar la jornada laboral, de agasajo a algún cliente o similar.

En nuestro caso íbamos a disfrutar de la buena comida, esto era seguro y, sobre todo, de una charla pausada en buena compañía.

Para compartir aprovechamos la opción de medias raciones y pedimos ½ de tartar de tomate y queso jarradilla (4,75€). Buen tamaño para compartir. Aunque inicialmente parece un plato sencillo, es muy rico e interesante, el tomate creo que iba con un confitado suave y el queso artesanal cántabro, muy rico. Plato refrescante que eso sí, pedía pan…

A continuación menestra de verduras salteadas con jamón y huevo a baja temperatura (11,50€). Nos dieron la opción de tomarlo con el huevo o no y, por supuesto, lo pedimos completo y sin coste adicional. Aquí no hay opción de ½ ración y la verdad es que mucho mejor porque el plato es excepcional, si te gustan las verduras no dejes de pedirlo, ya lo tomamos en La Primera y aunque lo elaboran de forma diferente, ambos están estupendos. Y después también puedes panear en la salsita…

Los platos principales también queríamos compartirlos y así se lo hicimos saber al jefe de sala, sin embargo vinieron juntos, fallo por su parte, no obstante los tomamos a la vez sin mucho problema:

Canelones rellenos de pularda con salsa de foie (9,75€). Muy buena presentación y un sabor riquísimo, nos gustaron mucho.

Y albóndigas de ternera con patatas y guisantes (11,50€) con una salsita de tomate. También muy ricas y tiernas.

Acompañamos la comanda con una botella de Menade verdejo ecológico (15€) del que dimos buena cuenta y que siempre que lo encuentro en carta no puedo resistir pedirlo, me encanta!

Prescindimos del postre y sólo tomamos un café americano (1,70€) y una manzanilla (2,60€) que a pesar de que es de muy buena calidad, me sigue pareciendo un abuso, como en todos los restaurantes del grupo.

Servicio de pan, del que también dimos buena cuenta rebañando bien varios platos, 1,50€ pax, aquí precio ajustado para su calidad.

Cuenta total 62,10€, de nuevo muy buena RCP con los precios más contenidos de los cuatro restaurantes.

Definitivamente los restaurantes de los Quirós son un valor seguro, pero haciendo una valoración general de cocina, local, ubicación y servicio, sin duda me quedo con La Primera.

27/08/2016

Por detrás de Cañadío en todo.

Agosto 2016.

Tapeo-cena de un sábado noche. La idea era ir al Jurucha pero estaba cerrado. Llegamos en el momento ideal, había barra y mesas altas libres y ahí nos colocaron. Al momento empezó a llegar gente y más gente.

Las mesas altas son demasiado altas y los taburetes son bastante incómodos, además la gente de la barra agobia y da golpes de vez en cuando. Creo que en mesa se estará mejor.

Pedimos media de rabas, algo duritas y faltas de sal; media de croquetas de cocido, no espectaculares pero sí muy jugosas y caseras; media de canelones rellenos, riquísimo plato, pena no haber pedido la ración entera; albóndigas de ternera, tiernísimas, como de la abuela, muy ricas, ahí sí fue útil el pan.

Con una cerveza y una copa de Ribeiro salimos a menos de 40€.

Sigue sin convencerme La Maruca. Me gusta la carta y la opción de medias raciones pero el ambiente es de un tontismo máximo (no sé ni cómo me dejaron entrar con zapatillas). El jefe de sala podría ser un pelín más simpático y a la camarera que nos atendió un toque informal no le vendría mal, ¡qué seriedad!

En Cañadío el ambiente es más relajado.

-----------------------------------------

Cuando vi la situación de La Maruca ¿en un sótano? me decepcionó un poco pero luego resulta que la terraza es tranquila y el interior está muy bien montado y no agobia en absoluto.

El público nos echaba bastante para atrás pero nos quedamos a tomar una cañita, muy bien servida en copa, por cierto y a 2'75€ each.
Me extraña que no haya carta de raciones/pinchos, que sea común para barra y restaurante pero nos dicen que podemos pedir medias, así que pedimos 1/2 de esa famosa ensaladilla y otra 1/2 de rabas.

La porción de ensaladilla es escasita, la mayonesa bastante líquida y la única chicha que tiene son dos tiritas de anchoa como decoración que ni le va ni le viene. La del Lambuzo le da mil vueltas y la del Nájera también.

Las rabas tienen algo de aceitillo, no saben mucho a calamar y su toque de distinción es la pizquita de pimentón que le añaden. De nuevo mucho mejores las del Nájera.

