La Molinera

Ordenar por:

relevancia fecha

23/12/2012

Merece el desvío

Coma pon na Guía dos neumáticos, un restaurante que é tan interesante, que merece a pena desviarse e facerlle unha parada.

Tivemos ocasión de disfrutar do menú degustación de 40€ (baixo reserva anticipada), no que Diego propondrá todo tipo de sorpresas e toda a súa arte na cociña (tradicional e na innovadora).

No noso caso o menú, tivo moito peixe, pero moito moito, todo excelente.

- Tataki de bonito con cítricos
- Robaliza con tartar de encurtidos
- Pulpo con Nabiza
- Bacallau, berberechos, mexilllón en crema de marisco
- Mero con boletus e crema de Queixo San Simón
- Xarrete con Niscalos
- Crema de mango con limón e frambuesas
- Chocolate, crema de Oporto con aroma de Néveda

Calidade do producto de primeira, técnica impresionante, combinacións de sabores inspiradísimas e un prezo axustadísimo.

27/03/2012

Cocido en La Molinera

Su ubicación augura el plato estrella de este restaurante. La Molinera se encuentra situado en Lalín, pueblo muy conocido por su cocido. Pero esta casa familiar tiene una historia que contar. La familia López (que atesora algún récord como haber servido un cocido gallego en Argentina para más de 1.800 comensales), liderada por el matrimonio Alfonso T. López y Nila Portas, tiene en el cocido su especialidad desde que abrió en febrero de 1985. “En La Molinera, el plato fuerte de la casa siempre fue el cocido, con los productos seleccionados de la zona. Su temporada empieza en septiembre con la nabiza y acaba en mayo (“que aínda a vella queima o tallo”) con el grelo”, cuentan en La Molinera, cuya oferta se completa con productos de mar, lo que en su día fue una novedad en esta zona, y una interesante bodega.

Pero, desde 2011, La Molinera tiene una sorpresa más. A su oferta tradicional se suma la cocina de Diego López Portas, conocido como ‘Moli’ e hijo de esta familia. Formado en establecimientos de vanguardia como Dos Cielos (de los gemelos Sergio y Javier Torres, en Barcelona), La Terraza del Casino de Madrid (de Paco Roncero, en Madrid) y, sobre todo, Solla (de Pepe Solla, en Poio, Pontevedra), Diego López elabora un menú de vanguardia sólo previa reserva, con platos gallegos reeditados (en los que, a veces, utiliza los productos de La Finca de los Cuervos, proyecto citado en la pista sobre Culler de Pau).

Por lo tanto, hay varias opciones para comer en La Molinera: el cocido, por 45 euros (servicio completo); a la carta con platos como el ‘Roastbeef’ (a un precio de 42 euros para un mínimo 2 personas); y el menú contemporáneo de Diego López, por 40 euros (sin bebidas)

Puedes leer nuestro artículo completo "Galicia 'foodie' en 10 planes" en: gastroeconomy.com/2012/03/galicia-foodie-en-10-planes y más info en: gastroeconomy.com/2011/09/joven-%e2%80%98gastrotalento%e2%80%99-...