Nos atendieron muy bien pero no me ha gustado nada el sitio, el ambiente pijotesco me repatea y además es bastante caro.

amarin

joder, vaya repasito...

25 de junio de 2014

spider72

A mí La Maruca me gusta, aunque más por la barra. No me veo cenando allí.

25 de junio de 2014

je suis béatrice

Cañadio, Eand, Cañadio...

25 de junio de 2014

Gath

Eand, haz caso a Beatrice, Cañadio, la Maruca ya no es lo que era, esta bajando enteros, a pesar de que en el restaurante no se come nada mal, pero Cañadio es otra cosa.

25 de junio de 2014

je suis béatrice

Otra vez que no recibo las notificaciones del onceocho, qué cruz...

25 de junio de 2014

EandradA

Ya, ya sé que Cañadío es el genuino. Lo tengo pendientísimo. ¿Mejor empezar en la barra o directamente a comer/cenar?

25 de junio de 2014

EandradA

Gracias José Luis por tu comentario "ya no es lo que era", no me cuadraban las opiniones tan buenas sobre La Maruca, pero si ha cambiado entonces sí las puedo entender.

25 de junio de 2014

je suis béatrice

Las dos cosas merecen mucho la pena. La barra suele estar a tope siempre pero si pillas hueco merece mucho la pena. A mi el restaurante de la parte de arriba, el más elegante, me encantó. Tengo que volver.

25 de junio de 2014

Gath

Haz caso a Beatrice, nosotros somos de restaurante, no somos de barra. No sería objetivo.

25 de junio de 2014

spider72

La barra de cañadio o las mesas altas de la entrada son super...yo lo prefiero a la sala

25 de junio de 2014

EandradA

Gracias, barra adjudicada.

25 de junio de 2014

je suis béatrice

Cada cosa para su momento, barra y sala no se pueden comparar. Hay una ocasión para cada cosa. Las dos muy recomendables. Quizás cómo toma de contacto, barra y sí te gusta ya reservas arriba.

26 de junio de 2014

Rosalía Martínez (Pi...

Eand, ahora te cojo por banda

26 de junio de 2014

EandradA

Especifica, Piti

26 de junio de 2014

Rosalía Martínez (Pi...

quise decir Bea, q tiene problems con las notificaciones jajajajaja
Bea, Eand...muy parecido!

26 de junio de 2014

je suis béatrice

Piti, he vuelto a cambiar el correo y ya se ha solucionado. Gracias.

26 de junio de 2014

Rosalía Martínez (Pi...

tú no haces más que darme disgustos notifiqueros, deivid. Te envío un privado a ver, anda :)

26 de junio de 2014

je suis béatrice

David, cambia el correo a ver si se te soluciona....A mi me pasa mucho y he descubierto que con ese truco se soluciona...

26 de junio de 2014

angel sanz sanz

Estoy contigo. La ensaladilla y los calamares mucho mejor en Najera

3 de febrero de 2015

amarin

Vamos, que no hay manera

29 de agosto de 2016

EandradA

¿Manera de?

29 de agosto de 2016

amarin

Que te convenza como tú dices; personalmente me parece recomendable, es inevitable la comparación con Cañadio, aunque no son iguales.

29 de agosto de 2016

EandradA

Por cierto, Cañadío vuelve mañana de las vacaciones.

29 de agosto de 2016

10/03/2017

UNO DE LOS RESTAURANTES MÁS SOLICITADOS DE MADRID. PERFECTA UBICACIÓN, GRAN LOCAL Y EXCELENTE RCP

9 LUNAS

dimeunrestaurante.com/restaurantes/la-maruca

04/12/2016

Cumple y gusta

Julio 2016:

Cocina que cumple en todos sus platos. La ensaladilla muy bien, los canelones rellenos de pularda normal, pero el huevo a baja temeratura, puré trufado y setas de temporada...de 10

Servicio atento, siempre lleno. Para volver.

21/07/2016

Maruca = Exito

Creo que La Maruca fue de las primeras tabernas de estilo "nuevo" en Madrid que ha conseguido funcionar muuuuuuy por encima del resto.

Local en Velazquez dividido en dos plantas que siempre esta lleno y eso se tiene que deber a algo claro...se come muy bien.

Rabas, buñuelos de bacalao, pimientos de Isla, ensaladilla, canelones de pularda...todo lo que pidan sera un acierto.

Buena carta de vinos y mejor carta de Gins.

Ya que han esperado mucho para ir...disfrutenlo!

Pijoteo asegurado.

16/08/2016

Autómatas

Lunes 15-08-16

Estando todo Madrid cerrado, probamos un intocable de reserva el misma dia. Y suena la flauta y hay un sitio para 4.Será la fecha tan rara

No voy a descubrir este sitio ahora, pero, aun teniendo cosa interesantes en el comer, me decepcionó bastante en su conjunto

Sobre todo el servicio: me da la impresion que llevando tantos años de exitos y de llenos diarios, el trato al cliente baja. No es que te traten mal, pero si pusieran una tablet donde escribr la comanda y unas cintas donde te llegaran los platos seria lo mismo.

Y en un restaurant de menu de dia a 8 pavos lo entiendo, pero dejandote 40 lereles per person demando algo mas.

Respecto a la comida, nada malo pero tampoco nada de lo que me acuerde especialmente. Hasta me parecieron escasas algunas raciones (steak tartar, p.ej.)

02/05/2016

Cañadío II

Después de tres visitas a Cañadío ya tocaba conocer La Maruca, hubiéramos querido probarlo todo pero nuestros estómagos no daban más de si. Empezamos con la famosa ensaladilla, nos encantó el sabor suave de su mayonesa casera; seguimos con los no menos famosos buñuelos de bacalao, exquisitos. Las empanadillas de atún, también muy buenas, las ponen con dos salsas aparte (tártara y pico de gallo) pero a nuestro juicio no las necesitan. Las alcachofas perfectas, suaves, buenísimas. Y finalmente los chipirones, también buenos. De postre leche frita (la mejor que hemos comido nunca) y tarta de limón (un poco empalagosa, preferimos la de queso de Cañadío). Nos hubiera gustado probar el pastel de puerro y las croquetas así que tendremos que volver.

Miss Migas

El pastel de puerro y las croquetas son una delicia, tenéis que volver sí o sí =)

2 de mayo de 2016

17/06/2016

Esta vez sí!!!!

Después de una ardúa tarea para poder cuadrar un día M.P., L.P. y una servidora por fin conseguimos cerrar fecha. Quedamos en darle una pensada para cenar en algún sitio chulo. Resulta que unos días después, recibimos un Whatapps con un "ligero cambio de planes". Donde somos 3, ahora ya somos 10 y quien dice un sitio nuevo, dice Maruca. ¡Otra vez! - pensé para mis adentros. En cambio, el engrose de invitados a la cena me pareció una idea estupenda.

Recuerdo mi primera visita a la Maruca. Quizás muy influida por la maldita operación bikini, ya que era julio de 2015, lo cierto es que los recuerdos que venían a mi cabeza no eran precisamente los mejores ni los más sabrosos. En esta ocasión y estando en junio, tampoco os creáis que nos dimos un gran festín calórico pero en cambio mi consideración hacia este sitio cambio muy considerablemente y a mejor, alcanzando la raspada pero cuarta estrella. A ver, no es Cañadío ni como otros lugares que han merecido la misma calificación pero es de sabios rectificar y creo que La Maruca es una buena elección para venir a comer o cenar, o incluiso para tomar una o unas primeras copas, en mi caso, frecuento más el plural. ¡A mucha honra que soy española y como tal, comer y rascar es todo empezar!

Como éramos muchas personas decidimos pedir varias cosas para el centro y después cada uno un plato principal.

- Alcachofas de temporada a la plancha en tipo flor con sal gorda: sencillamente riquísimas. Mira que yo tenía cierta manía a esta verdura por la cantidad de veces que mi madre me obligaba a comérmelas pero joeeeee, es que éstas juegan en otra liga. Una verdadera delicia que se deshace en la boca.

- Pimientos Asados a nuestra manera: si los pruebas comprendes enseguida porqué los cocinan a "su manera" y es que esta manera es especial ya que tienen un cierto toque dulzón que me recuerda a un plato que se hace en mi casa familiar y me supo a gloria. Vamos, tengo claro que si vuelvo a este lugar, lo cual es muy posible, pienso pedir lo suficiente como para quedar satisfecha porque están para chuparse los dedos. Para mí que los asan a fuego muy lento añadiéndoles una o dos cucharaditas de azúcar.

En esta ocasión tampoco tuve suerte y no pudimos pedir la ensaladilla rusa así que me quedé con las ganas.

Pasando a los platos y dejando constancia de que parte de los comentarios que indico a continuación son meras transcripciones de los comensales que los pidieron, sí tengo que decir que todos fueron muy buenos y la presentación, a la vista de todos, merecían por sí solos ya una estrella.

- La sopa de pescado servida con generosos pedazos de distintos pescados en un cuenco / plato con forma de pez muy original.

- Tacos de bonito con piperrada: la persona que estaba a mi lado no dejó ni gota así que, o bien venía con mucha hambre o le gustó muchísimo.

- Salteado de verduras con jamón: tenían una pinta deliciosa así que pregunté por su sabor y todos los comentarios fueron mejor que buenos.

- Mi elección: pulpo a la plancha al que cambié la guarnición del puré de matanza por menestra. No sé que me gustó más, si el pulpo o las verduras porque ambos estaban riquísimos. La ración muy aceptable en cuanto a cantidad se refiere. La calidad bastante buena y la relación calidad precio muy aceptable.

Dicho todo lo anterior, ¿qué más puedo decir? Que me parece una opción muy buena para hacer una quedada de amig@s, parejas o similar. En nuestro caso, como además éramos muchos, nos guardaron una mesa que hay en la planta baja del local alejada de la sala principal y por lo tanto con menos ruido, con un nivel adecuado de luz para una cena y con un espejo en la pared que engañaba al acogedor privado haciéndolo más grande de lo que realmente era.

Bebida escasa pero teniendo en cuenta que era un miércoles cualquiera es bastante comprensible. 3 botellas de vino blanco, mucho agua, 0 postres, vuelvo a recordar la puñetera operación bikini y alguna que otra infusión. ¿Lo bueno de esta comedida comanda? El precio: tocamos a 28 euros persona que me parece muy requetebién para un lugar como éste en pleno Barrio de Salamanca.

Por si fueran de interés, lo siguientes datos:
- Cena miércoles junio 2016
- 10 personas
- Precio 28 euros / persona

10/03/2017

Excelente comida y servicio

Son varias las visitas y sigo comprobando lo mismo. Buen servicio, buena comida, buena decoración del local, aparcacoches, y todo por un precio muy ajustado. Para seguir repitiendo en el hermano pequeño de Cañadío!

13/03/2016

La gallina de los huevos de oro

Marzo 2016 - lunes mediodía

Me encantan las raciones de la Maruca. Las rabas perfectamente fritas, tiernas y casi dulces en su carne, las croquetas cremosísimas de carne del cocido, la ensaladilla suave, con mayonesa abundante y el buen toque de la anchoa y los buñuelos de bacalao de órdago (de estos querría una ración para mí sola). Además descubrimos el pastel de puerro gradinado y repetí esos callos que hacen que los labios se peguen además de unas riquísimas albóndigas a las que sólo les faltan las patatas fritas. Todo en medias raciones, con un ritmo perfecto y un servicio atento resultan en una comida de nivel por 30€. Por eso lo tengo dentro de mis fijos.

------------

Agosto 2015

Nueva visita de disfrute y largas horas gracias fundamentalmente a la compañía en un domingo de agosto con resumidas posibilidades en la capital.

Del condumio, bien las croquetas de cocido (aunque con la bechamel cortada) de buen sabor y ligero relleno. Ligeramente duras las rabas aunque correctas de sabor y deliciosa ensaladilla rusa al igual que el pastel de gambas al ajillo, con poco sabor a éstas sino más al conocido pastel de cabracho pero de textura fantástica para no dejar de untar en tostas. Ligero parón entre los entrantes fríos y los calientes y un poco de espera por el vino, que llegó una vez servidos la ensaladilla y el pastel, detalles que se deberían pulir.

Me gusta el cambio de platos y la sonrisa perenne del servicio. Callos sublimes en sabor y textura, para no dejar de mojar. Irregulares en cambio los segundos con una exquisita Pluma Ibérica, tiernísima, casi mantequilla, con buena salsita y absurdos otros dos cuequitos en el plato con otras dos salsa, pero un deslumbrante y ligeramente seco Taco de bonito con una piperrada licuada. Salsa de las albóndigas sensacional y me cuentan que la fideuá de cachón no merecía.

De postre la mítica tarta de limón y el flan de queso, muy bueno aunque no tanto como la tarta de queso de Cañadio, si bien llegados a este punto ya estábamos muy llenos.

Relación calidad precio fantástica aunque le ponemos falta a los buñuelos de bacalao con los que llevaba soñando semanas, ausentes por agotamiento en nuestra fecha. Menos mal que la compañía hizo que ni volviera a pensar en ello una vez descartados.

Junio 2015

Nueva visita a La Maruca pocos días más tarde de la primera para hincharme a buñuelos de bacalao con un amigo que no lo conocía.
Lunes noche y lleno hasta la bandera, imposible reserva por teléfono así que nos llenamos de agallas y nos presentamos; hoy los buñuelos caen sí o sí. Definitivamente creo que esta es la mejor fórmula: llegar, preguntar cuánto tiempo para una mesa, apuntarse en la lista de espera, dar tu número de teléfono y tomarse una caña cerca o en la misma barra. En esta ocasión en 20 minutos estuvimos sentados.

Carta muy apetecible y, con dos copas de Dr.Loosen, media ración de ENSALADILLA RUSA con trozos de anchoa e híper cremosa que quizás potenciaría con un poco más de encurtido. Media ración de RABAS, buen sabor, ternura y nada de fritanga y una entera de BUÑUELOS DE BACALAO que aunque tuve que compartir, cuatro para cada uno, creo que podría habérmelos apretado yo sola de una sentada. Buena bechamel de suave sabor la de la media ración de CROQUETAS DE COCIDO y menos melosos y menos picantes los medios CALLOS, en comparación con la otra visita. A punto de explotar repetí con gusto el CORDERO.

De remate, para no perder el ritmo, una dulcísima, suave y adictiva tarta de limón.

Agua a raudales y pan del rico frenaron el datáfono en 62€. Excelente.
--------------
Paco Quirós ha dado, sin duda alguna, con la gallina de los huevos de oro. Parece que el concepto está claro: local agradable, en plena milla de oro, acogedor pero diáfano, carta sencilla pero suculenta, platos extremadamente ricos y precios de lo más comedidos. No parece tan difícil, ¿verdad? Pues ha tenido que ser este cántabro el artífice del éxito rotundo con su segunda marca en la capital tras la instauración de Cañadío en pleno Conde de Pañalver.

La Maruca busca un público más amplio, desde señores de plenos 70 hasta juventudes casi niñeras, rebajar el ticket a unos 25€ por persona es lo que tiene. Pero no se equivoquen, el secreto no solo está en los precios, les recuerdo que hay otros muchos lugares en los que se come por ese dinero, sino en lo rico que está absolutamente todo, y eso se puede ver en sus “llenos hasta la bandera” un día tras otro.

El servicio es informal con puntos elegantes a reseñar como el cambio de platos y cubiertos entre raciones que siempre van al centro (de los entrantes al pescado y del pescado a las carnes) y otro punto a favor del formato es la posibilidad de pedir casi todos los platos en medias raciones, vía por la que deberán optar si quieren probar más platillos. La carta, diferente a la de Cañadío, mantiene las tradicionales y atractivas Rabas, tipiquísimas por.....

SIGUE LEYENDO: cocinayrecetas.hola.com/blogclaramasterchef/20150607/bunuelos-de-bac...

Gath

Buena reseña que refleja la realidad del local, para todos los publicos y aspiraciones. Sea en terraza, en barra, en mesas altas o en comedor, siempre con buen niivel de calidad. Esperemos que este nivel que mantiene en sus dos locales actuales, se produzca tambien en su proximo espacio.

7 de junio de 2015

Avelio

Hola Miss, ojo que al final de mes tampoco les debe quedar tanto. Hay que contar también con los gastos. Resulta que tienen setenta y pico empleados, entre cocineros y personal de barra y sala, una millonada entre sueldos y seguros sociales, y en esa zona, ese pedazo local tiene que estar pagando un alquiler salvaje. La única manera de que sea viable este negocio es que esté super-petado a cualquier hora, y esto efectivamente lo han conseguido.

7 de junio de 2015

Miss Migas

¡Lo he conseguido! Me han sacado de la lista negra, ¡he podido actualizar!

20 de agosto de 2015

Sr Rodriguez

Yo voy mejorando. No puedo dar a "me gusta"

20 de agosto de 2015

Miss Migas

Era todo una ilusión... al ir a actualizar La Candela, ¡bluf! Toda la actualización a la basura. La segunda intentona directamente en comentarios. #novayaaserqué

20 de agosto de 2015

03/01/2017

No esta mal para un picoteo informal

El servicio debe de mejorar y respecto a la comida bastante bien para un picoteo informal.

31/10/2016

Gran restaurante. El ambiente es realmente precioso y lo que pedimos estaba buenísimo. Aunque yo creo que todo lo de la carta estaría rico. Merece la pena rascarse el bolsillo aquí, es una experiencia gastronómica genial.